jueves, 21 de noviembre de 2019 13:32 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Luisgé Martín

El infierno son los otros

Haikus japoneses III: Tokio

Archivado en: Tokio, Nueva York, Capital del mundo

Tokio

Tengo un amigo que dice que la ciudad del futuro es Tokio. Que, a su lado, Nueva York es una ciudad paleta. Es evidente que las ciudades, como los colores, se inventaron para los gustos. Y es evidente que hay un segmento de los viajeros que tienen un gen oriental y que encuentran fascinación en todo lo que tenga ojos rasgados.

A mí Tokio me ha parecido una ciudad innecesaria. Es fea como un barrio vulgar de cualquier ciudad occidental. Como Moratalaz, por ejemplo. Tiene rascacielos que le dan algo de color y una vida en algunas zonas que no tiene Moratalaz, claro está. Tiene avenidas con un bullicio abigarrado, como corresponde a la ciudad más poblada del mundo. Tiene un buen número de frikis y de actividades extravagantes, como los coffee girls o esos antros claustrofóbicos en los que se reúnen hombres (sólo hombres) a beber y a hablar de un tema. Tiene una extensión devastadora. Y tiene, por supuesto, rincones hermosos. SamuraiPero más allá de eso -que sí es poco-, no levanta el vuelo. Compararla con Nueva York es, simplemente, disparatado. ¿Dónde está el sky line de Manhattan? ¿Dónde están el Empire o el Chrysler tokiotas? ¿Dónde el Metropolitan o el MOMA? Ni siquiera los neones, tan recurrentes en algunas avenidas de Tokio, tienen nada que hacer junto a Times Square.

Pero lo importante es el alma. Tokio es cualquier cosa menos una ciudad de aroma internacional. Nunca podrá ser la capital del mundo porque es más japonesa que el Monte Fuji. No es cruce de nada, no es punto de encuentro, no hay tendencias que exporte (salvo el manga y sus derivados). Es simplemente una ciudad grande. Enorme.

Si hubiera que apostar por una capital del mundo en Oriente que tomara el relevo de Nueva York (cosa que no ocurrirá, o que al menos yo no veré ni siendo longevo), yo apostaría por Shangai. Al menos tiene una personalidad propia, misteriosa, que Tokio ni siquiera sueña.

 

Publicado el 2 de septiembre de 2012 a las 18:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Luisgé Martín

Luisgé Martín

Un blog con olor a azufre y a carne quemada. Ciberllamas en las que arderán todos: no habrá ningún títere al que le quede la cabeza sobre los hombros. El convencimiento es claro: el infierno existe y son los otros. Basta con abrir los ojos y mirar el mundo alrededor. Hablaré de libros, de películas, de canciones y de paisajes extranjeros, pero siempre con el tridente desenvainado.

· En Facebook: facebook.com/luisgemartin

· En Twitter: twitter.com/luisgemartin

Biografía: Madrid, 1962. Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Gerencia de Empresas. Autor de los libros de relatos Los oscuros (1990) y El alma del erizo (2002), la colección de cartas Amante del sexo busca pareja morbosa (2002) y las novelas La dulce ira (1995), La muerte de Tadzio (2000), ganadora del Premio Ramón Gómez de la Serna, Los amores confiados (2005) y Las manos cortadas (2009, publicada, como la mayor parte de su obra, por Alfaguara). Ganador del Premio del Tren 2009 "Antonio Machado" de Cuento, que convoca la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, con el cuento Los años más felices.

 

La mujer de sombra Las manos cortadas Los amores confiadosAmante del sexo busca pareja morbosaEl alma del erizoLa muerte de TadzioLa dulce iraLos oscuros

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD