lunes, 21 de octubre de 2019 11:13 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Mauro Enrique Martín

Balón dividido

El color del fútbol

Archivado en: racismo, futbol, españa

Campaña contra el racismoAunque la semana pasada defendiera una causa tachada de racismo no significa que todos los actos relacionados con la discriminación de deportistas por su raza sean justificables. Tras indagar en el asunto me encuentro con que nuestro país y más concretamente en el mundo del fútbol son múltiples los actos racistas que suceden y que además traen consecuencias.

Corría el año 2005 cuando el semanario británico "The Observer" publicaba un artículo titulado "The shame in Spain", es decir, "La vergüenza de España" a raíz de un enfrentamiento entre un equipo británico y uno español en la Champions League; en él se trataban numerosos actos racistas acontecidos en nuestro país, entre los que destacan las bochornosas acciones que recibían jugadores de la talla de Roberto Carlos (en el Real Madrid) y Eto'o (en el Barcelona) que eran llamados monos, macacos, chimpancés, que además recogían plátanos del césped e incluso monos de peluche, además se tachaba algunas frases escuchadas tanto en gradas como entre los propios jugadores de la liga española. Acto seguido el Diario La Vanguardia respondía con un artículo titulado "¿De qué color es Dios?" en el que se tomaban declaraciones a N'kono, Eto'o y Kamini ofreciendo testimonios sobre sus experiencias y algunas de sus justificaciones.

Fue a partir de entonces cuando el racismo comenzó a estar en boca de todos, de tal forma que en julio de 2007 el gobierno español toma medidas y crea una "ley para eliminar el racismo, la violencia, la xenofobia y la intolerancia en el deporte".  Esta ley fue perfectamente secundada por la Comunidad de Madrid, quien simultáneamente lanzaba la campaña "Di no al racismo en todas las lenguas", protagonizada por un total de dieciocho deportistas entre los que están los futbolistas Jurado, Perea, Marcelo, Gago, Uche y Granero.

Aunque anteriormente los propios organismos del fútbol habían comenzado a trabajar en ello, así en 1999 surgió el FARE (fútbol contra el racismo en Europa) y en 2002 la UEFA apoya los siguientes diez puntos del plan de acción para luchar contra el racismo en el fútbol:

  1. Publicación de una declaración indicando que el club no tolerará el racismo, explicando las acciones que se tomarán en contra de los que participen en actos racistas. Imprimid la declaración en todos los programas de los partidos, presentadla de forma visible y permanente en todo el campo.
  2. Anunciad públicamente condenas contra los gritos racistas en los partidos.
  3. Poned como condición para los abonados que no participen en abusos racistas.
  4. Acometed las acciones necesarias para evitar la venta de literatura racista dentro y en los alrededores del campo.
  5. Tomad medidas disciplinarias contra los jugadores que participen en abusos raciales.
  6. Contactad con otros clubs para aseguraros que comprenden la política del club contra el racismo.
  7. Fomentad una estrategia común entre los vigilantes y la policía para tratar el abuso racista.
  8. Quitad todos los graffiti racistas del campo urgentemente.
  9. Adoptad una política de igualdad de oportunidades en relación a la ocupación y al suministro de servicios.
  10. Trabajad con otros grupos y agencias, como por ejemplo peñas de jugadores, seguidores, estudiantes, organizaciones de voluntarios, clubs de jóvenes, sponsors, autoridades locales, empresas locales y policía. Desarrollad programas proactivos y preparad campañas para eliminar los abusos y la discriminación racista.

Desde entonces muchos clubes de fútbol han sido sancionados por actos racistas, como el caso del Cagliari en Italia, multado con 10.000 euros por los gritos que lanzaron sus aficionados contra el jugador de la Juventus, Sissoko. Aunque también se han quedado sin consecuencias actos peores como los vividos el pasado año en Turín cuando todo un estadio emitía cánticos tales cómo "¡Negro de mierda, sólo eres un negro de mierda!". "¡No existen italianos negros!". "¡Muere, Balotelli!".

Alejándonos del mundo del fútbol en otros deportes también nos encontramos con ataques racistas contra sus jugadores, el caso más popular es el del piloto de Fórmula 1, Louis Hamilton, que ha vivido situaciones similares a las de los futbolistas mencionados anteriormente. Además hoy nos podemos encontrar en la gran pantalla la última obra de arte del director Clint Eastwood, que bajo el título de "Invictus, cuando el rugby unió a un país fracturado por el racismo".

Me gustaría despedir este post con una frase del escritor Miguel de Unamuno quien da solución a estos problemas diciendo que "El fascismo se cura leyendo y el racismo se cura viajando".

Publicado el 23 de febrero de 2010 a las 15:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Momento negro para los blancos

Archivado en: baloncesto, racismo, negro, blanco

Se ha pasado de 4 jugadores blancos e 1992 a ninguno en la actualidadLa pasada semana se hacían eco todos los medios de comunicación de una noticia sobre la creación de una liga de baloncesto únicamente para blancos. Esto será en el estado de Georgia y en ella solo podrán participar jugadores americanos de raza blanca con el objetivo de "compensar la minoría de ciudadanos blancos jugando en ligas superiores". Esto ha sido tachado de acto racista por excluir a los negros de su competición, pero sin embargo el objetivo cobra cierto sentido tras analizar la situación actual del baloncesto americano ya que podemos encontrar una lógica aplastante que defienda esta situación:

En primer lugar debemos echar la vista atrás y recordar a algunos de los grandes jugadores que han dedicado la mayor parte de su vida a jugar en la NBA, quien no recuerda al legendario Pistol Pate Maravich, al gran Larry Bird al inicio de los 90, a una de las leyendas en Los Ángeles Lakers como fue su jugador y entrenador Jerry West, y más recientemente al recién retirado John Stockton. Si hay una característica común entre todos ellos aparte de que hayan sido estrellas de la NBA en diferentes décadas, es que todos ellos son jugadores americanos de raza blanca.

Si nos ponemos a mirar los roster actuales de los equipos de la NBA entre sus fichas nos encontramos con los jugadores americanos de raza blanca Ryan Anderson, Steve Blake, Chris Kaman, Luke Walton o el "sophomore" Kevin Love. Muchos de ellos desconocidos por la gente ya que ocupan un papel secundario en sus equipos.

Un estudio reciente ha publicado que apenas un 10% de los jugadores de la NBA son americanos de raza blanca, muy por debajo del porcentaje que se podía encontrar en temporadas atrás y que ha ido cayendo progresivamente hasta llegar a la situación actual.

Prueba de ello se ve claramente en la imagen en la que aparecen el Dream Team estadounidense de los Juegos Olímpicos de Barcelona '92 con Stockton, Chris Mullin, Larry Bird y Christian Laettner jugando con grandes estrellas negras como Michael Jordan, Pippen, Barkley, Ewing, Drexler, Malone, Robinson y Magic Johnson. Mientras en la última olimpiada de Pekín en 2008 a España se enfrentaron únicamente los jugadores de color: Bryant, James, Anthony, Bosh, Howard, Paul, Prince, Redd, Wade, Boozer, Williams y el afroamericano Jason Kidd.  

Si analizamos los últimos draft tenemos que remontarnos al año 2003 en el que Kirk Hinrich fue elegido en el número 7 por los Chicago Bulls donde inició su carrera de forma meteórica, pero que a sus 29 años ha visto como el novato Derrick Rose lo ha situado en un segundo plano dentro de su equipo. O al escolta Mike Miller que salió quinto en 2000 y que siempre ha destacado en equipos de segunda fila. Y en relación al evento All Star Game que cada año reúnen a los mejores jugadores de la NBA, nos encontramos en 2004 a Brad Miller como último jugador americano de raza blanca en disfrutar de este partido.

Si nos ponemos a buscar en el último draft de 2009, tenemos que caer hasta la posición decimotercera en la que fue elegido Tyler Hansbrough, jugador de los Indiana Pacers que apenas disfruta de 17,6 minutos por encuentro ocupando su posición inicial en el banquillo de la franquicia de Indianápolis. Y lo que es más escalofriante aún, nos introducimos en los pronósticos de expertos para el draft de 2010 y entre la treintena de nombres que serían elegidos en la primera ronda solo tenemos dos americanos blancos, el jugador de Kansas, Cole Aldrich y el de Nevada, Like Babbitt, indicando que ese porcentaje de americanos de raza blanca está lejos de ser incrementado.

Además cada vez son menos los americanos blancos que se albergan en ligas europeas con la intención de  triunfar y es que los clubes del viejo continente prefieren aprovechar el potencial físico de los americanos de color para ocupar sus plazas de extranjeros, sin ir más lejos la liga ACB apenas cuenta con jugadores americanos de raza blanca, cabe destacar que el Asefa Estudiantes comenzó la temporada con dos americanos que rompían la estadística, tanto Blake Ahearn como Nick Caner-Medley han conseguido demostrar que tienen un hueco en la mejor liga Europea a pesar de ser jugadores de raza blanca.

Y es que en la NBA cada vez se lleva más la importación de jugadores blancos procedentes de otros países y se está descuidando la formación y la opción de dar oportunidades a sus jugadores de raza blanca, de ahí que la idea de crear una liga para jugadores americanos de raza blanca pueda cobrar un gran sentido, ya que servirá para la promoción y el desarrollo de éste tipo de jugadores que se encuentra actualmente en un serio riesgo de extinción.

Son muchas las noticias que han salido y cada vez es mayor la preocupación por esta situación, os dejo un reportaje titulado "dónde se han ido todos los jugadores blancos de la NBA", si sabéis inglés se entiende fácilmente.

Publicado el 3 de febrero de 2010 a las 13:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Mauro Enrique Martín

Mauro Enrique Martín

Se podría definir a Mauro Enrique Martín como "una persona del deporte" y es que de las veinticuatro horas que tiene un día dedica veinticinco al deporte". Este entrenador superior de baloncesto, licenciado en Publicidad y RR.PP. y con un master de periodismo deportivo se confiesa practicante de varias modalidades deportivas como fútbol sala, balonmano y voleibol, siendo seguidor de prácticamente todos los deportes. Actualmente es el máximo representante del baloncesto en Segovia, y colabora en formación tanto de entrenadores como de jugadores en la Federación de Castilla y León.

A través del blog, este entrenador, árbitro y aficionado pretende dar una visión general de los valores y las connotaciones intrínsecas del deporte buscando las opiniones y experiencias de todos con el fin de poder trasladarlo a las pistas, canchas y pabellones.

 

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD