domingo, 16 de enero de 2022 19:09 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Vigo

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

Carolina Iglesias y Victoria Martín: "Mientras nos escuchen, haremos 'Estirando el chicle'. O hasta que nos peleemos"

No prevén llevar más políticas al pódcast tras Manuela Carmena: "Es una conversación orgánica y nos da miedo no poder llegar a eso con alguna"

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

04/12/2021 - 11:09


No prevén llevar más políticas al pódcast tras Manuela Carmena: "Es una conversación orgánica y nos da miedo no poder llegar a eso con alguna"

VIGO, 4 (EUROPA PRESS)

Carolina Iglesias (Oleiros, A Coruña, 1993) y Victoria Martín (Madrid, 1989) son las dos voces que están tras 'Estirando el chicle', un pódcast que nació autoproducido durante el confinamiento y con un equipo inicial de cuatro personas --junto a ellas, Susana Novo y Nacho Pérez-Pardo-- hace menos de dos años, pero que ahora cuenta con el apoyo de la plataforma 'Pódium Podcast'.

Feminismo, LGTBIQ+, sexo, cultura pop y la importancia de acudir al psicólogo son algunos de los temas sobre los que pivota este proyecto que acumula ya cuatro temporadas, un Premio Ondas y decenas de bragas de sus invitadas colgadas en su icónico tendedero que ahora se va con ellas de gira por España.

En una entrevista con Europa Press antes de actuar el viernes en el Auditorio Mar de Vigo, Carolina Iglesias y Victoria Martín se autodefinen como "vedetes y 'entrepeneurs'" (emprendedoras). Rechazan de pleno identificarse como 'influencers' y no les molesta el término 'youtuber', pero prefieren los de "cómicas" o "creadoras".

PREGUNTA: Conseguisteis mucho en menos de dos años. ¿Hasta cuándo se puede estirar el chicle?

Victoria Martín (VM): Hasta que nos echen. Hasta que enciendan las luces de la discoteca y nos digan 'venga, desalojando'.

Carolina Iglesias (CI): Nos quedaremos como dos borrachas al fondo bailando solas una música que no existe. Yo veo que lo haremos hasta que nos cansemos. Somos conscientes de que está en un momento muy de moda, que aparecerán más pódcast, espero, y la gente escuchará muchísimos pódcast de tías que hacen comedia y nosotras bajaremos. No hacemos esto para ser las más escuchadas. Mientras nos escuche mucha gente pues vamos a seguir haciéndolo. O hasta que nos peleemos, depende de lo que llegue antes.

P: ¿Qué supuso para vosotras el Premio Ondas?

CI: Que nos respetan más y menos condescendencia por parte de la prensa.

VM: Dos años no dan absolutamente para nada y es verdad que nos lo han dado súper rápido. Es muy gratificante que te reconozcan el trabajo con el pódcast y junto a otro de mujeres (vencieron junto a 'Deforme Semanal'), porque no suele ocurrir.

P: Al recoger el Ondas, dedicasteis parte del discurso a "las pringadas de la clase". ¿Consideráis que este es vuestro público?

CI: Tendremos público que será pringado, aunque creo que todo el mundo se siente pringado en algún momento. Nosotras fuimos las pringadas de nuestra clase y se puede salir de eso o ser una persona que consigue sus objetivos, aunque sigas sintiéndote una pringada. Hasta lo llevo con orgullo. Entonces es un poco de ánimo, porque cuando estás en el instituto parece que solo existe esa vida.

VM: El mensaje es que te lo creas un poco. A nosotras nos ha costado creernos nada de lo que hacíamos. Para mí, a nivel autoestima, siempre ha sido muy complicado gestionarlo. Si te apasiona algo tienes que ir a por ello. Desde luego, nada Mr. Wonderful, la mayoría de veces no sale, pero hay que trabajar en ello. El público que nos suele venir a ver es la gente que se sentía más en los márgenes y representamos una visión que tienen de la vida.

P: Los capítulos de 'Estirando el chicle' están llenos de anécdotas propias. ¿Alguna vez las habéis exagerado?

CI: Me alegra que mires a Victoria mientras haces la pregunta. (Risas)

VM: De verdad, casi todas las cosas que cuento son verdad, lo que pasa es que evidentemente siempre le pones un poco de salsa rosa, que alegra cualquier cosa. Un poco de mayonesa al asunto... (Risas) Qué símil más asqueroso.

CI: (Risas) De repente has hecho como un eslogan para distraer la atención de que mientes muchísimo.

VM: Miento mucho, pero de verdad que casi todo, como base, es absolutamente real, porque soy así de abyecta. Yo creo que eso es una cosa buena que tengo, que no me importa que la gente lo sepa. Bueno, en realidad soy perfecta pero no quiero que la gente se fije porque luego la gente que vienen a verme piensa que puede llegar a ser lo que soy yo, y no. (Ironía)

P: Viendo casos como el de David Suárez, que acabó en juicio por un chiste, ¿os autocensuráis?

VM: Yo me autocensuro cada día. Hay cosas que vas mejorando, porque de chistes que hice en el pasado no estoy súper orgullosa, pero creo que para llegar al punto en el que estás siempre tienes que intentarlo y fallas. Te vas deconstruyendo. Si miras atrás y ves los chistes de Martes y Trece, como 'mi marido me pega', no tienen ninguna gracia, pero la gente se reía. El humor va en un contexto social e histórico y tiene que reflejarse. La cagaremos, por supuesto, pero llevar a prisión a alguien por un chiste me parece loquísimo y una absoluta vergüenza teniendo en cuenta que metería en la cárcel a muchísimas personas que están libremente comiendo cochinillo en Segovia.

CI: En la tele se comparten ideas que van en contra de los derechos humanos y que son reales, no son un chiste. Lo que hizo David (Suárez) era un chiste que te puede gustar o no, pero no es real, es una ficción. La ley nos tiene que proteger.

VM: El otro día un concejal de Vox dijo que las mujeres somos casi igual de válidas que los hombres y esta persona no está procesada. David (Suárez) no piensa eso. No es un chiste que me haga especial gracia, y no me hace gracia, pero eso es irrelevante. El humor está hecho para criticar ciertas cosas. Si el terreno de juego es tan limitado, va a ser muy difícil currar.

P: Tal y como ha cambiado 'Estirando el chicle' desde la primera temporada a ahora, que hay una invitada por programa, ¿era la evolución que esperabais?

CI: La clave era que no habíamos pensado nada y seguimos así. Un mensaje para los niños del mundo: no penséis nada, porque os irá bien. Empezamos por 'Zoom' porque nos aburríamos en pandemia. El primer programa no se emitió porque no grabé mi voz, entonces se escuchaba a Victoria hablar sola, que tampoco es tan diferente al programa habitual... (Ironía)

VM: Sí, es verdad. (Risas)

CI: Y de repente los 'shows', el Ondas... Es imposible imaginar esto, porque tampoco teníamos precedentes de gente que ha hecho un pódcast autoproducido y que de repente, todo esto. No había pasado antes.

VM: El programa ha ido evolucionando con nosotras y ha ido creciendo con todo lo que hemos hecho Nacho, Susi, Carol y yo. Han sido pasos que hemos dado creyendo en ellos al 100%. No tenemos ninguna presión de llevar a invitadas más famosas o menos. Nos guiamos por lo que queremos, no por lo que nos vaya a dar más visitas o menos.

P: Tras el capítulo con Manuela Carmena, ¿veremos más políticas en 'Estirando el chicle'?

CI: No. Es que para política está 'Buenismo bien', que lo hace increíble. Las políticas en campaña es muy difícil que se suelten para charlar una hora con nosotras.

VM: Con Carmena hablamos de sexo y de todas esas cosas que al final creo que es complicado con una política que esté en campaña y tenga que dar cierta imagen a la ciudadanía. Al final hablamos de chorradas y de gilipolleces. A veces se habla de cosas importantes, pero es una conversación orgánica y nos da un poco de miedo no poder llegar a eso con alguna política.

CI: Y decimos 'coño' todo el rato. Es lo que dice la gente de nosotras.

P: ¿Tenéis solicitudes de políticas?

VM: Sí, un montón.

CI: Pero así, eh. (Hace un gesto de 'muchas' con la mano)

P: ¿A quién consideraríais un sueño poder tenerla como invitada?

CI: Lo tenemos claro: Mercedes Milá. Pero nos hace 'ghosting'. El día que venga, vamos a estar pasivo-agresivas todo el rato.

VM: Es que no viene, yo ya estoy un poco cabreada. A ver si tiene cojones. (Ironía)

CI: Y luego Mel C, de las Spice Girls.

VM: A mí me gustaría mucho que vinieran Bárbara Rey y Norma Duval. Y Ana Obregón. Y Terelu.

CI: Y Rociíto. Y Chenoa.

VM: Otra persona que sería mi 'top 1' es Amaia Montero.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres