sábado, 7 de diciembre de 2019 17:16 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de El eterno suplente

Tiempo muerto

El fracaso del fútbol italiano en las competiciones europeas

Archivado en: Liga de Campeones, AC Milan, Inter de Milán, AS Roma, Sampdoria, Palermo, Nápoles

imagen

Esta película ya la he visto antes. Eso será lo que piensen muchos aficionados al fútbol cuando lean el análisis de este post. Pese a todo, creía conveniente pararme a pensar en una situación que creo que refleja a la perfección la decadencia que vive el 'Calcio'. Los tres equipos italianos que quedan vivos en la Champions League han caído en los partidos de ida de la Liga de Campeones y los tres lo han hecho como locales.

Excluyendo el título del año pasado del Inter, en las dos campañas anteriores el papel de los conjuntos transalpinos ha sido mediocre. Ni en la 2007-2008 ni en la 2008-2009 hubo siquiera un representante italiano en las semifinales del máximo torneo continental. Y este año las cosas no parecen ir mucho mejor. La Sampdoria fue eliminada en la fase previa; el Milan se vio superado por el Madrid en la fase de grupos, al Inter le pasó lo mismo ante el Tottenham y la Roma no pudo hacer frente al Bayern.

Ahora, con un pie fuera, el panorama en la Europa League también invita a reflexionar sobre el momento que viven los equipos del 'Calcio'. En la segunda competición continental, Palermo, Juventus y Sampdoria quedaron eliminados en la fase de grupos, mientras que el Nápoles se juega el todo por el todo ante el Villarreal este mismo jueves. Una situación casi dramática para un país con tanta tradición.

Las razones podrían ser muchas y variadas, aunque desde algunos sectores se apuntan a dos aspectos fundamentales. Por un lado, la autocomplacencia de un campeonato como la Serie A cuyo nivel técnico y táctico ha bajado en los últimos años. Si se toma las competiciones europeas como vara de medir, se observa que el Milan, líder destacado del Calcio, no ha podido esta temporada con los equipos grandes europeos a los que se ha medido.

Por otro lado, sea por falta de dinero o de atractivo, las grandes estrellas ya no se marchan al país de la bota. Sólo algunos jugadores en clara cuesta abajo deciden aventurarse en la Serie A. Jóvenes como Pastore, Cavani, Lavezzi o Krasic, son un oasis en el desierto. Valga para muestra dos fichajes: el de Ronaldinho y el de Adriano, cuyo regreso a Roma esta semana ha sido noticia por su estado físico.

Sin embargo, la historia dice que el fútbol italiano está muy acostumbrado a vivir en el alambre. Puede que al final algún equipo se alce esta temporada con un título europeo y convierta este post en papel mojado, pero la lógica dicta que los responsables de los clubes y la Serie A deben sentarse para encontrar el mal que está afectando a los equipos de un país donde el fútbol es algo más que un deporte.

 

Publicado el 24 de febrero de 2011 a las 17:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Gattuso, cuatro partidos y una fama injustificada

Archivado en: Liga de campeones, AC Milan, Gattuso

Ha sido, hasta la fecha, la gran imagen de los partidos de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones. Gennaro Gattuso, fuera de sí y con la camiseta en la mano, propina un cabezazo al segundo de a bordo de Harry Redknapp, Joe Jordan, quien curiosamente en su etapa como jugador estuvo dos temporadas vistiendo la camiseta rossonera. Ahora, la UEFA ha sancionado con 4 partidos a Gattuso por esa acción (y uno más por acumulación de tarjetas).

El hecho, tan despreciable como susceptible de sanción, ha provocado que muchos salgan a reclamar una dura sanción contra Gennaro Gattuso. No pretendo justificar a Ringhio, pero parece que algunos han obviado todo lo que ha hecho hasta ahora el mediocentro internacional.

Jordan se pasó buena parte del partido provocando desde la banda, un juego, el del insulto, demasiado habitual en el 'calcio'. Sin embargo, todo se fue torciendo para el bueno de Gattuso. Allegri optó por colocar a su lado a Thiago Silva, un central cuya valía como mediocentro es nula. Entonces, Gattuso, un jugador tan discreto técnicamente como buen profesional, se vio en la responsabilidad de llevar las riendas de su equipo.

Superado por la situación, Gattuso empezó a caer en una espiral de ira y enfado. Vio una tarjeta que le impediría estar en White Hart Lane, su equipo perdía un encuentro en el que no mereció tanto castigo y para colmo, Jordan se mofó de su actuación. Que levante la mano quien no comprenda, aunque no comparta, la reacción del '8' rossonero.

Gattuso no pasará a la historia del fútbol por su brillantez, pero su trayectoria y palmarés le avalan. Su carácter se forjó como jugador de rugby (fue convocado con la selección sub-17 italiana) y se acabó de cerrar tras su breve experiencia en la liga más ruda del continente, la Scottish Premier League, con la camiseta del Glasgow Rangers. Sin embargo, a lo largo de su carrera sólo ha visto 5 tarjetas rojas (entre clubes y selección) y estamos hablando de casi 16 años de profesionalismo.

Siempre he creído que el fútbol moderno ha caído en la tiranía de la táctica, algo que ha dado pie a que haya jugadores como Gattuso o Lass Diarrá. El italiano, como otros tantos 'trotones', son futbolistas que no gustan fuera de Italia, pero eso no debe ser causa para hacer de él un enemigo público. La UEFA ya le ha castigado, que no lo haga más la opinión pública.

Publicado el 21 de febrero de 2011 a las 17:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

¿El adiós de Inzaghi?

Archivado en: AC Milan, Inzaghi

imagen

En muchas ocasiones se dice que en el fútbol la gloria es efímera. Buena fe de ello puede dar ahora Filipo Inzaghi. A sus 37 años afrontaba una temporada en la que iba a tener un papel casi residual, de revulsivo para partidos en los que los rossoneri fueran por detrás en el marcador. Los fichajes de Ibrahimovic y Robinho condenaban a la suplencia a un jugador cuya capacidad goleadora está fuera de toda duda.

Pero llegaron los enfrentamientos de Liga de Campeones ante el Real Madrid y Pippo resurgió de sus cenizas. "Si tuviera que elegir un jugador que se quedara fuera de este partido, escogería a Inzaghi". Casi nadie entendió las declaraciones de Mourinho hasta que el delantero de Piacenza saltó al campo en el partido de vuelta para revolucionar un encuentro que su equipo tenía perdido. Sus dos goles tuvieron al Madrid contra las cuerdas.

El destino, siempre caprichoso, guardaba una mala jugada a Inzaghi apenas siete días después. En el partido de la Serie A ante el Palermo, el '9' milanista se rompía el ligamento cruzado de su rodilla. Se trata de una lesión dura para cualquier futbolista pero a sus 37 años, para Inzaghi podría suponer el final de su carrera. Sería un final muy triste para un delantero que siempre ha hecho del gol un arte.

Publicado el 11 de noviembre de 2010 a las 15:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Ibrahimovic, invitado sorpresa en la fiesta del Trofeo Joan Gamper

Archivado en: FC Barcelona, Ronaldinho, Ibrahimovic, Trofeo Joan Gamper, AC Milan, Guardiola

Dos años después de su marcha, un Camp Nou abarrotado rindió honores al que un día fue su gran ídolo: Ronaldinho Gaucho. El brasileño se comportó como un gran anfitrión en su fiesta. Correspondió con aplausos y saludos a una afición entregada y ya en el partido no se salió del guión que dictaba una victoria azulgrana.

Sobre el césped azulgrana se veían dos maneras distintas de entender el fútbol. Por un lado, el ritmo lento y una táctica anclada en la década de los '80. En el otro, el ritmo vertiginoso, el tiki-taka, el buen trato del balón por encima de todo. Pero si algo tienen los jugadores del Milan es veteranía. Con ella, lograron que el partido cayera en el ritmo que a ellos les interesaba.

Al final, todo se iba a decidir desde el punto de penalti. Pese al susto, todo quedó en casa. El Barça ganó el Gamper, Villa se estrenó como goleador azulgrana y los hombres de Guardiola ya piensan con optimismo en la Liga. Sin embargo, una bomba estaba a punto de estallar entre tanta tranquilidad.

Ibrahimovic decidió seguir el camino marcado por su representante unas horas antes. Mino Raiola afirmó que Guardiola "tiene problemas consigo mismo". Sólo faltaba que el delantero sueco se pronunciara. Y vaya si lo hizo: "En los últimos seis meses solo se ha dirigido a mí dos veces. Yo no tengo ningún problema, pero Guardiola lo debe tener conmigo", lamentó.

No sabemos si Zlatan se irá al Milan o no, lo único que sabemos es que el 'feeling' entre él y Guardiola no debe ser el mejor, precisamente este 'feeling' que le trajo al Camp Nou y provocó que Eto'o hiciese las maletas.

Francisco Quirós Soriano

Publicado el 26 de agosto de 2010 a las 09:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

El Milan busca un imposible en Old Trafford ante el United

Archivado en: Liga de Campeones, AC Milan, Manchester United

Es una de las pocas eliminatorias de los octavos de final que quedó casi resuelta en el partido de ida. El United de la mano de Rooney venció por 2-3 en San Siro y encarriló su pase a la siguiente fase, pero los italianos no tiran la toalla.

Tienen motivos para la esperanza los pupilos de Leonardo, pero desde luego la empresa se antoja bastante difícil. Los rossoneri ya ganaron por 2-3 este año en el Bernabéu y en el partido de ida no merecieron salir derrotados ante un United que se vio desbordado en los últimos minutos del partido.

El otro dato al que se aferra el Milan es el recuerdo de la eliminatoria de la temporada 2006-2007 en la que ya dejaron fuera a los 'red devils'. Pero eran otros tiempos, Kaká guiaba al ataque milanista y el partido de vuelta se jugó en San Siro.

Rooney se ha recuperado a tiempo de su lesión y después de tomarse un descanso en el partido de la Premier del pasado sábado regresará al once para evitar que los ingleses pierdan una eliminatoria con el partido de vuelta en casa, algo que no sucede desde el año 99-00 cuando el Real Madrid enmudeció al 'Teatro de los sueños'.

David Beckham jugará un partido especial. El inglés llega a Old Trafford, el estadio que le vio crecer y llegar al estrellato para levantar la Copa de Europa del año 1999 después del milagro del Camp Nou ante el Bayern.

Pase lo que pase, lo que es seguro es que un grande de Europa dirá adiós al sueño de la Champions este miércoles.

Publicado el 9 de marzo de 2010 a las 21:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Ronaldinho, de la 'fiesta del fútbol' a la fiesta antes que el fútbol

Archivado en: fútbol internacional, Ronaldinho, AC Milan

imagen

No es un intento de trabalenguas, es el giro que ha tomado la carrera de uno de esos jugadores que lo tenía todo para entrar en el preciado olimpo de los Cruyff, Maradona y Pelé. Hace practicamente cuatro años que Ronaldinho decidió dar por terminado su curriculum de crack para escribir sus últimas líneas con poco brillo.

Llegó a Barcelona en 2003 como el guía que iba a sacar al Barcelona de uno de sus lustros más oscuros. La primera temporada no logró llevar al Barça a levantar un título, pero el brasileño demostró que estaba hecho para triunfar. Su primer partido en el Camp Nou ya dejó un golazo como declaración de intenciones:

Después llegó su ascensión, su coronación como ídolo absoluto del barcelonismo. Con la ayuda de Eto'o y Deco ganó la Liga y sólo el Chelsea de Mourinho les impidió avanzar más en Champions, eso sí, el gaucho enmudeció Stamford Bridge con dos goles, el último sublime.

Lujazos como ese le abrieron las puertas del 'Balón de Oro'. El espaldarazo definitivo: aquel chico que en el Gremio ya humillaba a rivales se había convertido en el mejor jugador del planeta. Su crecimiento era imparable. Rijkaard le había encontrado acomodo escorado a la banda izquierda. En esa demarcación no tenía obligaciones defensivas, podía partir en diagonal y sentar a defensas gracias a su potencia y habilidad. Corría la temporada 2005-2006 y el Barça en su conjunto se elevó al nivel de Ronaldinho. La Liga y la Champions fueron la rubrica a una campaña espectacular, la mejor de la historia hasta la llegada de Guardiola al banquillo. Fue el año en el que el Bernabéu se levantó para aplaudir a Ronaldinho.

Pero entonces llegó el Mundial y Ronnie no estuvo bien. Lento, fatigado y sin chispa la 'canarinha' le echó de menos y Francia dejó a Brasil sin el sueño de la sexta Copa del Mundo. El principio del fin. Ronaldinho regresó a Barcelona pero ya no volvió a ser el mismo. Sus visitas al gimnasio comenzaron a ser constantes y su eterna sonrisa dejó paso a un fútbol gris. Tras dos años de claro declive, Ronaldinho hace las maletas con destino a Milán. Su primer año no fue bueno pero a comienzos de su segundo curso parecía recuperado para la causa.

Volvía el desborde imposible, el golpeo mágico con el interior, el pase que nadie veía...por poco tiempo. Ante el Inter, un partido decisivo para el campeonato italiano, Ronaldinho falló un penalti y no firmó su mejor actuación. Ahora sale a la luz una posible fiesta organizada por el mismo jugador unos días antes. Él lo desmiente, pero el poco crédito que había ganado en unos meses lo ha perdido en décimas de segundo, de forma vertiginosa, como si fuera un simil con su carrera deportiva.

Quiere ir al Mundial, pero no encaja en el libro de estilo de Dunga, ni por su estado de forma ni por su talante 'poco trabajador'. Puede ser el último tren de Ronaldinho, la última ocasión de poner un poco de luz a un ocaso tan temprano como esperado.

Publicado el 4 de febrero de 2010 a las 18:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

El eterno suplente

El eterno suplente

El míster te mira. ¿Vas a salir?, dice. Desde el banquillo, uno también juega su particular partido. Hablas, organizas, gritas, sufres, encestas, tiras a portería, sueltas un revés o cambias de marcha al llegar a la curva más peligrosa del circuito. No eres el protagonista ante las cámaras, pero te sientes vivo porque eres un loco del deporte. El deporte mueve masas y es un gran espejo para el ser humano que busca emociones fuertes y no entiende de límites.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD