jueves, 18 de octubre de 2018 17:10 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Saida Antràs

Noticias de Barcelona

Torrente no se educó en Japón

Archivado en: japón, terremoto, educación, cine, torrente, cultura

Desde que se produjo la catástrofe natural en Japón, he oído de forma repetida una observación sobre la sociedad nipona que, sin duda, invita a la reflexión cuando entramos en comparaciones. Todo elmundo se ha dado cuenta del civilizado comportamiento de las víctimas del terremoto. Quizás las cámaras no han captado las escenas más violentas, pero lo que nos llega, tanto desde los medios como desde los testimonios in situ, es que a pesar del desastre, los japoneses están actuando de forma educada y paciente en una situación que cuando se ha dado en otros países ha imperado el caos, el pánico y la violencia.

     ¿Cómo han conseguido esta disciplina, se preguntanmuchos? Partiendo de la base que la sociedad occidental no comparte los mismos pilares básicos que la oriental en cuanto a la filosofía de la convivencia, hay que señalar que la extremada educación de los japoneses está fuertemente arraigado a su cultura. El cónsol general del Japón en España, Hidehiro Tsubaki, lo explicaba así estos días: en un país de 377.000 km2, (130.000 menos que España) donde viven 126 millones de personas (casi el triple que aquí), no queda más remedio que ser educado, apuntaba. Y desde la infancia, los niños japoneses son educados para ser pacientes y no molestar al prójimo. Sólo esta extremada educación permite la gestión civilizada de una situación tan sensible y terrible como la que están viviendo.

   La pregunta que todos nos hacemos es: ¿Cómo nos comportaríamos si esto sucediera aquí? La respuesta no es muy esperanzadora, teniendo en cuenta que hace años que nos quejamos del déficit de educación que sufre España. Justamente ahora, los records de audiencia de la nueva entrega de Torrente, a quien muchos definen como el espejo de la sociedad española, han desatado de nuevo el debate sobre el nivel cultural del país. Y los críticos se preguntan cómo millones de ciudadanos se ríen a carcajadas con este ídolo de masas que no deja de ser un individuo machista, misógino, grosero, pedorro, mentiroso, soez, racista, facha y putero, acompañado por un elenco de frikis a cual más deplorable. Sin duda, Santiago Segura ha demostrado una penetrante intuición a la hora de captar la psicología colectiva de este país. Y con su éxito pone en evidencia que nuestro sistema educativo es de una calidad tal que a un altísimo y sorprendente número de ciudadanos, lo que realmente les seduce y les hace desternillar de risa es la vulgaridad, la grosería y las figuras consagradas de la telebasura.

 

 

Publicado el 18 de marzo de 2011 a las 09:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

El cine mutilado

Archivado en: cine, ley del cine, catalán

La ley del cine catalán  ya está en boca de todos y, como en otros debates relacionados con la lengua catalana, se ha creado fuera de Catalunya un alarmismo y una reacción injustificada. Algunos medios de comunicación han centrado el debate obsesivamente en un sólo aspecto: la obligación de doblar al catalán.  Mientras que el cine europeo se ha igualado al autóctono por decreto y nadie ha dicho ni mu, que se haga en Catalunya parece inconcebible. Pero, ¿no es lo mismo?   Por otra parte, la ley ha puesto en pie de guerra a distribuidores y exhibidores, que ya han presentado datos apocalípticos del drama que se avecina; más o menos, vienen a decir que en un año las salas estarán vacías y sus negocios arruinados porque “nadie” quiere ver cine en catalán. La ley, entre otras cosas,  señala que todas las películas que no sean en catalán o castellano se han de doblar al 50% en esas lenguas a partir de un mínimo de 15 copias.  La protesta se materializará el próximo lunes, cuando 74 cines de la comunidad cerrarán para expresar su malestar. No tienen en cuenta que muchas de las películas que se han distribuido en Catalunya en ambos idiomas han tenido rendimientos similares en taquilla. Lo que es indiscutible de la nueva ley  es que las películas cuyo idioma original sea el castellano, no se doblarán ni subtitularán al catalán.  Es que era ridículo.
    A pesar de ello,  cuesta tomar partido en una disputa que a mi entender es algo estéril, sobretodo si se da por sentado que el debate es otro muy diferente: la “castración química” que padece una película cada vez que se la dobla. Son palabras de Joel Joan que, fugazmente, hasta dice cosas con sentido. Pues sí, hay que recordar que en toda Europa tan sólo España e Italia mantienen las cuotas de doblaje, mientras que el resto del continente opta claramente por el cine en versión original. Aquí segumos mutilando las obras con doblajes penosos tanto en cine como en televisión.

Publicado el 28 de enero de 2010 a las 20:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Saida Antràs

Saida Antràs

Licenciada en Periodismo y Humanidades por la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona, Saida Antràs es directora de Gente en Barcelona desde que se fundó en diciembre del 2007. Ha trabajado en el periódico Metro, El Periódico y la agencia Efe, entre otros, recorriendo con el tiempo todas las secciones que conforman un medio de comunicación, desde deportes hasta economía pasando por política, local, cultura, suplementos, etc. En este blog analiza y examina con lupa la actualidad de Barcelona, ofreciendo un diálogo interactivo con los lectores.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD