Elegir Universidad

césped.
.
Dice Enrique, recién llegado a la UNAV:
.
“Estas tres semanas ya me han enseñado algo importante: que estoy en un lugar idóneo para pensar y realizarme como persona. Atónito puede ser la palabra que me define ahora mismo. Atónito ante el ambiente juvenil; ante el afán de descubrir y compartir la verdad; ante eso que irradian los que llevan aquí varios años, y que no sabría explicar. Atónito, en definitiva, ante la  grandeza que se encierra en estas aulas y se respira en el campus”.
.
.
Leer más

La otra España – 2

albornoz

Brindo a XL Semanal dos párrafos de Claudio Sánchez Albornoz, tomados de “El drama de la formación de España y los españoles”:

La historia de España ha sido un dramático forcejeo con el destino adverso, forcejeo muy pocas veces iluminado por horas placenteras. Pocos pueblos en Europa han mantenido una más dura batalla que el nuestro para resistir todas las tronadas que ha debido enfrentar en el curso de milenios. Un pueblo menos resistente a las dentelladas de la historia habría desaparecido del cónclave de los que aún alientan libres y esperanzados. Los ensayistas españoles contemporáneos no han comprendido ni mucho ni poco esa tragedia, y más de uno se ha perdido en minucias cuando no ha disparatado lindamente.

Huyamos de caer en un torpe desdén crítico hacia las creaciones de los españoles cuyos credos e ideales no riman con los nuestros. Es casi criminal dejarnos ganar por un pesimismo corrosivo frente a las posibilidades ascensionales de los españoles cara al futuro. Rechacemos toda posible saña contra quienes podemos suponer errados en sus ideales de ayer y de hoy; procuremos comprenderlos. Evitemos el cometer injusticia contra los hombres que han ido haciendo nuestra historia; encuadrémosles en las personales circunstancias que les tocó vivir.

.

Leer más

La otra España – 1

ser españolSer español reúne algunos de los mejores análisis de Julián Marías sobre la realidad de España. Entre todos, dos me parecen insuperables: El español Cervantes y la España cervantina; La guerra civil ¿cómo pudo ocurrir?

De las páginas introductorias me quedo con que a muchos españoles les ha parecido y parece que lo “inteligente” es sentir desdén por España, “lamentarse de la condición de español, manifestar un pesimismo envolvente sobre el pasado, el presente y, sobre todo, el futuro (…). Lo que en otros países ha ocurrido en ciertos momentos de crisis, en algunos puntos de inflexión de la historia, entre españoles ha sido permanente, por lo menos desde el siglo XVI. La mayoría de los españoles más eminentes (…) han sentido vivamente el descontento; el “dolorido sentir”, el “me duele España”, en una u otra forma, ha sido la tonalidad habitual de lo mejor de nuestra cultura”.

 

Leer más

La tercera

tal-vez-soñar

  1. El hombre en Homero
  2. La inteligencia en Robinson Crusoe
  3. La verdad en don Quijote
  4. El amor en El Principito
  5. Los sentimientos en Ana Frank
  6. La amistad en Etty Hillesum
  7. La familia en Delibes
  8. La ciencia en Julio Verne
  9. El comunismo en Orwell
  10. El darwinismo en Jack London
  11. Nietzsche en dos novelas
  12. El mal en El Señor de las moscas
  13. El bien en El Señor de los anillos
  14. Hamlet ante la muerte
  15. Dios en Dostoievski

Estos son los 15 capítulos de este libro, escrito en su día por sugerencia de la editorial. Son, como es fácil apreciar, los grandes temas de la Antropología filosófica expuestos de forma deslumbrante en grandes obras literarias. Por tanto, por el mismo precio, una introducción a la Literatura y otra introducción a la Filosofía. Acaba de salir la 3ª edición. No es la 10ª del Madrid ni de “Vigo es Vivaldi”, pero uno se alegra con la vieja sabiduría del estoicismo: al pobre, lo que le den.

 

Leer más

Churchill y Rajoy

rajoyQue la izquierda hable de regresión al pasado y violación de los derechos de la mujer es lo suyo. Del PP esperábamos un poco más, no mucho. Ahora tenemos claro que la P duplicada significa, en realidad, Partido Pusilánime. Ahora sabemos con certeza que los votos le importan más que el principal de todos los principios y el fundamento de toda política: defender la vida.

Cuando Chamberlain se plegó vergonzosamente a los requerimientos de Hitler, tuvo que oír este reproche de Churchill: “Señor Primer Ministro, habéis podido escoger entre el deshonor y la guerra. Habéis escogido el deshonor y tendréis también la guerra”. A nuestro Presidente ya le están sonando en los oídos unas palabras parecidas: “Señor Rajoy, ha escogido usted el deshonor del crimen del aborto por un puñado de votos, pero ese deshonor le manchará de por vida y además perderá las elecciones”.

 

Leer más

Historia de una foto

chinaUna mujer joven, de rasgos orientales, me ofreció su cámara para que la retratara con la basílica de San Pedro al fondo. Estábamos junto al obelisco, el 6 de octubre de 2002, antes de que comenzara la ceremonia de canonización de Josemaría Escrivá de Balaguer. Me contó que vivía en New York y tenía una deuda impagable con el inminente santo. Puse cara de interés y me explicó, en una mezcla de inglés y castellano, que diez años atrás, casada y sin hijos, había pedido a Dios, por intercesión del beato Josemaría, una criatura. “Entiendo”, asentí, suponiendo el resto. Y supuse mal.

“La criatura no vino. Empecé a pensar que Dios no me escuchaba, pero seguí rezando apoyándome en Josemaría. Al fin, siete años más tarde, di a luz a una niña peciosa, que estaba destinada a traernos la felicidad y a salvarme la vida. Dios y Josemaría sabían muy bien cuándo tenía que nacer mi hija. Sabían que al cumplir tres años empezaría el colegio, y que yo la llevaría a clase el primer día de curso. Ese día pedí permiso en el trabajo para faltar por la mañana. Por eso estoy viva. Era el 11 de septiembre del año pasado, y yo trabajaba en la Bolsa de New York, en el World Trade Center”.

.

Leer más

El regreso de Maradona

MaradonaDiego “estaba enojado con Dios porque se llevó a mi mamá”. Pero el domingo charló con el Papa, antes de jugar en el estadio olímpico de Roma el primer Partido Interreligioso por la Paz. Y algo cambió en su interior: “Me encontré un hombre humano, que no me hizo besar el anillo y me dio un abrazo, como si me lo hubiese dado mi viejo”.

 

Leer más

La bandera invisible

bamm

 

Peter Bamm, cirujano del ejército alemán en la Segunda Guerra Mundial, director de un hospital de campaña, nos cuenta en este relato autobiográfico su experiencia en el frente ruso. Sin ocultar los crímenes del nazismo, se centra en los hombres y mujeres que decidieron caminar bajo la bandera invisible del servicio indiferenciado a los heridos alemanes, a los prisioneros y a la población civil.

Leemos que “el dios de la guerra no solo desata los demonios; también moviliza a los ángeles”. Y así es. Frente a la sinrazón de muchas órdenes, el personal médico supo recurrir a argucias y triquiñuelas que salvaron la vida a miles de hombres. Bamm identifica esa solidaridad esencial con la esencia humanista y moral de Europa. Por eso, al final de la guerra, cuando todo está perdido, los protagonistas saben encontrar consuelo en un poema de Schiller, unos versos de Homero, una Sinfonía de Bruckner.

En contraste con tantos relatos catastrofistas y morbosos, en Bamm y sus hombres encontramos profesionalidad, sentido común, sentido del humor y heroísmo. Ello hace de La bandera invisible un libro vigoroso, ameno y conmovedor.

 

Leer más

Acantilado sin Jaume

vallcorba

 

Mi deuda tiene que ver con la publicación de El mundo de ayer (Zweig), Leonor de Aquitania (Pernoud), Guía del lector del Quijote (Riquer), En defensa del fervor (Zagaiewski) y Las pequeñas virtudes (Ginzburg).

Como reza la foto, Jaume Vallcorba es el estilo plasmado libro a libro en Acantilado y Cuaderns Crema, dos editoriales de las que ha sido director y dueño hasta que un tumor cerebral se lo ha llevado.

Jaume es la elegancia con la que reconoce haber trabajado “en honor de la literatura. Lo que quiere decir trabajar en términos literarios puros y considerar que el término literatura catalana está compuesto por un sustantivo, que es literatura, y un adjetivo. La lengua ha de estar al servicio de la literatura, y no al revés. Mi actitud, por lo tanto, ha sido trabajar como si nuestra sociedad fuera una sociedad sana, y eso es una manera de tender a la normalidad”.

 

Leer más

¡Aúpa, José María!

ZZZ

 

A José María Zárate le gustaban la caza, el básket, la bodega bien surtida. Era un hombre tranquilo, alto, elegante en todos los sentidos. Si le comparas con Áticus Finch sale ganando. Hubiera sido un personaje entrañable en las mejores páginas de Delibes. Ha sido, en cambio, uno de los vallisoletanos más queridos.

He dado clase a tres de sus diez hijos y he recibido clases de él. Mejor diría lecciones, en plural generoso. Por ejemplo: de sentido común y sentido del humor, de discreción y saber estar, de deportividad… Estaba donde se le necesitaba, sin afán de protagonismo. Sabía quitar importancia a los problemas y otorgarla solo a las personas. Siendo joven, Dios puso en su camino el Opus Dei. Él arrimó el hombro y cultivó con pasión esa semilla, viviendo la vida a fondo, como una aventura de amor, con un empeño diario que no le permitió envejecer. Acaba de partir con la Virgen de agosto hacia el país de la Vida. Aquí solo deja amigos. Y una familia estupenda.

.

Leer más