domingo, 23 de septiembre de 2018 17:31 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Mauro Enrique Martín

Balón dividido

Mi deseo para el 2014

Archivado en: deseos, 2014, proposito, año nuevo, padres, deporte, educacion, formación, valores

Padre de deportistaFinalizamos el año 2013 y es tiempo de reflexión y análisis de lo acontecido durante los últimos doce meses. Es lógico que si hacemos esta reflexión tengamos propósitos de año nuevo que además vendrá cargado de nuevos deseos e ilusiones que puedan llevarnos a tener un nuevo año más gratificante.

Analizando todos los momentos vividos durante este 2013 en torno al deporte, me surge un deseo que aunque bien es cierto no depende de mí, si que conseguiría ahorrarme algún disgusto o malestar, y es que una de las cosas que más me ha molestado durante este último año en las instalaciones deportivas es la falta de colaboración de los padres de los jugadores en la educación y formación de sus hijos.

A día de hoy no puedo comprender como los padres y madres que supuestamente quieren lo mejor para sus hijos, y entre ese mejor estará ofrecerle la mejor educación posible y por ello eligen el deporte, por los valores que ahí se transmiten y de los que ya he hablado en varias ocasiones, no colaboren en esa educación.

Eligen un club u otro en función de los entrenadores, del nivel o de la calidad que estos ofrecen, y por suerte en el ámbito en el que yo me muevo (baloncesto principalmente), la mayoría de estos clubes tienen unos valores educativos y formativas que ayudan a los niños a crecer más que como deportistas, como personas.

Es por ello, por lo que acudir a ver un partido de niños en donde los padres se dedican a criticar decisiones arbitrales, a gritar e incluso a insultar, me crea una gran pena, ya que esa actitud la ven sus hijos y posiblemente la imitarán en el campo o en otros roles, como cuando vean un partido.

Más lamentable aún es ver a un padre levantarse en una grada para gritar a un árbitro y ver como a su lado un niño de apenas diez años repite el mismo comportamiento sin que nadie diga nada, lo que hará suponer al niño que su comportamiento es correcto y por lo tanto poco educativo.

Otra situación que he visto recientemente que también me entristece bastante, ha sido en un partido de minibasket (niñas de once años), donde el entrenador animaba a los padres a meterse con los árbitros, y así lo hicieron, llevando a esos árbitros a quitarles las ganas de volver a ser "deportistas", (si, los árbitros también son deportistas), o ofreciendo un ejemplo pésimo para esas niñas que disputaban el partido.
También es habitual que en todos los partidos haya algún padre o madre que tenga que dar la nota gritando y voceando a todo el mundo, es triste ver como otros padres se unen a esa actitud, mientras que aquellos que están en total desacuerdo no hagan nada por evitarlo, a fin de cuentas, ese comportamiento también les llega a sus hijos y les maleduca.

Por todo esto y otros muchos ejemplos que podría poner de situaciones vistas durante el año 2013, mis deseos para el 2014 van dirigidos a los padres, solicitando que colaboren en la educación de sus hijos cuando van a verles jugar un partido, que entiendan que es más útil animar y alentar al equipo en lugar de insultar a los árbitros, entrenadores o compañeros de sus hijos, y sobre todo, que si ven un comportamiento incorrecto y no educativo, que tengan valor para reprimirlos y frenarlos.

Creo que es labor de todos, trabajar en la educación de los niños y los padres son los primeros interesados y por ello, para este 2014 pido su colaboración.

¡Espero que en el próximo año se cumplan todos vuestros deseos! (El mío depende de vosotros).

¡Feliz 2014!


Publicado el 8 de enero de 2014 a las 11:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Buscando una liga que no es competición

Archivado en: deporte, sin competicion, reglamento, valores, deporte, iniciacion


Liga Baby Basket Mieres

Hace poco volvía a ver una iniciativa novedosa sobre una competición para niños en edad de iniciación al deporte en el que uno de los objetivos principales era que jugasen, se divirtiesen y que no compitiesen. Desde hace mucho tiempo, algunos estamos trabajando bajo los mismos principios pero resulta muy complicado hacer una liga atractiva para los niños (y sus padres) en la que no haya resultados, o no haya competiciones, o no se gane ni se pierde.

Es momento de acercar posturas y hacer una tormenta de ideas con el fin de conseguir un reglamento de competición en el que precisamente se olvide en primer lugar su nombre, “competición”, ya que no hay que fomentar en ningún momento la competitividad, ni el salir victorioso sobre los rivales. Pero a la vez ha de contener algo atractivo que incite a participar en dicha liga, a jugar con tus compañeros cada fin de semana y entrenar semanalmente con el fin de lograr algún objetivo deportivo que no esté relacionado con el resultado, pero que a la vez, satisfazga a todos los participantes.

Conzco casos de entrenadores que no dicen los resultados a sus niños, otros casos en los que los clubes hablan de momentos destacados de los partidos sin mencionar si se ha vencido o no, también se de ligas que en las crónicas resumen de la jornada no hablan de resultados sino de curiosidades del día, e incluso se de entrenadores que premian a sus jugadores por objetivos relacionados con valores del deporte como realizar lo entrenado, conseguir que todo el equipo participe, etcétera.

Pero todo esto siempre está vinculado a competiciones con resultados y clasificaciones, y por mucho que se quieran ocultar estos resultados, siempre están los típicos entrenadores, padres, jugadores y clubes que priman el ganar sobre el resto de cosas.

De ahí, que sea un buen momento para tratar de debatir sobre ello, con el fin único de crear un sistema de juego basado en valores del deporte, en la educación y en la formación de los niños, pero con la complejidad de hacerlo bonito e interesante motivando a equipos y clubes a formar parte de una competición regida por dichas reglas.

Y para romper el hielo voy a lanzar alguna propuesta que pueda ser de utilidad y que ya he visto en algunos sitios: que todos los niños participen el mismo número de tiempo en el partido, que se otorguen puntos por otros objetivos a parte de la anotación (fundamentos técnicos por ejemplo), marcando un límite de puntuación máximo por cada jugador (para evitar abusar de “el bueno”; premiar por jornadas en función de un sistema de puntuación válido para cada día y sin limitarse únicamente a la anotación.

Estas son solo algunas ideas, pero seguro que todos tenéis algo que aportar y que pueda ayudarnos a conseguir el reglamento perfecto para las categorías de iniciación al deporte.

 

Publicado el 28 de mayo de 2012 a las 14:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Jugo de persona 100 por 100 natural

Archivado en: baloncesto, campus, espinho, verano, valores

imagen

Una vez más vuelvo a tocar un tema de la vida cotidiana pero que personalmente he vivido en un entorno deportivo y es que con la llegada del periodo estival son muchas las familias que deciden enviar a sus hijos a campamentos de verano para que conozcan a otras personas de diversos lugares y convivir intensamente durante unos pocos días en los que la amistad fluye de forma realmente rápida.

En mi caso lógicamente, ha sido un Campus de Baloncesto y he de agradecer enormemente a la Federación de Castilla y León que me dejara participar como monitor en su actividad de la localidad portuguesa de Espinho, aunque suene raro, ha sido mi primer campamento de verano y ahora me arrepiento de no haber querido acudir nunca cuando era más pequeño a ninguno. Han sido ocho días, con sus 24 horas cada uno, de convivencia en la que son muchos los valores que hemos vivido el centenar de personas asistentes.

En primer lugar resaltar alguno de los valores de los que ya he hablado anteriormente y es que lo primero que se hace nada más llegar y sin instalarse en las habitaciones es una prueba de nivel para ver en qué grupo de entrenamiento te toca... es decir, lo primero que sientes al llegar es PRESIÓN, algunos jugadores de selecciones regionales tienen que demostrar por qué están donde están, mientras que cada uno a su nivel tiene esa presión de alcanzar el grupo que se merece.

Y una vez formados los grupos nos encontramos con un amigo y un enemigo, el TRIUNFO y el FRACASO, triunfa aquel que en tan solo una sesión de entrenamiento es capaz de promocionar de grupo y colocarse en uno de mayor nivel, mientras otros son degradados dejando en ellos una leve sensación de fracaso. Pero a pesar de todo en ambos casos predomina el ESFUERZO y el SACRIFICIO.

Si recordamos aquel camino de baldosas amarillas anterior, el SUFRIMIENTO ha sido una de las características determinantes en el grupo, la intensidad de los entrenamientos, la exigencia, la dificultad y la mala suerte han traído tras de sí una serie de lesiones que impedían a algunos entrenar. Dudo mucho que pueda olvidar la sensación de FRUSTRACIÓN de una niña que en los primeros cinco minutos de entrenamiento resulto lesionada en una rodilla y prácticamente daba por finalizada su semana deportiva, las lágrimas que cada día caían por esa impotencia de "querer y no poder" eran enormemente contrarrestadas con cada gesto de alegría e ilusión cuando podía participar en un ejercicio o hacía alguno específico, finalmente el tesón y las ganas de entrenar llevaron a la recuperación, de ahí me llevo la moraleja de lo importante que es hacer que una persona triste y desafortunada sea capaz de sonreír cuando acercas a su mano lo que necesita.

El COMPAÑERISMO es uno de los valores que más me inspiraban para escribir un nuevo post durante mi estancia en Portugal, pero me parecía injusto dejar de lado el resto de sensaciones, sin embargo, queda claro que este es el valor que más ha estado presente. Equipo Amarillo, Equipo Lakers, y Primer Turno, son un ejemplo de tres grupos a los que simultáneamente podía permanecer una persona, el primero de ellos agrupados por nivel, el segundo con representación de todas las edades y el tercero aleatoriamente lo cual hace que los que son rivales a las 10, a las 12 se conviertan en compañeros y defiendan los mismos "colores". Nadie se cree más que nadie, todos forman un grupo y RESPETAN las cualidades de cada uno, a fin de cuentas son deportistas con un mismo objetivo, DIVERTIRSE. ¡Vaya! Ya aparece por aquí la palabra diversión, algo que a estos niveles y en estas categorías es lo principal a la hora de practicar deporte. Si cada uno de los asistentes tuviera que describir el Campus en una palabra, posiblemente DIVERSIÓN fuera la ganadora.

Son muchos más los valores que se han vivido durante cada una de las ocho feiras (días en portugués) que hemos estado juntos, pero todos ellos se resumen en aquellas pequeñas gotas que fluían de los ojos de todos los deportistas en el momento de la despedida, lágrimas de dolor por lo que terminaba, que entre líneas son lágrimas de ALEGRÍA y EMOCIÓN por los lazos creados con personas, unos lazos que perdurarán siempre en el tiempo. Si reuniéramos todas esas lágrimas en una botella sería sin duda un jugo de persona 100 por 100 natural que tendría que distribuir la marca AMISTAD.

Cierro con un video publicitario que dice "lo bueno nunca se acaba, si hay algo que te lo recuerda"

Publicado el 21 de julio de 2009 a las 20:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Arrancando los motores de la formación

Archivado en: valores, deporte, blog, educación,

 ¡Nunca te acostarás sin saber una cosa más! Ésta podría ser una de las frases que ha marcado mi vida desde que estoy inmerso en el mundo del deporte. La interacción entre personas intercambiando puntos de vista y experiencias, unido a la enorme cantidad de estímulos que recibimos a través de nuestros sentidos, hacen que cada día, cada hora, cada instante podamos aprender algo. Pero... ¿que hacemos con ese algo?

La intención con la que he creado este blog es para convertirlo en un punto de intercambio de opiniones en torno al deporte, tratando todos aquellos valores que cada uno, desde niño, se puede encontar. Ante todo no pretendo que sea mi opinión la que prevalezca, es más, agradecería que no fuera así, todos tenemos algo que decir, todos tenemos experiencias positivas y negativas; ese "algo" con el que no sabíamos que hacer antes, se puede expresar aqui y abrir los ojos y las puertas de los lectores para que se pueda aplicar a cada una de nuestras vidas cotidianas con el fin de mejorar, especialmente en la formación/educación de deportistas.

Alguno se estará preguntando ¿y por qué sobre deporte y no un blog de educación?, pues porque personalmente considero que el deporte es el principal recurso de formación que todos tenemos desde niños, nadie se ha librado de jugar una pachanga, ir a ver un partido del equipo del pueblo, compartir unas cañitas viendo a "La Roja"... en éstas ocasiones nuestros receptores adquieren muchos valores de forma inconsciente que luego adquirimos como hábitos en otros momentos de nuestra vida.

Y que no se enfade la tele cuando digo que el deporte es el principal recurso formativo, ya que con el paso de los días iré demostrando como la televisión y el deporte unidos se convierten en una bomba educativa.

O O O El semáforo se pone en verde...

Publicado el 18 de junio de 2009 a las 00:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Mauro Enrique Martín

Mauro Enrique Martín

Se podría definir a Mauro Enrique Martín como "una persona del deporte" y es que de las veinticuatro horas que tiene un día dedica veinticinco al deporte". Este entrenador superior de baloncesto, licenciado en Publicidad y RR.PP. y con un master de periodismo deportivo se confiesa practicante de varias modalidades deportivas como fútbol sala, balonmano y voleibol, siendo seguidor de prácticamente todos los deportes. Actualmente es el máximo representante del baloncesto en Segovia, y colabora en formación tanto de entrenadores como de jugadores en la Federación de Castilla y León.

A través del blog, este entrenador, árbitro y aficionado pretende dar una visión general de los valores y las connotaciones intrínsecas del deporte buscando las opiniones y experiencias de todos con el fin de poder trasladarlo a las pistas, canchas y pabellones.

 

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD