miércoles, 26 de septiembre de 2018 17:43 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Saida Antràs

Noticias de Barcelona

¿De verdad no lo entiendes?

Archivado en: catalán, lengua, normativa, castellano, discriminación linguística

"Anada i tornada a Sants, si-us-plau", dije sin aliento porque el tren estaba entrando en la estación y no quería llegar tarde a un exámen. El hombre que había tras la ventanilla ni me miró. De repente,  lo entendí. "Ida y vuelta a Sants", murmuré. Esta vez recibí una mirada de desprecio y la lentitud suficiente en servirme para que yo perdiera el tren.Esto pasaba hace unos 20 años. Y me disgustó, pero era algo tan normal que tampoco me extrañó. 

Actualmente, si pides un billete en catalán en cualquier estación catalana no suele pasar nada. Pero algunas cosas no han cambiado. Cuando bajo al bar de la esquina nunca se me ocurre pedir un "tallat". Paco, un andaluz que llegó a Barcelona hace más de cuarenta años, no habla catalán.  Así que le pido un "cortado", y todos tan contentos.

Lo que es realmente insoportable es la tergiversación constante y sistemática de la realidad linguística en Catalunya.  Ejemplos aislados y sacados de contexto como el deber de rotular como mínimo en catalán han sido tomados como bandera por formaciones minoritarias como Ciutadans y han llevado de nuevo al PP a postulados contrarios a la discriminación positiva del catalán. Es agotador escuchar a ciertos medios que, con sus salidas de tono sólo consiguen insultar a la profesión periodística e imbecilizan cada vez más a la España cavernícola; es el mismo adjetivo que usó este lunes el genial Monzó en un artículo de lectura obligatoria en La Vanguardia.

La normativa existente  no es una imposición de un idioma con la exclusión de otro sino simplemente una regulación de mínimos. La Constitución garantiza sobradamente el estatus del castellano, y quien no entienda que la gestión de la oficialidad de dos idiomas en un territorio no separa, sino que evita la segregación de sus ciudadanos, ya no tiene sentido explicarle los argumentos identitarios y culturales: son quizás los más importantes, pero qué más da, no lo querrá entender.

Publicado el 28 de octubre de 2010 a las 18:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

El cine mutilado

Archivado en: cine, ley del cine, catalán

La ley del cine catalán  ya está en boca de todos y, como en otros debates relacionados con la lengua catalana, se ha creado fuera de Catalunya un alarmismo y una reacción injustificada. Algunos medios de comunicación han centrado el debate obsesivamente en un sólo aspecto: la obligación de doblar al catalán.  Mientras que el cine europeo se ha igualado al autóctono por decreto y nadie ha dicho ni mu, que se haga en Catalunya parece inconcebible. Pero, ¿no es lo mismo?   Por otra parte, la ley ha puesto en pie de guerra a distribuidores y exhibidores, que ya han presentado datos apocalípticos del drama que se avecina; más o menos, vienen a decir que en un año las salas estarán vacías y sus negocios arruinados porque “nadie” quiere ver cine en catalán. La ley, entre otras cosas,  señala que todas las películas que no sean en catalán o castellano se han de doblar al 50% en esas lenguas a partir de un mínimo de 15 copias.  La protesta se materializará el próximo lunes, cuando 74 cines de la comunidad cerrarán para expresar su malestar. No tienen en cuenta que muchas de las películas que se han distribuido en Catalunya en ambos idiomas han tenido rendimientos similares en taquilla. Lo que es indiscutible de la nueva ley  es que las películas cuyo idioma original sea el castellano, no se doblarán ni subtitularán al catalán.  Es que era ridículo.
    A pesar de ello,  cuesta tomar partido en una disputa que a mi entender es algo estéril, sobretodo si se da por sentado que el debate es otro muy diferente: la “castración química” que padece una película cada vez que se la dobla. Son palabras de Joel Joan que, fugazmente, hasta dice cosas con sentido. Pues sí, hay que recordar que en toda Europa tan sólo España e Italia mantienen las cuotas de doblaje, mientras que el resto del continente opta claramente por el cine en versión original. Aquí segumos mutilando las obras con doblajes penosos tanto en cine como en televisión.

Publicado el 28 de enero de 2010 a las 20:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Saida Antràs

Saida Antràs

Licenciada en Periodismo y Humanidades por la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona, Saida Antràs es directora de Gente en Barcelona desde que se fundó en diciembre del 2007. Ha trabajado en el periódico Metro, El Periódico y la agencia Efe, entre otros, recorriendo con el tiempo todas las secciones que conforman un medio de comunicación, desde deportes hasta economía pasando por política, local, cultura, suplementos, etc. En este blog analiza y examina con lupa la actualidad de Barcelona, ofreciendo un diálogo interactivo con los lectores.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD