miércoles, 23 de octubre de 2019 03:18 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Josean Pérez

Rebufo. Lecturas, bufidos, sapos y rebufos

Después de la onda expansiva

Archivado en: Boom hispanoamericano

Disfrutaba la literatura hispanoamericana, ésa que se calificó con una especie de explosión: la literatura del boom. Con 16 años, leía a gusto a autores de diferentes generaciones, en diferentes géneros, con diferentes estilos, con diferentes... Eran los ochenta y resonaba aún con fuerza aquel boom literario que reventó entre los lectores de los sesenta como una bomba de racimo.

Al margen de la calidad de muchos autores y de inventos editoriales, para mí todos tenían un aspecto común: eran mis lecturas nocturnas. En aquel tiempo leí el pimpampúm en la cama, bajo la luz de la bombilla: Borges, Asturias, Cortázar, Octavio Paz, García Márquez, Monterroso, Cabrera Infante, Vargas Llosa... Y apareció mi miopía.

Entonces yo dividía a aquellos escritores hispanomericanos en cinco grupos.

Pelmas (por ejemplo: Fuentes).

Maestros (cuentistas que aún me resultan válidos: Cortázar, Onetti y... Cortázar).

Verborrágicos (con Carpentier al frente).

Hondos (Onetti , Roa Bastos y Sábato).

El grupo de Rulfo, con Rulfo.

 

En los últimos cinco años sólo he releído los cuentos de Cortázar, Onetti y Monterroso; y, eso sí, al grupo de Rulfo completo.

Tuve que leer obligado:

-En esto creo, de Fuentes (lamentable);

-Vivir para contarla, la primera entrega de los tres tomos prometidos que conformaban la autobiografía de García Márquez;

-Memoria de mis putas tristes, también de García Márquez. Un cuento alargado editorialmente (letra grande, generosos márgenes...) hasta el formato de la novelita. (Lamentable, también). Para mí, un cuento deudor de La casa de las bellas durmientes, de Kawabata.

 

P.D.: En los talleres literarios de finales de los ochenta y comienzos de los noventa mandaban Cortázar, Borges y García Márquez. En la segunda mitad de los noventa, la austeridad de Carver los desplazó.

 

Publicado el 7 de mayo de 2009 a las 16:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Josean Pérez

Josean Pérez

Donostiarra nómada, licenciado en Comunicación, doctorando que estira el gerundio desde hace más de diez años, caprichoso de las botas de montaña, lector (maniático de los cuentos y de las crónicas).

Desde hace más de 20 años, las señoras que me conocen (y que aún no han muerto) me dicen: "Cómo has crecido". Yo ya no les digo que tengo la misma estatura, tampoco les digo ya que no quiero caramelos ni chocolate, que prefiero un bocadillo de chorizo o un buen plato de lentejas.

 

MIS ASESORES

Pedro de Miguel. Peter. Bilbaíno de adopción. Licenciado en Historia. Lector inopinado. Micólogo. Hombre bueno y discreto. Gracias a él descubrí a McCarthy, comprendí a Nabokov, leí El vaso de plata de Marí... Algunos dirán que Peter murió el 12 de agosto de 2007. Sí, pero para el asesoramiento literario no hay perfiles perfectos.

Francisco Ostolaza. Patxi. Donostiarra. Montañero friolero/friolento. Licenciado en Químicas. Excelso catador de moras (zarzamoras). As de la orientación con brújula. Si Patxi me dice que un libro es bueno..., es bueno. Gracias a él descubrí a Mrozek o Askildsen.

Mº José Hughes. Fefi. Montevideana. Cantante frustrada. Escritora y cineasta. Licenciada en Comunicación. Si Fefi dice que un libro es malo, es porque le falta amor (no cursilería o sirope, ¡amor!), o porque lo rebusca en el agujero equivocado. Por eso, Fefi defiende a Yiyun Li o a Ring Lardner, por eso desprecia algunos cuentos con agujero de Flannery O'Connor.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD