jueves, 27 de febrero de 2020 12:05 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Javi Somoza

Camino de baldosas amarillas

Dennis Hopper, un diablo suelto en Hollywood

Archivado en: Dennis hopper, Easy Rider, La última película

Dennis Hopper

Durante los 70, Hollywood estaba controlado por un puñado de directores que querían cambiarlo todo. Los productores habían pasado a un segundo plano y daban casi total libertad a estos jóvenes directores para que desarrollasen sus proyectos. Coppola, Bogdanovich, William Friedkin, Hal Ashby, Bob Rafelson y otros tantos eran los reyes.

En esta maravillosa década surgieron algunas de las más grandes obras maestras de la historia del cine americano: El padrino I y II, Bonnie and Clyde, Harold y Maud, French connection, Taxi Driver, Tiburón, etc.

Toda esta época dorada comenzó gracias a una pequeña película. Easy Rider (1969) revolucionó el cine americano, solo costó 500.000 dolares y recaudó 19 millones. Fue el primer gran éxito de una cinta independiente y esto hizo que los grandes estudios cambiasen su manera de hacer cine.

Dennis

Easy Rider se convirtió en la peli insignia del movimiento hippie. Cuenta la historia de dos moteros que recorren USA para vender un alijo de coca. Los protagonistas consumen drogas, son agredidos por intolerantes conservadores de la América profunda, los encierran, etc. Es una gran peli que marcó una época. Ganó el premio en Cannes (1969) a la mejor opera prima y estuvo nominada al Oscar al mejor guión original y al mejor actor secundario (Jack Nicholson).

Pero el espectacular e inesperado éxito de Easy Rider volvió loco de remate a su director. La película fue idea de dos amigos, Peter Fonda y Dennis Hopper. La escribieron y protagonizaron, Hopper la dirigió y Fonda la produjo. Mientras que Fonda supo (relativamente) asimilar este éxito, Hopper no y se convirtió en el mayor elemento que haya pisado jamas la meca del cine, y mira que los hubo.

Dennis Hopper era un joven actor amigo de James Dean, con el que participó en Rebelde sin causa. Siempre fue bastante alcohólico, pero con la llegada de los 60 se adentró de lleno en la cultura hippie. En el 66 probó el LSD por primera vez en un festival en San Francisco y esto cambió su vida. Estuvo tres días desaparecido y cuando volvió a casa lo hizo como un indigente. Poco después agredió a su mujer rompiéndole la nariz. Por esta época empezó a creerse Jesucristo, tenía unos delirios paranoicos que asustaban a sus propios amigos.

A pesar de este panorama, una pequeña productora independiente decidió dar luz verde a Easy Ryder. El rodaje fue un infierno, Hopper se volvió aún más loco, nadie lo soportaba. Su relación con Fonda se deterioró y nunca volvió a ser la misma, normal si tenemos en cuenta que durante el rodaje Hopper dijo cosas como estas: "Yo soy el mejor de todos los directores que jamás hubo en América" o "Aquí hay una sola persona creativa: yo. Los demás sois mano de obra contratada, esclavos"

En Hollywood no sabían que hacer con él. Por un lado no podían ignorar el gran éxito de Easy Rider. Por otro era un drogata, agresivo, incontrolable y prepotente. La Universal fue quien se arriesgó y produjo La última película, la segunda y la casi última película de Dennis Hopper.

Nuestro protagonista decidió rodarla en Perú únicamente porque la cocaína estaba por todas partes y era muy barata. Él y todo el equipo se pasaron varios meses totalmente drogados intentando rodar algo.

Cuando Hopper volvió de Perú estaba mucho más desquiciado que cuando se fue. Aún así se casó por segunda vez con Michelle Phillips, la guapa de The mamas and the papas. El matrimonio solo duró seis días en los que tuvo a su mujer esposada durante varios días porque creía que era una bruja, mientras él se pasaba el día disparando su pistola dentro de casa. La golpeó varias veces. Cuando ella consiguió escapar la persiguió hasta el aeropuerto, se coló con el coche en la pista de despegue para intentar frenar el avión en el que ella se escapaba. ¡Y todo esto en solo seis días!

Cuando los directivos de la Universal vieron La última película no se lo podían creer, ¡no tenía sentido! No era nada. Uno de los jefazos de la Universal, Ned Tanen, comentó: "Teníamos una cosa llamada catástrofe, no desastre, catástrofe. Un terremoto de nivel 9 y no podíamos hacer nada . No se podía acortar, no se podía añadir nada. Eso que habíamos visto era la película"

El fracaso fue total, la critica y público alucinaron. El Hopper director se había acabado. Tardaría diez años en volver a dirigir, pero solo pequeñas producciones bajo el control de los estudios.

Afortunadamente como actor iba tirando (hasta la fecha participó en casi 200 películas). Estaba totalmente enganchado a cualquier cosa que colocase. Dicen que cuando le entregaban un guión venía anotado que tipo de droga debía tomar para cada escena.

A lo largo de los 70 y 80 Hopper prosiguió con su particular bajada a los infiernos. Todos los días tomaba dos litros de ron, 28 cervezas, tres gramos de cocaína mas cualquier otra cosa que se encontrase.

Durante un rodaje en México tocó fondo. Tras chutarse una mezcla de heroína y cocaína se desnudó y se perdió por la selva. Al cabo de un tiempo la policía mexicana lo encontró desnudo y totalmente fuera de sí. Lo mandaron de vuelta a USA. Estaba tan colgado, que una vez en el aeropuerto creyó estar en el rodaje de una peli de Coppola en la que el guión le exigía que se escapase de la poli que lo escoltaba y se subiese al ala del avión.

Al llegar a Los Ángeles lo internaron inmediatamente en un psiquiátrico donde pasó una buena temporada contra su voluntad. Hasta que su amigo, el director Bob Rafelson lo sacó.

A sus 63 años esta (que yo sepa) totalmente desenganchado. Es un reputado actor secundario y no para de trabajar. Son míticas sus interpretaciones en Apocalyse Now, Terciopelo Azul o Hoosiers (por la que fue nominado al Oscar como secundario).

Estas palabras de Hopper definen muy bien su auto destructivo estilo de vida:

"Cuando era joven no conseguía imaginar una vida sin alcohol. Mi idea de un retiro, mi idea del cielo era una mecedora con un montón de botellas de whisky escoces al lado y un poco de coca y un poco de maría y muchos cigarrillos. Las drogas te habrían algunas puertas, pero eran puertas que se cerraban rápido y muy pronto empezabas a trabajar para drogarte, organizabas toda tu vida alrededor de problemas como donde conseguirla, en quien confiar y cómo no reventar".

Publicado el 8 de mayo de 2009 a las 18:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 2

1 | fuckyngstyle (Web) - 11/5/2009 - 23:06

**
Un genio.
Y demasiado vicio

2 | China - 08/7/2010 - 21:05

Bonnie and Clyde es de 1967. Una década mucho "mejor" que la siguiente.

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Javi Somoza

Javi Somoza

Desde este blog sólo pretendo dar mi humilde pero crítica opinión sobre todo lo que tenga que ver con el cine. Moderno o antiguo, americano o europeo, bueno o malo, comercial o independiente... También espero que todos los cinéfilos y no tanto se animen a compartir sus comentarios sobre estos posts.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD