Gente Blogs http://www.gentedigital.es/blogs/ Thu, 24 Apr 2014 21:11:37 +0100 FeedCreator 1.7.2 Las lecturas de Henry Miller http://www.gentedigital.es/blogs/javiermemba/65/blog-post/11434/las-lecturas-de-henry-miller/                    Asistí a la presentación de la primera edición española de Los libros en mi vida (1969), de Henry Miller. Fue durante una suculenta comida en el Café Gijón celebrada en el verano de 1988. Ya entonces me llamó la atención este texto. Sin embargo, el ejemplar que me dieron allí fue para mi redactora jefe de aquellos días. De modo que me faltó tiempo para ir a comprarme uno a la Casa del Libro. Pero, no sé por qué, esperé durante trece años para leerlo. Finalmente, di cuenta de él en agosto de 2001. Las notas que tomé entonces, con esas mínimas adecuaciones que exige el curso del tiempo, son las que ahora transcribo:

                   Lo que más estimo en un texto, por encima incluso de lo que en él se cuenta, es la exaltación de la subjetividad de su autor. A mi juicio, este furor tiene su expresión más precisa en cierto entusiasmo del que no faltan momentos en Los libros en mi vida de Henry Miller. Tales han sido los casos de los capítulos dedicados a Blaise Cendrars, a quien Miller nos muestra como un aventurero vitalista capaz de desarrollar una frenética actividad literaria, y al teatro. Es curioso porque la escena me parece un rudimento, que no tiene para mí el más mínimo interés, frente a mi amado cine, el redentor de la realidad. Bien es verdad que Miller, en el capítulo dedicado al teatro, rememora su experiencia como espectador -que no como lector- dando así lugar a la evocación de sus recuerdos de juventud en Nueva York y tiene más gracia que el análisis de una tragedia.

###LEER_MAS###

                   Por lo demás, pese a todas las referencias que Truffaut hace de este texto -antes de autoinmolarse en la misma pira que sus libros, uno de los personajes de Fahrenheit 451 (1966) alude al título del primer capítulo (Vivían y me hablaban) y el mismo cineasta parafrasea a Miller de forma inequívoca al titular Las películas de mi vida, su compilación de artículos de 1976- la lectura se me ha hecho tan pesada como todas las de este autor. A diferencia de lo pensado hasta ahora -que los Trópicos me habían resultado tan tediosos porque los leí precipitadamente cuando sólo tenía 22 años, como si formaran parte de es boom de la novela erótica al que asistíamos entonces- vengo ahora a concluir que es el propio estilo de Miller el que me aburre soberanamente. Cuando esas constantes digresiones en las que se pierde son asuntos que no me interesan, la lectura se me hace un auténtico tostón.

                   Ya en cuanto al hombre que se nos descubre tras estas memorias -de alguna manera éstas vienen a ser las memorias de un lector-, me carga tanto buen rollo. Lo de que no dejar los libros es como tener el dinero paralizado, a mí, que jamás los dejo, me parece una majadería sólo digna de un positivista del calibre de Miller.

                   Descubro también en Miller a todo un anarquista -amigo de Emma Goldman, lector de Kropotkin- y a un afrancesado. Vivió su bohemia en París, ciudad de la que fue un auténtico enamorado. Quizás viniera de ahí la conexión que Truffaut sintió por él.

                   Eso sí, leo con alborozo sobre Madame Blavatsky, la extraña esotérica polaca a la que yo descubriera la pasada primavera (recuérdese que este artículo data de 2001). Pero me ha sabido a poco lo apuntado acerca de Rider Haggard -que era un respetable padre de familia sin que ello le impidiera escribir y poco más-, uno de los capítulos que más me interesaban al comienzo. También me han faltado libros. Tras un título tan grandilocuente como éste, se imaginan muchas más referencias que las que se incluyen. Como poco, me hubiera gustado leer algo, aunque fuera un apunte tan somero como este que escribo, sobre todos los textos que el autor incluye en la nómina del Apéndice I, Los cien libros que más influyeron en mí. Sin embargo, abundan los agradecimientos a cuantos descubrieron las lecturas referidas al autor.

 

                   Llaman igualmente la atención sus afirmaciones en contra de la lectura en el retrete, algo que aplaudo y encuentro en verdad sorprendente en alguien tan escatológico como Miller. También me descubro ante su pasión por Céline y Knut Hamsun, dos autores ideológicamente tan censurables. La estima que Miller sintió por ellos -que en el caso de Céline comparto- demuestra que el autor de Los trópicos, pese a sus plúmbeas digresiones, fue un auténtico librepensador.

]]>
Javier Memba Tue, 22 Apr 2014 14:30:00 +0100
Real Madrid-Barça, nostalgia de otra final de Copa http://www.gentedigital.es/blogs/realmadrid/6/blog-post/11432/real-madrid-barca-nostalgia-de-otra-final-de-copa/ Ya está aquí. En medio de la vorágine competitiva, el calendario va reservando los huecos más selectos para los partidos de mayor calado. La final de la Copa del Rey es uno de ellos. Como ya sucediera 3 años atrás, Mestalla será testigo de un nuevo 'Clásico', aunque se puede decir que, respecto a aquel choque, sólo se mantiene el nombre de sus protagonistas.

Porque, salvo cambio de guión inesperado, esta final vendrá a recordarnos que los Madrid-Barça ya no son lo que eran. La afición blanca añorará aquella final porque el héroe de esa noche, Cristiano Ronaldo, verá la final por televisión, mientras que los seguidores culés tienen otro motivo para mirar al pasado: en el lugar del artífice del ciclo más glorioso del club, Pep Guardiola, se sienta ahora un 'Tata' Martino muy criticado y que tiene un pie fuera de la entidad.

Algunos dirán que, afortunadamente, estos partidos ya no dejan el ruido de antaño. Tal vez no haya tanganas, ni ruedas de prensa con dardos para el otro equipo, pero tampoco esperen una final con fútbol de quilates. Los dos 'Clásicos' de este año han demostrado que Madrid y Barça son, a día de hoy, un coche de carreras sin la potencia de años atrás y conducidos por unos pilotos tan timoratos como errantes.

Todo el planeta fútbol mirará esta noche hacia Mestalla, donde el fútbol español vende el que, otrora, era su mejor producto. Esa etiqueta se le cayó a este partido a medida que Xavi y Xabi han ido acumulando kilómetros en el contador y cuando CR7 cayó lesionado mientras Messi sigue pensando en el Mundial. Esperemos al menos que, como en el antecedente del Bernabéu, los goles maquillen los fallos de unos y otros. Queda la sensación de que el ganador no hará de este título la tabla de salvación de la temporada, mientras que el perdedor se preparará para un declive en la recta final del curso. Tiempo al tiempo.

]]>
Francisco Quirós Wed, 16 Apr 2014 08:30:00 +0100
La gran musa de las vanguardias http://www.gentedigital.es/blogs/javiermemba/65/blog-post/11433/la-gran-musa-de-las-vanguardias/             La mujer cuyo cuerpo habría de dar forma al Violon d' Ingrés, la célebre fotografía publicada por Man Ray en el número de la revista Littérature aparecido el 13 de junio de 1924, vino al mundo el 2 de octubre 1901 en Châtgillon-sur-Seine (Borgoña) con el nombre de Alice Ernestina Prin. Fue una hija adulterina de Marie Ernestina Prin, una tipógrafa seducida y abandonada por un carbonero de su calle que se marchó a París para ocultar su vergüenza, confiando a su madre el cuidado de su hija. La pequeña Alice creció así pasando hambre junto a su abuela y sus primos. Todos ellos eran bastardos, como se empeñaban en recordarles los vecinos cuando los niños les hacían objeto de sus travesuras e incluso como les llamaba cariñosamente su propia abuela. Al menos así lo estiman Catel Muller y José-Louis Bocquet en las viñetas de su esplendida novela gráfica Kiki de Montparnasse (Ediciones, Sins entido), uno de los grandes éxitos de este nuevo cómic en los últimos años.

###LEER_MAS###

            Ahijada de un traficante de alcohol que quiso a la madre de Alice platónicamente, con su padrino la niña aprendió a beber y a cantar en los tugurios. El licor y las canciones le acompañarían desde el principio hasta el final de sus días. Sin más equipaje que una botella de tintorro y un salchichón de ajo que apestaba el compartimiento, su abuela la puso en el tren que la llevó a París para reunirse con su madre. Cuando la joven Alice llegó a la ciudad donde habría de ser la musa de las vanguardias, contaba 12 años y estaba borracha como una cuba. A buen seguro que la impresión que causó entonces la muchacha en su progenitora fue a abundar en esa vergüenza que siempre le inspiró su hija a Marie Ernestina Prin, tanto por no querida como por aldeana.

            Aunque en un principio Alice fue matriculada por su madre en una escuela de la calle Vaugirard con el propósito de que perfeccionara su ortografía y hacer de ella después otra tipógrafa, las enseñanzas sólo duraron un año. Adolescente aún, apenas tuvo la desdichada Alice edad laboral, la autora de sus días la empleó como aprendiza de diversos oficios. Invariablemente, la muchacha fue despedida de todos sus trabajos. Ya en 1917, empleada en una pastelería, su cuerpo -especialmente sus senos- empezaron a llamar poderosamente la atención de los hombres. Fue entonces cuando, tras enfrentarse a su patrona y volver a ser despedida, posó por primera vez para un artista. Su madre, al enterarse de su nueva ocupación, la repudió. Alice se entregó entonces a la bohemia de Montparnasse.

            Corría 1918 cuando empezó a alternar entre delincuentes y artistas como el expresionista Chaïm Soutine, el primero de los grandes creadores de los que fue musa. Su sueño de entonces era ser una de esas mujeres con sombrero, prenda que distinguía a las señoras de las prostitutas. Esta última, y no ninguna otra, era la consideración que recibían a la sazón las modelos de los artistas. Salvo para hacerla ver hasta qué punto estaba abocada a vivir de mostrar su cuerpo, de nada servían las pruebas a las que se presentaba desnuda, junto a decenas de muchachas, para ser corista en los espectáculos musicales que animaban el París del momento. La que estaba llamada a ser Kiki de Montparnasse seguía peleándose con sus posibles patronos incluso antes de que la contrataran.

              Aunque aquella Alice de 17 años prefería enseñar sus senos por unos francos cuando algún burgués se lo pedía, también ejercía la prostitución ocasionalmente para pagarse un cuarto donde dormir. Junto a alguno de aquellos clientes empezó a consumir cocaína. Acababa de abrir la puerta a lo que Baudelaire fue a llamar "los paraísos artificiales". Así las cosas, cuando Amadeo Modigliani le ofreció esa mantequilla con cannabis, con la que el maestro de Montparnasse 19 se deleitaba, la joven ya sabía lo que era el hachís.

                También sabía quién era Modigliani, Alice, como la mayoría de las mujeres que conocieron al italiano, estaba prendada de él. No obstante, le daba miedo la vehemencia de sus borracheras. Todo Montparnasse sabía de los excesos del más torturado de sus artistas. La modelo y el autor de Madame Zborowska coincidieron sólo una vez. Fue en Chez Rosalie, un restaurante que Rosalie -quien antaño también fuera modelo- regentaba en la calle Campagne-Première. Aquella noche, Modigliani se hallaba en compañía de Maurice Utrillo, para quien Alice ya había posado. No obstante, Muller y Bocquet sostienen que fue Rosalie quien presentó al pintor de las líneas ondulantes, planas y alargadas a su efímera modelo.

             De nuevo borracho y sin dinero para la comida, Modi -como le llamaban las que tanto le querían- se ofreció a pagar, una vez más, mediante un dibujo. Rosalie volvió a aceptar el trato. Eso sí, a condición de que la protagonista del apunte fuera Alice. Parece ser que data de esa velada un dibujo a lápiz de Modigliani que podría ser el de Alice. Cabe asimismo una reflexión sobre el artista y su breve musa. Ya en 1926, seis años después de muerto el italiano, Man Ray publicó otra de sus más célebres fotografías. Noire et Blanche es su título y sorprende comprobar lo deudora que resulta de la estética de Modigliani. El noire en cuestión no es otra cosa que una máscara africana que Kiki -el Blanche- sujeta formando un ángulo de 90 grados con su cara. Kiki, mujer robusta, de proporciones contundentes como todos los que pueden comer a placer después de haber arrastrado hambre durante años, muestra en Noire et Blanche una simplicidad de contornos infrecuente en ella. Sabido es que tanto la influencia de las máscaras africanas como la simplicidad de los contornos de los rostros femeninos y ovalados fueron dos de los parámetros entre los que osciló la obra de Modigliani. A buen seguro que quiere decir algo que Man Ray aluda a él en ese retrato de su musa y amante.

               Aunque Picasso podría haber oír hablar de Kiki por primera vez a Henri-Pierre Roché, quien compró el primer dibujo conocido realizado por la modelo -un retrato del pintor japonés Fujita Tsuguharu- con el mismo entusiasmo que adquiría obras del malagueño -y de Matisse, De Chirico y Modigliani, entre otros vanguardistas- para el coleccionista estadounidense John Quinn, Muller y Bocquet afirman que fue Man Ray quien puso a Kiki en contacto con Picasso.

                Alice había comenzado a ser conocida como Kiki a raíz de que su nuevo amante, el pintor polaco Maurice Mendjisky, la apodara así. Corría entonces el año 1918. El amor se prolongaría hasta 1921. A la sazón, Kiki ya posaba para otro artista polaco, Moïse Kisling, y para el japonés Fujita Tsuguharu, entre otros de los pintores más aclamados. Kiki causaba sensación cada vez que se dejaba ver por La Rotonda, el café de moda en Montparnasse. Aunque por su pelo corto a lo chico, sus sombreros a la moda y su frivolidad pudiera parecerlo, nunca fue la clásica flapper, una de esas chicas al gusto de los alegres años 20 que dejaron fascinado al novelista Francis Scott Fitzgerald. La belleza de Kiki radicaba en su vitalidad, en la exaltación con la que vivía su bohemia.

             Las ironías del destino quisieron que fuera la rusa Marie Vassilieff -la antigua reina del barrio de los artistas, quien ya comenzaba a recelar de la modelo favorita de todos- quien le presentó a Man Ray en diciembre de 1921. Al principio, Kiki desconfiaba de la fotografía. Por así decirlo, la consideraba un arte harto figurativo para retratar un cuerpo como el suyo, del que no acababa de sentirse satisfecha. "Se ve todo", cuentan sus biógrafos que decía. Pero el fotógrafo estadounidense habría de ser otro de los grandes amantes -si no el amante por antonomasia- de la gran musa de las vanguardias. A comienzos de su romance, recién instalados en el Hôtel de Écoles de la calle de Delambre, Ray fotografiaba la obra de Picasso. Fue entonces cuando Kiki le conoció. Aunque no hay constancia de que el malagueño llegara a interesarse por ella ni como modelo ni como mujer, lo cierto es que ambos frecuentaron los mismos cenáculos artísticos en los días del Montparnasse glorioso. Man Ray era un artista admirado y apreciado por el español y Kiki, quemada aún por el fuego que prende a las pasiones en sus comienzos, le acompañaba a donde quiera que fuera.

                Picasso debió de coincidir con ella en el Jockey, el primer night-club de Montparnasse donde Kiki cantaba Les Filles de Camaret y bailaba el cancán con tanta entrega que todos podían comprobar que no llevaba ropa interior cuando levantaba las piernas. También la encontraría en el Dingo, el bar de la calle Delambre donde Kiki se codeó con Hemingway y Francis Scott Fitzgerald. Pero si hubiera que destacar una, de las muchas veladas de gloria vanguardista que el español compartió con Kiki, esa seria la noche del 6 de julio de 1923, durante la exaltación dada de Le Coeur à Barbe que se celebró en el Théàtre Michel. Fue allí donde André Breton y los surrealistas la emprendieron a palos con Tristan Tzara y los dadistas. Tras la pelea se proyectó por primera vez Le retour à la raison, un cortometraje de Ray entre cuyas alucinadas imágenes sobresalía el famoso busto de Kiki. Parece ser que Picasso estaba sentado junto a ella y el fotógrafo mientras se proyectaba ese mito del cine vanguardista.

                     Traslada a Villfranche-sur-Mer en 1925, las prostitutas las toman por una de ellas. En efecto, Kiki alterna con marineros y cuando provoca una bronca con la dueña de un bar es encerrada en la cárcel. Man Ray y los surrealistas se movilizan para sacarla.

                 Kiki sigue consumiendo drogas, que la volverán a llevar a la cárcel en 1946. Mucho antes, en 1932, canta en Berlín para pagar los gastos de hospitalización de su madre, también borracha, que muere durante la estancia de la reina de Montparnasse en la capital alemana. Aunque ya ha tenido otros amantes mientras todavía seguía con Man Ray, se separa definitivamente de él en 1940. Los alemanes avanzan hacia París y la condición de judío del fotógrafo le aconseja regresar a América mientras ella tiene nuevos hombres y continúa cantando por los bares. Man y Kiki no se volverán a ver hasta 1951. Ella ya ha perdido la voz y está hinchada a consecuencia de la hidropesía. Vive de la generosidad de los antiguos amigos, pero su decadencia es inexorable. Muere el 23 de marzo de 1953.

(Una primera versión de este artículo, algo más reducida, fue publicada originalmente en el número de febrero de 2008 de la revista Descubrir el arte. Las fotos son del gran Man Ray)

 

 

]]>
Javier Memba Wed, 16 Apr 2014 07:45:00 +0100
Mujeres sin peineta ni mantilla a la vista http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/36/blog-post/11431/mujeres-sin-peineta-ni-mantilla-a-la-vista/

Sin mantilla, sin peineta, ropa oscura, rosario y vela en mano, uniforme requerido históricamente a la mujer para acompañar a un paso religioso. Así se dibuja su perfil en la Semana Santa actual, sustituyendo dicho vestuario por otro más adecuado para ejercer de anderas, costaleras o penitentes, funciones prohibidas hasta hace no demasiado tiempo, al menos en la capital. Ángela Muñoz, consiliaria de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Fe, también conocida como Cofradía del Silencio, ya ha probado algunas de ellas. "Hace unos 8 ó 10 años, en esta cofradía se decidió que nosotras también podríamos salir con un paso, y fue la primera de Madrid en sacar a la Virgen portada únicamente por mujeres, por anderas", explica. Lamentablemente, el paso se estropeó y, debido a la falta de recursos para recuperarlo, no pueden lucirlo ahora en procesión.

Pero la prohibición no se queda ahí, porque tampoco han podido convertirse en penitentes, y en las juntas de las hermandades se encuentra cierta discriminación. "Antes casi no había mujeres en ellas, era todo cosa de hombres y nosotras ejercíamos de espectadoras, mientras que ahora, por ejemplo, en esta cofradía somos mitad y mitad en la Junta", añade Ángela, concluyendo que, al menos en su hermandad, la mujer ocupa ya el lugar que se merece: "No conozco el funcionamiento de las demás cofradías, pero en ésta le aseguro que tenemos totalmente el espacio que queremos".

LA SOLEDAD Y EL DESAMPARO
Desde Atocha, 87, donde se encuentra la Iglesia del Santísimo Cristo de la Fe que este Viernes Santo saldrá en la procesión (19 horas), caminamos hasta la parroquia de San Ginés, en Arenal, 13. Entrando por la calle Bordadores, nos encontramos con María del Carmen Cámara, Olga Martín y María Teresa Moreno, camareras y anderas y dos de ellas damas de Nuestra Señora de la Soledad y el Desamparo. Nada más verme, cubren la imagen en señal de respeto. Juntas preparan a la Virgen para el Encuentro del próximo 19 de abril (17 h.), vistiéndole su ropa interior, las enaguas, una camisa pequeña, una camisola y varios cancanes. "Esto lo hacemos sólo las mujeres, pero aquí no hay discriminación, los hombres y las mujeres somos uno, aunque sí sé que en otras cofradías la cosa es diferente", comenta Olga que, junto a Mari Carmen, pertenece también al grupo de anderas de María Auxiliadora de Parla. Un hábito negro, color que presidirá el resto de sus prendas (zapatillas, calcetines...), un cinturón de cordón blanco y guantes de idéntico color, aparte de un tercerol que les cubrirá el rostro, conformarán su vestuario para salir como penitentes en procesión, en la capital.

Mientras colocan los complementos finales, entre ellos varias medallas de la congregación y un rosario, Francisco José Perales, camarista de la imagen, supervisa los trabajos. "Yo le doy sólo los toques finales, la parte delicada es cosa de ellas", matiza,mostrando el vestido con claveles bordados que lucirá la Virgen y en el que ha invertido cuatro meses de trabajo. "Creo que la mujer es el futuro de la Semana Santa. Años atrás lo fueron las bandas o los costaleros. Ahora le toca tirar a ellas, pasando de estar relegadas a ser partícipes en todo, como capataz de paso, hermana mayor...", subraya el bordador, que viste este año a un total de 65 vírgenes, en puntos como Galicia, Barcelona o Huelva, además de Leganés (la Soledad).

MARIANA MARTÍNEZ
Con Mariano Rivera, Hermano Mayor de la Real Ilustre Congregación de Nuestra Señora de la Soledad y el Desamparo, caminamos de nuevo hacia Atocha, en esta ocasión hacia la Parroquia de la Santa Cruz, a la altura del número 6. Y en el trayecto descubrimos que, de las once cofradías principales que existen en la almendra central, sólo una está presidida actualmente por una mujer: la Cofradía de los Siete Dolores. Sin embargo, "fue la de la Soledad la primera en tener una mujer como Hermana Mayor, en el siglo XVIII: Mariana Martínez. Era la viuda de uno de los zapateros, fue muy mal visto e incluso hubo un pleito para destituirla", recuerda Rivera. No fue hasta el Concilio Vaticano II y hasta la reforma del Código de Derecho Canónico, a principios de los 90, cuando se reconoció que "hombres y mujeres podían pertenecer a cofradías, algo no permitido hasta entonces. La mujer tampoco podía participar en procesiones, para no mezclarse con los hombres. Afortunadamente, la mujer ha cobrado un valor en las congregaciones incluso más importante que el hombre", afirma.

PARROQUIA DE LA SANTA CRUZ
Llegamos a nuestro destino final para conocer a Cristina Navazo, Hermana Mayor de los Siete Dolores, la única mujer que hoy en día lidera una cofradía en el centro de la ciudad, "tal vez porque esta congregación es mariana y esto se ve con mejores ojos, aunque realmente no creo que un hermano mayor se pueda oponer en estos tiempos a algo así", reflexiona. Aquí, "la limpieza del paso se hace entre mujeres y hombres, y ellos, por ejemplo, colocan el paso porque su fortaleza es superior, es lo único en lo que son superiores", bromea Navazo. "Las mujeres se encargan de organizar los actos, mantener la cera, los devocionarios... Esto es dedicación nuestra", aclara. Sin embargo, es un hombre el que se dispone a vestir a la Virgen. Momento de marcharnos, en señal de respeto, por ella y por todas las mujeres.

VISTIENDO A LA VIRGEN DE LOS SIETE DOLORES
Aunque Cristina Navazo, Hermana Mayor de los Siete Dolores, tiene siempre la última palabra, un hombre viste a la Virgen en esta cofradía, acompañado de dos camareras. "Siempre se ha dedicado a esto, escribió incluso un libro, tiene mucho gusto y disposición. Cada vez hay más hombres que cumplen esta función", asegura Navazo, que ejerce este papel desde hace 2 años.

]]>
Patricia Costa Tue, 15 Apr 2014 06:00:00 +0100
Promocionar la fiesta de León http://www.gentedigital.es/blogs/leon/29/blog-post/11429/promocionar-la-fiesta-de-leon/ Dicen que la Semana Santa es la auténtica fiesta de León y que es cuando más visitantes llegan a la ciudad y a la provincia. Son fiestas únicas en toda España, que unidas a las vacaciones escolares, propician que las familias vuelvan a casa a disfrutar de sus tradiciones de siempre o que se aproveche estos días para conocer nuevos lugares. Una Semana Santa declarada de Interés Turístico Internacional como es la de la ciudad de León con la Procesión de los Pasos del Viernes Santo. 16 cofradías dan vida a la Semana Santa de la capital y más de 20.000 papones recorrerán estos diez días las calles de León. El reto es siempre aumentar el número de turistas entre el Viernes de Dolores y el Miércoles Santo, pero siempre se obvia la promoción allende nuestras fronteras. Eso sí, los bares, tiendas, comercios y lugares estratégicos se llenan de carteles. El Ayuntamiento y la Junta Mayor hacen uno, la Cámara de Comercio de León, otro; las cofradíás al menos uno cada una, pero la mayoría más... El Ayuntamiento y la Junta Mayor de Semana Santa editan un programa oficial de 44.000 guías y la empresa MIC hace otro con 50.000 ejemplares de tirada.... ¿Y quién promociona la Semana Santa fuera de León?  Antes la Cámara ponía empeño, pero ahora su situación económica es precaria al no ser obligatorio asociarse y pagar la correspondiente ‘cuota’. Así es difícil atraer turismo en unas fechas con mucha ‘competencia’. De ahí que, o dejan de mirarse el ombligo y se unen fuerzas y se fijan objetivos promocionales o seguiremos llenos de carteles con imágenes archiconocidas, pero sin enganchar más turistas.

]]>
José Ramón Bajo Fri, 11 Apr 2014 08:00:00 +0100
El tren del siglo XXI http://www.gentedigital.es/blogs/leon/29/blog-post/11428/el-tren-del-siglo-xxi/ Más de 15.000 leoneses se manifestaron el primer domingo de abril reivindicando un ferrocarril moderno para León. Los recortes han causado estragos tanto en la llegada del AVE como en la integración de la línea de FEVE. La ciudad lleva esperando por estos proyectos varios años, pero ya acumulan retrasos de años y drásticas reducciones de objetivos sobre lo proyectado. De ahí que quizá esta protesta haya llegado tarde. Ya desde el comienzo del mandato popular -21 de diciembre de 2011- la integración de Feve se viene mutilando poco a poco hasta prácticamente perder el espíritu con el que fue concebida. Todavía está en el aire el remate de la reducida obra y si la Estación de Matallana será el punto de partida y destino. Demasiadas incógnitas para una obra que debería estar ya rematada.
Más grave es si cabe la llegada del AVE a León y el soterramiento. Los leoneses hemos visto como la plataforma de la línea entre Valladolid y León lleva ‘muerta de risa’ un par de años esperando la llegada de las traviesas. A finales de 2013 se anunció la reanudación de las inversiones, pero también drásticos recortes como hacer una ‘peligrosa’ vía única -argumentando que así será la ejecución más rápida- y con la reducción del soterramiento a la mínima expresión. Vamos, que no es de descartar que las mentes pensantes de Fomento ‘se inventen’ una nueva barrera ferroviaria. Esto es lo realmente preocupante, ya que dos años y más de tres meses después el Ministerio de Fomento se ha dedicado a paralizar los proyectos ferroviarios de León sin tener una alternativa clara. Vale que hay crisis y que las inversiones se han ralentizado y que hay que ajustar el proyecto inicial, pero no puede ser que se recorte todo lo de León y no se dé alternativa mientras se han presupuestado cientos de millones de euros para el AVE a Galicia y en ciudades como Murcia se logra mantener los proyectos previstos.
La política del Gobierno de Rajoy en general y del Ministerio de Fomento en particular más parece un ajuste de cuentas a la política de los gobiernos de Zapatero que una línea de acción en busca del desarrollo de esa España que tanto pregonan. La protesta llegó tarde, pero a ver si al menos despierta las conciencias de Gobierno y PP.  Más retrasos y recortes es perder tiempo y dinero.

]]>
José Ramón Bajo Fri, 11 Apr 2014 07:15:00 +0100
De los sueños a los derechos. Aspanias cumple 50 años http://www.gentedigital.es/blogs/burgos/33/blog-post/11430/de-los-suenos-a-los-derechos-aspanias-cumple-50-anos/ La celebración el pasado lunes día 7 del acto central del 50º Aniversario de Aspanias, bajo la presidencia de Su Majestad la Reina Doña Sofía, reunió en el Auditorio del Fórum Evolución a más de un millar de personas que, con su presencia, quisieron -quisimos- arropar a la gran familia que constituye esta organización fundada hace ya medio siglo con el objetivo de que las personas con capacidades diferentes, que no discapacitadas, fuesen ciudadanos de pleno derecho.

Fue un acto sencillo, muy emotivo, de esos que llegan al corazón, en el que los protagonistas, los usuarios de Aspanias y sus familias, dejaron aflorar los sentimientos para compartir con el conjunto de la sociedad burgalesa, y con Su Majestad, la historia de un proyecto “de personas para personas”, como les gusta decir, y sensaciones, recuerdos y vivencias.

El camino recorrido hasta llegar a los 50 años de vida no ha estado exento de obstáculos, como así lo rememoró Caridad: “Las inmensas dificultades nos hicieron valientes y duros, mejor dicho, nos endureció todo lo que teníamos alrededor y pusimos el corazón, a veces dolorido, pero siempre cargado de amor, al servicio de nuestros hijos”.

Bajo la atenta mirada de Doña Sofía, se habló del pasado, del presente y, sobre todo, del futuro, porque como dijo Ana Caballero, usuaria del Centro de Educación y Formación Puentesaúco, “me interesa mucho mi futuro porque es el sitio donde voy a pasar el resto de mi vida. Tengo muchos sueños y muchas cosas que quiero hacer. Y en la asociación me apoyan para conseguirlo”.

Felicidades a toda la familia Aspanias por estos 50 años. Llegarán más fechas clave, como la del 7 de abril de 2014, y serán otros los testigos de vuestra andadura, de vuestros logros y aniversarios. Ana le dijo a la Reina que “el futuro pertenece a quienes creen en la belleza de los sueños”, y tarea de toda la sociedad es que esos sueños se hagan realidad.

]]>
Inma Salazar Thu, 10 Apr 2014 21:30:00 +0100
Alix en ayuda de Cartago http://www.gentedigital.es/blogs/javiermemba/65/blog-post/11427/alix-en-ayuda-de-cartago/             Los álbumes que son el resultado de una aventura publicada por entregas con anterioridad en la revista correspondiente, suelen adolecer de un buen hilvanado. Estoy convencido de ello desde mi lectura de Fort Navajo, el primer episodio del teniente Blueberry, a comienzos de los años 80. Como es sabido, el legendario personaje de Charlier y Giraud nació por este procedimiento en el semanario francés Pilote. Fue en 1963. Dos décadas después yo lo ignoraba cuando, deleitándome con Fort Navajo en una de las ediciones españolas de Blueberry, que por aquellos días daba a la estampa Grijalbo/Dargaud, reparé de algún modo en ello. Era como si, cada determinado número de páginas, se incluyera una de aquellas viñetas de los tebeos de mi feliz infancia que rezaban: "continuará la semana que viene". Y en efecto, en la fecha indicada, la historia retornaba con un nuevo asunto que sólo tocaba tangencialmente al argumento general.

###LEER_MAS###

            Hace algunos meses, leyendo al fin Alix, el intrépido, primera entrega de colección, volví a tener la misma sensación. Esta vez, mucho más pronunciada. Hasta el punto de que, a la espera de la reedición de La tiara de Oribal -que dicen es la obra maestra de la serie- compré La isla maldita con ciertas reticencias. Una vez más, como casi siempre que recelo de una lectura, estaba equivocado. La isla maldita ya apunta esas maneras de maestría, si no es una obra maestra ella misma, de La tiara...

            Publicada por primera vez en 1951, semana tras semanas en la revista Tintín, me ha parecido que esa primera grafía del personaje -que se extiende desde 1948, fecha de su creación, hasta 1956- aquí ya ha alcanzado su cenit. En paralelo, ese hilvanado al que me refiero, es perfecto. La cohesión no se resiente en ningún momento y las que debieron ser distintas entregas en la publicación original, ya en el álbum -que vio la luz como tal en 1957- encajan de maravilla como giros del argumento. Proporcionan además una mayor extensión: 64 páginas frente a las 48 que tienen las aventuras concebidas directamente para un álbum.

            Como el gran enemigo de Roma que fue, Cartago es un escenario frecuente en la serie. Aquí se nos presenta ya sojuzgado por su vieja enemiga. Los notables cartagineses se muestran agitados en el palacio de Flavius, el gobernador romano, y Alix es el enviado por los cónsules de la metrópoli para aclarar la situación. De un tiempo a esta parte, la ciudad está alborotada por el secuestro de un mago local, Lydas, y los extraños navíos griegos que, dotados con poderosas lupas, han incendiado las naves con las que los cartagineses intentaron rescatarle.

            Entre unas viñetas que a menudo me han resultado pequeñas y he tenido que escrutar con mis propias lupas -los cómics son para jóvenes, no para cincuentones con la vista cansada como yo-, Alix me ha ido descubriendo una trama fenicia en la que Segobal y Galo -dos de los notables cartagineses- sólo son el instrumento. Por encima de ellos está Arbacés, el pérfido griego que ya me era conocido de Alix el intrépido, uno de los grandes villanos de la colección. Arbacés es a Alix lo que otro griego, Rastapopoulos, a Tintín.

            Para que parta tras los fenicios cuanto se le escapan, todos a excepción de Segobal, Flavius pone a disposición de Alix una galera y una centuria comandada por Vitela. Aunque a Enak se le había prohibido subir a bordo, también viaja de polizón. Me ha chocado sobremanera la condición del joven egipcio. Tras haberse encontrado con Alix en la entrega anterior -La esfinge de oro-, aquí se nos presenta como un huérfano desamparado al que el héroe trata como a un hermano menor, no como a ese infatigable compañero de aventuras que, con el tiempo, llegará a ser. Asimismo, me ha chocado la villanía que se atribuye a los fenicios, a quienes en los planes de estudio de mis tiempos se presentaba como un pueblo de comerciantes.

            En cualquier caso, cuando la galera de nuestros héroes naufraga, Alix, Vitela, Enak y el resto de los supervivientes dan con sus huesos en una isla habitada por una colonia egipcia. Tras socorrerles, los egipcios les ponen en antecedentes. Viven escondidos en las grutas del lugar porque los fenicios de una isla vecina, gobernada por El hombre de negro, su Ilustrísima Grandeza Sardón, de descubrirles, les esclavizarían. Naturalmente, Sardón y los suyos son los que secuestraron a Lydas y, también naturalmente, Alix y sus compañeros partirán hacía su isla dispuestos a acabar con él.

            Estamos ante un tebeo, que no ante una novela histórica. De modo que no me cantan -al contrario, me placen- ingenuidades como esa de que nada más llegar, Alix y su gente encuentren a un grupo de fenicios disidentes dispuestos a ayudarles. Entre todos intentan poner fin al reino de Sardón, el tirano que valiéndose de un armamento muy adelantado para la época -pólvora, ballestas, las poderosas lupas que proyectan rayos letales- pretende gobernar el mundo entero. Siempre ávido de sus conocimientos, su Ilustrísima Grandeza secuestra para su empresa a los sabios como Lydas. Alumbrada la aventura en plena posguerra, no hay duda de que el nefasto sueño del Reich de los mil años que acaba de sumir al mundo en una de sus mayores carnicerías gravita en estas viñetas. Pero prefiero quedarme con las impactantes imágenes proporcionadas por los anacronismos armamentísticos.

 

            Aunque nuestros amigos pondrán en marcha su destrucción, la isla maldita acabará por sucumbir a la erupción del volcán local y el maremoto que la sucede. Resumiendo, esta tercera aventura de Alix ha resultado una lectura mucho más placentera de lo que esperé en un primer momento.

]]>
Javier Memba Tue, 08 Apr 2014 15:00:00 +0100
Cambio en la asistencia domiciliaria de la provincia http://www.gentedigital.es/blogs/leon/29/blog-post/11425/cambio-en-la-asistencia-domiciliaria-de-la-provincia/ La Diputación de León ha adjudicado a la UTE Clece-Seralia el ‘jugoso’ contrato del servicio de ayuda a domicilio en toda la provincia de León por 31 millones de euros en 4 años (a unos 7,8 millo-nes/año). El anterior contrato de este servicio había sido realizado por Carflor en la anterior adjudicación, pero esta vez no pudo con la ‘propuesta’ de la ‘empresa social’ de José Luis Ulibarri, el dueño de Begar y propietario de Diario de León, El Mundo de Castilla y León, La 8TV León, el 50% de TVCastilla y León y Castilla y León Radio (ahora dentro de esradio). Ya el año pasado Seralia consiguió el contrato de asistencia domiciliaria del Ayuntamiento de León para dos años prorrogables por un importe de 3,2 millones de euros. Clece-Seralia también tiene adjudicada la asistencia domiciliaria de Valladolid capital con un contrato de cuatro años (se firmó en 2011) a razón de más de 5,6 millones cada año. La adjudicación ha sentado muy bien al Grupo Begar, ya que celebró el contrato invitando a comer a los trabajadores sociales de los CEAS de la Diputación en un restaurante de Mansilla de las Mulas (con nombre ‘curioso’) y hasta les pagó el kilometraje de desplazamiento. Poderoso caballero es don dinero. Eso sí, Seralia no logró mantener el contrato del servicio de limpieza de la Universidad de León que se llevó la empresa gallega Linorsa con una reducción de casi el 30% que ya ha supuesto el despido de algunos trabajadores y la preocupación de casi todos los demás. Una de cal... y otra de arena.

]]>
José Ramón Bajo Fri, 04 Apr 2014 08:00:00 +0100
Aplausos a cambio de ilusión y autoestima http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/36/blog-post/11426/aplausos-a-cambio-de-ilusion-y-autoestima/

"¡Venimos a entregarte a este hombre, Jesús de Nazaret!", grita el pueblo a Pilato. En esta escena comienza uno de los ensayos semanales del Grupo de Teatro Multicultural San Vicente de Paúl, enmarcado dentro del programa integral que dirigen las Hijas de la Caridad en el Paseo del General Martínez Campos. Sobre las tablas del salón de actos, ubicado en la Casa Provincial de esta orden religiosa, dejan su talento más de veinte actores de diez nacionalidades diferentes que, dirigidos por la actriz Isabel Prinz, aprenden a interpretar 'La Pasión de Cristo'. "Es una Torre de Babel, por un lado y, por otro, el milagro de Pentecostés, en el que, a pesar de que cada uno hablaba su idioma, todos se entendían, y eso yo lo he descubierto aquí. Tenemos actores de Camerún, Cabo Verde, Marruecos, Rumanía, Bulgaria, Ucrania...", explica Prinz, que comenzó como voluntaria del comedor social y que ha impulsado esta agrupación teatral a petición de Sor Pilar Ramiro. "Decía San Vicente de Paúl que el estómago y el corazón están muy cerca, y a estas personas hay que alimentarles el corazón dándoles oportunidad de que gocen, de que tengan relaciones positivas, para que vayan progresando en su personalidad a través de los diferentes talleres que hacemos", subraya  la hermana.

"ME AYUDÓ A RELACIONARME"
Continúa el ensayo de la obra, que se estrenó el pasado año y que el próximo 12 de abril se representará en el Centro Cultural Carril del Conde (Calle Carril del Conde, 57. 19 horas. Hortaleza) y el día 13 en el Salón de Actos del Colegio María Inmaculada (Paseo del General Martínez Campos, 18. 17 horas. Chamberí), con entrada gratuita. En medio del reparto nos encontramos con María Magdalena, un papel al que da vida Begoña Alcalá, madrileña. "Un día me vi en la necesidad de pedir ayuda  y la verdad es que, cuando llegué aquí, me quedé muy bloqueada. El teatro me ayudó a relacionarme y a saber que era capaz de hacer muchas cosas que desconocía", reconoce. Con ella coincide María Elena García, regidora del montaje. "Me acogieron en un momento muy difícil de mi vida. El estar en contacto con el público y recibir ese calor tan humano, ese cariño y los aplausos, supone una muy buena oportunidad a nivel emocional", apunta.

CLASES INDIVIDUALES
Además de ensayar cada domingo de 14 a 18 horas, Isabel Prinz imparte clases privadas a cada uno de los actores y actrices para enseñarles a trabajar su movimiento escénico, a memorizar o a proyectar su voz, entre otras técnicas. "Lo más complicado ha sido reubicarles dentro de la disciplina, pero el fruto es maravilloso, porque les aplauden. Y eso a ellos les ha ayudado mucho en su autoestima, en su valoración y en su capacidad de superación", destaca la actriz, que a lo largo de su trayectoria ha trabajado al lado de figuras como Sharon Stone o Sigourney Weaver, pero que debuta como directora con este proyecto. "Para esto sólo hay que tener paciencia y hacer algún chiste cuando se producen fallos. Están dolidos, sensibles. Son personas que han tenido una vida, casa, familia, que han pagado sus impuestos y es injusto verles así. Aquí estamos para ayudarles", concluye Prinz.

'LA PASIÓN DE CRISTO' es una adaptación teatral de José Luis Corchete que se ha representado también en residencias de la tercera edad, en centros culturales y en iglesias, además de en el Centro Integral San Vicente de Paúl (en la imagen). Su comedor social atiende a unas 500 personas cada día.

]]>
Patricia Costa Fri, 04 Apr 2014 07:45:00 +0100