sábado, 25 de mayo de 2019 12:28 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Luisgé Martín

El infierno son los otros

Los Valores

Archivado en: Zara, Mango, Urdangarín, Valores

Mi amiga Agirosa Prop, que sigue este blog con la misma fe con que un penitente podría calzarse el cilicio en la cintura, sabiendo que sus pecados podrán ser absueltos en otra vida y sus padecimientos convertidos en gloria bendita, me regaña amistosamente por escribir mi anterior post acerca de Amancio Ortega, que, según ella, ha hecho el pobre lo que hay que hacer, puesto que una empresa no es una ONG.

A mi amiga Agirosa ustedes no la conocen, pero conocen a muchos otros iguales a ella. Mi amiga Agirosa pertenece a una generación que se ha pasado la vida hablando de valores y hablando en mayúsculas, pero que a la hora de la verdad sólo reconocen los valores del mercado de valores. Mi amiga Agirosa forma parte de un grupo ideológico antropológicamente fascinante que reivindicaba el marxismo-leninismo, la autodeterminación de los pueblos, el sexo libre y no sé cuántas cosas más, y que ahora, andado el tiempo -esto es la vida, quién lo duda-, reivindica el derecho de Amancio OrtegaMango a no pagar impuestos si puede evitarlo porque las cosas son así.

Ese grupo ideológico -aunque no solo- habla todo el día de valores. Es más: habla todo el día de Valores. Esos Valores nunca se acaban de concretar en nada, salvo en el Esfuerzo, que se ha vuelto al parecer imprescindible. El Esfuerzo es el único Valor que a mí me queda claro. Pero si te has esforzado mucho, ya puedes pagar los impuestos en Irlanda (aunque luego pronuncies la palabra España con mucho énfasis, como si llevara una hache aspirada al principio), explotar a tus trabajadores (que tendrán que esforzarse más) y ponerte el mundo por montera.

Mi generación no es mucho mejor que la de Agirosa Prop, pero al menos tendrá que sonrojarse menos, lo que a mí me parece un alivio. Mientras tanto, yo sigo confiando en que alguna vez los que hablan de Valores nos muestren esos Valores o en que, alternativamente, dejen de hablar de Valores y trinquen coherentemente.

No obstante, y siguiendo el consejo de mi amiga Agirosa, voy a hablar de Urdangarín, que según ella está más de moda que Amancio Ortega. Y voy a hacerlo mostrándoles la campaña publicitaria que una empresa también textil, competencia directa de Zara, va a realizar próximamente. No se ha revelado el caché que cobrará Su Alteza.

 

Publicado el 18 de enero de 2012 a las 00:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 24

1 | Agirosa - 19/1/2012 - 00:54

Me gustaria poder replicarte como te mereces, aunque me temo que nunca podré,no tengo el poder de la palabra ni de la escritura. Por el momento quiero decirte que me siento feliz de ser objeto de uno de tus post, ya sabes me gusta eso de que hablen de mi aunque sea mal. Y si viene de ti mucho mejor, esta noche me quito el cilicio. De todas formas estoy en un mal momento: ha perdido el RM.
Aparte de esto un par de anotaciones
1 veo que estas al día en la red, yo también he recibido el mismo chiste fácil sobre U.
2 esto es muy serio, yo y muchos de mi generación hablamos de VALORES y no trincamos. Podremos estar equivocados, pero lo de trincar creo que lo hacen mas los de la tuya, a los que se les ha dado todo hecho, claro que esto, lamentablemente tiene que ver con el esfuerzo. El esfuerzo de muchos para seguir siendo los mismos de siempre. Pero veamos si alguien dice algo mas sabroso sobre todo esto.

2 | Luisgé - 20/1/2012 - 03:49

Querida Agi:

1. Me conduelo por lo del Madrid, aunque yo, es evidente, iba con el Barcelona.
2. Sí, lo confieso, soy de clase media media, en esto de la red.
3. Es materialmente imposible que todos los que hablan de valores trinquen, por razones de mero darwinismo social. En segundo lugar, me parecería cuando menos patético que nos pusiéramos a competir para ver qué generación ha trincado más. Mi impresión es que está bastante repartido, y creo que lo seguirá estando en el futuro, pero me sorprende que hayas olvidado tan rápido. En tercer lugar, decir que a mi generación se le ha dado todo hecho lo tomaré por el lado del sarcasmo o del olvido que el paso del tiempo trae. Manda huevos. Y respecto al esfuerzo, a mí no me parece ni bien ni mal, como el amor: depende cómo, dónde y por qué. Pero como único valor en liza (sigo sin escuchar otro, dado que, por ejemplo, pagar impuestos en Irlanda es lo que hay que hacer) me parece ya un poquito autoritario, rancio y pesimista. Hemos regresado de la civilización del ocio a la del esfuerzo y el sudor de la frente. Tanta civilización para esto me decepciona, la verdad. Yo, además, como debo de ser un rojo incorregible, sigo prefiriendo esas cosas que se buscaban en tu juventud (cuando estábais haciendo eso que nos dejásteis hecho) como la solidaridad, la justicia social, la cohesión, el humanismo lúdico, la inculcación de hechos culturales más allá de los balances contables y de la rentabilidad y eficacia económica... Esas pequeñas cosas que no se quedaron muy hechas y de las que ahora sólo hablan cuatro chalados que no pueden competir con todos los que repetís cada día que lo que hay que hacer es aprender a competir.

3 | Cristina - 20/1/2012 - 20:58

Había decidido ya recoger el guante lanzado por doña Agi a los incondicionales del blog. Aunque Luisgé se me ha adelantado en la respuesta, allá voy. Desde luego soy fiel lectora del blog y ... para lo contrario de hacer penitencia, para gozar al abrigo de la lumbre.
Pertenezco a la misma generación que Luisgé y, sobre todo, participo de esa sensibilidad con la se que disfruta al leer entradas de este blog como las dedicadas a Rosa Díez y a Félix de Azúa, mientras que se siente náuseas ante el desvarío, el guapismo y la desfachatez de que hacen gala los Sánchez-Dragó, César Alonso de los Ríos, etc que en el mundo han sido (los Pío Moa, si se quiere dar colorido a la caricatura). Los otrora exultantes militantes de la izquierda del caviar aterrizan ahora en esa "sensatez" y esa "madurez" que conducen a las mayores aberraciones neoliberales, conservadoras o fascistas (que ellos mismos se sirvan). Y, claro, los humildes encuadrados en la izquierda de la berza no entendemos nada. Por decir algo. Debe de ser muy estresante esta disposición para estar siempre à la page. Y, desde luego, contemplarlo "hiela el corazón". Aunque, bueno, eso nos pasa por tenerlo. Y si, además, hemos intentado, modestamente,desarrollar también un poco la cabeza, el efecto es devastador.
Efectivamente es escandaloso que los impuestos derivados de la actividad empresarial de ZARA terminen en Irlanda. Pero no es casualidad. Por allí no existe prácticamente la enseñanza pública, casi toda la escuela es católica y cuando un trabajador con escasos recursos tiene un problema de salud, se lo piensa antes de acudir a un médico y... finalmente no va: debe pagar la consulta. Del resto de los servicios públicos para qué hablar. Es el modelo. Hacia allí vamos. Cuando por fin lleguemos, podrán ya los Amancio Ortega encontrar en la tierra patria el nivel impositivo adecuado para su empresa-no-ONG (tan precaria ella), dejando así de oficiar de emigrantes gallegos.
Dejando a un lado el sarcasmo, lo que no tiene nombre es que PUEDA HACERLO. ¿Cómo es posible que la legislación europea permita, ampare, por no decir empuje hacia esas prácticas? En fin, ya sabemos cómo. De eso se trata.
Para terminar decir que mi distinción entre izquierda del caviar e izquierda de la berza (este término se lo he tomado prestado a J. Eduardo Zúñiga)no radica en el origen social del "practicante" sino en el carácter genuino y no volátil ni frivolo del compromiso (moral y práctico) que se adquiere cuando uno mira, entiende, siente y se plantea como irrenunciables la justicia social, la igualdad, la solidaridad y todos los hitos mencionados antes por Luisgé. Cuando uno se plantea en qué mundo quiere vivir y qué mundo quiere dejar a los hijos. En definitiva, cuando uno siente que no es libre si los demás no lo son.
Quedaremos cuatro chalados, Luisgé, pero yo, desde luego, no pienso cejar en mi rojería. (Me ha encantado tu comentario de respuesta).
La longitud de mi comentario es absolutamente impresentable. Pero ya sabes que es una vez al año. Soy muy tímida. Pero cuando me lanzo, no me detengo.
Como hace doce meses te escribí, Luisgé, te deseo sinceramente lo mejor para el nuevo año. Y, desde luego, aquí seguiremos. Necesitamos tu aliento.

4 | Luisgé - 22/1/2012 - 20:48

Cristina, mil gracias por tus palabras. No sobre mi blog (que también, por supuesto) sino sobre lo que todavía estamos a tiempo de ser. Saber que sigue habiendo personas que creen en que los balances no son el centro del universo me da alegría.

5 | AgirosaRosa - 22/1/2012 - 20:59

Que seria de nosotros sin tantos buenissssmos que son y en el muno han sido...!!! gracias Cristina, tu inocencia y sencillez me enternece,Gracias, Luis que iluminas con tus valores mi oscura vida izquierda del caviar virtual, que es lo peor de todo. ser pobre y de derechas agifascista,,,, Ah,,,pero otra España es precisa, seguro que vendrá.

PD ME DISCULPO POR LOS NO ACENTOS PERO ESCRIBO DESDE UNA IPAD Y AUN. NO SE COMO PONERLOS,

6 | Luisgé - 22/1/2012 - 22:00

Querida Agi:

Posiblemente por lo único que no deberías disculparte es por los acentos; es uno de los pocos rasgos de humanidad que te quedan. (Aunque la humanidad, como la bondad, seguramente es algo que te desagrada). No obstante, y dado que fundamentalmente soy bueno bueno, te lo voy a explicar: mantienes pulsada la tecla de la vocal y se te despliega un menú con todas las posibilidades de acentuación. Eliges la que prefieras. Porque la gramática, como tu vida, tiene muchas posibilidades de acentuación. Lo malo debe ser (digo yo, pero sin duda equivocado) poner tantas tildes que al final no se sabe bien dónde está en realidad el acento.

Como decía Oscar Wilde (o debió decirlo), es mucho peor la falta de estética que la de ética. Me entristece que hayas acabado siendo agifascista, pero me entristece más que uses el lenguaje de Jiménez Losantos y Alfonso Ussía. Eso sí que es realmente imperdonable.

7 | Cristina - 23/1/2012 - 16:49

De nada, AgirosaRosa, inocente y sencillamente. Los muertos que vos matáis gozan de buena salud.

8 | Rosa - 23/1/2012 - 18:29

Simple y sencillo, efectivamente, y con un lenguaje claro y expresivo. Ay, Zorrilla, Zorrilla!

9 | Luisgé - 23/1/2012 - 20:48

Agi, no me gusta llegar nunca a estos niveles de descalificación absoluta, pero como te quiero te lo digo: Zorrilla nunca escribió esos octosílabos. Y cuando digo nunca digo nunca. Es que de tanto leer El Mundo acostumbráis la mente a tomar la leyenda por verdad.

10 | rosa - 23/1/2012 - 21:13

Sabia que hay un debate sobre eso, pero lo de Zorrilla me encantó Es una licencia poética.. De todas formas, esta descalificación es agua de rosas comparada con los calificativos que me dedicas -o que dedicas- a los que no comumlgan con tus ideas u ocurrencias. se puede ser mordaz, pero lo del insulto ya me parece más serio. cuando tenga tiempo y ganas te contestaré.

11 | Rosa - 23/1/2012 - 21:17

PD. No leo el mundo, al menos cotidianamente. Apuntas mal una y otra vez.

12 | Luisgé - 23/1/2012 - 22:33

¿¿Una licencia poética?? ¿¿Zorrilla Zorrilla?? Definitivamente lees demasiado a Ussía. Y parece que también a Antonio Burgos. Eso no se llaman licencias poéticas, Rosa. No te digo cómo se llaman para que no digas luego que te insulto.

No te engañes: no hay ningún debate acerca de si Zorrilla lo escribió o no. No lo escribió. Tampoco hay debate acerca de si Dios hizo el mundo en siete días o si fue evolucionando. Lo que pasa que os gusta llamar debate a esas cosas: lo que es verdad vs. lo que no.

La palabra "ocurrencia" también forma parte de este lenguaje refinado y lleno de ecos proustianos que usais. Pero yo creo que no está a tu altura. A veces deberías tirar más de los idiomas, que da brillo a lo que no lo tiene.

Iba a decirte que estabas perdiendo el sentido de la ironía, pero la verdad es que no estoy muy seguro de que lo hayas tenido nunca. No sé a qué "insultos" tienes que responderme. Voy a meditarlo.

La verdad es que jamás pensé que te convertirías en una de mis musas. Pero debo rconocer que cumples todas las expectativas.

13 | Luisgé - 23/1/2012 - 22:36

Ah, lo olvidaba: aunque no lo creas me gusta mucho debatir acerca de las ideas de los que no comulgan con las mías. Siempre que sean ideas, claro. Habría estado encantado de hablar contigo de valores. Siempre que hubieras puesto alguno sobre la mesa.

Haces muy mal en no leer El Mundo, es fantástico.

14 | Cristina - 23/1/2012 - 23:52

"Les morts que vous tuez se portent très bien". Le menteur, de Pierre Corneille. Un par de siglos antes de don José. No lo he introducido antes en el debate porque el comentario de doña Rosa me pareció, al leerlo, más interesado en el manejo de las licencias poéticas que en el estudio de la Historia de la Literatura.

Gracias, Luis, por tu implícita opinión sobre algunas formas de las susodichas licencias. Por cierto, me parece espléndido tu uso tan certero de las tres primeras acepciones, en el diccionario de la RAE, del término "fantástico". Es triste que diez millones y medio de personas se inclinen por la cuarta... Como eso, todo lo demás.

15 | Rosa - 24/1/2012 - 00:18

Me quito el sombreo Señá Cristina, que fantástica lección! Glup! Ésta que lo es en su ignorancia ni siquiera sabe buscar en el gugel todas esas cosas que a los pobres ignorantes no se nos alcanzan. Pero en fin, me cansa este menaje a tres -perdón una vez mas , esta vez por mi falta de dominio de los idiomas- así que me las piro. Que le vaya bien en sus clases. adíeu... ? Se dice así?

16 | Luisgé - 24/1/2012 - 00:22

No. Se dice guz bai.

Y no te moleste aprender, mujer. Si para eso estamos.

17 | roja floja - 24/1/2012 - 19:46

rosa tiene el Valor de decir lo que piensa, a sabiendas de que, enfrentarse a luisgé, significa salir derrotada casi seguro.

18 | Ágil - 26/1/2012 - 14:48

gracias prima, eres un sol!.Esto, el empate del madrid, la semifinal de Nadal, tan mallorquín y español él, y que no de ir el resultado deCamps, me ha levantado la moral. también el días irse de Obama claro.

19 | Ágil - 26/1/2012 - 14:49

gracias prima, eres un sol!.Esto, el empate del madrid, la semifinal de Nadal, tan mallorquín y español él, y que no de ir el resultado deCamps, me ha levantado la moral. también el días irse de Obama claro.

20 | Agi - 26/1/2012 - 14:52

El discurso, no el dies irae!,,, jobs me juega malas pasadas

21 | Luisgé - 26/1/2012 - 15:10

Agi, me preocupas. Primero por tu sintaxis, incomprensible no sólo por Jobs. Segundo por lo de Camps, que incluso siendo incomprensible (¿¿"y que no de ir el resultado"??) hace temer lo peor. Y tercero porque o no entiendes las ironías envenenadas o necesitas no entenderlas.

22 | Agi - 26/1/2012 - 15:56

Eres un pesado y me aburres. Eres un inflexible y pides comprensión cuando tu no entiendes nada, tan pagado estás de ti mismo. Estoy en un sitio com mala conexión de internet, y con el iPad la conexión es peor todavía. Estoy acostumbrada a escribir deprisa y teclear, tengo poca paciencia para revisar mis escritos, pero incluso revisándolos este milagroso chisme escribe lo que quiere y se me escapa. No mereces ninguna explicación, pero te la doy no con ánimo de nada. Quise decir "Y qué no decir del resultado??? (he tenido que escribirlo ahora tres veces pues "salía" mismo que antes) . En fin, lo de Camps es otra cosa y cada uno es muy libre de pensar lo que quiera. Y no te preocupes, supongo que sabes que entiendo tus ironías y las de tus amigos, otra cosa es que me hagan gracia o no. Muchas de ellas son para mi lugares comunes, nada mas. tan comunes y tan vulgares como las/ los míos. Y nunca voy a tirar la toalla aunque me pongas a parir, irónicamente o no.

23 | Luisgé - 27/1/2012 - 04:26

Al menos estamos de acuerdo en algo: soy un pesado.

Te aseguro que en la facultad saqué buena nota en Hermenéustica de segundo y en Palimpsestos de quinto, pero a pesar de eso no he sabido pasar de "y que no de ir el resultado" a "y qué no decir del resultado". Ni siquiera me atrevo a achacarlo a mi indudable inflexibilidad.

A Cristina y a Rosa Floja (que es la más Mortadelo del blog, pues cambia de nick constantemente) no tengo el gusto de conocerlas personalmente, aunque me gustaría poder hacerlo alguna vez. De modo que no son, sensu stricto, mis amigas. De ser alguien mi amigo lo eres tú únicamente. Lo digo para evitar malentendidos de pandillismo irónico.

No obstante me alegro de que entiendas las ironías de todos y que aprecies unas más que otras. Desde Homero, casi todo son lugares comunes, pero unos lugares más comunes que otros.

A Camps quizá le dedique un post. Pero no creo que en esto, como en otras cosas, la cuestión esté en la libertad de pensamiento. Yo creo que es otra cosa.

Nunca quise que tires ninguna toalla. A diferencia de ti, que te aburres con mucha facilidad, yo no me aburro. Y me alegro de tenerte al otro lado de una mala cobertura de iPad. Aunque casi siempre me gustaría menos cuerda y más chorizo.

24 | mortadela ibérica - 27/1/2012 - 12:28

es verdad,luisgé y yo no somos amigos-amigos. a mí lo que me gusta es leer su blog. escribe muy bien(esa música), aprendo muchas cosas, a veces veo cómo pone palabras a lo que yo también pienso pero no sé decir tan bien, me divierto...
pero esto es un blog, así es que me alegro cuando hay comentarios al post. por eso, y léase sin ironía, me gusta que se diga lo que se piensa y también que haya gente incombustible. para los que en la vida real sois así: felicidades. yo soy un poco más..., un poco más flojilla.
en fin, no me atrevería a pedir un ramo de rosas para el blog (mucho curro para luisgé), pero una rosa está muy bien.

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Luisgé Martín

Luisgé Martín

Un blog con olor a azufre y a carne quemada. Ciberllamas en las que arderán todos: no habrá ningún títere al que le quede la cabeza sobre los hombros. El convencimiento es claro: el infierno existe y son los otros. Basta con abrir los ojos y mirar el mundo alrededor. Hablaré de libros, de películas, de canciones y de paisajes extranjeros, pero siempre con el tridente desenvainado.

· En Facebook: facebook.com/luisgemartin

· En Twitter: twitter.com/luisgemartin

Biografía: Madrid, 1962. Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Gerencia de Empresas. Autor de los libros de relatos Los oscuros (1990) y El alma del erizo (2002), la colección de cartas Amante del sexo busca pareja morbosa (2002) y las novelas La dulce ira (1995), La muerte de Tadzio (2000), ganadora del Premio Ramón Gómez de la Serna, Los amores confiados (2005) y Las manos cortadas (2009, publicada, como la mayor parte de su obra, por Alfaguara). Ganador del Premio del Tren 2009 "Antonio Machado" de Cuento, que convoca la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, con el cuento Los años más felices.

 

La mujer de sombra Las manos cortadas Los amores confiadosAmante del sexo busca pareja morbosaEl alma del erizoLa muerte de TadzioLa dulce iraLos oscuros

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD