martes, 10 de diciembre de 2019 00:11 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Ander Izagirre

A topa tolondro. Viajes, escapadas y barzoneos

Tertulia viajera

Archivado en: Viajeros, Josu Iztueta, Mikel Arredondo, Urtzi Urrutikoetxea

Por petición popular (vale, fueron dos o tres, pero seguro que alguno vota al PP), grabé la mesa redonda que moderé el pasado miércoles en Bilbao, en la que participaron tres viajeros tan interesantes como Josu Iztueta, Urtzi Urrutikoetxea y Mikel Arredondo.

Aquí lo tenéis: Maneras de viajar. Son apenas 1h43m. Hala, valientes, ahí os quiero ver.

 

Publicado el 9 de octubre de 2010 a las 16:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

De charla con tres viajeros en Bilbao

Archivado en: Viajeros, Josu Iztueta, Mikel Arredondo, Urtzi Urrutikoetxea

Dentro del programa del Rincón del viajero, mañana moderaré en Bilbao una mesa redonda titulada "Maneras de viajar", en la que hablarán tres invitados muy interesantes.

Cuándo: miércoles 6 de octubre a las 19.30.

Dónde: Centro Municipal de Begoña (junto al polideportivo de Txurdinaga), Bilbao.

Viajamos para conocer el mundo o para conocernos, para desconectar o para conectarnos más que nunca, previendo hasta el último detalle o improvisando, entendiéndonos con los habitantes de otros países o chocando con ellos. Tres viajeros de distinto perfil nos contarán por qué viajan, cómo se preparan, qué buscan y qué encuentran.

-Mikel Arredondo salió pedaleando por Santutxu, dio la vuelta al mundo y volvió por Begoña. Con su experiencia como viajero independiente alrededor del planeta, imparte talleres de viaje.

-Urtzi Urrutikoetxea, escritor y periodista, ha recorrido el Kurdistán, Centroamérica, África Occidental y otras regiones del globo para escribir las historias de sus habitantes.

-Josu Iztueta ha guiado a grupos de viajeros por todos los continentes con su autobús Nairobitarra.

Publicado el 5 de octubre de 2010 a las 16:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Vagamontañas

Archivado en: Blogs, Montaña, Eider Elizegi, Jordi Rovira, Viajeros

Eider y Jordi se van de viaje, de viaje largo, a los Andes. Y quieren ser regalamontañas.

Ayer en Tolosa el periodista Josep María Palau dijo que en los desiertos vemos lo que cada uno queremos ver, encontramos lo que queremos encontrar. Con los viajes, propios y ajenos, ocurre lo mismo: vemos en ellos lo que cada uno queremos ver.

A mí me parece que el viaje de Eider y Jordi es una lección de libertad.

A todos nos toca decidir si vivimos obedeciendo a nuestras ilusiones o a nuestros miedos, que tiran de nosotros desde esquinas opuestas, y ahí andamos, haciendo equilibrios entre la seguridad y la libertad.

Eider conoce los riesgos mejor que nadie:

"Puede que no vuelvas de este viaje con vida -me dice mi vértigo-. Cabe la posibilidad de que la fuerza de la gravedad os arrebate y os estampe contra el abismo, o de que os cubra un blanco edredón de hielo y nieve, o de que...".

Y ella responde. Y se va.

Y se desprende de todas esas cuerdas y redes a las que solemos atarnos día tras día con la absurda pretensión de que nos van a amarrar a una seguridad completa, y que a menudo terminan por impedirnos el movimiento.

En el banco le preguntan por su profesión y ella responde con esta foto:

Seguir los textos y las fotos de Vagamontañas va a ser una delicia. Me lo dijo Oskar, otro amigo de vuelo libre, que tiene una sección de su biblioteca destinada a libros escritos con los pies: qué bien escriben los que caminan.

Publicado el 26 de marzo de 2010 a las 11:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

El amigo de las moscas

Archivado en: Ciclismo, Sergio Fernández Tolosa, Viajeros

Hay gente que no es capaz de matar una mosca. Pero muy poquitos llegan a hacerse amigos de la mosca. Sergio Fernández Tolosa es uno de ellos.

Hace un par de años le hice una entrevista para la revista Altaïr, a propósito de sus travesías ciclistas por los mayores desiertos del mundo, y el cuestionario telefónico derivó en una charla apasionante que me dejó una admiración profunda y una oreja roja (al colgar, vi en la pantalla del teléfono que la conversación había durado 1 hora y 55 minutos). 

Ayer Sergio dio una conferencia-proyección en las jornadas Amalur de Tolosa, dedicadas este año al desierto, y además de un anecdotario divertido, mostró algunas transformaciones muy interesantes. Relató cómo al principio se enfrentaba a los desiertos, intentaba doblegarlos, se planteaba desafíos, etapas, fechas; y cómo después aprendió a vivir en ellos, a aceptar sus condiciones, sus ritmos, sus oportunidades. En los primeros viajes, predominan las fotos de Sergio o de la bici ante paisajes espectaculares; en los últimos, abundan los retratos de los habitantes del desierto, escenas de vida en los poblados.

Su historia va más allá de la hazaña deportiva y se convierte poco a poco en el relato sutil de un aprendizaje admirable.

Copio la entradilla y un fragmento de la entrevista que publiqué en el número 53 de Altaïr.

"Sergio Fernández Tolosa (Barcelona, 1974) decidió medirse con el desierto, un espacio desnudo en el que la supervivencia depende de reglas tan básicas como duras. Y para eso diseñó un gran viaje: la travesía en bicicleta de Australia, Atacama, Mojave, Namib, Kalahari, Gobi y Sáhara. Entre 2003 y 2007 pedaleó casi 30.000 kilómetros, aprendió a obedecer las leyes de las tierras inhóspitas y volvió a casa admirado por las vidas de sus remotos habitantes. Esas experiencias quedaron recogidas en los textos y las fotos de un libro espectacular: Siete desiertos con un par de ruedas".

(...)

-A veces la soledad pesa mucho. En el desierto australiano usted llegó a agradecer la compañía de una mosca.

-Sí, y le hablaba. Y también le hablaba al viento. Fue por un proceso de adaptación al medio. Me adapté físicamente (fui aprendiendo a soportar el calor, a dosificar la bebida, sabía cuándo convenía avanzar, cuándo ir más lento, cuándo parar...) y también me adapté mentalmente. En un viaje así, durante muchas horas no ocurre absolutamente nada, el paisaje es monótono y el pedaleo se convierte en una especie de meditación. Al final consigues un ritmo interior, una concentración con la que alcanzas momentos de clarividencia, incluso eres capaz de resolver problemas de tu vida que arrastras desde hace años. En otros momentos el cerebro crea fantasías. En un tramo de Australia llevaba los brazos cubiertos por una nube de moscas y hacía un calor horroroso, pero entonces empecé a pensar que las moscas también estarían sofocadas y dije "bueno, que se beban mi sudor, que aprovechen lo que puedan". Te acabas solidarizando hasta con las moscas. En el fondo es un entretenimiento mental para distraerte del calor, el cansancio y el aburrimiento. Y una estrategia: si no puedes con las moscas, alíate con ellas. Cuando empezaba a soplar el viento en contra, yo le saludaba: "Hombre, ya estás por aquí, has venido otra vez a joderme, ¿eh?", y me reía. Los problemas te molestan cada vez menos. La otra opción es desesperarse. Y hace falta mucha serenidad para atravesar el desierto.

-En esa adaptación, usted relata que se iba convirtiendo en un animal. Llegó a disputarle una sombra a un camello, y una fuente a una manada de caballos.

-En el desierto todos los seres vivos competimos por lo mismo: sombra y agua. La única diferencia es que los humanos cargamos ropa y comida. Cuando no tienes asegurada la supervivencia más básica, las demás necesidades se simplifican o desaparecen: a mí ya me daba igual comer arroz todos los días, me echaba a dormir en cualquier lado, no me importaba llevar la misma ropa. Sólo obedecía a la ley principal: ahorrar esfuerzos. Como los animales. Y dentro de esa sencillez, cualquier detalle añadido es un lujo. En una aldea africana conseguí una zanahoria y la comida de ese día ya fue especial, porque el arroz sabía un poco distinto. Un día echaba al café más azúcar de lo normal, otro día no le echaba nada, y esos cambios eran todo un acontecimiento".

*

Podéis leer la entrevista completa, publicada en el número 53 de Altaïr.

*

También podéis seguir a Sergio Fernández en su página "Con un par de ruedas". Además, después del éxito de la primera edición en tapa dura, acaba de publicar una edición barata de Siete desiertos con un par de ruedas (19,90€), un libro precioso. Merece la pierna.

*

Y ya de paso: dentro de las jornadas Amalur sobre los desiertos, el próximo 24 de marzo toreo yo ("Basamortu biziak"); el 25, Josep María Palau y Azima Ag Mohammed Ali ("Nómadas: el horizonte como morada"); y el 26, Cristina Morató ("Grandes viajeras por Oriente"). Todas las charlas son a las 20.00 en el Tópic de Tolosa.

*

Galería de viajeros: Marc Roig / Agustín Egurrola / Josu Iztueta / Unai Aranzadi / Antxon Arza

Publicado el 18 de marzo de 2010 a las 13:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Antxon Arza: es que le sale así

Archivado en: Viajeros, Antxon Arza

El pamplonés Antxon Arza es una de esas personas a las que escuchas durante cinco minutos y te cargan a tope las ganas de vivir. Con su buen humor y su chispa de siempre, dará una charla muy recomendable en Tolosa (jueves 5 de noviembre, a las 20.00; en la Casa de Cultura, plaza del Triángulo; en castellano). Allí andaremos.

Hace nueve años, en el río venezolano Yuruaní, Antxon dio un salto de 15 metros con su piragua, el viento le descolocó, perdió el ángulo adecuado y cayó plano contra el agua. El golpe le rompió dos vértebras y le dejó parapléjico. Pero ni siquiera esta lesión tan grave le frenó y ha seguido recorriendo mundo con una pasión voraz.

De joven, Antxon se dedicó a vender quesos por las ventas de Navarra, a escalar montañas y a esquiar. En una expedición al Himalaya en 1984, enfermó de tifus. Después de una convalecencia muy larga, empezó a remar en piragua, y le cogió tanto gustillo que acabó descendiendo grandes ríos en los cinco continentes como miembro del programa "Al filo de lo imposible" de TVE.

Después del accidente y la paraplejia, siguió dirigiendo su empresa vendedora de canoas y kayaks y no ha parado de moverse: practica el esquí adaptado, bucea en el mar, viaja por ríos, lagos y mares con su piragua, navegó a vela por las islas del Jónico con el himalayista Juanjo San Sebastián, recorrió Islandia con el viajero Josu Iztueta. Y con el quad, un invento sensacional para él, ha recorrido el Sáhara marroquí y los desiertos chinos de Gobi y Taklamakan.

Lo que más me gusta de Antxon es que no ejerce de aventurero ni de minusválido épico: "Esquío, buceo y voy en quad con los amigos porque es la forma de vida que he llevado siempre. No me lo planteo como afán de superación ni nada de eso. Lo hago porque me apetece y nada más", explicó una vez en El Diario Vasco. "Lo que sí es verdad es que he sido una persona de recursos. Por ejemplo, cuando hacía mal tiempo en el monte y estábamos tres días en un refugio, nunca he tenido ningún problema para dormir dieciséis o veinte horas diarias".

Un viajero de semejante calibre que destaque entre sus hazañas la capacidad de dormir veinte horas tiene que ser por narices un buen tipo.

Si estáis dentro de un radio inferior a 50 kilómetros de Tolosa, os recomiendo que vengáis mañana a confirmarlo.

*Galería de viajeros: Marc Roig / Agustín Egurrola / Josu Iztueta / Unai Aranzadi

 

Publicado el 4 de noviembre de 2009 a las 09:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Galería de viajeros (1): Marc Roig

Archivado en: Galería de viajeros, Marc Roig, Atletismo, Blogs, David Álvarez, Viajes

Estrenamos la galería de viajeros, una sección en la que procuraré presentaros mensualmente a alguna persona cuyos viajes merezcan la pena.

Yo quería prepararlo un poco mejor, establecer algunos criterios, soltar dos o tres filosofadas viajeras, pero empiezo la sección corriendo por el andén para subirme a un tren en marcha: nuestro primer viajero, Marc Roig, debe de estar a punto de partir.

El atleta Marc ya pasó por este blog cuando nos descubrió las zapatillas fabricadas con neumáticos de camión durante su estancia en Kenia, donde trabajó de voluntario con niños de la calle y visitó algunas mecas del atletismo africano. Ahora ha decidido marcarse un interraíl de lo más curioso: durante treinta días viajará en tren por ocho países europeos para correr en nueve o diez carreras. A falta de patrocinadores, Marc peleará por los premios en metálico para costearse el viaje. Y donará el 10% de las ganancias a la organización Ex Street Children, con la que colaboró en Kenia.

 

Podremos seguir sus andanzas y animarle en el blog Re-corriendo Europa.

(ACTUALIZACIÓN: Marc acaba de conseguir un patrocinador).

* * *

Para publicar el blog en ABC le ha echado un cable David Álvarez, otro que escribe con los pies y que huele a distancia las buenas historias (perdón por mencionar pies y olor en la misma frase).

* * *

El caso de Marc nos da algunas pistas para saber cómo son nuestros viajeros favoritos. ¿Hay sugerencias sobre los criterios para escogerlos?

 

Publicado el 18 de junio de 2009 a las 08:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Ander Izagirre

Ander Izagirre

Nací en San Sebastián en 1976. Soy periodista satélite. Kazetari alderraia naiz (leer más).

 

Ayuda para los mineritos

 

-PENÚLTIMOS VIAJES:

Karakórum (Pakistán, expedición al Broad Peak, 2010) /

Sáhara (campamentos de refugiados saharauis, 2010) / 

Bolivia (niños mineros, 2009) /

Bretaña (trainera de Albaola, 2009) /

Islandia y Groenlandia (2008).

 

-LIBROS (información y compra):

Cuidadores de mundos / Plomo en los bolsillos /

Los sótanos del mundo / El testamento del chacal /Trekking de la costa vasca

 

Libros de Ander Izagirre

 

 

-REPORTAJES:

"Mineritos. Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia"

"Lurpeko haurrak"

"Las madres guaraníes saltan a la cancha"

"Vidas en la boca del infierno" (Islandia)

 

-EGOTECA: entrevistas y tundas varias

 

 

facebook.com/ander.izagirre

Enlaces

La primera etapa de este blog:

Aquel blog con ruedas:

Amigos y maestros:

- Entre Asia y Europa (Zigor Aldama)

- Las ciudades visibles (Oskar Alegría)

- Balazos (David Álvarez)

- Independent docs (Unai Aranzadi)

- Salam agur (Mikel Ayestarán)

- El kiliki errante (Daniel Burgui)

- Leitzaran (Xabier Cabezón)

- Sintomático (Miguel Carvajal)

- Vagamontañas (Eider Elizegi)

- Sergio Fanjul (pues eso)

- Mari kazetari (June Fernández)

- Harrikadak (Mikel Iturria)

- La buena prensa (Miguel Ángel Jimeno)

- Cosas de cumbres (Javier Marrodán)

- Diario de un escéptico (Jaime Martín)

- Momo dice (Lucía Martínez Odriozola)

- Fogonazos (Antonio Martínez Ron)

- Letras enredadas (Pedro de Miguel)

- El jukebox (Alberto Moyano)

- Allendegui (Juan Andrés Muñoz)

- El canódromo (Javier Muñoz)

- Eresfea (Josean Pérez Aguirre)

- Gente de internet (Leandro Pérez Miguel)

- Paper papers (Toni Piqué y Gonzalo Peltzer)

- El adversario (Carlos Ranedo)

- Carreras del mundo (Marc Roig)

- Un quiosco de malaquita (Mònica Roig)

- Un vikingo en Asia (Eric San Juan)

- Vagón-bar (Paco Sánchez)

- Vivir de buena gana (Miguel Sánchez Ostiz)

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD