jueves, 22 de agosto de 2019 01:44 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Mauro Enrique Martín

Balón dividido

Jugo de persona 100 por 100 natural

Archivado en: baloncesto, campus, espinho, verano, valores

imagen

Una vez más vuelvo a tocar un tema de la vida cotidiana pero que personalmente he vivido en un entorno deportivo y es que con la llegada del periodo estival son muchas las familias que deciden enviar a sus hijos a campamentos de verano para que conozcan a otras personas de diversos lugares y convivir intensamente durante unos pocos días en los que la amistad fluye de forma realmente rápida.

En mi caso lógicamente, ha sido un Campus de Baloncesto y he de agradecer enormemente a la Federación de Castilla y León que me dejara participar como monitor en su actividad de la localidad portuguesa de Espinho, aunque suene raro, ha sido mi primer campamento de verano y ahora me arrepiento de no haber querido acudir nunca cuando era más pequeño a ninguno. Han sido ocho días, con sus 24 horas cada uno, de convivencia en la que son muchos los valores que hemos vivido el centenar de personas asistentes.

En primer lugar resaltar alguno de los valores de los que ya he hablado anteriormente y es que lo primero que se hace nada más llegar y sin instalarse en las habitaciones es una prueba de nivel para ver en qué grupo de entrenamiento te toca... es decir, lo primero que sientes al llegar es PRESIÓN, algunos jugadores de selecciones regionales tienen que demostrar por qué están donde están, mientras que cada uno a su nivel tiene esa presión de alcanzar el grupo que se merece.

Y una vez formados los grupos nos encontramos con un amigo y un enemigo, el TRIUNFO y el FRACASO, triunfa aquel que en tan solo una sesión de entrenamiento es capaz de promocionar de grupo y colocarse en uno de mayor nivel, mientras otros son degradados dejando en ellos una leve sensación de fracaso. Pero a pesar de todo en ambos casos predomina el ESFUERZO y el SACRIFICIO.

Si recordamos aquel camino de baldosas amarillas anterior, el SUFRIMIENTO ha sido una de las características determinantes en el grupo, la intensidad de los entrenamientos, la exigencia, la dificultad y la mala suerte han traído tras de sí una serie de lesiones que impedían a algunos entrenar. Dudo mucho que pueda olvidar la sensación de FRUSTRACIÓN de una niña que en los primeros cinco minutos de entrenamiento resulto lesionada en una rodilla y prácticamente daba por finalizada su semana deportiva, las lágrimas que cada día caían por esa impotencia de "querer y no poder" eran enormemente contrarrestadas con cada gesto de alegría e ilusión cuando podía participar en un ejercicio o hacía alguno específico, finalmente el tesón y las ganas de entrenar llevaron a la recuperación, de ahí me llevo la moraleja de lo importante que es hacer que una persona triste y desafortunada sea capaz de sonreír cuando acercas a su mano lo que necesita.

El COMPAÑERISMO es uno de los valores que más me inspiraban para escribir un nuevo post durante mi estancia en Portugal, pero me parecía injusto dejar de lado el resto de sensaciones, sin embargo, queda claro que este es el valor que más ha estado presente. Equipo Amarillo, Equipo Lakers, y Primer Turno, son un ejemplo de tres grupos a los que simultáneamente podía permanecer una persona, el primero de ellos agrupados por nivel, el segundo con representación de todas las edades y el tercero aleatoriamente lo cual hace que los que son rivales a las 10, a las 12 se conviertan en compañeros y defiendan los mismos "colores". Nadie se cree más que nadie, todos forman un grupo y RESPETAN las cualidades de cada uno, a fin de cuentas son deportistas con un mismo objetivo, DIVERTIRSE. ¡Vaya! Ya aparece por aquí la palabra diversión, algo que a estos niveles y en estas categorías es lo principal a la hora de practicar deporte. Si cada uno de los asistentes tuviera que describir el Campus en una palabra, posiblemente DIVERSIÓN fuera la ganadora.

Son muchos más los valores que se han vivido durante cada una de las ocho feiras (días en portugués) que hemos estado juntos, pero todos ellos se resumen en aquellas pequeñas gotas que fluían de los ojos de todos los deportistas en el momento de la despedida, lágrimas de dolor por lo que terminaba, que entre líneas son lágrimas de ALEGRÍA y EMOCIÓN por los lazos creados con personas, unos lazos que perdurarán siempre en el tiempo. Si reuniéramos todas esas lágrimas en una botella sería sin duda un jugo de persona 100 por 100 natural que tendría que distribuir la marca AMISTAD.

Cierro con un video publicitario que dice "lo bueno nunca se acaba, si hay algo que te lo recuerda"

Publicado el 21 de julio de 2009 a las 20:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Mauro Enrique Martín

Mauro Enrique Martín

Se podría definir a Mauro Enrique Martín como "una persona del deporte" y es que de las veinticuatro horas que tiene un día dedica veinticinco al deporte". Este entrenador superior de baloncesto, licenciado en Publicidad y RR.PP. y con un master de periodismo deportivo se confiesa practicante de varias modalidades deportivas como fútbol sala, balonmano y voleibol, siendo seguidor de prácticamente todos los deportes. Actualmente es el máximo representante del baloncesto en Segovia, y colabora en formación tanto de entrenadores como de jugadores en la Federación de Castilla y León.

A través del blog, este entrenador, árbitro y aficionado pretende dar una visión general de los valores y las connotaciones intrínsecas del deporte buscando las opiniones y experiencias de todos con el fin de poder trasladarlo a las pistas, canchas y pabellones.

 

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD