domingo, 31 de mayo de 2020 21:09 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Ander Izagirre

A topa tolondro. Viajes, escapadas y barzoneos

Muere el cura vasco del Far West

Archivado en: Personajes, Vascos, Martxel Tillous, Los sótanos del mundo

Ha muerto Martxel Tillous, el sacerdote que conducía cien mil kilómetros anuales por el Oeste de Estados Unidos, desde California hasta Montana, desde Oregón hasta Nuevo México, para oficiar misas en euskera allí donde se lo pedían.

Lo conocimos en la Euskal Etxea de San Francisco. Iba a celebrar una misa para los pastores vasco-californianos jubilados, que ese día recibían un homenaje, después pensaba ponerse al volante para conducir hasta Las Vegas, donde debía dar otra misa en la fiesta anual de la Nabo (North American Basque Organization), y luego regresar. Planeaba conducir 1.800 kilómetros en dos días. Y nos contó que al regresar a casa podía tener un mensaje en el contestador con alguna petición para celebrar un bautizo o un funeral en cualquiera de los once estados por los que se desparramaba su parroquia: California, Nevada, Oregón, Washington, Idaho, Utah, Arizona, Montana, Wyoming, Colorado y Nuevo México.

Con semejante trote ya había machacado dos furgonetas y conducía la tercera, en cuya matrícula lucía el nombre "Pottoka". Le sacamos esta foto en al aparcamiento de la Euskal Etxea de San Francisco, poco antes de ponerse rumbo a Las Vegas:

Tillous, natural de Zuberoa, fue misionero durante 26 años en Costa de Marfil. Después se trasladó a París, donde ejerció de capellan en la Euskal Etxea de la capital francesa. Y en 1993 lo enviaron a California, donde el obispado de Bayona destina siempre un sacerdote para atender a la comunidad vasca. Allí editaba Lokarria, Basque-American Catholic Newsletter, un boletín en inglés y euskera que enviaba a veinte mil familias vascas del Oeste.

Vivía en un cuartito de la Casa Vasca de San Francisco, apenas seis metros cuadrados, y se duchaba en los vestuarios del frontón.

-Los anteriores curas vascos de San Francisco vivían en un piso, en el centro de la ciudad -nos contó-, y a mí también me enviaron allá. Pero la ciudad es muy solitaria, no hay contacto con los vecinos, y yo estaba acostumbrado a vivir rodeado de personas en África, con mucho bullicio y mucha alegría. Me puse muy triste. Hablé con los de la Casa Vasca y me dijeron que podría instalarme en este cuarto. Es pequeño, pero yo vivo encantado porque siempre hay gente en el frontón o en la cafetería, y suelo comer con los cocineros del restaurante.

Tillous, sin embargo, apreciaba la soledad cuando viajaba al volante. Decía que tantas horas en la carretera le servían para pensar y rezar. Cuando caía la noche, dormía dentro de la furgoneta o montaba una pequeña tienda de campaña al borde del camino. A veces, confesaba, tenía que pisar el acelerador para llegar a tiempo.

-La policía me ha parado seis o siete veces por ir demasiado rápido pero nunca me han puesto una multa. Les explico que soy sacerdote, que voy a un funeral, y entonces me dicen que siga pero que ande con más cuidado.

Estaba satisfecho porque los vascos emigrados y sus descendientes seguían formando una comunidad muy vigorosa:

-Una vez me llamaron unos vascos de Montana. Habían leído en el diario de su ciudad que un homeless apellidado Etcheverry había muerto en la calle. Nadie conocía al vagabundo, pero se hicieron cargo de él y querían que yo oficiara el funeral y el entierro. Pensé que nos juntaríamos cinco o seis personas pero cuando llegué la iglesia estaba atestada de familias vascas.

* * *

-La mayoría de estos párrafos los publiqué en el libro Los sótanos del mundo.

-La primera foto la he sacado de esta página, en la que Tillous escribía una de sus cartas periódicas a la comunidad vasca. En ella informaba de que su enfermedad avanzaba y agradecía la hospitalidad que le habían brindado durante sus largos recorridos solitarios por medio continente: "The life of a Basque Chaplain is not always easy. First of all, you have to like solitude with all the time spent on those long freeways of the American West. You have been like those bright and warm stars in the middle of those freezing nights".

-El periodista Joseba Etxarri ha escrito un obituario muy completo (En recuerdo a Martxel Tillous / Martxel Tillous laguna oroituz)

-Joxemi Saizar pangeixtak Argia aldizkarian egin zion elkarrizketa: "Elizarik ez dugu, baina elizkizunak ugari".

* * *

Curiosidad histórica: con su boletín Lokarria, este sacerdote retomó una vieja tradición de publicaciones vascas en el Oeste americano. De hecho, el primer semanario en euskera de la historia nació allí, a miles de kilómetros del País Vasco. En 1885, el abogado vizcaíno Martín Biskailuz publicó en Los Ángeles el Escualdun Gaseta, que en su mancheta se vanagloriaba, con razón, de ser "munduko lehemisiko escualdun gaseta" ("la primera gaceta vasca del mundo"). El experimento sólo funcionó tres semanas, pero un par de años después surgió el California'ko Eskual Herria, "berriketari Eskualduna aguertzen dena Larumbate guziez" ("el noticiero vasco que sale todos los sábados"), que se publicó durante cinco años.

Publicado el 4 de abril de 2009 a las 09:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Las ciudades de Oskar

Archivado en: Personajes, Fotografía, Oskar Alegría

El amigo Oskar Alegría es un cazador de historias, un amante de los relatos escritas con los pies y uno de los viajeros más peculiares que conozco. Así a botepronto me vienen a la memoria dos viajes suyos. Uno, el que hizo a las islas Feroe, muy jovencito y en solitario, para llegar al pueblo pesquero entre acantilados que años antes le había seducido en la foto de un libro de texto. Y dos, el viaje en el que emuló (nunca mejor dicho) las andanzas de Stevenson a través de Francia con una burra. Caminando con su burra por la ruta que siguió el escritor escocés, Oskar pasó junto a una huerta en la que trabajaba un hombre. El agricultor francés vio a la extraña pareja de refilón, y sin soltar la azada, de espaldas, dijo a media voz: "Ah, Stevenson, Stevenson...".

En los últimos tiempos Oskar ha desarrollado un proyecto precioso: Las ciudades visibles. Después de una temporada de mucho trabajo, se tomó un año en barbecho y vivió unos cuantos meses en media docena de ciudades de todo el planeta. Las pateó de arriba abajo y en cada caso escogió un motivo particular para fotografiarlas, con una mirada sagaz, sorprendente, tierna y muy divertida. Copio de su página: "En Londres, el viajero se encierra durante una semana en las cabinas de teléfono para retratar la ciudad a través de sus cristales más tópicos. En Tokio elige fotografiar las sombras para rescatar el escaso Japón que queda en aquella megalópolis. Un paseo por Berlín nos lleva a atravesar la capital alemana buscando siempre el color que más se utilizaba en los graffiti sobre el muro: el verde. París es un paseo por sus fotos antiguas. Buenos Aires es un poema. Y en Roma, la ciudad es recorrida a través de sus números, desde el monumental dedo alzado en la estatua de Constantino como número 1 al 99 de un portal levemente iluminado en la noche del Trastevere". (Entre otras mil cosas, me encanta cómo fotografió Oskar un número 11 y un 14 en Roma).

Os recomiendo que dediquéis unos minutos a pasear por las series urbanas de Oskar y que prestéis atención a las imágenes: primero cazan al espectador con un golpe de ingenio, pero a menudo, tras una segunda mirada, suelen aparecer detalles que dicen muchas cosas.

Publicado el 19 de marzo de 2009 a las 09:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Ander Izagirre

Ander Izagirre

Nací en San Sebastián en 1976. Soy periodista satélite. Kazetari alderraia naiz (leer más).

 

Ayuda para los mineritos

 

-PENÚLTIMOS VIAJES:

Karakórum (Pakistán, expedición al Broad Peak, 2010) /

Sáhara (campamentos de refugiados saharauis, 2010) / 

Bolivia (niños mineros, 2009) /

Bretaña (trainera de Albaola, 2009) /

Islandia y Groenlandia (2008).

 

-LIBROS (información y compra):

Cuidadores de mundos / Plomo en los bolsillos /

Los sótanos del mundo / El testamento del chacal /Trekking de la costa vasca

 

Libros de Ander Izagirre

 

 

-REPORTAJES:

"Mineritos. Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia"

"Lurpeko haurrak"

"Las madres guaraníes saltan a la cancha"

"Vidas en la boca del infierno" (Islandia)

 

-EGOTECA: entrevistas y tundas varias

 

 

facebook.com/ander.izagirre

Enlaces

La primera etapa de este blog:

Aquel blog con ruedas:

Amigos y maestros:

- Entre Asia y Europa (Zigor Aldama)

- Las ciudades visibles (Oskar Alegría)

- Balazos (David Álvarez)

- Independent docs (Unai Aranzadi)

- Salam agur (Mikel Ayestarán)

- El kiliki errante (Daniel Burgui)

- Leitzaran (Xabier Cabezón)

- Sintomático (Miguel Carvajal)

- Vagamontañas (Eider Elizegi)

- Sergio Fanjul (pues eso)

- Mari kazetari (June Fernández)

- Harrikadak (Mikel Iturria)

- La buena prensa (Miguel Ángel Jimeno)

- Cosas de cumbres (Javier Marrodán)

- Diario de un escéptico (Jaime Martín)

- Momo dice (Lucía Martínez Odriozola)

- Fogonazos (Antonio Martínez Ron)

- Letras enredadas (Pedro de Miguel)

- El jukebox (Alberto Moyano)

- Allendegui (Juan Andrés Muñoz)

- El canódromo (Javier Muñoz)

- Eresfea (Josean Pérez Aguirre)

- Gente de internet (Leandro Pérez Miguel)

- Paper papers (Toni Piqué y Gonzalo Peltzer)

- El adversario (Carlos Ranedo)

- Carreras del mundo (Marc Roig)

- Un quiosco de malaquita (Mònica Roig)

- Un vikingo en Asia (Eric San Juan)

- Vagón-bar (Paco Sánchez)

- Vivir de buena gana (Miguel Sánchez Ostiz)

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD