Gente Blogs http://www.gentedigital.es/blogs/ Thu, 18 Dec 2014 16:19:26 +0100 FeedCreator 1.7.2 Barba Azul http://www.gentedigital.es/blogs/javiermemba/65/blog-post/11566/barba-azul/             Creo haber leído en alguno de los foros de la Red en los que se debate la obra de Jacques Martin que Barba Azul (1984) cierra un ciclo dedicado al nefasto Gilles de Rais dentro de las aventuras de Jhen, el arquitecto de catedrales con trazas de caballero andante que recorre la Europa del siglo XV deshaciendo entuertos. A fe mía que Jhen es el tercer gran personaje de Martin, tras Alix y Lefranc. De este último atesoro sus aventuras desde la edición de Grijalbo de las diez primeras en los años 80. Estos días me dispongo a releerlas.

            No acabo de entender qué ciclo es ése que cierra Barba Azul (1984) ya que Gilles de Rais, el infausto asesino de infantes que también fuera mariscal de Francia, es un personaje habitual en toda la colección: algo así como César a las aventuras de Alix. Su castillo (Tiffauges) casi puede entenderse como Moulinsart a las de Tintín. Más aún, siendo el caso de que ésta es una serie sin secundarios habituales, el monstruoso barón de Rais, aunque en algunas entregas sólo aparece por alusiones, es, tras el propio Jhen Roque, quien tiene un mayor protagonismo en la colección.

###LEER_MAS###

 

            Anterior incluso a la Alimaña de Csejthe, Gilles de Rais, el depredador de Bretaña, es uno de los primeros asesinos en serie que la historia registra. A buen seguro que anteriormente hubo más, pero faltaron anales para que la noticia de sus abominaciones llegara hasta nosotros. En cualquier caso, ni su valeroso pasado junto a Juana de Arco ni el poder inmenso del que gozaba la aristocracia en el medioevo -el barón pertenecía a una de las familias de más rancio abolengo de Francia- pudo salvar al mariscal de la justicia.

            Tanta maldad no se le pasó por alto a la cultura popular. Parece ser que fue Charles Perrault el primero que recogió las consejas seculares que hablaban del barón en su cuento Barba azul (1697). De ese color parecía ser la barba del abominable Gilles. Ahora bien, puesto a escribir su pieza, llamada a ser un clásico, el ilustre cuentista consideró menos escabroso que en ella los niños, a los que el monstruoso barón decapitaba mientras sodomizaba entre otras atrocidades, en su cuento fueran las antiguas esposas a las que había matado, sin entrar en detalles, el protagonista. Y Perrault hiló tan fino que al día de hoy Barba azul es un cuento de hadas, infantil.

            Acaso fuera Georges Bataille el primero que acometió la espeluznante experiencia del depredador de Bretaña en su auténtica dimensión en El verdadero Barba azul: la tragedia de Gilles de Rais (1965). Trece años después, cuando Martin y Jean Pleyers publicaron la primera entrega de Jhen, El oro de la muerte, apenas traban amistad nuestro arquitecto y el barón tras su vano intento de salvar a la doncella de Orleans de la hoguera que los ingleses han dispuesto para ella, ya hay referencia a las abominaciones del mariscal. Y es que, según Bataille, Gilles de Rais quiso tanto a Juana de Arco que, cuando la quemaron, decidió renunciar a las mujeres y empezar sus abominaciones con los niños.

            En cualquier caso, en los tres álbumes precedentes a Barba Azul, las atrocidades del barón sólo se sugieren en las desapariciones de infantes, en los pestilentes humos que emanan del torreón donde se queman los restos de los desdichados o en el afán del monstruo por los coros infantiles. Dichas aberraciones, aquí ya constituyen el asunto del álbum. La historieta da comienzo con Jhen en Tiffauges, trabajando en los planos de una nueva capilla. Unos tapices, que el barón le acaba de robar a la reina Yolanda de Aragón y que colgará del nuevo templo, serán el motivo del primer enfrentamiento entre los dos amigos.

            Aunque en esa primera disputa Jhen hace entrar en razón al mariscal, nuestro héroe abandona el castillo para ir a fortificar una granja vecina. Mientras tanto, a varias leguas de allí -como se dice en el álbum-, Guillaume de Sillé -uno de los nigromantes que trabajan para el barón, el siniestro personaje que preside la portada- llega al pueblo de Machecoul ofreciendo dinero por un niño. Damos por sobrentendido que cuando su madre se lo entrega sabe que su destino no es, como se dice, el de paje del abominable mariscal.

            En las siguientes viñetas son los mayores de una tropa de huérfanos, a quienes nuestro arquitecto y los lugareños para los que trabaja han dado asilo la noche anterior, los desaparecidos. Sin embargo, Jhen no acaba por tomar cartas en el asunto hasta que, yendo en compañía de un muchacho a buscar materiales a Machecoul, el pueblo que se extiende al pie de otra de las fortalezas del señor de Rais, Guillaume de Sillé intenta llevarse a un joven y el arquitecto se enfrenta a él. Estamos ya en la página 18 de las 46 que integran el álbum y es ahora cuando acomete su verdadero argumento. La deriva que a mi juicio constituyen las 17 páginas precedentes -y aún habrá un segundo derrotero- hacen que la historieta resulte algo farragosa. Sin que ello signifique menoscabar en modo alguno a Jacques Martin, a quien tengo entre los más grandes del cómic franco-belga, he de confesar que su guión me ha parecido una obra menor, superada en todo momento por el dibujo de Pleyers.

            Tras enfrentarse a Guillaume de Sillé, Jhen, junto a unos titiriteros que encuentra en esa misma posada, pone en marcha una pieza teatral satírica en la que se refieren los crímenes del mariscal y va a representarla al castillo de Machecoul, delante de su amigo. El depredador de Bretaña, indignado, manda prender al arquitecto y arrojarlo al fondo de la misma torre donde se guardan los huesos de sus víctimas. Rescatado del terrible lugar por el muchacho que le ha acompañado a Machecoul en el preciso instante en que se dispone a escapar, logran llegar a la granja, donde son sitiados por el barón y su ejército. Para que no muera nadie, Jhen desafía a su antiguo amigo a un duelo singular y el señor de Rais acepta. Pero de pronto, en plena liza, cuando Jhen cae accidentalmente al agua, Gilles de Rais, repentinamente, recupera la amistad que siente por él. Hechas las paces con un banquete, todo vuelve a ser lo mismo. Llega entonces eso que yo llamo la segunda deriva. En la que el mariscal, luego de insultar a su hermano tras acampar en sus tierras, vuelve a darse a sus perversiones. Ahora es una alcahueta, en lugar de Guillaume de Sillé, quien le busca a los desdichados.

 

            En gran medida, esos derroteros por los que se pierde la trama, se deben a las diferentes explicaciones de la perversidad del barón que se nos dan. Así, como su monstruosidad no le impidió seguir siendo un ferviente católico, se nos presentan unas páginas en que el señor de Rais, muy atribulado por sus abominaciones, da la vuelta a una talla de la Virgen para que la figura no presencia los crímenes. La pieza es merecedora de una pequeña subtrama, casi atropellada en las últimas viñetas, antes de volver al señor de Rais. El mariscal la recibe alborozado, dándonos a entender un propósito de enmienda que no tuvo el personaje real. Tampoco faltan alusiones a los alquimistas que hubo en todos sus castillos. Son verídicas, bien es cierto, como el miedo al diablo que siempre experimento el barón referido en la primera deriva. Pero esa veracidad no exime a unas y a otras de la extemporaneidad de su colocación en la exposición del argumento.

]]>
Javier Memba Sun, 14 Dec 2014 10:15:00 +0100
Polémica ‘reválida europea’ de Veterinaria http://www.gentedigital.es/blogs/leon/29/blog-post/11565/polemica-revalida-europea-de-veterinaria/ Ante las dudas que puedan surgir por las informaciones difundidas en distintos medios de comunicación a raíz de la evaluación de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de León por la EAEVE (Asociación Europea de Centros de Educación Veterinaria), el Decanato de Veterinaria y el Vicerrectorado de Ordenación Académica emitieron el siguiente comunicado:
1-    La capacidad para ejercer como profesional veterinario se adquiere con el título de Graduado/a en Veterinaria que garantiza la obtención de todas las competencias para ejercer como tal.
2-    El título de Graduado/a en Veterinaria por la Universidad de León capacita para ejercer como veterinario en cualquier país de la Unión europea.
3-    La verificación y acreditación europea del título la otorga en España el Consejo de Universidades, previo informe positivo de una Agencia de Calidad que pertenezca a ENQA (Red Europea para la Garantía de la Calidad en Educación superior).
4-    En el caso del Grado en Veterinaria, como para el resto de títulos oficiales universitarios de Castilla y León, la evaluación la realiza la ACSUCYL (Agencia para la Calidad del Sistema Universitario de Castilla y León) que recientemente ha renovado su pertenencia a ENQA.                     
5-    No hemos tenido conocimiento de que ningún egresado (graduado) de la ULE haya tenido dificultades para su colegiación en ningún país europeo.
6-    El informe recientemente adelantado para el título de Grado en Veterinaria por la Comisión de evaluación de EAEVE es provisional y se le dará cumplida respuesta evidenciando que, si bien el número de casos de animales de compañía no llega al estándar propuesto por ellos, con las medidas tomadas ha crecido de forma muy importante en el último año y se estima que seguirá la misma tendencia en los próximos.
7-    Aunque la EAEVE no capacita para la obtención del título de Graduado en Veterinaria y no pertenece como miembro de pleno derecho a la Red Europea para la Garantía de la Calidad en Educación superior (ENQA), su informe positivo es, sin duda, un valor añadido para el título de Graduado/a en Veterinaria y por ello, desde el Decanato y desde el Vicerrectorado de Ordenación Académica, “seguiremos trabajando y realizando las actuaciones que estimemos oportunas para conseguirlo”.

]]>
José Ramón Bajo Fri, 12 Dec 2014 09:00:00 +0100
El regreso a casa de Marcos Martínez Barazón http://www.gentedigital.es/blogs/leon/29/blog-post/11564/el-regreso-a-casa-de-marcos-martinez-barazon/ El juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, ha puesto fin al calvario en prisión de Marcos Martínez, ex presidente de la Diputación de León y ex alcalde de Cuadros, decretando una fianza de 30.000 euros para que pudiera salir de prisión y cumplir aquello del anuncio del turrón ‘El Almendro’ de ‘volver a casa por Navidad’. Atrás han quedado más de 45 días de prisión contado los dos días que estuvo en el calabozo de la UCO (Unidad Central Operativa) de la Guardia Civil desde aquel nefasto lunes 27 de octubre en el que fue detenido y conducido a Madrid como si del mayor delincuente y criminal se tratara. Pareció disparatada la actuación y más cuando se decretó la prisión incondicional para Marcos Martínez acusado de prevaricación, fraude, revelación de secretos, tráfico de influencias, cohecho y negociaciones prohibidas. Se justificaba para una decisión tan drástica que había riesgo de fuga y de destrucción de pruebas... 45 días después el juez decidió poner una fianza tan asequible como son los 30.000 euros. Da la impresión de que no cuadra la radicalidad del proceso inicial con la fianza para poder salir en libertad del 11-D. Pero ahora empieza otro capítulo en el inesperado caso de la ‘operación púnica’. Marcos Martínez ya no está en el PP, ni es alcalde de Cuadros ni presidente de la Diputación. Pero sigue siendo concejal en Cuadros y diputado provincial; eso sí, no adscrito. Habrá que esperar para ver por dónde encamina su estrategia Marcos Martínez Barazón. Él insiste en su inocencia, cosa obvia, no va a tirar piedras contra su propio tejado; y en ese fin tendrá que poner todos los medios a su alcance. Demostrar su inocencia o minimizar su condena tendrá que se su prioridad.
Sin embargo no es descartable que intente también ‘cobrar’ alguna que otra ‘deuda’ a los ya ex compañeros de partido, sobre todo a aquellos que tan alegremente le calificaron de corrupto y delincuente. Da la impresión de que queda todavía mucha tela que cortar y nadie sabe lo que deparará el futuro. Marcos Martínez lo tiene ya todo perdido al obligarle a renunciar a sus cargos. Resulta muy complicado aventurar la responsabilidad de Marcos Martínez en la ‘operación púnica’ por la extraña  actuación del juez Velasco contra Barazón. Resulta un tanto extraño que entre tres vicepresidentes nadie accediera a presentar sus credenciales para relevar al presidente encarcelado. Las dos últimas legislaturas de la Diputación han estado presididas por la polémica y la gestión un tanto caciquil (obras en la planta noble, oposiciones denunciadas por amaño, kilometrajes cobrados para gestiones al margen de la Diputación, sectarismo contra medios de comunicación,..). Quizá es ya hora de que todo empiece a aclararse aunque falte la ‘pata’ principal del entramado.

]]>
José Ramón Bajo Fri, 12 Dec 2014 08:00:00 +0100
EL ‘gallo’ del corro ‘Ribera contra Montaña’ http://www.gentedigital.es/blogs/leon/29/blog-post/11562/el-gallo-del-corro-ribera-contra-montana/ Pues vaya historia más rara. Navatejera acogió el sábado 29 de noviembre el ‘Ribera/Montaña’, calificado como  ‘corro único’ al celebrarse a la antigua usanza, ya que el vencedor permanece en el corro hasta que no haya rivales. “¿Hay quién luche?”. El que más rivales tira se lleva el mazapán. Este año ganó la Montaña rompiendo la hegemonía de la Ribera de los últimos tres años. Pero ésta fue la primera vez que el vencedor no se llevó un gallo auténtico. Todo viene a raíz de una denuncia presentada en el corro celebrado el año pasado en La Robla al producirse una denuncia ante el SEPRONA de la Guardia Civil de colectivos ecologistas. La razón esgrimida por los ecologistas es que no se pueden exhibir animales en actos públicos. La denuncia no pasó a mayores por el compromiso de la Federación de Lucha Leonesa de acabar con dicho premio simbólico. Al menos en público, porque la Montaña recibió ‘en privado’ tan esperado gallo después de tres años de derrotas. Esta vez se echó manos del ingenio del poeta y pintor Adolfo Alonso Ares, que pintó un cuadro con uno de sus gallos característicos que representa el amanecer del hombre y al que puso este verso: ‘Esperaré en las noches que cobijan las últimas hogueras’. Llama la atención que se pierda el tiempo en estas cosas y que se rompa una tradición de décadas cediendo la mayoría por unos pocos para no terminar en los tribunales y hacer todavía más sangrante algo tan elemental como que un corro de lucha leonesa entregue como símbolo de la victoria un gallo vivo. Hay cosas...

]]>
José Ramón Bajo Fri, 05 Dec 2014 09:00:00 +0100
Sin sorpresas en el PSOE http://www.gentedigital.es/blogs/leon/29/blog-post/11561/sin-sorpresas-en-el-psoe/ El PSOE de León ya tiene cartel electoral para los tres principales ayuntamientos de la provincia y sin necesidad de llegar a las votaciones de las primarias previstas para el 30 de noviembre. José Antonio Diez en León, Ángela Marqués en Ponferrada y María Eugenia Gancedo en San Andrés del Rabanedo tendrán el reto de recuperar el poder socialista que el PSOE tuvo en estas ciudades con Francisco Fernández (León), Celso López Gavela (Ponferrada) y Miguel Martínez y la propia María Eugenia Gancedo, en San Andrés del Rabanedo. El PSOE no ‘rasca bola’ en Ponferrada desde 1995 cuando Ismael Álvarez derrotó al histórico alcalde Celso López Gavela. Ahora, tras la gestión del ‘socialista’ Samuel Folgueral y con un PP sin un líder claro, el PSOE quiere que Ponferrada tenga en 2015 su primera alcaldesa. El reto parece al alcance de la mano del PSOE, dado que cuenta también con el ambiente de crispación contra el PP generado por tanto caso de corrupción.
Más complicado parece recuperar León y San Andrés. En la capital, el PSOE perdió en 2011 con rotundidad no sólo por bajar de 13 a 10 concejales sino porque el ‘tsunani’ del PP que subió de 11 a 15 (de 9 a 15 si se tiene en cuenta la ‘fuga’ de Ana Guada y María José Alonso, logrando la mayoría absoluta más espectacular en el Ayuntamiento de León. Además, la derrota sumió en la división al Grupo Socialista. Diez tiene ahora el reto no sólo de recomponer la unidad socialista sino también de ilusionar a un electorado de izquierdas que parece más encaminado a votar a partidos que no están presentes en el gobierno de la ciudad como IU, Podemos, Ganemos, Decidamos y véte a saber cuántas siglas más. Diez llega con ocho años de experiencia -4 como concejal de Policía, Tráfico y Transportes- y 4 en la oposición, la mayoría de ellos como portavoz del Grupo Municipal Socialista-. Ahora que ya es candidato oficialmente tendrá que cambiar de estrategia de oposición, hacer una lista con ‘gancho’ y ofrecer alternativas atractivas si quiere doblegar al PP y a Emilio Gutiérrez.
Y en San Andrés del Rabanedo es el ‘más difícil todavía’ porque es un auténtico rompecabezas plagado de incógnitas. En 2011 ganó el PP de Goyo Chamorro con los mismos concejales que el PSOE (8), pero también sacaron concejales UPL (2), IxSA, IU y PAL. Ya se ha visto que un Ayuntamiento así es ingobernable. Gancedo cuenta a su favor con el desgaste de Chamorro, pero también con el problema de un alcalde que se ha hecho fuerte y, pese a las dificultades, ha enderezado el rumbo económico de un Ayuntamiento hipotecado hasta límites insospechados por una deuda de 80 millones de euros que Chamorro echa en el ‘debe’ de María Eugenia Gancedo, alcaldesa del PSOE en los tres últimos años de la legislatura pasada. Va a ser un ‘duelo’ apasionante con el añadido de que no se sabe qué papel jugarán en 2015 tantos partidos minoritarios.
En definitiva, hay tiempo. Pero mucho y bien tendrá que trabajar el PSOE si quiere que sus candidatos obtengan en mayo de 2015 el bastón de mando.

]]>
José Ramón Bajo Fri, 05 Dec 2014 08:15:00 +0100
Anna Karina sigue bailando el Madison http://www.gentedigital.es/blogs/javiermemba/65/blog-post/11563/anna-karina-sigue-bailando-el-madison/             Parece ser que el gran Truffaut fue el responsable de que Claudine Huzé cambiase su nombre por ese de Marie Dubois con el que protagonizó para él Tirad sobre el pianista (1960). Una mujer es una mujer (1961), de Jean-Luc Godard, y Jules y Jim (1962), una nueva colaboración con Truffaut, se sucedieron en los comienzos de su filmografía. Unos años antes, aunque no figura en los créditos, la entonces incipiente actriz ya había participado en Le signe du lion (1959), el primer largometraje de Eric Rohmer. En las innumerables ocasiones que he visto y revisado estas tres películas, he llegado a la conclusión de que la de Marie fue una de las sonrisas más luminosas de la Nouvelle Vague. Hace algunas semanas, tras la noticia de su fallecimiento, tuve oportunidad de ver algunas de sus últimas fotografías y comprobé, con la misma nostalgia que verificó como se desintegra cuanto de una u otra manera constituyó mi mitología, que en el otoño de esta actriz, como en el del común de los mortales, su gracia se había eclipsado. Pero había algo más que el desmoronamiento de aquella sonrisa.

###LEER_MAS###

            Vaya por delante que al escribir esto no pretendo menoscabar de ninguna manera un cine que admiro incansablemente desde que tuve por primera vez noticia de él hace treinta y cinco años, en los albores de mi cinefilia. Me limito a consignar la verdad al admitir que, desde hace algunos meses, vengo observando que las cintas de la Nouvelle Vague han perdido esa modernidad que hasta hace poco irradiaban algunas de sus imágenes. Todavía era en la pasada década cuando en algunos spots publicitarios se imitaban los gestos y ademanes de Patricia Franchini (Jean Seberg) y Michael Poiccard (Jean-Paul Belmondo) en Al final de la escapada (Jean-Luc Godard, 1960). Sin embargo, en las últimas revisiones de esas cintas, cuando por un motivo u otro he tenido que volver a escribir sobre ellas, la modernidad de antaño se ha ido tornando esa pátina que el tiempo otorga a las películas grandes y conmovedoras, cuando las convierte en clásicos.

            Lo malo es que ahora no hay modernidad cinematográfica que valga. Con mucha manga ancha, lo más aproximado sería el cine independiente, que, como el resto de los nuevos cines surgidos desde el nuevo cine alemán de los años 70, también es claramente deudor de esa Nueva Ola francesa que ya es un clásico. Merced a esa pantalla estadounidense enseñoreada de la cartelera del mundo entero, que en su agotamiento ha encontrado en los efectos especiales un filón con el que apabullar a un público a base de planos sin más mérito que su aparatosidad, la imagen más representativa del cine de nuestro tiempo es espuria, un mero trucaje. Yo entiendo por modernidad una estética surgida de la inspiración de unos autores contemporáneos, que no de los prodigios de la técnica, que rompe con lo establecido anteriormente y consigue magnetizarme hasta la emoción. De eso no hay ni un poco en una cartelera en la que, de puro agotamiento, predominan las sagas, remakes, reboots y segundas partes.

            Con ese telón de fondo, el gran Godard cumple estos días 84 años. Su discurso, tanto en su forma como en su fondo, sigue siendo objeto de encendidas controversias. Adiós al lenguaje (2014), su última cinta, aún enerva a cuantos se niegan a entender que en su cine no hay más regla que la ausencia total de reglas. Entre las citas literarias que trufan sus secuencias, hay una en Banda aparte (1964) de T. S. Elliot. Está escrita en el encerado de la academia de inglés a la que asiste Odile (Anna Karina). Reza que lo clásico es igual a lo moderno y ahora se me antoja lúcida y esplendorosa como el Madison que Odile baila en esta misma cinta flanqueada por Franz (Sami Frey) y Arthur (Claude Brasseur).

            Ya de antiguo tengo por "clásico" lo que perdura como ejemplo. Pero al volver ahora sobre la carrera de Odile, Franz y Arthur a través Louvre, para comprobar que me sigue conmoviendo como nunca lo ha hecho el más espectacular de los efectos especiales, también me rindo ante la modernidad de los clásicos.

]]>
Javier Memba Fri, 05 Dec 2014 00:15:00 +0100
Juicio ‘paralelo’ en el Palacio de los Guzmanes http://www.gentedigital.es/blogs/leon/29/blog-post/11560/juicio-paralelo-en-el-palacio-de-los-guzmanes/ La Diputación de León está bajo sospecha. Así lo señalan los diputados de la oposición, que han logrado que la Comisión de Hacienda, Recursos Humanos, Contratación y Nuevas Tecnologías se convierta en ‘fiscalizadora’ de toda la gestión desde que en julio de 2007 llegara “la señora” al Palacio. Ahí se verán contratos, dedicaciones exclusivas, adjudicaciones, gastos de aquí y de allá... y todo ello parece que sin cobrar un euro... No es la comisión especial que pedía el PSOE, pero quizá irá más allá tras el compromiso del PP de reunirse tantas veces como sea necesario y aportar toda la documentación y expedientes que se soliciten. Jaime González, portavoz del PP, aseguró que los 14 diputados de su grupo no temen a la investigación y que todo está en orden. “Las mentiras no por reiteradas  son verdad”, dijo rechazando que la Diputación sea una trama de corrupción. “Hay 1.165 trabajadores y 25 diputados de los que 1.164 trabajadores y 24 diputados no tienen ninguna imputación”. Pero al PSOE le sentó mal que no se aprobara la comisión especial y no acudieron al segundo Pleno, el ordinario de noviembre. Claro, es una Pleno que ya no se cobra al haber rebasado ya los 14 que se cobran como máximo al año.Pero hay tensión, tanta que Matías Llorente lo reflejó con un dicho de uno de su pueblo. “Como vemos que va a haber hostias, vamos a ver a cuantas tocamos”. Así está el patio (Palacio), que sigue bajo la lupa investigadora de la Audiencia Nacional y con el ex presidente Marcos Martínez en la cárcel, pero que pronto tendrá ‘despacho’ en Palacio.Qué caos...

]]>
José Ramón Bajo Fri, 28 Nov 2014 09:00:00 +0100
Corrupción... ‘y tú más’. Ése no es el camino http://www.gentedigital.es/blogs/leon/29/blog-post/11559/corrupcion-y-tu-mas-ese-no-es-el-camino/ Está claro que la corrupción se ha situado, junto al paro, en el problema que más preocupa a los ciudadanos españoles. La proliferación de casos con estafas millonarias (en euros, no en pesetas, por lo que la gravedad es mayor) ha calado en la sociedad española hasta límites poco sospechados. Estamos en situaciones similares a la de mediados de los 90 cuando a los distintos gobiernos de Felipe González le salpicaban los casos de corrupción por todos los lados y en 1996 terminó perdiendo en las urnas ante el PP de José María Aznar y su célebre y repetitivo ‘Váyase, señor González’. Ahora la corrupción ha cambiado de barrio, o al menos es en el PP donde más casos trascienden. Lo peor de este asunto es la lentitud de la Justicia. Que ahora aparezca que Jordi Pujol y sus hijos se hayan llevado crudo cientos de millones... pues sorprende y mucho. Durante años se denunciaron irregularidades en Banca Catalana o concesiones basadas en el poder absoluto del entonces honorable. Nadie hizo caso... porque CiU fue siempre el socio necesario para apuntalar gobiernos en España y no era cuestión de mosquear al ‘cacique’ catalán. De aquellos polvos vienen ahora unos lodos cuyas dimensiones reales tardarán años en descubrirse.
Lo mismo pasa ahora en el PP. Llevamos años con el ‘caso Gürtel’, de financiación ilegal del Partido Popular, y aunque Luis Bárcenas lleva meses en la cárcel todavía no se ha logrado llevar a juicio a tantas personas como parecen implicadas. Por efectos colaterales del ‘caso Gürtel’, Ana Mato ya es historia como ministra de Hacienda. Dice tener la conciencia tranquila de no haberse llevado nada, pero el juez entiende que ha participado de lo mucho que sí parece claro que se llevó su ex marido Jesús Sepúlveda. De momento, no hay ninguna imputación, pero vamos a ver en qué termina la historia no vaya a ser que le pase como a Isabel Pantoja, en prisión por blanquear el dinero que recibía del otrora novio Julián Muñoz, también encarcelado y que llevaba a casa bolsas de basura repletas de billetes. Una pasada. Y en León también sabemos algo de corrupción, con un ex presidente de la Diputación,Marcos Martínez, en la cárcel ya más de un mes, y al que el juez no deja en libertad por miedo a la fuga y a la destrucción de pruebas del ‘caso púnica’.
Si vamos al PSOE, el asunto de los EREs de Andalucía tampoco pinta nada bien y los ex presidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán no tienen un panorama nada halagüeño. Y éste es el problema, que no se actúa con contundencia: En vez de aprobar normativas claras y contundentes y que no se escape nadie, se divaga en exceso poniendo el listón altísimo a la hora de fijar la corrupción en el bando propio, pero se dispara contra todo lo que se mueve en el bando contrario. Así es muy difícil acabar con la corrupción. El ‘y tú más’ no es el camino para erradicar las conductas impropias de quienes aprovechan el cargo público para engordar sus cuentas corrientes o para beneficiar a amigos y parientes. Hay que seguir rastreando el pasado porque se ve claro que la construcción fue un nicho propicio para una fácil corrupción de la que muchos políticos sacaron tajada. Tienen que pagar por ello devolviendo a la sociedad todo aquello que se llevaron ilegítimamente e inhabilitándoles para ocupar cargos o puestos de trabajo públicos. E incluso pagando un buen interés que sirva de ejemplo e hipoteque sus vidas futuras. La cárcel no es un buen camino. Pero sobre todo hay que legislar para enderezar el rumbo del futuro. Estamos en una crisis económica de raíces profundísimas y a la vez estamos asombrados por la cantidad de pasta que se llevaron algunos. Seguro que los recores no serían tan duros si hubiera habido una buena gestión. Pero Cajas de Ahorros, Ayuntamientos, Comunidades Autónomas... quedaron como auténticos solares -e hipotecados- mientras jueces y políticos miraban para otros lados. Se debe acabar con el ‘Y tú más’ y perseguir al corrupto... sea del partido que sea.

]]>
José Ramón Bajo Fri, 28 Nov 2014 08:15:00 +0100
"No soy la minusválida que hace teatro" http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/36/blog-post/11558/no-soy-la-minusvalida-que-hace-teatro/ 3 DE DICIEMBRE DÍA INTERNACIONAL DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD
Darío Facal reinterpreta la obra teatral 'Yo me bajo en la próxima, ¿y usted?', un proyecto de integración de Blanca Marsillach · Sus actores luchan por que se les vea como profesionales

Teresa Hurtado es una actriz sevillana de ojos claros y pelo ondulado. Ricard Sales, colega catalán, suele llevar perilla y tiene cuerpo de bailarín. En realidad, poco importan estos rasgos a la hora de informar sobre su trabajo, la obra teatral 'Yo me bajo en la próxima, ¿y usted?', de Adolfo Marsillach, que estrenarán el próximo 2 de diciembre en el Teatro La Latina. Sin embargo, sí se destacará siempre que otros compañeros de reparto, como Miriam Fernández, no se separa de su andador. De Enrique Herreros se mencionará su problema de audición, de Adela Estévez su artritis reumatoide, y jamás pasará desapercibido el bastón de Antonio Lagar.

Sin embargo, a las tablas todos han venido a hacer lo mismo: teatro. Así que, si se corrige esta presentación, de Adela habría que subrayar que es licenciada en Arte Dramático por la RESAD, por ejemplo. "Luchamos por ser profesionales en lo nuestro, llevo treinta años formándome. No quiero que me miren como la minusválida que viene a hacer teatro. Soy la actriz que, además, tiene artritis reumatoide. Soy una actriz y punto", aclara la gallega, titulada también en Periodismo y en Canto Lírico, y alumna del curso de interpretación para personas con discapacidad del Proyecto Pro, como el resto de sus compañeros, con Eliana Sánchez.

Sin adjetivos
Juntos, respaldados por Varela Producciones y la Compañía de Blanca Marsillach, reinterpretarán junto a Hurtado y Sales esta obra estrenada en 1981, con José Sacristán y Concha Velasco sobre el escenario, la historia de un hombre y una mujer que se encuentran en el metro y que terminan pasando por el altar, en un aparentemente feliz pero fracasado final. Pero ellos lo harán bajo las órdenes de Darío Facal. "Lo interesante es que su discapacidad forme parte del personaje. No creo que haya que adjetivarlos como actores discapacitados, son actores, es como si dijésemos que son rubios o de 1,80", puntualiza, añadiendo que "el teatro tiene más que ver con conmocionar y enfrentar al espectador con algo que le obliga a reposicionarse, con algo inesperado. He tratado la discapacidad y la sexualidad con total irreverencia". Y en ese tratamiento de su condición, Miriam tiene mucho que decir. "En los audiovisuales no solemos aparecer y, si lo hacemos, la historia del personaje gira en torno a la discapacidad, y no tiene porqué. Queremos que se nos vea como actores". Con ella coincide Antonio. "Si en la vida real puedo ser farmacéutico o director de un banco, ¿por qué no puedo serlo en el teatro". Difícil respuesta. Más información: Facebook.com/varelaproduccionesblancamarsillach.

Fotografía: Rafa Herrero.

]]>
Patricia Costa Fri, 28 Nov 2014 06:00:00 +0100
Los cuentos de Leopoldo Lugones http://www.gentedigital.es/blogs/javiermemba/65/blog-post/11557/los-cuentos-de-leopoldo-lugones/                    Atesoro El imperio Jesuítico (1904), de Leopoldo Lugones, desde que apareció en la Biblioteca Personal de Jorge Luis Borges, hace ya la friolera de veintiséis años. Aunque lo he hojeado algunas veces desde entonces, el tema -las reducciones que la Compañía de Jesús fundó en Argentina, Paraguay y Brasil- no acaba de atraparme. De modo que llegué a Lugones merced a la referencia que hace de él Horacio Quiroga en uno de los relatos del excelente De los perseguidos, de amor, de locura y de muerte. Apenas acabé tan grata lectura, me obsequiaron sus responsables los cuentos de Lugones reunidos en una selección de Ediciones Internacionales Universitarias, bajo el título del primero de ellos, La lluvia de fuego. Los leí con la natural avidez en octubre de 2000. No sin cierta sorpresa, comprobé que las analogías entre ambos autores no son tantas como imaginé. Ahora bien, no por ello dejé de maravillarme ante unas piezas -probablemente extraídas de Las fuerzas extrañas (1906) o Cuentos fatales (1926), no consta en la edición- que, a decir de la crítica, convierten a Lugones en todo un precursor del cuento latinoamericano. Siguen las notas tomadas tras su feliz lectura.

###LEER_MAS###

                   Escrita en un español arcaizante pero tan culto como atrayente, La lluvia de fuego es una pieza fantástica en la que un rico hacendado nos refiere cómo una lluvia ígnea -de la que el narrador se salva buscando refugio en su bodega- acaba con una población. Más que a Quiroga, me ha recordado al Jack London de la Peste escarlata.

***

                   En Un fenómeno inexplicable se cuenta la historia de un inglés afincado en Latinoamérica. En un pasado remoto, respecto al tiempo de la narración, nuestro hombre quiso adentrarse en los conocimientos de los yoghuis -santones hindúes-. Fue así a desdoblar su personalidad en un mono, "melancólico y negro", presente en él constantemente. Tanto es así que el tipo acaba por perder el concepto de la unidad. Cuando le pide al narrador que dibuje su sombra, éste descubre con sorpresa que, en efecto, se trata de la de un mono. Huelga apuntar que Un fenómeno... ha sido uno de los relatos que más me han interesado.

***

                   A El milagro de san Wilfrido he de referirme en idénticos términos. Ambientada en el tiempo de las cruzadas, su historia es la del caballero a quien alude el título. Se trata de un germano que habiendo matado a su esposa creyéndola infiel, descubre la inocencia de la dama y va a confesar su terrible error a un ermitaño. Éste le impone en penitencia convertirse en peregrino. Antes de partir se acerca a orar a la tumba de su esposa, de la que arrancará la flor que crece sobre ella. Transformada la misma en prodigioso yelmo, será el que cubra la cabeza del paladín en Tierra Santa.

                   Siendo Wilfrido el elegido para llevar un mensaje a los sarracenos, el caudillo de éstos ordenará su crucifixión. Al ir a descolgarlo, a los mahometanos les resultará imposible desclavar su mano. Así pues, deciden cortarla del cadáver y dejarla en la cruz, la que a su vez es guardada en la armería. Tomada la fortaleza por los condes cristianos, el caudillo que ordenara la suerte triste de Wilfrido, pasará en su huida por el lugar donde se guarda la reliquia del santo. Es entonces cuando la mano aferra los cabellos del infiel sin soltar a su presa hasta estrangulara.

***

                   La propuesta de El escuerzo es la de un sapo vengativo que, a no a ser que le queme una vez que se le ha matado, resucita para dar muerte a su asesino.

***

                   He creído entender que El origen del diluvio, que nada tiene que ver con el que nos presenta la Biblia, consiste en la evocación de un fenómeno semejante a una glaciación, es decir: un cataclismo natural, por el espíritu -emplazado en una sesión de espiritismo- de uno de sus protagonistas.

***

                   En cuanto a Los caballos de Abdera cabe apuntar que se trata de una fantasía, en la primera acepción de la palabra, donde se da noticia de una ciudad donde los caballos estaban tan mimados que deciden iniciar una rebelión.

***

                   Yzur es otra de las cotas más altas de la selección. Aquí sí que registran analogías con ese Quiroga que nos presenta a los animales antropomorfizados. Lo que se nos cuenta en sus páginas es la experiencia del narrador, quien pretende enseñar a hablar a un mono. Dándose entre ellos todas las singularidades del cariño entre una persona y un animal, sólo será al final cuando, antes de morir, el simio pronuncie unas palabras para pedir agua a su amo.

                   Previamente, se ha retratado con magistral pericia la humanización de la bestia. A destacar lo fidedigno que resulta el fragmento dedicado a mostrarnos como Yzur, el chimpancé, afianza el amor que tiene a su dueño cuando éste, después de haberle pegado por no querer hablar -su criado le ha dicho que ha escuchado pronunciar algunas palabras al simio-, se arrepiente y comienza a prodigarle cuidados.

***

                   La estatua de sal da cuenta de cómo un hombre santo, Sosistrato, mediante el consejo de un extraño viajero -que no es sino el mismísimo Satanás- tiene oportunidad de llegar a la estatua de la mujer de Lot, aquella cuyas formas quedaran condenadas a la sal después de que se volviera a mirar hacia Sodoma y Gomorra. Pese a que en un primer momento ha sabido vencer a la tentación, frente a la condenada no puede por menos que aplicarla el procedimiento por el que la desdichada vuelve a la vida. Es entonces cuando Sosistrato le pregunta lo que vio. Ella se resiste a contarlo. Ante la insistencia de él acabará por contárselo al odio. Automáticamente, el que fuera un hombre santo caerá fulminado sin que al lector, en un alarde de inteligencia narrativa, se le llegue a contar lo que Sosistrato ha sabido.

***

                   Igualmente interesante, aunque nada fantástico -nostálgico cabría decir si hubiésemos de aplicarle un calificativo- se nos presenta Abuela Julieta. La anécdota contada en sus páginas es la de un cuarentón y una sexagenaria, sobrino y tía respectivamente, que no tienen a nadie más en el mundo que a ellos mismos.

                   Pudientes, cultos y solitarios ambos, las partidas al ajedrez que disputan regularmente constituyen la única distracción de sus tristes vidas. En una de éstas, después de que el autor nos haya referido cómo la extraña pareja se ama desde que él, siendo un niño, estuviera enfermo, tía y sobrino se confiesan el sentimiento que les une.

***

                   El vaso de alabastro y Los ojos de la reina forman un díptico que se encuentra entre lo mejor del texto. En la primera de estas piezas se nos propone la experiencia del miembro de una expedición a la tumba de un faraón. Habiendo salvado nuestro arqueólogo a uno de los nativos que les acompañan de morir en las fauces de un cocodrilo, el egipcio le devolverá el favor advirtiéndole que se quede atrás al entrar en cierta cámara de la pirámide. En dicha estancia, será descubierto el vaso al que alude el título, donde se guarda el perfume de la muerte. El expedicionario que lo huele, un lord inglés, perecerá algunas semanas después.

                   En las últimas páginas de este interesante cuento se habla de una mujer que ha provocado el suicidio de dos hombres. Ella es la protagonista de Los ojos de la reina, segunda pieza de este magno díptico. Acaso la mejor y la que más me ha sugerido de todas las aquí reunidas. Se trata de la reencarnación de una antigua divinidad egipcia: la Señora de la Mirada. Mujer de extraordinaria belleza, el reflejo de "la egipcia del Plaza" -como se la llama en Buenos Aires- es letal. Me explico: descubierto en una tumba un espejo por dos exploradores ingleses, al ir éstos a mirarse en él, no su imagen la que ven, sino la de Señora de la Mirada. Subyugados por la Belleza de tan bella dama "el deslumbramiento entró en sus almas, quitándoles toda potestad de palabra y reflexión, hasta poseerlas en un vértigo que inspiraba la delicia insaciable, y con ello necesariamente la muerte".

                   Cuando el espejo obra en poder del narrador, éste podrá comprobar como, en efecto, no muestra el reflejo de quien se mira en él, si no la subyugante belleza de la Señora de la Mirada.

 

 

]]>
Javier Memba Thu, 27 Nov 2014 16:00:00 +0100