domingo, 15 de diciembre de 2019 14:11 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Javi Somoza

Camino de baldosas amarillas

Reciclados

Archivado en: Stallone, Van Damme, Bruce Willis, Chuck Norris, Steven Seagal, Schwarzenegger, cine acción

imagen

Durante los años 80 y 90 existieron unos seres legendarios, mitad hombres mitad dioses. Estos seres se dedicaban al cine, pero no eran actores al uso, eran algo mucho mas importante, eran ESTRELLAS DE ACCIÓN. Ellos dominaban el cotarro, hacían pelis que recaudaban cientos de millones en todo el mundo, desde California hasta Chechenia. Sus películas estaban por encima del bien y del mal, la gente las iba a ver y punto. Sus rostros eran mundialmente conocidos, hasta en el más remoto pueblo del Congo.

Reciclados

Eran los reyes del mundo, todo lo que tocaban se convertía en oro. Sus carrreras parecían imparables, pero... algo horrible pasó en sus vidas, el efecto 2000 acabó con ellos. Las que en su momento fueron las máquinas más modernas y avanzadas del planeta se vieron afectadas por este virus. Fue entonces cuando lo que más temían se hizo realidad y se convirtieron en estrellas olvidadas o lo que es peor, pasadas de moda. Pero ya han pasado unos años de esto y a punto de entrar en el primer decenio del siglo XXI me pregunto: ¿Qué ha sido de ellos? ¿A qué se dedican? ¿Han sobrevivido?

TerminatorEl máximo exponente de esta generación fue el que mejor se ha sabido reciclar, me refiero al actual gobernador de California, Mr. Arnold Schwarzenegger. Viendo que las carreras de sus colegas se iban al traste y la suya propia empezaba a flaquear, optó por darle un giro a su vida tan sorprendente como exitoso. Terminator abandonó el cine para entrar en la política por la puerta grande. Pero este cambio (aunque muy acertado) es en el fondo un acto de cobardía. Ante el temor de más fracasos en taquilla abandonó lo que mejor hacía y lo que le convirtió en todo lo que es, el cine.

Muy distinto fue el caso de su amigo Sylvester Stallone. A finales de los 90 su carrera estaba prácticamente acabada, ya nadie le iba a ver. Después de sonoros fracasos como D-Tox o Avening Angelo pareció resignarse y sólo se dedicó a hacer cameos en películas como Taxi 3 o en series como Las Vegas. Incluso tuvo un reality de boxeo. Hasta que un buen día se le iluminó la bombilla y decidió recuperar sus antiguas personalidades. Y así fue como regresaron Rocky y Rambo. Escribió los guiones, las dirigió y, por supuesto, las protagonizó. A pesar de sus reducidos presupuestos fueron éxitos mundiales de público y de crítica. La nostalgia hizo que millones de treintañeros acudieran a los cines a ver a los que antaño fueron sus héroes favoritos. Otra vez de actualidad, Stallone tiene varios proyectos tanto de protagonista como de director. Me alegro por él y le deseo lo mejor.

Otra de las grandes estrellas de la época fue Bruce Willis, para mí el mejor. Su carrera nunca se desmoronó del todo, siempre alternó grandes éxitos con rotundos fracasos. Quizá gracias a su mayor registro interpretativo siempre estuvo ahí, pero la llegada del 2000 también le pasó factura. Tras encadenar varios fiascos tuvo que recuperar al mítico John McClane para volver a tener un gran éxito. Ahora tiene un sinfín de proyectos y estoy seguro que se jubilará siendo un gran actor. Estos tres eran los líderes de esta generación, pero había muchos más, aunque de segunda o tercera categoría.

SeagalSteven Seagal, por ejemplo, pertenecía a una de estas categorías secundarias. Su momento de esplendor duró poco, hasta el 96 más o menos. Su gran éxito fue la entretenida Alerta Máxima, que tuvo segunda parte y todo. Su estilo de pelear era novedoso y espectacular, esto le reportó numerosos fans, pero su inexpresividad era casi total. Ya hace años que no estrena ninguna peli en cine pero los videoclubs están llenos de ellas y así va tirando. Dolph Lundgren, el gigante sueco, aún sigue por ahí abarrotando los videoclubs pero muy lejos de repetir un Soldado Universal. Chuck Norris ahora vende artículos de gimnasia en la teletienda y apoyó oficialmente la candidatura de Mike Huckabee como candidato republicano a la Casa Blanca (afortunadamente McCain les derrotó). Yo creo que acabará en política quizá como gobernador de Texas, o mejor aún, como sheriff de Texas.

 

Tranquilos, no me he olvidado del más auténtico y polémico de todos, Jean-Claude Van Damme. Es por él y por su última película por lo que decidí hacer este artículo. JCVD es un peliculón, pero no sólo eso, es la vuelta de tuerca más sorprendente en la carrera de cualquier actor. JCVD es inclasificable, un nuevo genero en sí. Van Damme es Van Damme, un Van Damme decadente, acabado, al borde de la locura, vamos, la realidad. Es un drama muy serio y arriesgado en el que Van Damme expía sus pecados y renace con la que con diferencia es la mejor interpretación de su carrera. Quizá no sea ni la cuarta parte de exitosa que Time Cop o Doble Impacto pero desde luego ya nadie va a mirar al belga con los mismos ojos.

Van Damme había tocado fondo a finales de los 90. Era un cocainómano compulsivo, se le diagnosticó un trastorno bipolar, estaba metido en peleas cada dos por tres y empezó a pasearse por las teles de medio mundo haciendo el ridículo. No tuvo ningún éxito en años, y ahora, en 2008, se ha convertido de la noche a la mañana en un actor de culto. ¡Las vueltas que da la vida, y el cine!

Publicado el 19 de noviembre de 2008 a las 18:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Javi Somoza

Javi Somoza

Desde este blog sólo pretendo dar mi humilde pero crítica opinión sobre todo lo que tenga que ver con el cine. Moderno o antiguo, americano o europeo, bueno o malo, comercial o independiente... También espero que todos los cinéfilos y no tanto se animen a compartir sus comentarios sobre estos posts.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD