Gente Blogs http://www.gentedigital.es/blogs/ Sun, 01 May 2016 11:57:48 +0100 FeedCreator 1.7.2 ... Y seguimos en campaña http://www.gentedigital.es/blogs/leon/29/blog-post/11791/-y-seguimos-en-campana/ Los resultados del 20-D ya hacían pensar que habría que volver a las urnas. El ansia de Pedro Sánchez por ser presidente y su insulto a Rajoy al llamarle “indecente” en el debate televisivo hacía imposible la gran coalición PP-PSOE-Ciudadanos. Otras alternativas no daban los números, ya que la opción de izquierdas necesitaba de los votos independentistas y eso ‘marcaba’ demasidado. Pues otra vez a votar. Seguiremos en campaña hasta el 26-J. Que decidan los ciudadanos lo que los políticos no han sido capaces. León pierde un diputados y la UPL quizá vuelva a la lucha electoral.

]]>
José Ramón Bajo Fri, 29 Apr 2016 08:00:00 +0100
conservatorio: desafine gener http://www.gentedigital.es/blogs/leon/29/blog-post/11790/conservatorio-desafine-gener/ Quizá el consejero de Educación, el leonés Fernando Rey, vio tan claro el nuevo Conservatorio de León en el edificio anexo al estadio que obvió los detalles. Bueno, bonito y barato. ¿Qué más se puede pedir?, debió pensar. Y el 7 de abril se lanzó al ruedo en compañía del alcalde de León, Antonio Silván, para presentar el convenio de cesión con lo simples datos de dos planos de las plantas 1 y 2 del citado edificio (con algo más de 1.600 m2 cada una) y una inversión de 4,5 millones para adaptar el edificio a moderno Conservatorio, a tener una parte administrativa para la Delegación Provincial de Educación e incluso para acondicionar otra parte para el recinto ferial del Ifycel.
La euforia apenas duró unas horas; las que pasaron desde las 7 de la tarde del día 7 a la rueda de prensa del PSOE del día 8 a las 11 horas, que se convirtió en la punta de lanza de las protestas del resto de partidos de la oposición -terminando incluso por arrastrar a Ciudadanos, que había dado su visto bueno al PP-, de profesores y alumnos del Conservatorio y de la mayoría de las asociaciones culturales, políticas y vecinales de la ciudad.
El Ayuntamiento de León respondió con rapidez mostrando las instalaciones y ‘añadiendo’ la planta baja ‘redondeando’ una superficie total de 5.000 m2 dejando para el Ifycel otros 4.000 m2 en la planta baja bajo las gradas y ‘más interiores’. Pero tampoco surtió efecto y el consejero tuvo que venir a dar la cara al Conservatorio y escuchar las quejas de profesores, alumnos y padres. Al consejero no le convencieron los argumentos (una zona lejana del centro, mal comunicada, poco segura... y en un estadio de fútbol) y a los padres tampoco las razones de Rey. Un diálogo de sordos...
UPL convocó una manifestación el lunes 18 de abril, pero la canceló para sumarse a la convocada por la propia comunidad educativa del Conservatorio para el 21 de abril. Manifestación que se celebró a pesar de la marcha atrás del Ayuntamiento de León a la cesión del edificio tras la negativa de Ciudadanos a apoyar dicho acuerdo.
Entre medias, el consejero Rey mostró en las Cortes de Castilla y León la simulación de cómo quedaría el Conservatorio... Podría haberlo hecho antes,... pero sólo reaccionó ante el rechazo a su propuesta.
Y otro error: la manifestación apenas convocó al 20% de las más de 13.000 firmantes contra el traslado del Conservatorio al estadio. Y en medio, la Diputación, propietaria del actual edificio. Un lío por culpa de un desafine general al que hay que dar solución con los escasos recursos que dice tener la Junta.

]]>
José Ramón Bajo Fri, 29 Apr 2016 07:30:00 +0100
El verano de Villa Diodati http://www.gentedigital.es/blogs/javiermemba/65/blog-post/11789/el-verano-de-villa-diodati/             Ayer se cumplieron doscientos años del comienzo del viaje de Lod Byron y su médico, John Polidori, por el Continente. El periplo, tras su encuentro con los Shelley, culminaría en el verano de Villa Diodati. Allí, en la hoy legendaria residencia suiza, tendría lugar el duelo de ingenio que vio nacer a dos de los tres mitos del triunvirato rector de la novela y el cine de miedo: la abominación de Frankenstein y el Vampiro. Vaya este fragmento del capítulo que dediqué a aquel estío glorioso en No halagaron opiniones (Un recorrido por la literatura maldita, heterodoxa y alucinada) (Huerga y Fierro, Madrid, 2014) a modo de conmemoración de aquellas jornadas:

Antes de que los amantes de la literatura fantástica y de la literatura en general la convirtieran en un inmueble legendario, cierta residencia que todavía se alza en la orilla del Lago Leman más próxima a Ginebra, era conocida por sus vecinos como la casa Cologny. El Diodati del que tomó el nombre con el que habría de pasar a la historia fue un teólogo, Giovanni Diodati, que la mandó construir en una fecha imprecisa. Según algunas fuentes, en 1639, el insigne bendito que fuera su primer propietario alojó en ella al mismísimo John Milton. Aunque los últimos estudiosos de Frankenstein han desmentido este punto argumentado que la mansión fue edificada en 1710, con lo que difícilmente hubiera podido albergar al autor de El paraíso perdido (1671) sesenta y un años antes.

Lo que nadie duda es que Honoré de Balzac la visitó a finales 1833. El francés viajó a ella atraído por la experiencia allí vivida, en el verano de 1816, por una colonia inglesa integrada por lord Byron, Percy Bysshe Shelley, Mary Shelley, John Polidori e incluso Claire Clairmont. Malditos, heterodoxos y alucinados todos ellos en su Inglaterra natal, de la que habían huido espantados, casi doscientos años después se impone la entrada en matices sobre las distintas intensidades y calidades de los estigmas que obraron sobre ellos.

###LEER_MAS###

Así, mientras la Historia de la literatura ha brindado a Byron y a los Shelley el privilegiado lugar que se merecen en ella, glorias y laureles que ya comenzaron a disfrutar en vida pese al escándalo que provocaron sus procacidades y licencias en los bienpensantes de sus días. Para nuestro dilecto Polidori el olvido de la posteridad sucedió al desprecio de su tiempo.

Si para los amantes de la literatura en general, Villa Diodati es una fábula por haber servido de telón de fondo al estío más célebre de la poesía romántica, para los de la literatura fantástica en particular lo es por haber acogido el alumbramiento de dos de los grandes mitos del triunvirato que presidirá la literatura de terror de los años venideros: la abominación de Frankenstein y el vampiro. Salvo lo concerniente al licántropo –tercer mito de ese trío rector de la ficción de horror al que nos referimos, cuyo origen se pierde en leyendas y tradiciones seculares-, puede y debe decirse que el género, tal y como se concebirá en los años venideros, tanto por la narrativa como por el cine, nace en aquellas veladas estivales de Villa Diodati.

Ahora bien, mientras la huella de Frankenstein se verá proyectada –y debidamente reconocida por la crítica, hay que insistir- en toda esa serie científicos locos empeñados en la creación de la vida –estirpe que abarca desde el doctor Moreau de Wells hasta el doctor Raymond de Arthur Machen-, la gloria de haber creado el vampiro le será atribuida a Bram Stoker.

En efecto, puestos a buscar los orígenes del no muerto, suelen remontarse a la experiencia de Vlad IV (1431-1476). Héroe nacional rumano, el voivoda de Valaquia fue apodado Tepes –el Empalador- porque en su lucha contra los invasores otomanos ordenó el empalamiento de miles de enemigos. También conocido como Dracul –dragón o diablo en lengua vernácula- aunque fue él quien habría de dar nombre al célebre personaje de Bram Stoker, su crueldad fue una característica en la guerra contra los turcos. De hecho, en todos los países que padecieron el yugo otomano, la sangre vertida por los invasores y por quienes se resistieron a ellos fue pródiga en leyendas de vampiros.

Esos orígenes de Drácula pasan también por Erzsébet Bathory, la condesa sangrienta, la alimaña de Csejthe, en la alta Hungría. Así llamada por los cientos de vírgenes que inmoló para bañarse en su sangre en la quimérica busca de la lozanía que su piel iba perdiendo con la edad. Esta otra bestia de la Vieja Europa -muy el la línea de Sade, por cierto- también suele citarse antes –y con más frecuencia que Polidori- en la genealogía del vampiro.

Si señor, desde sus compañeros en Villa Diodati en aquel verano de 1816, hasta la erudición de ayer, de hoy y de siempre, el desprecio y el olvido –acaso el peor de los desprecios- ha sido el destino que la suerte ha dispensado a la obra Polidori. Hasta Claire Clairmont, la auténtica diletante en el verano suizo, hace de menos a nuestro favorito de aquellos días. No en vano, desde que miss Clairmont supo que Polidori viajaba por Europa junto a Byron, vio en él al rival, que en efecto era, por los amores del poeta.

Hija de un matrimonio anterior de una segunda esposa de William Godwin, el padre de Mary Shelley, Claire no tenía ninguna consanguinidad con la futura autora de Frankenstein o el moderno Prometeo, como pretendió Polidori con sus maledicencias -todo hay que decirlo-, que a la postre también fueron a abundar en cuanto de licencioso se creyó que hubo en tan célebre encuentro literario.

Los Shelley (*), a buen seguro a instancias de Claire Clairmont, arribaron a las orillas de Sécheron, pueblecito que según habría de contar Mary en el capítulo séptimo de Frankenstein se halla a media milla de Ginebra, el tres de mayo de 1816, o el quince de ese mismo mes según otros autores. Tras hospedares el Hotel de Inglaterra durante algo más de un mes, se trasladaron a Cologny, en la orilla opuesta del lago Leman, y arrendaron una residencia conocida como Montalègre. Sólo distaba ocho minutos a pie de Villa Diodati.

Milord y Percy Bysshe Shelley aún no se conocían. Siendo el caso que Claire, pese a que sólo contaba quince años ya estaba embarazada de Byron, necesariamente tuvo que ser ella la que presentó a los dos poetas. Así las cosas, cumple reconocer lo importante que fue la aportación de miss Clairmont al mito de Villa Diodati. Aunque no ha llegado hasta nuestros días el diario que la hermanastra sin consanguinidad de Mary Shelley llevó aquel verano, sí lo han hecho algunos de los billetes y misivas que dirigió a Byron, una vez que éste y Polidori comenzaron su periplo por el continente. “Sé que ahora viajas con un médico. ¿Te cuida bien? ¿Siente afecto por ti?”, le pregunta en una de esas notas conscientes del cariz de los afectos que el doctor siente por milord.

Instalada ya la extraña pareja en Diodati, Claire se ha informado sobre Polidori. Con todo, quizás obnubilada por los celos, confunde al médico con su padre –autor de un diccionario- cuando apunta en una de sus encendidas misivas: “Me gustaría que mandaras a Polidori a escribir otro diccionario o con la dama de la que está enamorado. Ojalá fuera ésta su almohada y se marchara a dormir, porque no puedo ir a verte por la noche y que me vea: es tan extremadamente receloso”.

Los recelos de Polidori, a quien también cabría reivindicar merced a ese cinismo que nos llevará a exaltar más adelante a Maurice Sachs -el francés colaboracionista y difamador de Proust-, quedaron expresos con largueza en una carta publicada en el New Monthly Magazine en 1819, anónima pero casi con toda seguridad debida al médico. Allí se ignora deliberadamente que no hay ningún vínculo de sangre entre Claire y Mary para dar pábulo a ciertas escabrosidades de la colonia inglesa en el lago Leman, que condena el Londres más pacato. Bien pudo ser a raíz de esa misiva, anónima pero a buen seguro obra de Polidori, cuando se empezaron a acuñar las primeras leyendas del verano suizo de los escritores. A este respecto es revelador que, aun sin haber lugar para el “promiscuo intercambio” que sugiere nuestro pérfido y no obstante admirado Polidori, Byron fuera a negarlo.

Y bien es cierto que milord, no obstante la elevación de su ideal romántico, también cayó en las miserias y mezquindades de su médico y amante frustrado cuando dio a entender que el hijo que esperaba miss Clairmont en aquellos días era de Percy Bysshe Shelley. No hay duda de que Claire fue amante de Byron. Pero ¿lo fue también de ambos poetas? Muy probablemente.

 

Tal vez fuera Percy Bysshe Shelley el único que estuvo al margen de las miserias y mezquindades con las que se derribó a Polidori en Diodati. Miserias y mezquindades a las que el derribado, siempre que pudo, contestó con más de lo mismo. De hecho, con esa proverbial animadversión de los escritores hacia sus colegas, o si se prefiere con la ira de los frustrados, Polidori, en un primer momento, arremetió en sus anotaciones contra Percy Bysshe Shelley. Lo hizo antes de que La reina Mab (1813), el poema filosófico de Shelley, le cautivara. Cuando esto ha sucedido, en el fragmento de su diario concerniente al primero de junio, el acólito enamorado -pues eso era al cabo Polidori de Byron - escribe: “Shelley es un ejemplo más de cómo el dinero puede inducir a la familia a encerrarte en un manicomio. Sólo le salvó la honestidad de su médico. Desde niño estaba prometido a su prima, pero apareció otro que tenía más de lo que el podría llegar a tener nunca y ella le abandonó por ateo. Pasó por grandes penurias económicas, y aquel amigo a quien había prestado 2.000 libras, aun conociendo su situación, no le ayudó. La señora Shelley nos recita unos versos de Coleridge sobre Pitt [Percy]; todo me hace pensar que es un verdadero poeta”.

(*)En realidad, los Shelley no se casaron hasta diciembre de 1816, tres semanas después de que se suicidara Harriet Westbrook, primera esposa del poeta. Aunque Mary ya usaba el apellido Shelley para evitar las mismas suspicacias, que su libre unión despertaba en Inglaterra, entre los bienpensantes suizos.

]]>
Javier Memba Mon, 25 Apr 2016 08:45:00 +0100
Por un sueldo digno http://www.gentedigital.es/blogs/leon/29/blog-post/11788/por-un-sueldo-digno/ El encuentro en la Casa Consistorial de Valladolid entre su titular, el alcalde socialista Óscar Puente, y el visitante, el popular alcalde de León, Antonio Silván, contó como nota pintoresca con la presencia de una redactora y una ‘cámara’ de RTVCYL que vestían una camiseta roja donde se podía  leer: ‘Trabajadores de RTVCyL: Por un sueldo digno’. Un nuevo sonrojo para los dueños de la ‘televisión regional’ -las llamadas  ‘la 7’ y ‘la 8’- especialistas, al menos el leonés, de sentar cátedra en ética, moralidad  y compromiso, ridiculizando siempre al rival y exagerando sus errores y/o miserias que en lamayoría de los casos son ‘pajas’ que bien se ven en el ojo ajeno mientras se ‘hace el loco’ con las vigas propias. Un poquito de por favor...

]]>
José Ramón Bajo Fri, 22 Apr 2016 08:00:00 +0100
un ‘puente’ entre león y valladolid http://www.gentedigital.es/blogs/leon/29/blog-post/11787/un-puente-entre-leon-y-valladolid/ León y Valladolid siguen estando a unos 135-140 kilómetros por la Nacional 601 (adornada todavía con unos escasos 28 kilómetros de la Autovía A-60 a la salida de las dos ciudades, más por la parte de Pucela -20- que por la capital del Reino de León -8-) y a una hora y cinco minutos en el AVE. Pero dos alcaldes de distinto partido -el socialista Óscar Puente y el ‘popular’ Antonio Silván- han puesto todo su empeño en acercar sentimientos y cambiar una histórica dinámica de enfrentamiento y ‘distancia’ por una etapa de colaboración y entendimiento.
Se puso la primera piedra en León el 1 de octubre de 2015 cuando Puente visitó la ciudad de León y recorrió las zonas más típicas de la ciudad, degustando los ricos productos leoneses servidos por el ‘Camarote Madrid’ o el exquisito cocido maragato del Hotel Real Colegiata de San Isidoro. Puente vino arropado por los directores y/o representantes de todos los medios de comunicación pucelanos, encantados a la excelente hospitalidad leonesa...
El 18 de abril de 2016 se ‘devolvió’ la visita a la capital pucelana, enfrascada ese día en la resaca del éxito de la final de la Copa del Rey de Rugby tras la apoteósica final de la Copa del Rey disputada en una abarrotado ‘José Zorrilla’ entre el Quesos Entrepinares y El Salvador, ambos de Valladolid, con triunfo final para El Salvador.
Esta visita del 18-A fue más de trabajo que protocolaria, también con mucha asistencia de medios, pero sólo a nivel de ‘curritos’ y no hubo el despliegue gastronómico que en León. Ah, y en Valladolid, buenas tapas, pero caras; no son gratis como en León,  ¡¡y qué poco se explota..!! Una visita por la calle Santiago, la exposición ‘Goya y Dalí: capricho surrealista’ y un vino para los más rezagados fue el único añadido protocolario. Silván y Puente -que se reunieron acompañados de varios de sus concejales- presentaron un documento de colaboración intermunicipal abierto y de futuro cuyo objetivo es estrechar relaciones entre ambos municipios con la puesta en marcha de acuerdos institucionales, intercambio de experiencias en servicios, nuevas tecnologías o empleo; programas turísticos, culturales y deportivos. Los pendones de León estarán en Valladolid en septiembre, un mes también histórico pues el AVE mejorará su velocidad y permitirá unir León y Valladolid en 45 minutos. Sólo falta que la Autovía A-60 salga de su letargo. Pero va para largo... Como largo y excesivo fue el mandato de Francisco Javier León de la Riva (PP), 20 años alcalde de Valladolid en los que tanto enfrentó y distanció a Pucela y a León...  Eso sí, la reivindicación autonómica es otro cantar...

]]>
José Ramón Bajo Fri, 22 Apr 2016 07:00:00 +0100
Un día en la ciudad de Tintín http://www.gentedigital.es/blogs/javiermemba/65/blog-post/11784/un-dia-en-la-ciudad-de-tintin/                 Tenía ganas de conocer la capital de Europa desde que supe que es la ciudad de Tintín. Allí, en la calle del Labrador 26, estaba su domicilio anterior a Moulinsart, se nos dice en La oreja rota (1937). Todos los amantes de las aventuras del mejor periodista del mundo sabemos que la portera de aquel inmueble era la señora Mirlo y que también era en Bruselas donde se encontraba la redacción de Le Petit Vingtième, el semanario para el que escribía el personaje que, hace cincuenta y tres años, inauguró mi mitología personal. Y todavía es ahora, estando ya más cerca de los setenta y siete que de los siete años -aquella franja de "jóvenes" a la que iban dirigidos sus álbumes según la publicidad original-, cuando la estampa del "Lechuguino" -que llamaban a El Valiente sus miserables enemigos en aquellas entrañables traducciones de Zendrera Zariquiey- me sigue procurando el don de la infancia infinita.

###LEER_MAS###

Sin embargo, fue hace sólo un par de décadas, dando yo noticia en Metrópoli de una exposición sobre el cómic belga inaugurada en la Fundación Carlos de Amberes de Madrid, cuando empecé a acariciar la idea de viajar a Bruselas. Más concretamente, lo recuerdo bien, fue cuando apunté en aquel artículo: "Bélgica es al cómic lo que Suiza a los relojes".

Dada mi sempiterna falta de presupuesto -y mi tendencia a tirar el dinero las pocas veces que lo tengo-, el viaje se iba haciendo cada vez más peliagudo. Un regreso a Roma, un par de ellos a Londres, a Lisboa, a París... Siempre se imponía el viaje a otro lugar. Hasta que llegó el tiempo aciago, los días de las estrecheces. Mi visita a la ciudad de Tintín, empero la facilidad y la frecuencia con que viajan a ella tantos que no aman sus aventuras, comenzó a parecerme una quimera. Ya tenía trazas de convertirse en otro de esos deseos que pasan sin cumplirse cuando, el pasado día 21, fui invitado a conocer Bruselas, junto a otros cinco periodistas españoles, por cortesía de Brussels Airlines.

Habida cuenta de las circunstancias, comprenderá el lector que haya tardado tres semanas en venir a dejar constancia en mi bitácora de lo feliz que fui en ella el pasado 21 de marzo, un día antes de que la barbarie de unos asesinos anegara de sangre el mismo suelo donde dio comienzo uno de los días más felices de mi vida: la satisfacción de un deseo que ya daba por imposible. El motivo de la invitación era la asistencia a la presentación de un avión que la compañía acaba de tunear con imágenes del gran René Magritte. Sin embargo, a fe mía, subrepticiamente, obedeció al culto que rindo a Tintín. De hecho, el tuneo del Airbus A320 de la compañía con motivos de La clarividencia (1936), uno de los óleos más sugerentes de Magritte, era consecuencia del éxito de una iniciativa anterior, en esta misma línea, con estampas del gran Hergé: el avión de Tintín. Más aún, el único periodista del grupo no especializado en viajes era yo.

            Ya desde el comienzo de aquel día de dicha, mientras conducía hacia Barajas a la las cuatro y media de la mañana, escuchando a Roy Orbison, fui feliz. Se me antojaba estar viviendo una fiesta en medio de una semana prolongada hasta la desmesura durante un tiempo aciago. Recién llegado a Zaventem, al toparme con el X-FLR6, el cohete con el que Tintín, Milú y el resto de los de Moulinsart se convirtieron en los primeros terrícolas que pisaron La Luna, allá por el año 54, amé la vida como no lo hacía desde que era joven y las cosas iba bien. Al punto mandé la correspondiente foto a Cristina, y lo paré todo para ser aún más feliz en mi encuentro con el Olimpo de mi mitología personal.

Tras la recepción en un hangar de Zaventem, donde nos presentaron a los responsables de la compañía -quienes se congratularon de que el avión más fotografiado de Europa fuera el de Tintín- y nos enseñaron el de Magritte, un tren nos llevó desde el aeropuerto al centro de la ciudad. Allí la nueva emoción me la procuró el descubrimiento de la Grand Place, tantas veces cantada en las canciones de Jacques Brel, otra referencia de mi mitología personal. Ya comiendo en el restaurante Le Roy d' Espagne, pensaba que, si una semana antes me hubieran dicho que me iba a encontrar allí, no hubiera dado crédito. Y es que, tras unos años de fortuna esquiva, llegué a creerme un tipo sin suerte. Pero lo cierto es que soy una de las personas más afortunadas del mundo. Entre otras cosas, porque amo las aventuras de Tintín desde antes de saber leer.

Todo era goce y gracia en las inmediaciones del Manneken Pis. Mientras los otros turistas daban cuenta de los clásicos gofres, yo fotografía con idéntica avidez ese mural que, allí mismo, reproduce en la fachada de un inmueble una viñeta de El asunto Tornasol (1956). Nuestro paseo se prolongó a lo largo de un par de horas por el casco histórico de la ciudad. Entre los muros decorados con viñetas que nos salieron al paso, no faltó una de mis también queridísimos Spirou y Fantasio.

 

No pude visitar ni el Centro Belga del Cómic ni el Museo de Tintín, que ya no está en Bruselas sino en Louvain-la-Neuve. Naturalmente en la calle del Labrador 26, pero a treinta minutos de la ciudad. En apariencia, mi recorrido bruselense no fue mucho más largo que una de esas caminatas que a diario me llevaban a mi querido Carabanchel. Pero me llevó mucho más lejos Ni más ni menos que hasta una ilusión, que -además de hacerse realidad- me devolvió todas esas esperanzas que estuvieron a punto de arrebatarme las prolongadas desdichas. 

]]>
Javier Memba Fri, 15 Apr 2016 13:15:00 +0100
bajadas temerarias http://www.gentedigital.es/blogs/leon/29/blog-post/11782/bajadas-temerarias/ El edificio de la Seguridad Social en el Paseo de la Facultad proyectado iba a costar casi 50 millones de euros. Con la crisis, el PP metió la tijera y dejó el presupuesto en 25.670.166 euros, que suponía una rebaja del 46%. Pero ahí no acaban las rebajas. Y es que  la empresa Vialterra Infraestructuras ejecutará la obra con un presupuesto de ¡¡¡9.921.519,33 euros!!! Es decir, una ‘rebaja’ del 61,35%. Parece imposible que la ejecución tenga que algo que ver con el proyecto... Y en la integración del AVE en León pasó parecido. Se rebajó a más de la mitad el soterramiento y se dejó el proyecto en 50,2 millones,... pero Adif lo ha adjudicado a la oferta más baja en 24,8 millones... ¡¡una rebaja de más del 50%!!  Increíble... Alguien ha metido la pata. No parece nada lógico que alguien haga un proyecto y lo presupueste en el doble de lo que una empresa esté dispuesta a ejecutar el mismo proyecto. O hay gato encerrado. Habrá que vigilar estas ejecuciones....

]]>
José Ramón Bajo Fri, 15 Apr 2016 08:00:00 +0100
Polémico nuevo conservatorio http://www.gentedigital.es/blogs/leon/29/blog-post/11781/polemico-nuevo-conservatorio/ La construcción del nuevo Conservatorio de Música de León se encuentra en un callejón de difícil salida. La Consejería de Educación, que dirige el leonés Fernando Rey, decidió dotar de una nueva sede al ‘viejo’ Conservatorio de Santa Nonia, propiedad de la Diputación, institución que precisameante ‘ejerció’ durante muchos años la ‘competencia impropia’ de la enseñanza musical (que no es obligatoria). En tiempos de la difunta Isabel Carrasco se puso fecha al final de esta situación traspasando la enseñanza a la Junta y fijando en 300.000 euros la renta anual por el alquiler del edificio. (Ven, para qué las autonomías si se dedican a engordar la administración sin preocuparse primero de ejercer y financiar sus compentencias...). El plazo debería finalizar en 2018 y el consejero leonés se puso manos a la obra buscando algo bueno, bonito y barato al no poder afrontar los más de 10 millones y los 6-7 años que tardaría en construir un nuevo edificio en la parcela cedida al final de La Palomera, además de mantener la ‘renta’ con la Diputación y el flagrante incumplimiento.
Y se puso en contacto con su amigo Silván, alcalde de León, y le ofreció alguna que otra posiblidad, pero la que más convenció fue la del edificio anexo al Nuevo Estadio Reino de León -la ‘barriga’ este mirando al Bernesga-, que apenas  se utilizó un par de años como recinto ferial (IFYCEL) y donde la crisis enterró una inversión de 3,8 millones. El Conservatorio ocuparía las tras plantas (baja, primera y segunda) con una superficie de 4.950 metros cuadrados, superficie que supera a la de los conservatorios construidos por la Junta en otras ciudades. El Ayuntamiento cedería el uso para este fin y la Junta invertiría en torno a 5 millones de euros en adaptar el ‘esqueleto’ de un edificio bastante abandonado en un moderno Conservatorio donde también cabría un auditorio de 400-500 espectadors, una cafetería y una zona para agrupar servicios dispersos de la Dirección Provincial de Educación. Era como ‘matar’ varios pájaros de un tiro: la Junta cumplía con su compromiso invirtiendo una cantidad asumible, el Ayuntamiento daba utilidad a unas instalaciones de comienzos de siglo bastante abandonadas y recuperaría la parcela de La Palomera y la Diputación podría hacer planes para adaptar ‘su edificio’ y agrupar servicios dispersos... Pero estudiantes y profesores no quieren el traslado. “No nos vamos al estadio”, gritaban ante un consejero decidido a afrontar la obra porque no le convencen los argumentos de inseguridad y lejanía del estadio “salvo que haya una voluntad ciudadana en contra”...

]]>
José Ramón Bajo Fri, 15 Apr 2016 07:15:00 +0100
360 parados menos http://www.gentedigital.es/blogs/leon/29/blog-post/11780/360-parados-menos/ 360 parados menos. El paro  disminuyó en marzo en 360 personas en León, un 0,89%. Así los 40.444 desempleados registrados en febrero quedaron el 31 de marzo en 40.084 personas,19.018 hombres y 21.066 mujeres. De ellos, 3.632 son desempleados menores de 25 años; 1.995 hombres y 1.637 mujeres. En Castilla y León el número de desempleados se redujo en marzo un 1,4%, con 2.964 parados menos que el mes anterior hasta los 198.242 parados, mientras que en el conjunto nacional el descenso fue del 1,4% y 58.216 desempleados menos hasta las 4.094.770 personas sin empleo. El turismo, con la Seman Santa como bandera, fue la clave del descenso de parados; eso sí, con un exceso de trabajo temporal. Otra buena noticia: también creció el número de personas trabajando con una subida en la afiliación a la Seguridad Social de 138.086 cotizantes, hasta los 17.305.798.Que sigan creciendo...

]]>
José Ramón Bajo Fri, 08 Apr 2016 08:00:00 +0100
Déficit, autonomías y corrupción http://www.gentedigital.es/blogs/leon/29/blog-post/11779/deficit-autonomias-y-corrupcion/ Uno de los ‘grandes acuerdos’ de Albert Rivera con Pedro Sánchez fue el de la supresión de las Diputaciones. Pues menuda la ha liado en Soria, donde se está cargando de un plumazo el apoyo electoral más que aceptable que Ciudadanos ha tenido en las últimas convocatorias electorales. Da la impresión de que el líder ‘Ciudadano’ no ha andado nada fino con esta medida, que en su día también defendió el PSOE de Rubalcaba, y que ahora Rivera defiende con especial ahínco. Las Diputaciones son un elemento esencial para la supervivencia y desarrollo del mundo rural y, por tanto, del sector primario. De ahí que no se entienda tanto empeño de Rivera por su supresión o transformación descafeinada en consejo de alcaldes o similar. Y es que el líder de Ciudadanos casi pone esa exigencia al nivel de la lucha contra la corrupción. Esto sí que es una exigencia y ahí si que hay que poner toda la carne en el asador para acabar con tanto corrupto que en la mayoría de los casos sigue campando a sus anchas sin que la Justicia sea capaz de juzgar casos que vienen rodando años.
Las Diputaciones no están señaladas especialmente ni por la corrupción ni por las deudas. Y esto viene a cuento porque el ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, ha puesto el dedo acusador en numerosas autonomías como culpables no sólo de no controlar el déficit sino de aumentarlo a unos niveles muy superiores a los que el Gobierno se había comprometido con la Unión Europea. Las Diputaciones llevan más de 200 años sirviendo a sus provincias y volcándose en el apoyo a sus pueblos y en la promoción de éstos. Más de 200 años de servicio y con unas cuentas saneadas... a pesar de tener que financiar infinidad de competencias impropias en sanidad, educación,servicios sociales... para mejorar la calidad de vida de las provincias. Unas competencias a las que ni el Estado antes ni las comunidades autónomas ahora ni llegan ni quieren llegar, aun cuando está claro quién debe financiar dichas competencias. Y ahí están las autonomás, que en menos de 40 años están endeudadas hasta las cejas al reproducir los mecanismos y vicios expansivos del Estado con toda su parafernalia y burocracia, duplicando servicios que ya cubre el Estado y dejando sin financiación otros que son vitales en una sociedad moderna y dejando escapar y hundir a Caja España... Seguro que hay que modificar el modelo de Estado, corregir ‘vicios y establecer con claridad quién ejerce las competencias y cómo se financian, pero las Diputaciones,... lo último ‘a tocar’.

]]>
José Ramón Bajo Fri, 08 Apr 2016 07:30:00 +0100