La señora Mike

MikeHacia 1910, una chica que ha vivido sus dieciséis años en Boston se casa con un joven sargento de la Policía Montada, al que destinan al norte del país. Después de un viaje de tres meses, Kathy y Mike llegan en trineo a su nuevo hogar: una cabaña en tierra de tramperos y cazadores, que conviven en paz con los indios autóctonos.

A pesar de su tosca traducción, La señora Mike es una novela poderosa y atractiva, trenzada con aventuras sorprendentes, llenas de dramatismo. Si la naturaleza grandiosa –hostil durante largos meses- nos recuerda a Jack London, los personajes no respiran nihilismo y violencia sino nobleza, y resultan tan creíbles que parecen reales, no literarios. En sus vidas sencillas y esforzadas, a miles de millas de la civilización, brilla siempre la dignidad.

Por momentos, los efectos devastadores de un incendio o una epidemia que se ceban en niños y ancianos, nos introducen en el escenario de una tragedia griega, pero el sufrimiento no tiene la última palabra. ¿Qué sabor de boca te deja esta lectura cuando llegas a la última página? Sin duda, la de haber disfrutado con una dura y hermosa historia de amor auténtico, rematada por un magnífico final.

.

Leer más

Libertad de expresión

Shakesp

 

* Mercedes Ruiz Paz escribió en su día un libro excelente: “Los límites de la educación”.

* Si no tuviera límites la libertad de expresión, nada podríamos objetar contra quienes se expresan a tiros.

* Leo en EL MUNDO a Carmen Rigalt: “Lo que no me gusta de los católicos es su afición al dogmatismo, su falta de autocrítica y la nula tolerancia con las demás religiones”.

* Por alusiones: lo que no me gusta de Carmen Rigalt es su afición al dogmatismo, su falta de autocrítica y la nula tolerancia con los católicos.

* Un link y un aplauso a Francisco Contreras por su clarificador análisis de Charlie Hebdo.

 

Leer más

Charlie Hebdo

Charle HebdoHace años, cuando estalló la crisis de las viñetas, el presidente Chirac reconoció una evidencia elemental: que Charlie Hebdo había causado “una provocación innecesaria”. Nadie con un poco de dignidad deja de condenar el reciente atentado terrorista y la vileza de los asesinatos. Pero nadie con la misma dignidad, después de echar un vistazo a las portadas del pasquín, puede aprobar su escarnio constante y aberrante de la religión, ni llamar libertad de expresión a esa persistente blasfemia.

La Historia enseña que una civilización no es conquistada desde fuera hasta que no se ha destruido a sí misma desde dentro; y la basura ofensiva de Charlie Hebdo, como los antivalores que defiende, expresan la profundidad de la crisis de Europa mejor que nuestra maltrecha economía. La Historia, muy a pesar de los laicistas, también enseña que las religiones fundan las civilizaciones, que a su vez mueren cuando desprecian el espíritu que las fundó.

 

 

Leer más

Un baile para 2015

baile

 

El baile tras la tormenta es una sucesión de relatos de disidentes. Epopeyas heroicas sería su resumen exacto. Porque en el mundo desquiciado del pasado comunismo soviético, durante las décadas centrales del siglo XX, la disidencia solía pagarse con la deportación, la cárcel, la tortura y la muerte. Así lo corroboran innumerables testimonios, desde el Nobel Solzhenitsin hasta la feminista Goricheva.

Si no se ha vivido en ese infierno es difícil creerlo, incluso imaginarlo. Pero fue real, abrumadoramente real. Sin embargo, esa moneda tiene otra cara: en medio de esos años tenebrosos brillan las vidas de quienes no estuvieron dispuestos a dar la espalda a Cristo, hombres y mujeres de toda edad y condición. Si muchos ya descansan en paz, otros han vivido para contarlo al periodista José Miguel Cejas, que las recopila con notable acierto. Historias duras y hermosas, como los años de cárcel del joven sacerdote jesuita Sigitas Tamkevicius, actual obispo de Kaunas (Lituania).

Por estas páginas se asoman finlandeses, lituanos, estonios, letones, rusos y escandinavos. Hombres y mujeres de los ambientes culturales y sociológicos más diversos: músicos, pintores, reporteros de guerra, sacerdotes, médicos, actores de teatro, cantantes de rock, profesores de Universidad…

Este libro tan enriquecedor es también, y no debo omitirlo, una profunda lección de historia: de lo que Hermann Tertsch ha llamado, con acierto, la venganza de la historia.

.

Leer más

El exorcista

Méndez Pozo

 

En el día de los inocentes me cuenta Jacobo que Burgos es una ciudad envejecida, esquilmada por una casta que cuida su imagen comprando literalmente sus medios de comunicación, como en otras muchas ciudades españolas. Hace años, el principal constructor de la ciudad, Méndez Pozo, compró el Diario de Burgos y la Televisión local.

A partir de entonces, los burgaleses tienen permanentemente ante sus ojos esa doble cortina cuyo humo se vuelve impenetrable en determinados asuntos. Un ejemplo entre mil -añade Jacobo- lo hemos visto las semanas pasadas, cuando el Diario de Méndez Pozo se ha dedicado a convertir en culebrón un exorcismo para tapar el verdadero escándalo: que La UE expedienta a España porque el nuevo Hospital de Burgos ha costado el doble de lo previsto.  

Por supuesto, el Diario también se calló como un muerto cuando se empezó a saber que el mastodóntico hospital era, en realidad, el gran negocio de Méndez Pozo y sus amigos. Ve pinchando si quieres salir de la inocencia.
.
.
Leer más

Navidad con Chesterton

cena Navidad

 

 

 

Cena con amigos. En libertad, igualdad y fraternidad. Con amena conversación, brindis, burbujas y Chesterton:

“La Navidad, que en el siglo XVII tuvo que ser rescatada de la tristeza, tiene que ser rescatada en el siglo XX de la frivolidad, que es el intento de alegrarse sin nada sobre lo que alegrarse. Que se nos diga que nos alegremos el día de Navidad es razonable e inteligente, pero solo si se entiende lo que el mismo nombre de la fiesta significa. Que se nos diga que nos alegremos el 25 de diciembre es como si alguien nos dijera que nos alegremos a las once y cuarto de un jueves por la mañana. Uno no puede alegrarse así, de repente, a no ser que crea que existe una razón seria para estar alegre”.

.

Leer más

Benigni en la RAI

Benigni

 

Alguien ha dicho que la televisión puede ser una fuente de sabiduría, sobre todo cuando la apagas. La ocurrencia retrata a los canales españoles, pero no es aplicable a la RAI italiana, que acaba de dar otra enorme lección de elegancia. Roberto Benigni se ha pasado tres horas hablando sobre los 10 mandamientos. ¿Un soberano tostón? Todo lo contrario, líder de audiencia: 10 millones de italianos oyendo el no robarás, no desearás… y amarás al Señor tu Dios. Un programa en dos entregas: el 15 y el 16 de diciembre.

Benigni -chaqueta, camisa blanca sin corbata, un atril con papeles y 300 espectadores en el plató- es un torrente de palabras con un mensaje sencillo: ¿Crisis y corrupción? ¡Volvamos a la moral! Lo dice en un país, Italia, en el que casi la mitad de los políticos de Roma han sido detenidos por corrupción. A diferencia de España, la televisión pública italiana no ha dudado en volver a lo básico, a los mandamientos que hasta hace poco la sociedad compartía como base de la moral. El oscarizado director de cine tampoco ha dudado en bromear con las luces de Navidad de Roma, sobre todo esas blancas y azules encima de los coches de policía, que van y vienen del Campidoglio, la sede del senado italiano… También ha dicho que el no robarás lo escribió Dios en italiano. Por eso, Moisés, al leer las Tablas no lo entendió…

¿Y aquí qué pone? Déjalo, Moisés, está en italiano.  ¿En qué? Dentro de tres mil años lo entenderás… 

En otros momentos Benigni conmovió a los presentes, sobre todo cuando leyó un texto del Talmud: “Cuídate de hacer llorar a una mujer. Dios cuenta sus lágrimas. La sacó de tu costado. No de tus pies, para que no la pisaras. No de tu cabeza, para que no estuviera por encima de ti. La sacó de tu costado, por debajo del brazo, para que la protegieras. Del lado del corazón, para que la amaras”. El aplauso fue estruendoso. ¿Cómo ha reaccionado el país ante el segundo programa más visto del año, solo por detrás del Festival de San Remo?  La prensa lleva días días hablando del tema… Hasta Vanityfair ha dado su opinión, positiva por supuesto. Las redes sociales, al rojo vivo. El periódico La Repubblica ha reconocido que Benigni ha convertido “la televisión en algo digno”. ¿Te imaginas a Almodóvar haciendo algo similar?

.

Leer más

Rey San Luis

San Luis

Leonor de Aquitania (no te pierdas su biografía) casó a su hija Leonor con el rey castellano Alfonso VIII, vencedor en Las Navas de Tolosa. Dos hijas de este matrimonio, Berenguela y Blanca, fueron las madres, en España y Francia, del rey San Fernando y de San Luis, protagonistas de la plenitud del siglo XIII.

Luis IX (1214-1270) deberá a su madre -regente primero y consejera después- su privilegiada educación cristiana y política. Se casó con Margarita, hija de Ramón Berenguer IV, conde de Provenza. En su reino promovió incansablemente la paz y la justicia, sabiamente aconsejado por San Buenaventura, San Alberto Magno y Santo Tomás de Aquino. Con ellos colabora en la creación de La Sorbona.

El protagonista de esta biografía publicada por la editorial Palabra, es un excelente diplomático, un guerrero valiente, siempre generoso y benévolo con los enemigos vencidos. Emprendió dos veces el camino de las Cruzadas. Al mismo tiempo -por aquello de la fe con obras- mostró predilección especial por los pobres, enfermos y desamparados, a quienes sentaba a diario a su mesa, les daba de comer y les lavaba los pies. Visitó y ayudó a los hospitales de Francia con cuantiosas limosnas. Fundó uno para ciegos. No es posible –afirmó Volatire- que ningún hombre haya llevado más lejos la virtud.

En su testamento aconseja al hijo que le sucedió: “Ten piedad para con los pobres, desgraciados y afligidos; ayúdalos y consuélalos según tus posibilidades. Da gracias a Dios por todos sus beneficios, y así te harás digno de recibir otros mayores. Obra con toda rectitud y justicia, sin desviarte a la derecha ni a la izquierda. Ponte siempre más del lado del pobre que del rico, hasta que averigües de qué lado está la razón. Pon la mayor diligencia en que todos tus súbditos vivan en paz y con justicia”.

.

Leer más

University of Spain

SpaemannHace medio siglo, Nikolaus Lobkowiz, Presidente de la Universidad de Munich, remitió una circular a todos los colegas en la que se quejaba de que los profesores eran permanentemente acribillados con órdenes ministeriales, disposiciones y reglamentos que les apartaban de la investigación y de la cuidadosa preparación de su enseñanza. “Por tanto recomiendo que en lo sucesivo arrojen al cesto todos los papeles llegados del Ministerio de Educación sin leerlos”.

Lo cuenta Spaemann en su reciente autobiografía, pág. 214. Y añade que la Universidad nació como comunidad de profesores y alumnos opuesta al ordenancismo que se impone sin límites desde arriba. Pero “los profesores han asumido hoy el papel de auxiliares ejecutivos de los decretos ministeriales”. Ayer me acordaba de Spaemann después de haber leído el magnífico diagnóstico de Félix de Azúa sobre la Universiddad española, a propósito del pufo que salpica a Podemos y a Íñigo Errejón: http://elpais.com/elpais/2014/11/28/opinion/1417202506_176244.html

.

Leer más

Revolución en Vigo

Sin título

 

Sábado por la mañana, con medio centenar de jóvenes vigueses que promueven la revolución de la fe cristiana. Grupo lleno de vida, reunido por sor María Luisa y don Alberto Montes, integrado por universitarios, artistas, profesionales, seminaristas, antiguas alumnas de Cluny…

Después, el biólogo Ángel Guerra, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, me pasa sus conclusiones filosóficas y teológicas sobre la proteína G y el diablillo de Maxwell. Por la tarde, librofórum en la librería Encuentros.

 

Leer más