lunes, 23 de octubre de 2017 06:06 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Francisco Quirós

De punta en blanco. Real Madrid

Las (extrañas) filias y fobias del Bernabéu (II)

Archivado en: Real Madrid, Arbeloa

imagen

No era una noche cualquiera. La temporada no había comenzado nada bien y, para colmo, tres días antes el equipo había caído en su propio estadio ante aquel vecino que llevaba más de una década sin darse una alegría liguera en Concha Espina. Enfrente estaba un conjunto débil, propicio para firmar una goleada que recuperara la autoestima. Además, para el capitán suponía la posibilidad de reencontrarse con sus aficionados después de varios meses a caballo entre la enfermería y el banquillo.

El choque no empezó demasiado bien, pero el '7', ese que sí ejerce un liderazgo sobre el terreno de juego, daba cierta tranquilidad al poner el 1-0. Fue entonces cuando los visitantes, meros convidados de piedra a la fiesta de la 'resurreción' ancelottiana, botaron un córner en su única llegada con cierto peligro. El balón sobrevoló el área pequeña y ahí salió él, dispuesto a despejar el esférico y, de paso, un puñado de dudas. Sin embargo, el juego áreo nunca fue su fuerte y, una vez más, volvió a dejar constancia de ello con una errática salida que acabó con un remate que Modric salvaba sobre la misma línea.

Al final, los blancos reaccionaron y pusieron un 4-0 que cumplía en cierto modo con las expectativas. El capitán había pasado inadvertido, mitad por el buen hacer de sus compañeros, mitad por la inoperancia del rival. Pero con una diferencia tan holgada todos, salvo algún excepción en forma de Carles Puyol o Cristiano Ronaldo, tienden a relajarse. Era el momento oportuno para que los visitantes anotaran su gol de la honra. Primero un mano a mano y después otro córner. Como en los viejos tiempos, pero en una versión minimizada (no eran unas paradas tan milagrosas) aparecía él para evitar el gol. Dos intervenciones, dos razones para que algunos dejaran a un lado las pipas y se dedicaran a gritar. "Iker, Iker". Las cámaras enfocaban sólo a los que aplaudían sin rubor. Muchos le siguen esperando. Es 'su' capitán y lo ha ganado todo, incluido un Mundial.

Esa noche no estaba sobre el terreno de juego un compañero del anterior protagonista. Porta el '17' a la espalda, también se ha criado en la cantera blanca y, para desazón de algunos, también puede presumir de trébol internacional (Mundial y dos Eurocopas). Hablamos de ese jugador al que muchos criticaron su defensa a ultranza del anterior entrenador, ese portugués que dejó a 'su' capitán en el banquillo, pero del que pocos aplauden que siga ejerciendo de capitán en la sombra: Álvaro Arbeloa.

La grandeza de Arbeloa es que nunca intentó engañar a nadie. Cuando regresó de su Erasmus en Liverpool no prometió ser el nuevo Cafú. Él es el primero que conoce sus limitaciones, aunque determinados estilos de juego le lleven a explotar esas carencias. Su primera misión es defender y si el guión exige atacar, lo hace con un mínimo de decoro, midiendo sus subidas e intentando no descuidar su zona. Sin embargo, esto no ha servido para que los sectores recalcitrantes le silben cada vez que se anuncia su nombre por el videomarcador, los mismos que inician el 'run run' habitual cuando el balón cae en sus pies, como si la excelencia de un defensa pasara por hacer malabares con el esférico.

En muchas ocasiones ha salido ante los medios (o ante sus aficionados como hizo con Benzema en el partido de este año ante el Getafe) para arropar a los compañeros, ha afeado públicamente las conductas de algunos jugadores del eterno rival (los mismos que van dando lecciones de fair play) y, sobre todo, siempre ha puesto por encima los intereses del equipo a los suyos personales, vamos, un ejemplo de capitán, con la salvedad de que no porta el brazalete. Esa conducta le ha hecho desviarse del camino que algunos señalan como correcto. Por ello, recibe algunas veces ataques tan excecrables como el firmado este jueves por el pseudoinformativo de Cuatro. Todos aquellos que enarbolan la bandera de la unión madridista también deberían hacer suya esta causa y tener en cuenta que, como titulan en Bernabéu Digital, Arbeloa sí es 'uno di noi'.

Publicado el 11 de octubre de 2013 a las 12:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 0

No hay comentarios



Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Francisco Quirós

Francisco Quirós

De punta en blanco es un blog escrito por Francisco Quirós Soriano (Ávila, 1982), responsable de la sección de Deportes del semanario 'Gente'. Esta bitácora pretende ser un punto de encuentro para para los seguidores del Real Madrid y del fútbol en general. Bienvenid@

http://www.wikio.es

Blog del Dia

¿Eres buen blogger?

 

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD