sábado, 17 de noviembre de 2018 00:43 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de José Juan Taboada

Noticias de Valladolid

¿Jugando a lo mismo que los otros?

Archivado en: Rajoy, economía, Cataluña

No les voy a engañar, ¡tengo la mosca detrás de la oreja! Por todos ustedes es conocido que siempre critiqué al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero cada vez que utilizaban alguna cortina de humo para desviar la atención de los problemas verdaderamente graves e importantes que asediaban al país. Pues bien, últimamente tengo la impresión de que Rajoy y su séquito están empezando a utilizar las mismas tácticas y técnicas que sus antecesores en labores de gobierno.

¿Cuántas creo yo que son las cortinas de humo? Dos. Por un lado, la traída y llevada salida de la cárcel del etarra Iosu Uribetxebarria Bolinaga, con ese ‘look’ a lo ‘abuelo de Heidi’; y, por otro, el rebrote independentista de los de siempre en Cataluña.

Es curioso que, una vez que la judicatura ya ‘ha dictado sentencia’, determinados medios de comunicación sigan empeñados en la legalidad o no del tercer grado concedido a este asesino. Si el Tribunal dice que sí, que se tiene que ir a morir a su casa, pues no hay más que hablar.

En cuanto a los independentistas catalanes no acabo de ver qué hay de nuevo con respecto a las pasadas ‘Diadas’. Es más de lo mismo. Da igual quién gobierne, PSOE o CIU, siempre es lo mismo: una parte de la sociedad catalana sale a la calle a pedir la independencia, pero a la hora de votar a partidos independentistas no se ve el mismo reflejo.

¿Y mientras tanto qué? La economía sigue en caída libre y el rescate pende de un hilo.

Publicado el 17 de septiembre de 2012 a las 11:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

¡Qué no somos tontos!

Archivado en: lenguas, sindicatos, gobierno, ley de economía sostenible

Hasta hace un par de años vivía cerca de un campo de fútbol, gracias a lo cual renové mi variedad de insultos e hizo que cada vez me interesara menos el mundo balompédico. De entre lo aprendido me quedo con una canción monotemática que dice: ‘hasta los güevos, estamos hasta los güevos, hasta los güevos, estamos hasta los güevos’. No hay día que escuchando a muchos dirigentes políticos y sindicales no resuenen las mencionadas estrofas en mi cabeza. Estoy convencido de que nos tratan como a tontos de baba porque están seguros de que lo somos (a veces yo también lo pienso viendo nuestras reacciones o falta de ellas).

Hace unos días escuché al ministro de Fomento abanderar le nueva concienciación de la realidad económica. Ahora dice que hemos estado viviendo por encima de nuestras posibilidades y que como él lo ha descubierto pues que se acabaron las inversiones. ¿Pero es que no son ellos los que llevan seis años gobernando y emitiendo deuda? Claro que en el otro lado estamos en las mismas. Los 'populares' llevan toda la crisis diciendo que hay que tomar medidas y ahora que Zapatero y su séquito es hacen caso se quejan por hacerlo. ¿Acaso piensan ambos partidos que no nos damos cuenta de su juego hipócrita, mezquino y demagogo? ¿Quiénes son los tontos de baba en esta historia?

Claro que en esta película no se pueden quedar al margen los sindicatos, si yo estuviera afiliado a alguno, me faltaba tiempo para ir a borrarme. ¿A quién representan? Únicamente a sus propios intereses. Estamos acercándonos peligrosamente a los cinco millones de parados  y siguen sumidos en el inmovilismo. Parece que les diera miedo hacerle algo por si llega el Gobierno con las rebajas y les reduce la aportación de los Presupuestos Generales del Estado. 

Hasta ahora el binomio Gobierno-Sindicatos estaba siendo un matrimonio perfecto, vivían en una luna de miel eterna, sin altibajos, los síndicos con el riñón cubierto sin hacer ruido y el Gobierno sin oir a los parados. Pero mire usted por donde, que va el Gobierno y le 'pone los cuernos' a su pareja con la bajada de sueldo a los funcionarios. Y claro, los sindicatos, cual pareja despechada, se revelan ante "la mayor de las injusticias" (como si los casi cinco millones de parados no fueran moco de pavo).

En fin, el tiempo dirá en qué queda todo este 'sainete'. Esta claro que de nuestros dirigentes y representantes poco o nada podemos esperar. Es más importante emplear ocho mil eruros en pagar traductores en el Senado porque al señor Montilla se le ha metido en la cabeza hablar en todas las lenguas oficiales. Así que enhorabuena a los canarios porque gracias a gestos como este van a poder formar a sus parados y convertirlos en traductores del Silbo Canario al resto de lenguas. Igual suerte van a tener los extremeños con el Castúo y espero que nuestos paisanos de León con el Lliones.

Este va a ser otro de los nuevos nichos de empleo que surjan al amparo de la Ley de Economía Sostenible.

 

Publicado el 24 de mayo de 2010 a las 16:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

El inspector de temperatura

Archivado en: ley de economía sostenible

Llevo una temporada perezoso a la hora de escribir, pero hoy no puedo por menos de hacerlo y haceros partícipes de mi alegría. Estoy que no quepo en mi mismo ( lástima que no me vendan o alquilen un cuerpo con un par de tallas más), y a este paso si no descargo la felicidad puedo estallar a consecuencia de la misma.

Os transmito mi dicha: acabo de encontrar el empleo de mi vida, lo que siempre soñé. Un empleo en el que el respeto a la naturaleza, a la biodiversidad es el eje central del mismo. Pero debo añadiros más: me encanta porque hay que moverse, ‘airearse’, de un lado para otro. Lo que a mi me gusta, nada de oficina ni de estar encerrado entre cuatro paredes, nada de estar viendo la nariz y las orejas todos los días al compañero de al lado o de en frente.

Ah!, y además con ‘autoridad’, en este mundo si no se tiene autoridad no se es nadie y a mi me gusta ‘ser’.

A estas alturas de la lectura os preguntaréis al menos dos cosas: ¿dónde he encontrado ese empleo? y ¿qué empleo es?

Comencemos por la primera cuestión. Llevo varios días horas empapándome del texto de la Ley de Economía Sostenible. Estas lecturas hay que abordarlas con imaginación, de lo contrario te sirven de preludio para el  sueño. "La imaginación al poder " ha sido mi lema.

Pues bien, leyendo y releyendo el texto de la citada Ley me he dado cuenta de lo equivocados que están algunos comentaristas económicos que no ven nada o casi nada nuevo y bueno en el borrador de la misma. Lo que dije antes, les falta imaginación. Su critica es negativa y envidiosa.

Parece mentira que no se hayan dado cuenta que esta Ley está llena de ‘nichos de empleo’. Vamos, que, si no fuera por lo sonoro de la frase y que parece que se contradice con lo de Sostenible, yo diría  que esta Ley será un cementerio lleno de nichos de empleo. Hoy me centro en  el mío pero algún día, si no sigo perezoso en el escribir ,os hablo de otros nichos.

Ahí, en ese cementerio, está mi nicho: INSPECTOR DE TEMPERATURA. Mis funciones: tomar la temperatura de los lugares públicos, cines, almacenes, tiendas, aeropuertos...

Llevo ya unas horas pensando y cavilando para que mi empleo sea eficaz. Me he puesto en contacto con un amigo experto en I+D+i para elaborar un medidor de temperatura que mida lo que deba medir, es decir ,la temperatura media del edificio  o local del que se trate. En este aparato radica el meollo de mi trabajo, porque tu imagínate que entro en unos grandes almacenes con un medidor de temperaturas similar al de medir la temperatura de los asados, al pasar al lado de un cliente con ‘gripe A’ el aparato subiría a cuarenta y ¿cuánto marcaría si el cliente en vez de tener la gripe A está en celo? No, lejos de mi estos fallos en mi futuro empleo, puedo hundirle a la gente su reputación.

Acaba de llamarme mi amigo, el del I+D+i, y me dice que el aparato que está diseñando va a ser fenomenal, indicará la  temperatura global de un espacio, especificará la que hace en cada milímetro de ese espacio, cual es la fuente o fuentes que la producen ya sea de frío o de calor..., en fin que va a ser algo axial como el "SITEL" calórico. ¿Ustedes creen que, llegado el caso , debo pedir una ley orgánica que regule la utilización del medidor calórico?

Quedo a la espera de vuestros consejos.

Publicado el 15 de mayo de 2010 a las 19:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

José Juan Taboada

José Juan Taboada

¿Uno es de donde nace o de donde pace? Nací en Salamanca, primero pací dieciocho maravillosos años en Extremadura y desde julio de 1988 lo hago en Valladolid.
Director de Gente en Valladolid desde enero de 2009 y por añadidura también Director de Gente en Castilla y León.
Apasionado de la vida ‘municipal' y de la política de primera línea, la del contacto directo con el vecino. Este blog pretende ser un recipiente desde el que difundir mi visión de la ciudad y sus ciudadanos, pero sin olvidar las reflexiones sobre el resto de la vida cotidiana fuera de Valladolid y su entorno. Mi pretensión no es otra que aportar un punto de vista más a la realidad en la que vivimos, abriendo este espacio a toda persona dispuesta a rebatir, debatir e incluso criticar lo que en él aparezca escrito.

Enlaces

- gentedigital.es/blogs/de-caza/

- cazalia.com

Revisión de estilo hecha por VERBA BONA

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD