martes, 26 de mayo de 2020 12:54 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de José Juan Taboada

Noticias de Valladolid

¡Y si somos los mejores, bueno y qué!

Archivado en: Crisis, Castilla y León

El título de este editorial era la frase que casi todos hemos repetido de pequeños cada vez que ganábamos a algo que se jugara en equipo. ‘¡Y si somos los mejores, bueno y qué!’.

A veces creo que nuestro Gobierno regional lo ha adoptado como música de fondo y se lo ha aprendido tan bien que no para de repetírnoslo a los ciudadanos cada vez que tiene ocasión. Que el Estado plantea medidas de ahorro y de contención del gasto, nosotros ya lo hacíamos desde antes. ¡Y si somos los mejores, bueno y qué! Que hay que poner coto a los chiringuitos de las Cajas de Ahorros, nosotros ya lo teníamos en cartera. ¡Y si somos los mejores, bueno y qué! Que hay que tener aeropuertos deficitarios, nosotros abrimos tres más en Castilla y León. ¡Y si somos los mejores, bueno y qué! Que hay que reordenar el territorio porque tanto ayuntamiento pequeño es imposible de mantener, pues nosotros ya vamos por delante y “en menos de un mes” (según el consejero de la Presidencia) tendremos las primeras propuestas. ¡Y si somos lo mejores, bueno y qué!

Pues me pega a mi que ni tanto ni tan calvo. Estamos endeudados hasta el cuello. Menos que otros, pero endeudados. En breve no tendremos ni una sola Caja de Ahorros propia. De los aeropuertos, mejor no hablar que eso ya lo hace la presidenta de la Diputación de León. ¿Y de la ordenación del territorio? Pues ésta es la última perla. Ante la propuesta del Gobierno central de unir ayuntamientos de menos 5.000 habitantes, vamos nosotros y nos desmarcamos porque ‘pensamos’ que tenemos otro planteamiento para hacer lo mismo. ¡Y si somos los mejores, bueno y qué!

Publicado el 4 de mayo de 2012 a las 12:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

La resaca de Villalar

Archivado en: Villalar de los Comuneros, Día de la Comunidad, Castilla y León, 23 de abril

Ya se pasó el Día de la Comunidad. Un día nefasto en lo meteorológico, como de costumbre. Quizá debieran plantearse el cambio de fecha, como hizo en su día León de la Riva con las Ferias de Valladolid, para asegurarnos algún año buen tiempo. El alcalde vallisoletano decidió, un año más, no ir a hacer el paseíllo por las calles y la campa de Villalar de los Comuneros. ¡No me extraña! Bueno está que haya energúmenos que te insulten en tu municipio. Hay quien lo disculpa argumentando que va en el cargo, pero ir a un pueblo vecino para aguantar improperios es de bobos. Yo le entiendo señor alcalde.

A quien no entiendo es a aquellos adversarios políticos que van de adalides de la democracia y que en el momento en que arrecian los insultos en el municipio comunero a sus compañeros de trabajo, se esconden, desaparecen o algunos, incluso, se integran entre los pintorescos que insultan.

Tampoco acabo de entender por qué hay quien se disfraza para ir a celebrar el Día de Castilla y León a la conocida campa. Uno se encuentra por allí a gente con boina o con chapela (como si fuera lo mismo) y que se ponen exclusivamente ese día; otros se disfrazan de matanceros, de haraganes, de campesinos medievales, de pastores, etc. Hay momentos en los que Villalar más parece estar celebrando unos Carnavales atrasados que el Día de la Comunidad. Eso por no hablar de las tribus urbanas que se desplazan a emborracharse y a hacer alarde de sus conocimientos en historia de España con sus cánticos al más puro estilo futbolero: “Caña, caña, caña, Castilla no es España”, “PSOE, PP, la misma mierda es”, etc. Por no hablar, tampoco, de sus consignas democráticas integradoras contra partidos políticos que nada tienen que ver con la izquierda o, lo que es lo mismo, contra el Partido Popular: “Fuera fascistas de Villalar”. Ahora, eso sí, todos ellos pro-Palestina o pro-Sahara con el pañuelo en ristre.

Uno de los carteles con los que se anima a ir a VillalarA veces uno tiene la sensación de que la fiesta en Villalar de los Comuneros no es para todos los habitantes de Castilla y León. Más bien parece la fiesta de las organizaciones que son incapaces de obtener representación parlamentaria o sindical, excepción hecha de PSOE, IU, CCOO, UGT  y pocos más.

Menos mal que cada día son menos y cada día abunda más la gente normal que va a disfrutar de un día festivo sin más pretensión que la de rendir homenaje a Bravo, Padilla y Maldonado y lo que ellos representaron o bien a pasar simplemente un día de campo o a comer un pulpo y unas costillas a la brasa en los chiringuitos que bordean la campa.

Supongo que cada día falta menos para que los partidos políticos que no instalan carpa lo hagan, aunque, faltando menos, aún deberán pasar unos cuantos años. También llegará un día, esperemos que pronto, en el que el presidente de la Comunidad no tenga que recorrer las calles de Villalar de los Comuneros y la campa a la carrera para evitar que algún energúmeno la líe. Espero, también, con ganas el día en que el presidente de la Junta esté presente en la lectura del Manifiesto en el escenario de la campa.

Recuerdo la canción que se inventaron para una campaña de turismo y cuya letra decía: “nueve provincias una Comunidad, un deseo, una identidad…”. Aún queda mucho para que esta Comunidad tenga identidad común. De momento prevalecen las nueve provincias. Entre todos habrá que seguir insistiendo en ello para que, gracias a la crisis, no volvamos al centralismo en detrimento de las autonomías.

Publicado el 26 de abril de 2012 a las 11:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

23 de abril, Día de Castilla y León

Archivado en: Villalar de los Comuneros, Día de la Comunidad, Castilla y León

"Un año más, celebramos el 23 de abril, la fecha de una batalla perdida, pero también el inicio de un sentimiento de autonomía, de fiesta y de reivindicación que auna a todos los habitantes de Castilla y León, a los residentes ausentes y a las instituciones. El 23 de abril es el Día de la Comunidad, es el Día de Villalar de los Comuneros, es el Día de la Región.

Cada día 23 de abril, y ya van treinta y uno, celebramos la derrota en una batalla en la que cayeron los últimos “liberales” que quedaron en España hasta bien entrado el siglo XVIII. Bravo, Padilla y Maldonado lucharon en 1521 para evitar  que el naciente Imperio Español, a las órdenes de Carlos I de España y V de Alemania, destruyera Las Cortes y sus Fueros. En Villalar de los Comuneros ganó un imperio y  perdió una corona, pero también fue el inicio de una forma de sentirse región. La peregrinación a Villalar, que empezó siendo un acto reivindicativo de la izquierda, se ha convertido en un acontecimiento oficial".

No hay mejor elemento para unir a las personas que las fiestas. Cuando llegan las de nuestro pueblo o ciudad, la mayoría, nos olvidamos de las diferencias que tenemos con los demás para tratar de compartir esos días de alegría y jovialidad. Ni que decir tiene, que cuando llegan las fiestas navideñas o la Semana Santa incluso nos olvidamos de nuestras convicciones religiosas, si es que las tenemos, para disfrutar de las actividades propias de la celebración. Ahora nos toca celebrar el 23 de abril, o lo que es lo mismo, el Día de la Comunidad de Castilla y León. Algunos, los menos, alardean de que no es su fiesta porque ésta es una Comunidad artificial de la que no se sienten parte. Aún así, ellos también harán fiesta y no irán a trabajar porque una cosa es reivindicar y otra doblar el lomo. Estos no son objeto de mis palabras, muy al contrario. Yo estoy de fiesta y me siento castellano-leonés y, como yo, la inmensa mayoría de esta Comunidad Autónoma.

Algunos de nuestros dirigentes hacen llamamientos para que todos vayamos a celebrar este día a la Campa de Villalar. Atrás quedaron los años de división y carreras de la Guardia Civil. Ahora reina la armonía y la camaradería en este día de fiesta. Eso no quiere decir que desaparezcan sus desavenencias políticas, sino que el 23 de abril es el día de todos, da igual el color, el sexo, la religión, la filiación política o el corte de pelo que tengas. El Día de la Comunidad de Castilla y León, el Día de Villalar es de todos, para todos y por todos los que luchamos y creemos en esta Región.

Publicado el 22 de abril de 2010 a las 10:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

José Juan Taboada

José Juan Taboada

¿Uno es de donde nace o de donde pace? Nací en Salamanca, primero pací dieciocho maravillosos años en Extremadura y desde julio de 1988 lo hago en Valladolid.
Director de Gente en Valladolid desde enero de 2009 y por añadidura también Director de Gente en Castilla y León.
Apasionado de la vida ‘municipal' y de la política de primera línea, la del contacto directo con el vecino. Este blog pretende ser un recipiente desde el que difundir mi visión de la ciudad y sus ciudadanos, pero sin olvidar las reflexiones sobre el resto de la vida cotidiana fuera de Valladolid y su entorno. Mi pretensión no es otra que aportar un punto de vista más a la realidad en la que vivimos, abriendo este espacio a toda persona dispuesta a rebatir, debatir e incluso criticar lo que en él aparezca escrito.

Enlaces

- gentedigital.es/blogs/de-caza/

- cazalia.com

Revisión de estilo hecha por VERBA BONA

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD