sábado, 17 de noviembre de 2018 13:20 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de José Ramón Bajo

Noticias de León

Feve descarrila

Hace ya unos meses, concretamente con motivo del número 400 de Gente en León, escribía un largo artículo titulado ‘Lo que pudo haber sido y no fue’. Era una extensa crónica de la frustración que me producía comprobar como poco a poco se había ido desvaneciendo aquel León de ensueño que se había generado en el Consejo de Ministros celebrado en el Hostal de San Marcos en julio de 2004. Va para 10 años de aquello y sólo el Inteco parece tener las pilas cargadas.El Palacio de Congresos acumula retrasos y mutilación del proyecto (ya sin el gran techo solar diseñado por Perrault), el AVE sigue sin llegar y cuando lo haga en 2015 -es la última promesa- lo hará con sólo una vía, sin soterramiento y sin visos de seguir para Asturias; a la Ciuden le llueven los recortes de presupuestos y de futuro; de las autovías ni se habla; la minería condenada a muerte; la agricultura a rachas según las cosechas y los precios;... Y Feve. Otra vez Feve. El anterior alcalde, Francisco Fernández, se empeñó en hacer una tranvía sin Feve y descarriló. Luego tuvo que recurrir a Feve, pero ya era tarde porque la crisis se había hecho dueña de la situación y se preveía un batacazo socialista con un Zapatero sin rumbo. Y llegó el PP y se encontró con un proyecto de integración de Feve que suponía una inversión de 71 millones de euros y que incluía un ramal de tranvía al Hospital y en un futuro a la Universidad.Para ello se iban a utilizar los denominados ‘tren-tran’, trenes en recorrido y tranvías en la ciudad.Apenas queda nada de aquel proyecto original. Los recortes han ido minando aquello que se diseñó tanto que el portavoz socialista en el Ayuntamiento de León, José Antonio Diez, denuncia que la inversión quedará reducida a 9 millones de euros, que afirma se la podían haber ahorrado porque al final habrá vallas, barreras, pitidos, señales de tren y hasta una vía única para llegar a la estación de Matallana. Parece una broma, pero está camino de ser realidad si la ciudad no se pone manos a la obra para exigir un proyecto serio. Lo de hace diez años era un plan a largo plazo, casi una utopía; lo de ahora empieza a rayar la burla. Y León no se lo merece.

Publicado el 24 de enero de 2014 a las 09:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 1

1 | Juan Antonio - 27/1/2014 - 09:00

Bien dice en su texto que lo planteado para León era una utopía. La burla ha sido la de unos pocos, que con sus ideas absurdas y sus intereses políticos han abocado a esta estrambótica situación.
Desde un principio, toda la idea de la integración de FEVE era más que forzada. Las cifras de los estudios previos, estaban hinchadas a más no poder; había que darle visos de verosimilitud a toda costa.
Y había que iniciar los trabajos también a toda costa, antes de las elecciones, no vaya a ser que alguien pensase que era una nueva promesa electoral incumplida.
A pesar de todo el PSOE perdió la elecciones municipales. Quedaban las generales y en FEVE seguían los socialistas Villalba y Díez.
Entretanto, la crisis abocaba al ayuntamiento casi a la quiebra técnica, y los nuevos regidores abandonaban su parte del trato para la integración, dejando a FEVE y al Ministerio en la estacada. Y a pesar de ello, se siguió adelante con el levante de las vías. Fue septiembre de 2011. En noviembre, gana el PP las generales por mayoría absoluta.
El daño al ferrocarril de vía estrecha ha sido terrible. Esos protagonistas han sido los únicos culpables de que la burla haya costado alrededor de 10 millones de euros o más, para quedar como se estaba antes o incluso peor.
Y además, el ayuntamiento ha seguido aprovechando la oportunidad para que las obras le solucionen más problemas, y ha abusado de los trabajos de FEVE encareciendolos aún más, a pesar de ser en parte culpables al salir por patas del convenio.
La otra parte, la del soterramiento de la vía ancha, tiene un perfil parecido. A toda costa había que cortar el tráfico ferroviario por el crucero antes de las elecciones. Estoy convencido de que se sabía que no se iba a poder ejecutar nada por falta de dinero en mucho tiempo, pero aún así había que dar el golpe de efecto electoral.
Esos intereses particulares y cortoplacistas han sido los que han dejado en esta vergonzante situación al ferrocarril de la ciudad leonesa

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

José Ramón Bajo

José Ramón Bajo

José Ramón Bajo Álvarez -Gordaliza del Pino (León) 26-2-1961- es licenciado en Ciencias de la Información, rama de Periodismo, por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Es director de Gente en León desde su puesta en marcha en octubre de 2004, cargo que actualmente compatibiliza con el de Director Comercial de Gente en León y el de Director de Contenidos del Grupo Gente. Además de Gente en León, también formó parte del equipo fundacional de los periódicos La Crónica de León (1986-1999, llegando a Director Adjunto) y El Día de Valladolid (2000-2003, en los puestos de Jefe de Local y Cierre). También ha trabajado en El Diario de León (en 1985 como Redactor-Delegado en las Comarcas de Astorga-La Bañeza), Radio Valladolid de la Cadena Ser (verano de 1985) y TVE (verano de 1984). También participó en el libro de Afrodisio Ferrero 100 leoneses y el porvenir de León.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Archivo

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD