lunes, 24 de septiembre de 2018 01:06 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de José Juan Taboada

De caza

Caza en Abierto, la esencia de la caza salvaje en un entorno único.

Uno de los comederos instalados para suplir las carencias de las estaciones más durasMucho se escribe y se habla a favor y en contra de la caza y más aún sobre la caza salvaje o la caza en bote. En los últimos años ha proliferado el afán por el coleccionismo de trofeos de caza, lo que ha provocado un crecimiento exponencial de la caza en cercones o fincas dedicadas a la cría de grandes ejemplares machos.

No voy a entrar a valorar lo ético o no de esta práctica. No es ese el espíritu de estas líneas. Afortunadamente, todavía queda gente como Emilio Sanz-Pastor Rivas que apuesta por la gestión cinegética en espacios abiertos, en donde poder conseguir imponentes ejemplares de lobo, corzo, ciervo y jabalí. La caza en espacios abiertos es una vuelta a la tradición, a las raíces, a la forma ancestral de conseguir especies cinegéticas.

Esto que suena a mito, a utopía, y que a muchos recuerda la caza salvaje en África, es aún un hecho en nuestro país. Emilio Sanz-Pastor es un cazador que lo lleva en la sangre, que le viene de familia. Desde niño ha vivido el campo como lo que es, un espacio natural en el que viven en armonía diferentes especies animales y vegetales. Es un cazador que huye de grandes cacerías en las que se abaten decenas de ejemplares en fincas cercadas. A Emilio Sanz-Pastor le gusta la caza en justa lid, esa en la que el cazador y su presa tienen una relación de igual a igual, en la que gana el que es más listo, silencioso y astuto. Es amante del rececho, del acecho y de la espera, pero siempre en espacios abiertos en los que los animales tienen todas las oportunidades para escapar, en los que son ellos los que deciden cuándo es el momento de dejarse ver y en qué lugar. La incertidumbre está presente en cada jornada de caza.

“Caza en Abierto es una organización dedicada al fomento, mejora y gestión del Medio Natural y de las especies cinegéticas que, de forma libre y salvaje, se encuentran en nuestros cotos. Por tanto, consideramos la caza como un medio de gestión y no como un fin en sí mismo, reinvirtiendo los ingresos en mejoras y gestión del medio natural”,  afirma Sanz-Pastor.

‘Caza en abierto’ es una apuesta por esta forma de entender la caza. Emilio Sanz-Pastor ha conseguido hacerse con la gestión de 15.000 hectáreas entre la Reserva Regional de Caza de la Sierra de la Culebra y el Parque Natural de los Arribes del Duero en Zamora. Ni que decir tiene que  La Culebra “es el lugar al que año tras año acuden cazadores de todo el mundo para lograr abatir los mejores trofeos en abierto de venado y lobo, dos emblemáticas especies cinegéticas de nuestro país”, afirma Emilio.

Emilio Sanz-Pastor junto a un ejemplar de venadoDebido a la buena gestión cinegética realizada estos últimos años en estas áreas de caza periféricas a la reserva, “estamos en condiciones de ofrecer a los cazadores trofeos con igual calidad pero sin los condicionantes de tiempo y disponibilidad que restringen y limitan tanto su caza de la Reserva, permitiendo al cazador disfrutar de preciosos aguardos y recechos, con la compañía de Guardería Profesional en un entorno natural único”. Siendo el venado y el lobo las especies emblemáticas a cazar, ‘Caza en Abierto’ proporciona al cazador la posibilidad de abatir grandes trofeos de corzo y jabalí, ampliando así la oferta de caza y el disfrute de éste entorno. “Los cazadores que confíen en nosotros se encontrarán con un entorno salvaje y natural en donde podrán participar en una cacería auténtica, apoyados por una organización seria y profesional”.

Como cazador profesional, Emilio Sanz-Pastor ha tenido en cuenta todos los condicionantes negativos que supone la caza en las diferentes Reservas de Caza. Por ello, ofrece todas las garantías y facilidades para que el cazador pueda abatir la pieza deseada sin prisas y sin limitaciones de días. “Teniendo en cuenta las razonables densidades de caza que hay en los cotos, para el venado y el corzo, se garantiza que se verán varias reses, al menos representativas, con opción a tirar a una distancia máxima de 250 metros. El cazador dispone de toda la temporada cinegética para poder abatir su res sin límite de salidas. En el caso de que, tras 6 días de caza, no se lograse ver ninguna res, la organización le devolvería el 25% de la reserva, o el 50% del pago realizado en mano, si el cazador así lo solicitase, poniendo fin a la cacería”.

Magnífico jabalí abatidoPara el jabalí se garantiza que las esperas se realizarán en puestos convenientemente preparados, “pudiendo ‘ir de ronda’, acompañado por el guía, en caso de que durante la espera no se logre ver caza. Aseguramos que, de cada 4 esperas y rondas, habrá opción a tirar en una de ellas, salvo que las condiciones climatológicas sean adversas”.

En cuanto a la caza del lobo, Sanz-Pastor afirma que están en condiciones de garantizar “un aguardo preparado convenientemente, con una caseta en un lugar óptimo, y que en dicho aguardo entrará el lobo de forma asidua”. En el caso de que, por causas achacables a la organización, el lobo dejase de entrar en el aguardo durante más de 20 días seguidos en el periodo de vigencia de la autorización, la organización devolverá los mismos importes que en el caso de la caza del venado y el corzo.


La organización ha puesto en funcionamiento una página web para consultar cualquier tipo información: www.cazaenabierto.com

Publicado el 13 de julio de 2012 a las 12:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 4

1 | VICTORIA - 18/7/2012 - 13:29

SI LE INCULCARON EL AMOR Y RESPETO POR LA NATURALEZA NO SE ENTIENDE EL DISFRUTE EN ABATIR A SERES INOCENTES... EN LA ANTIGÜEDAD SE CAZABA PARA SUBSISTIR... AHORA NO ES EL CASO.... LOS ANIMALES TIENEN EL MISMO DERECHO A LA VIDA QUE LOS HUMANOS....

2 | Visores nocturnos (Web) - 01/8/2012 - 23:06

Sino se cazará esos animales y estas tierras dejarían de ser rentables ¿Conlusión? en vez de un bonito campo habría un maravilloso centro comercial.

3 | Emilio Sanz-Pastor Rivas (Web) - 03/11/2012 - 12:46

A ver, señores. La caza, como CAZA, se entiende como una forma más de gestionar las especies cinegéticas de los montes. Es muy romántico pensar que la propia naturaleza mantiene el equilibrio poblacional de cada especie y entre ellas pero eso, en el 99% del planeta es una pura utopia ya que el hombre se ha encargado de cargárselo. Y si, como dicen muchos ecologistas (que no tienen ni la mas remota idea de gestión) dejamos las poblaciones de animales al libre albedrío, pasa lo que pasa: epizootías, sarnazos, desaparicion de especies autóctonas, etc. Por tanto lo que se debe hacer es realizar una buena gestión del medio natural a traves de aportes alimenticios y de agua en épocas de escasez y sanear las poblaciones de las diferentes especies cinegéticas cazando los individuos geneticamente defectuosos (para que no haya extrañas mutaciones) y cazando los individuos viejos o el exceso de poblacion estimada tras un estudio serio de la capacidad de carga del área y de la interferencia de unas especies con otras.
Por tanto la caza como medio de gestión no sólo es correcta sino imprescindible si queremos tener un entorno natural equilibrado y saneado. Y, si ésta caza se puede vender para, con lo que se saque de la venta, poder seguir realizando inversiones en gestión para seguir mejorando el medio natural, pues mejor que mejor. Eso es precisamente lo que nosotros hacemos.
Por último, la caza también genera riqueza en muchos municipios deprimidos de España que, con la PAC terminando y sin otros medios de subsistencia, ven en la caza, en los productos derivados de la misma, en la industria terciaria hotelera y restauradora, una salida para dotar a los pueblos de puestos de trabajo entorno a éstos cazadores.
Evidentemente yo estoy absolutamente en contra de los cercones de caza en donde se matan (no se cazan) animales como si fueran ganado y es un mero negocio lucrativo que no aporta ningún bien a la naturaleza. Asi que creo, como en todo en la vida, que antes de opinar hay que tener un conocimiento del tema (sobre lo que sea) y hablar con fundamento y propiedad. Gracias, José, por tu artículo. Como cazador y como persona eres alguien a quién admirar.

4 | David - 12/1/2015 - 13:40

Buenos días Emilio. Soy ecologista y activista desde hace algunos años. Tengo 37 años. Estoy, personalmente de acuerdo con la filosofía que propone en relación a la gestión de los recursos cinegéticos actuales, tanto de actividad deportiva como control de poblaciones... pero de igual manera creo firmemente en la gestión medioambiental con fines educativos y culturales con el fin de recuperar y mantener el valor de los ecosistemas, su cuidado y su respeto. Envidio a muchos países europeos en los que este equilibrio sostenible es posible. Donde la convivencia entre propietarios y ciudadanos es sorprendentemente ejemplar. Lugares como Noruega donde los vallados son inexistentes y los ciudadanos pueden disfrutar plenamente de lugares que, incluso son de ámbito privado. Sé que estamos muy lejos de conseguir ese equilibrio, ese nivel de tolerancia y debo admitir que, al carecer de una cultura medioambiental, se carece del respeto a lo ajeno, casi como en nuestra cotidianeidad. La naturaleza es una moda más hoy en día, me arriesgaría a admitir. Pero, hoy por hoy, cuando visito el monte y me encuentro un candado donde no debería haberlo, se me parte el alma. La libertad, el reencuentro con una emoción casi ancestral que nuestros antepasados poseían de forma permanente en su vida cotidiana, esa unión, ese vínculo entre naturaleza y hombre durante milenios y de cuyos Montis Marianis fueron testigos es absolutamente indescriptible. Si cada día soy mejor persona es por buscar un atisbo de aquello. Así, es como, muchas personas, entre ellas, un servidor les gustaría sentirse en lugares como Valmayor. Miro desde el Pico Bañuela con añoranza el Camino de Valmayor-Andujar por solana de Valmayor. o el Camino de Valmayor-Andujar por Hontanillas; no vislumbro la vereda del valle que pronto, según tengo entendido, será deslindada y amojonada y no alcanzo a entender que, un lugar tan hermoso se levante una muralla, se cierre incondicionalmente y de manera no regular a personas que amamos la naturaleza, a personas que amamos Sierra Madrona , pero no como un amor estival adolescente, impulsivo o irresponsable, la amamos responsable y de manera comprometida. No nos enfrentamos a lo que no nos gusta de ella, ni destruimos o intentamos cambiar las cosas que, de manera natural, ha poseído siempre. Cambiamos o , al menos intentamos cambiar, lo que nos entristece de ella. Valmayor nos entristece a muchos. Yo conozco el Valle, pero me gustaría que mis hijos lo conocieran algún día sin que tuvieran que esconderse detrás de mis piernas mientras un guarda intratable nos indicara la puerta de salida. Y pienso que el respeto a aquellos propietarios, gestores cinegéticos, cazadores, guarderías,… es imprescindible, que esa convivencia no- simultanea es necesaria, que existe una misma ilusión por el monte cuando llega la temporada de caza, y acuden henchidos de ella a la sierra. Siento terriblemente los enfrentamientos, los litigios que, por mucho que se alarguen, solo traen disputas, resentimientos, pues al final, el desenlace es el que debe ser. No pretendo convencer a nadie, solo es un pequeña reflexión, unas palabras al aire, un desahogo por el ahogo que sentimos ante la opresión del cable que cierra los montes que son de más de uno.
Y si me he atrevido a escribirle estas líneas ha sido únicamente porque he leído sus líneas igual de apasionadas que las mías al hablar del campo. Un saludo cordial.

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

José Juan Taboada

José Juan Taboada

Nací en Salamanca en 1970 y me crié en Extremadura en el seno de una familia en la que nadie en absoluto cazaba. Pese a ello, me inculcaron el amor y respeto por la naturaleza y el mundo rural del que procedo. Viví en Villanueva de la Serena (Badajoz) hasta el verano de 1988, momento en el que me trasladaron a Valladolid. En la actualidad soy director de Castilla y León y de Valladolid del Grupo de Comunicación Gente.

Amante de la caza, pero sobre todo del tiro certero en justa lid. Me gusta cazar solamente lo que me voy a comer, en compañía o en soledad. Un día de caza es un día agradable de paseo por el monte, el páramo o la ribera, o bien un día que comienza con unas migas para, tras unas horas de quietud y silencio en el puesto, terminar con una fraternal comida con un buen guiso casero. Magnífico día si hay abate pero, si no ha sido así, la jornada no habrá desmerecido porque eso habrá querido decir que los animales han sido más listos o rápidos que uno mismo.

El blog pretende ser una zona de intercambio de conocimientos cinegéticos, así como de opiniones relacionadas con el mundo de la caza, abarcando todas las modalidades: caza menor, caza mayor, con galgos, cetrería, con arco y caza internacional, sin olvidar todo el mundo que rodea a esta actividad considerada deporte para algunos y entretenimiento para otros. Intentamos crear un espacio para conocer también los últimos avances en productos y materiales relacionados con las artes cinegéticas.

 

Enlaces

Revisión de estilo hecha por VERBA BONA

www.cazalia.com

www.cazaworld.com

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD