sábado, 14 de diciembre de 2019 16:10 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Ander Izagirre

A topa tolondro. Viajes, escapadas y barzoneos

Pido 13 euros más de indemnización para Egunkaria

Archivado en: Paísss, Periodismo

En el banquete de bodas de mis tíos Iñigo y María, me levanté tras el primer plato, cogí la moto y me fui a casa para ver el prólogo de la Vuelta a España de 1995. Lo ganó Abraham Olano. Escribí a toda prisa una columna sobre la etapa. La imprimí. Corrí con la página a la librería del barrio y allí la envié por fax. Cuando volví al banquete, la gente ya estaba bailando. Me senté a comer el solomillo que me habían guardado y algunos familiares se acercaron a preguntarme qué tal, y yo respondí que bien, que apurado pero bien, orgulloso porque acababa de convertirme en periodista. Esto será la vida del heroico reportero, pensé: abandonar bodas para ir corriendo a escribir. Tenía 19 años y fue el primer texto que publiqué en un periódico.

Esta es una pequeña historia que pensé en enviar a MAJ por si quería incluirla en su blog, donde anda recogiendo las experiencias de periodistas que cuentan su aterrizaje en la profesión.

Pero la anécdota juvenil quedó unida a un episodio siniestro: si ahora quisiera buscar mi columna inaugural, sería imposible encontrarla. Desapareció el 20 de febrero de 2003. Se la tragó un agujero negro, igual que se tragó otros miles de textos, cuando la Guardia Civil clausuró Egunkaria, el diario en el que publiqué aquellas columnas durante las tres semanas de la Vuelta, por las que me pagaban 2.100 pesetas, si no recuerdo mal.

En septiembre de 1995 yo tenía 19 años y mucha suerte: Martxelo Otamendi, director de Egunkaria, me había telefoneado en persona para encargarme las columnas. A partir de entonces, me dio una confianza mucho mayor de la que se merecía un estudiante de segundo de Periodismo. El periódico era modesto, me explicaba Martxelo, y nunca me iba a enriquecer trabajando para ellos, pero me pagarían por las colaboraciones lo mismo que a los periodistas profesionales, me ofrecerían encargos y escucharían todas las propuestas que quisiera hacerles. Durante mis años de estudiante escribí en Egunkaria reportajes, crónicas y hasta entrevistas como aquella que le hice medio temblando a José María Bastero, recién nombrado rector de la Universidad de Navarra, y que apareció en portada, mi primera portada. Martxelo me llevó de la mano en mis comienzos profesionales y me trató como ningún otro jefe me ha tratado nunca.

El 20 de febrero de 2003 yo estaba en Estambul con Josu Iztueta. Allí nos subimos a un autobús de voluntarios de muchos países que se dirigían a Bagdad con el propósito de actuar como escudos humanos y tratar de impedir los inminentes bombardeos de Estados Unidos. Viajamos con ellos hasta Ankara. Les entrevistamos y escribimos una crónica ("Se apuntan a un bombardeo"). No pudimos publicarla en Egunkaria: acababan de cerrarlo y habían detenido a sus directivos, incluido Martxelo Otamendi, acusados de pertenecer a Eta.

Leer texto completo »

Publicado el 14 de abril de 2010 a las 09:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Domingo calcáreo

Archivado en: Escapadas, Aizkorri

Nos encanta la caliza, qué bonita es la caliza, cómo nos gusta tropezarnos con la caliza. Disfrutamos pensando y decidiendo cada paso en los laberintos de rocas fragmentadas, golpeándonos las espinillas y torciéndonos los tobillos.

Hoy a Laura le dolían los meniscos, Gari ha doblado uno de sus bastones cuando se le ha hincado en un lapiaz y yo me he traído la cornada de una cuchilla pétrea en la palma de la mano izquierda.

(¿Lapiaz? Sí, también nos gusta repetir los nombres de los accidentes calcáreos: lapiaz, dolina, poljé...).

Pero seguimos dando gracias a los organismos marinos que depositaron sus minúsculas conchas, caparazones y esqueletos minerales en el fondo del océano, y que así acumularon el material con el que están modelados los montes vascos. No me digáis que no es impresionante: este paisaje está formado por los microgramos  de carbonato cálcico que trillones de bichitos fueron dejando durante millones de años en el fondo del mar.

Hablando de bichos: en la siguiente foto, Gari y Laura buscan el camino por el laberinto calcáreo. Al fondo, la ermita y la cumbre de Aizkorri (1.528 m.). Esos puntitos de la cumbre son al menos dos docenas de montañeros que aprovechaban el fantástico domingo calcáreo.

Leer texto completo »

Publicado el 11 de abril de 2010 a las 20:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Susedidos en el país del euskera

Archivado en: Paísss, Pichorradicas

Aquí van algunas perlas recogidas por el sociolingüista y humorista tolosarra Kike Amonarriz (vía Josu Iztueta):

En el Parque Etxebarrieta de Bilbao, un niño de 10 años juega con sus amigos un domingo por la mañana. De pronto, uno de ellos le pregunta:

-Oye, ¿tu padre es maisu? ["maestro"]

-No. ¿Qué pues?

-¡Hombre! ¡Es domingo y te está hablando en euskera!

*

Una niña donostiarra de siete años cena con sus padres.

-Ama, zuek zergatik ez zarete normalak? Zergatik egiten duzue beti euskaraz?

["¿Vosotros por qué no sois normales? ¿Por qué habláis siempre en euskera?"]

*

Un japonés que ha estudiado euskera en la zona de Garazi se acerca a la taquilla del Museo Vasco de Baiona y pregunta:

-Egun on. Nahi nuke museoa ikusteko sartze bat erosi [Buenos días. Querría una entrada para el museo].

-Pardon, mais je ne parle pas le japonais.

*

Esta historieta creo que también la contaba Amonarriz hace años. Una pareja vasca que ha adoptado a una niña china viaja a Madrid para un encuentro con otras familias en la misma situación. Allí toman un taxi y durante el trayecto van hablando con la niña en euskera. El taxista madrileño está asombrado:

-Qué suerte la niña, ¿eh? ¡Tiene padres que le hablan en chino!

Publicado el 10 de abril de 2010 a las 15:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Fuck off / ongi etorri

Archivado en: Batido de coco, Emigración

El debate sobre la emigración es muy complejo, tiene muchos rincones, no puede simplificarse. Vale. Pero al final, después de darle mil rodeos, siempre vuelvo a la casilla de salida: qué derecho tenemos los habitantes de la opulencia a cerrarles el paso a quienes vienen de la miseria, en nombre de qué razones les impedimos que tomen su parte del pastel. Sólo se me ocurren respuestas egoístas.

La emigración es un jaleo, claro, quién lo niega. El asunto es que no parecemos muy dispuestos a ceder un milímetro de nuestra comodidad para que otros puedan respirar. Preferimos levantar un muro de excusas alrededor de nuestra chiripa geográfica para no saber nada de esas personas raras a las que les ha tocado nacer en el lado chungo, para no pensar que nuestro nivelón de vida es cómplice de la injusticia.

Publicado el 7 de abril de 2010 a las 20:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

"Sufro en todos los terrenos"

Archivado en: Ciclismo, José Antonio Momeñe, Gómez Peña

Una vez le preguntaron a José Antonio Momeñe sobre el tipo de ciclista que era. Y respondió: «Sufro en todos los terrenos». Quizá por eso terminó cuarto el Tour de Francia de 1966.

No os perdáis el gran reportaje de Gómez Peña, porque la historia del vizcaíno Momeñe es fascinante: los entrenamientos de la adolescencia (iba y venía en bici al taller mecánico en el que trabajaba, dando largos rodeos montañosos), las competiciones a escondidas de su padre (los triunfos lo delataban, porque aparecía en los periódicos), los viajes a pedales hasta Francia para comprar piezas de recambio...

Es el ciclismo como reflejo de otra época, en la que los deportistas no necesitaban ayuda de psicólogos para competir, como apunta Gómez Peña: la posibilidad de huir de la pobreza ya era estímulo suficiente.

Al leer el reportaje me he acordado de los párrafos de Miguel Delibes que copié en este blog hace unas semanas. En ellos, Delibes explicaba que el mejor ciclista es el mejor impostor, el que sufre tanto como los demás pero sin dejar que se le note. Y justo después venían unas líneas que explican bien los éxitos de Momeñe: 

"En España había más escaladores que en ninguna parte porque estábamos acostumbrados a mortificarnos disimulándolo. Esta teoría creo que se ha confirmado después: hoy los mejores trepadores son de Colombia [el libro es de 1988]. El escalador va desapareciendo de Europa con el aumento del nivel de vida. Subir una cuesta en bicicleta, aunque ésta sea de aluminio y disponga de treinta desarrollos, es un tormento para todo hijo de vecino".

Es que a Momeñe no le cuesta, dirían algunos.

Publicado el 6 de abril de 2010 a las 22:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Vespaña 66

Archivado en: Vespaña

Esta foto es de hace casi cuatro años, de cuando descubrí mis similitudes y diferencias con Zinedine Zidane y de cuando por fin vi mi protuberancia neandertal (de un-tal-ander).

Hace unos días me llegó esta otra, de dos turistas que pegaron un frenazo al descubrir el cartel y quisieron fotografiarse allí mismo. Esto me hace pensar que la Ruta Vespaña puede convertirse en una especie de Ruta 66 ibérica, con indudables posibilidades turísticas. Para empezar, ofrezco mi colaboración a las autoridades y los vecinos de La Cabezonada que deseen promocionar su hermosa tierra de contrastes, cruce de caminos, crisol de culturas, su exquisita gastronomía y la hidalguía de sus gentes.

(La foto con el trigal amarillo de julio la sacó Francis. La foto con el trigal verde de marzo la sacaron Laura y Gari I.).

Publicado el 4 de abril de 2010 a las 10:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

"Este mundo me parece una trinchera"

Archivado en: Mikel Iturria, Miguel Sánchez-Ostiz, Alberto Barandiaran, Blogs

Se discutió mucho sobre los trece apóstoles que esculpió Oteiza en el friso del santuario de Aránzazu. A mí se me ocurre otra interpretación: si consideramos la Última Cena de Oñati como un evento cultural celebrado en Guipúzcoa, no cabe duda de que el decimotercero debe ser Iturri (conocido como Mikel Iturria cuando se quita la capa de internauta). Por la blogosfera vasca circuló una vez este titular: "Se ha celebrado un evento cultural en Donostia y Mikel Iturria no ha asistido".

Iturri acude a todos los conciertos, exposiciones, películas, presentaciones y conferencias de los alrededores. Con lo que cuesta mantener un blog, va el tío y publica el suyo -siempre jugoso- tanto en euskera como en castellano (Harrikadak / Pedradas). Además, este amanuense del siglo XXI se dedica a traducir al castellano algunos textos interesantes que se publican en los medios euskaldunes. Habría que darle un premio o una subvención o un vale por cañas y pinchos en el bar Tánger.

Hace unas semanas, Iturri se tomó el trabajo de traducir en su blog la maratoniana entrevista que le hizo el gran reportero Alberto Barandiaran al escritor Miguel Sánchez-Ostiz en la revista Argia ("un temporal de esos que siempre deja algo en la playa"): "Lubaki bat iruditzen zait mundu hau" ("Este mundo me parece una trinchera").

La traducción está dividida en cuatro partes:

En la primera, Sánchez Ostiz menciona sus viajes por Bolivia, la revolución pacífica que allá se vive, el racismo en varios sentidos, las tensiones... ("quienes debían haber nacido para obedecer han empezado a mandar").

En la segunda parte explica su empeño por levantar acta de algunos rincones oscuros de este mundo. Dice que vivimos tiempos apasionantes, "sentados sobre un barril de pólvora".

En la tercera parte da algunas pistas sobre la novela en la que tratará el inicio de la Guerra Civil ("macagüen, menudos tiempos aquellos"), habla de la memoria histórica, de los disgustos con su Pamplona natal...

Y en la cuarta habla del caso Egunkaria, del compromiso, de la libertad de conciencia. Y de la necesidad de aprovechar el tiempo, de la urgencia de trabajar ante el acoso de la vejez.

De los libros viajeros de Sánchez-Ostiz me admira su empeño por intentar entender a los demás, a los extraños, a los otros, sin juzgarlos. Y me gusta el recordatorio permanente de que los visitantes, los viajeros, los escritores, los periodistas, él incluido, sólo obtenemos una visión muy limitada de esas realidades ajenas. En el caso de países tan complejos como Bolivia, donde él ha viajado muchas veces, deberíamos ser sinceros y reconocer que no hemos entendido casi nada, que no nos hemos hecho ni una mínima idea de tantos y tan remotos mundos, tantas vidas que quedan a desmano.

Pero siempre tenemos un esquema en el que podemos encajar a nuestro gusto los fragmentos que hemos recogido. Siempre tenemos una trinchera en la que acomodarnos.

Por eso, entre el porrón de frases destacables de la entrevista, traigo aquí estas pocas:

"Resulta muy fácil acercarse a las realidades que nos son ajenas como si fuéramos misioneros. Como misioneros o como guerrilleros. Sin embargo, es difícil dejar en casa tus prejuicios y tus pensamientos y tratar de ser comprensivo con las formas de vida que te encuentras".

Remato con Chéjov (donde dice "psicólogo", se puede poner "periodista", "escritor"...):

"Un psicólogo no debe pretender que entiende lo que no entiende. Es más, un psicólogo no debe dar la impresión de que entiende lo que nadie entiende. No seamos charlatanes y digamos con franqueza que en este mundo no se entiende nada. Sólo los imbéciles y los charlatanes creen comprenderlo todo".

Publicado el 1 de abril de 2010 a las 10:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Nada es azar

Archivado en: Oskar Alegría

Oskar Alegría empieza citando a Claude Lévi-Strauss: "Tenemos el derecho de comparar una ciudad con una sinfonía o un poema: son objetos de la misma naturaleza".

Y empieza a leer Buenos Aires con su cámara de fotos. "La frase 'Buenos Aires es un libro' no encierra ninguna metáfora. Buenos Aires es un libro. La capital argentina regala palabras, expresiones, voces por todos sus rincones. Caminar por sus calles es leer, doblar una esquina supone pasar página, tomar un taxi significa saltarse un capítulo, volver a un café es subrayarlo", escribe en la presentación de esta serie.

Os recomiendo que empecéis con este verso visual: "Tu silencio es un papel blanco", que luego pinchéis en "siguiente" y vayáis pasando uno a uno todos los versos de cuatro o cinco fotos que Oskar leyó en Buenos Aires. Dedicadles unos segundos, porque detrás de lo deslumbrante siempre hay algo más.

Seguro que después os apetece pasear por Roma, una ciudad que Oskar recorre fotografiando números del 1 al 99; por Berlín, siguiendo el rastro del color verde; París, hallando el futuro de las fotos del pasado...

Asomaos a otras series: La mujer berenjena, Los contemplados, Elogio del agujero...

Y si os pilla a mano, acercaos a Zarauz entre hoy y el 30 de mayo: allí se expone "Nada es azar. Un poema visual hallado en Buenos Aires" (en la casa de cultura Sanz Enea; se inaugura hoy a las 19.30).

Publicado el 30 de marzo de 2010 a las 11:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Vagamontañas

Archivado en: Blogs, Montaña, Eider Elizegi, Jordi Rovira, Viajeros

Eider y Jordi se van de viaje, de viaje largo, a los Andes. Y quieren ser regalamontañas.

Ayer en Tolosa el periodista Josep María Palau dijo que en los desiertos vemos lo que cada uno queremos ver, encontramos lo que queremos encontrar. Con los viajes, propios y ajenos, ocurre lo mismo: vemos en ellos lo que cada uno queremos ver.

A mí me parece que el viaje de Eider y Jordi es una lección de libertad.

A todos nos toca decidir si vivimos obedeciendo a nuestras ilusiones o a nuestros miedos, que tiran de nosotros desde esquinas opuestas, y ahí andamos, haciendo equilibrios entre la seguridad y la libertad.

Eider conoce los riesgos mejor que nadie:

"Puede que no vuelvas de este viaje con vida -me dice mi vértigo-. Cabe la posibilidad de que la fuerza de la gravedad os arrebate y os estampe contra el abismo, o de que os cubra un blanco edredón de hielo y nieve, o de que...".

Y ella responde. Y se va.

Y se desprende de todas esas cuerdas y redes a las que solemos atarnos día tras día con la absurda pretensión de que nos van a amarrar a una seguridad completa, y que a menudo terminan por impedirnos el movimiento.

En el banco le preguntan por su profesión y ella responde con esta foto:

Seguir los textos y las fotos de Vagamontañas va a ser una delicia. Me lo dijo Oskar, otro amigo de vuelo libre, que tiene una sección de su biblioteca destinada a libros escritos con los pies: qué bien escriben los que caminan.

Publicado el 26 de marzo de 2010 a las 11:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Lo veo y me río solo

Archivado en: Faemino y Cansado

Nueva mudanza, nuevos descubrimientos: esta foto del 12 de diciembre de 1997, que chorrea glamour. La veo y me río solo. Como dice V., el conjunto boina+bigote+forro polar finlandés es muy grande.

Buena excusa para recordar un clasicazo: los romanos y el acueducto de Segovia (claro, en esta época qué van a poner: clásicos).

 

Publicado el 24 de marzo de 2010 a las 09:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Ander Izagirre

Ander Izagirre

Nací en San Sebastián en 1976. Soy periodista satélite. Kazetari alderraia naiz (leer más).

 

Ayuda para los mineritos

 

-PENÚLTIMOS VIAJES:

Karakórum (Pakistán, expedición al Broad Peak, 2010) /

Sáhara (campamentos de refugiados saharauis, 2010) / 

Bolivia (niños mineros, 2009) /

Bretaña (trainera de Albaola, 2009) /

Islandia y Groenlandia (2008).

 

-LIBROS (información y compra):

Cuidadores de mundos / Plomo en los bolsillos /

Los sótanos del mundo / El testamento del chacal /Trekking de la costa vasca

 

Libros de Ander Izagirre

 

 

-REPORTAJES:

"Mineritos. Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia"

"Lurpeko haurrak"

"Las madres guaraníes saltan a la cancha"

"Vidas en la boca del infierno" (Islandia)

 

-EGOTECA: entrevistas y tundas varias

 

 

facebook.com/ander.izagirre

Enlaces

La primera etapa de este blog:

Aquel blog con ruedas:

Amigos y maestros:

- Entre Asia y Europa (Zigor Aldama)

- Las ciudades visibles (Oskar Alegría)

- Balazos (David Álvarez)

- Independent docs (Unai Aranzadi)

- Salam agur (Mikel Ayestarán)

- El kiliki errante (Daniel Burgui)

- Leitzaran (Xabier Cabezón)

- Sintomático (Miguel Carvajal)

- Vagamontañas (Eider Elizegi)

- Sergio Fanjul (pues eso)

- Mari kazetari (June Fernández)

- Harrikadak (Mikel Iturria)

- La buena prensa (Miguel Ángel Jimeno)

- Cosas de cumbres (Javier Marrodán)

- Diario de un escéptico (Jaime Martín)

- Momo dice (Lucía Martínez Odriozola)

- Fogonazos (Antonio Martínez Ron)

- Letras enredadas (Pedro de Miguel)

- El jukebox (Alberto Moyano)

- Allendegui (Juan Andrés Muñoz)

- El canódromo (Javier Muñoz)

- Eresfea (Josean Pérez Aguirre)

- Gente de internet (Leandro Pérez Miguel)

- Paper papers (Toni Piqué y Gonzalo Peltzer)

- El adversario (Carlos Ranedo)

- Carreras del mundo (Marc Roig)

- Un quiosco de malaquita (Mònica Roig)

- Un vikingo en Asia (Eric San Juan)

- Vagón-bar (Paco Sánchez)

- Vivir de buena gana (Miguel Sánchez Ostiz)

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD