miércoles, 14 de noviembre de 2018 04:53 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de José Juan Taboada

De caza

El lobo y la ganadería, conservación y compatibilización

Archivado en: lobo, ganadería, conservación

Durante 2009,  la Junta de Castilla y León destinó cerca de 1 millón de euros a actuaciones tendentes a la mejora en la compatibilidad de la especie y las actividades ganaderas, como por ejemplo ayudas para la instalación de vallados protectores (127 beneficiarios con 678.000 euros) y reparto de 12 mastines a ganaderos.

Respecto al pago de indemnizaciones por ataques de lobo a ganado, en 2009 se destinó a este fin 272.201 €. En este sentido, se constató un incremento en el número de siniestros abonados hasta alcanzar los 703 con 2.151 reses afectadas, la mayoría de ovino.

Por otra parte, ante situaciones de graves daños, se abatieron 5 ejemplares en las poblaciones situadas al norte del río Duero y 8 al sur, actuaciones autorizadas por la Consejería de Medio Ambiente de acuerdo con la establecido en el artículo 16 de la Directiva Hábitats de la Unión Europea.

El informe refleja el mantenimiento global de las poblaciones de lobo en la Comunidad (150 manadas seguras), un ligero repunte de la población al Norte del río Duero y un cierto retroceso en cuanto a la productividad de las manadas reproductoras en Tierra de Campos.

En cuanto a las actuaciones relacionadas con la gestión de la especie se han realizado seguimientos de las manadas conocidas al norte Duero y de la población situada al sur. Además de los métodos habituales en este ejercicio, se ha incorporado la técnica del fototrampeo como elemento confirmador de la presencia de la especie o de su cría. También se ha empleado el radioseguimiento, en colaboración con la empresa Tragsega, para analizar el comportamiento de la especie en las zonas de limítrofes. Se ha estandarizado el seguimiento de la mortalidad no natural, tanto incidental como accidental, incorporándose alguna de sus consecuencias en los protocolos de actuación en caso de posible envenenamiento de fauna silvestre.

Dentro del apartado de fomento del conocimiento y aprovechamiento de la especie se presentaron las actuaciones en marcha, como por ejemplo el Centro del Lobo de Robledo (Zamora), elemento integrador de un proyecto de ordenación y fomento de las actuaciones de que en esta vía se va a desarrollar en la Sierra de la Culebra, con una inversión que supera los 3 millones de euros, así como las actividades promovidas por entidades locales como el Ayuntamiento de Caleruega (Burgos) para recuperar y restaurar las denominadas loberas (instalaciones de pastores para custodia del ganado frente al lobo).

Respecto a las actividades puestas en marcha en 2010, se mantienen las medidas para compatibilizar la gestión de la especie y la ganadería. También está previsto finalizar la tramitación de un convenio con Adif destinado a la ejecución de un estudio ligado a la línea de alta velocidad Palencia-León, se desarrollará un seguimiento de la especie, con apoyo de técnicas de radioseguimiento y se continuarán las actuaciones destinadas a la puesta en valor de la especie.

De igual manera el Comité Técnico de Seguimiento informó sobre el cupo de extracción máximo para el período 2010-2011, que garantiza el mantenimiento del estado de conservación favorable de la especie, fijado en 139 ejemplares. En este cupo se incluye el número de ejemplares para aprovechamiento cinegético en las comarcas situadas al norte del río Duero y el número de ejemplares abatidos como consecuencia de controles por daños, tanto al norte como al sur del río Duero.

El Comité Técnico del Plan de Conservación y Gestión del Lobo en Castilla y León es un órgano de participación para el seguimiento en la ejecución y desarrollo de dicho plan, en el que participan los distintos sectores implicados (organizaciones profesionales agrarias, colectivos vinculados a la conservación de la especie, universidades, cazadores y administraciones).

Publicado el 6 de septiembre de 2010 a las 12:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

La caza se viste de gala en Burgos

Archivado en: caza, federeación regional, gala, burgos

Jesús María Lomas. Fotografía de Dulce María Rojo.La Federación de Caza de Castilla y León celebró en Burgos su Asamblea General Ordinaria y la Fiesta de la Caza federada de Castilla y León.

A la Gala anual, que nació para homenajear a la mujer del cazador, asistieron más de 200 personas entre las que se encontraban el presidente de la Real Federación Española de Caza, Andrés Gutiérrez, el Secretario General de la RFEC, Santiago Ballesteros y el  director de FEDENCA, José Luis Garrido.

Durante las intervenciones en la entrega de los galardones, el presidente de la territorial, Santiago Iturmendi, recordó de manera emotiva a Miguel Delibes, Ángel García y Carlos Astorga, además incidió en la importancia de ser un cazador federado, “ no solamente hay que ser federado, si no que también toca ejercer de esta condición”. Castilla y León cuenta con más 20.000 cazadores federados, siendo la séptima de España.

De todos los deportistas galardonados sólo asistieron al acto Jesús María Lomas Llorente,  ‘campeón de Castilla y León de Caza Menor con Perro 2009’ y Pedro A. San Juan Martínez, ‘campeón de la Copa de España de Bajo Vuelo sobre pluma 2009’.

Carlos Galindo con su azor. Fotografía de Dulce María Rojo.También fueron premiados Florencio Lozano Vergara, ‘campeón de Castilla y León de Recorridos de Caza 2009’; Carlos Galindo Alonso, ‘campeón de Castilla y León de Altanería 2009’; Nuria Ortega Garzón, ‘campeona de España "Damas Tradicional" de Recorridos de Caza con Arco 2009’ y Luis Caídas Martín, ‘campeón de España "Sénior Longbow" de Recorridos de Caza con Arco 2009’.

José-Luis López, director de Medios del Grupo de Comunicación Gente y director del acto, señaló que “la distinción más emotiva y que consiguió una mayor ovación” fue para Víctor Alonso, directivo de la Delegación de Burgos, al recibir la insignia de oro de la federación “por toda una vida de servicio de la entidad y su apoyo al perro Perdiguero de Burgos.”

Florencio Lozano. Fotografía de Dulce María Rojo.José Luis Morán Suárez, Sargento 1º del SEPRONA en Burgos, recibió una placa “por su especial empeño en la lucha contra el furtivismo”;  Manuel Junco ex jefe del Servicio Territorial de Agricultura “por su importante aportación a la actividad cinegética en la provincia”; José María Gamazo “por su divulgación de la caza en los medios de comunicación”, y los colaboradores federativos del Club de Cazadores San Saturio, de Soria, así como a los presidentes de las juntas gestoras de Soria, Ildefonso Núñez Gómez, y de Zamora, José Luis Martínez Lorenzo.

La Federación de Caza de Castilla y León no quiso dejar de reconocer la labor de Magdalena Abad,  funcionaria del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Burgos, “por su valioso desempeño en favor de la actividad cinegética y federativa en la provincia”.

La caza en Castilla y León, pese a tener unos números que producen vértigo, continúa siendo un recurso generador de riqueza poco explotado. A pesar de ello, las más de 143.000 licencias de caza generan unos ingresos directos de más de 150 millones de euros y dan empleo a cerca de 1.200 personas. El 40% de las licencias que se tramitan son para cazadores de fuera de la Comunidad. La provincia con mayor número de licencias es León con 5.558 y la que menos Segovia con 1.510. En cuanto al número de cotos destaca la provincia de Salamanca con 1.132 terrenos cinegéticos, mientras que Valladolid es la que menos tiene con tan solo 398. El 90% de la superficie de la Comunidad está aprovechado como zona de caza, lo que equivale a casi nueve millones de hectáreas repartidas en 5.798 cotos.

Aunque estos datos fomentan el optimismo en el sector cinegético regional, aún queda mucho camino por recorrer. En nuestra Comunidad sigue sin explotarse la comercialización y distribución de productos y subproductos provenientes de la caza. No existe un entramado empresarial que explote este nicho de mercado. Además, el número de cotos de caza intensiva es alarmantemente bajo en comparación con comunidades como Castilla-La Mancha. Estas dos líneas de trabajo unidas al inmenso territorio despoblado que poseemos, hacen de Castilla y León una Comunidad con un enorme potencial venatorio que además de generar mayores ingresos, contribuya a fijar la población en los más de 2.000 municipios con que cuenta.

Publicado el 29 de junio de 2010 a las 19:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Condiciones de Caza Menor en la Reserva Regional de la "Sierra de la Culebra" para este año

Archivado en: caza menor, reserva regional de caza sierra de la culebra

La Junta Consultiva de la Reserva Regional de Caza (RRC) "Sierra de la Culebra" ha tratado diferentes temas en relación a la caza menor de la Reserva.

Entre los aspectos tratados destaca la confirmación del calendario para la caza menor media veda que se ha establecido desde el 15 de agosto hasta el 31 de agosto, con un total de 10 jornadas de caza. Respecto a la temporada general se han determinado 12 jornadas que van desde el 1 de noviembre hasta el 26 de diciembre.

Por otro lado, la Junta Consultiva ha informado favorablemente la propuesta de la Dirección Técnica sobre las normas de ejecución de la caza menor para la temporada 2010-2011 en la RRC de la Sierra de la Culebra que se venían ya aplicando en las últimas temporadas. La Junta ha querido mantener las zonas de reserva de caza menor debido a los buenos resultados que se han obtenido, principalmente por la disminución de la presión cinegética y las mejoras realizadas en las mismas. Actualmente la Reserva Regional cuenta con 12 zonas de reserva de caza con una superficie total de 2.735,74 ha.

En referencia a las condiciones de los permisos de cazadores vecinos y de su importe, la Junta Consultiva ha informado favorablemente la cuantía de los mismos, que se mantienen en 30 euros. Durante la temporada 2009-2010 se gestionaron 574 permisos de caza menor, obteniendo un total de 17.220 euros de ingresos que se distribuyen, como todos los ingresos resultantes del aprovechamiento cinegético, entre los propietarios de la Reserva. Es importante recordar que estos permisos son sólo expedidos a los vecinos de los municipios integrantes de la Reserva y que deben ser acreditados por su Ayuntamiento.

La Dirección Técnica ha reseñado entre las actuaciones de mejora de las condiciones cinegéticas de la caza menor de la Reserva las acciones de recuperación del conejo de monte, los desbroces y las siembras de la cual se alimentan los animales y el control de las especies dañinas para el mantenimiento equilibrado del ecosistema.

Publicado el 17 de junio de 2010 a las 16:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

El Consejo de Caza de Castilla y León da el visto bueno a la Orden Anual de la temporada 2010/2011

Archivado en: consejo de caza, orden anual, calendario 2010/2011

La fecha de inicio de la temporada de caza de "media veda" no podrá ser anterior al día 15 de agosto, ni la de cierre posterior al 19 de septiembre. Para la tórtola común se retrasa el comienzo de la época hábil al 22 de agosto.

El número de días hábiles de la media veda no podrá exceder de 20, no necesariamente consecutivos. Se mantienen las especies cazables, excepto la grajilla (Corvus modelula), que no será cazable durante la temporada que se avecina. Los periodos y días hábiles de caza del resto de especies no sufren cambios, si bien se ajustan al nuevo calendario. La temporada general de caza menor podrá desarrollarse desde el cuarto domingo de octubre hasta el 31 de enero. No obstante, la Dirección General de Medio Natural podrá autorizar, a petición de la Federación Castellano-Leonesa de Galgos, la caza de la liebre con galgo desde el día 12 de octubre, a aquellas asociaciones pertenecientes a la Federación Castellano-Leonesa de Galgos que se encuentren inscritas durante esta temporada para participar en el Campeonato de España, o de Castilla y León de Galgos y campeonatos provinciales, siempre que dichos galgos tengan pendiente su participación en alguna prueba oficial.

Los periodos hábiles de las especies de caza mayor no sufren variación respecto a la orden actualmente en vigor, excepto el ciervo, gamo y muflón, ya que se adelanta la posibilidad de ser cazados en cacerías colectivas al 21 de septiembre.

Asimismo, el periodo de caza de corzo se limita en el periodo de primavera al 31 de julio. En lo que respecta a las solicitudes de monterías y ganchos, cualquier solicitud de modificación de fecha o mancha de monterías o ganchos autorizados que no se ajusten a las razones contenidas en la Ley de Caza, a todos los efectos se considerará como una nueva solicitud.

Por otro lado, se acordó que en el caso de monterías de menos de 30 puestos y si el total de cazadores que participan no supera los 29, el número de éstas podrá elevarse a dos en el caso de terrenos cinegéticos de al menos 500 hectáreas.

El jabalí es el rey de la montería en Castilla y León.El Consejo de Caza de Castilla y León es un órgano consultivo adscrito a la Consejería de Medio Ambiente con el objetivo de posibilitar la participación de los diferentes colectivos implicados mediante su labor de asesoramiento. En el Consejo Regional de Caza están representados -además de miembros de las Consejerías de Medio Ambiente, Agricultura y Ganadería y Cultura y Turismo-, los titulares de los cotos privados de caza y de los clubs deportivos, representantes de la Federación de Caza de Castilla y León, de la Federación de Galgos de Castilla y León, de los consejos territoriales de Caza de las nueve provincias de la Comunidad, universidades, organizaciones profesionales agrarias, organizaciones conservacionistas y personas de reconocido prestigio en materia de caza.  

LA CAZA EN CASTILLA Y LEÓN

La caza y la pesca constituyen un importante recurso natural de Castilla y León. Al conjunto de las actividades cinegéticas y piscícolas, la Consejería de Medio Ambiente destina todos los años parte de sus inversiones tanto en la mejora y protección del medio que alberga este recurso natural, como en su gestión. La inversión prevista en 2010 asciende a 8 millones de euros, de los cuales a caza se destinan alrededor de 5,5 millones de euros.

La superficie destinada a aprovechamiento cinegético en Castilla y León es de 8.605.958 hectáreas (un 91,3% de la superficie de la comunidad), de las cuales 8.023.884 hectáreas pertenecen a cotos privados repartido en un total de 5.793 cotos privados. El resto, es decir, 572.433 ha son terrenos cinegéticos especiales formados por 10 Reservas Regionales, 4 Cotos Regionales y 8 Zonas de caza Controlada.

En Castilla y León hay 44 especies cazables: 36 de caza menor y 8 de caza mayor. Se capturan cada temporada aproximadamente 1.500.000 piezas de caza menor siendo las principales especies la perdiz, el conejo y la liebre junto con la codorniz (especie migradora cazada en media veda). De caza mayor la cifra es de aproximadamente 27.000 piezas, siendo las especies principales el jabalí, ciervo, el corzo y el rebeco (en Castilla y León se caza el 65 % del total de los rebecos abatidos en España).

Publicado el 11 de junio de 2010 a las 09:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

La Casa de la Reserva de Caza "Sierra de Gredos" será una realidad el próximo año

Archivado en: reserva de caza de gredos

Tras dos años de trabajo las obras de la Casa de la Reserva de Caza podrían estar concluidas el próximo año ya que el porcentaje de ejecución, en este momento, ronda el 45%.

La instalación cuenta con una superficie de 700 metros cuadrados repartidos en un patio de más de 300 metros cuadrados y dos plantas de 425. En la planta baja se ubicarán los servicios para despachos, donde se llevarán a cabo las gestiones relacionadas con la cacería; almacenes y una sala principal con capacidad para 120 personas que servirá de centro de subastas o lugar de reunión para los propietarios de la Reserva de Caza. La zona alta del edificio contará con el centro de interpretación de la Reserva de Caza de Gredos, donde se expondrán fotografías históricas y trofeos.

Con este edificio, que ha utilizado parte de una vivienda existente en pleno casco urbano de Navacepeda de Tormes, la Junta de Castilla y León pretende avanzar en la gestión sostenible de la caza y la pesca, dos actividades relacionadas con el medio ambiente que contribuyen a la adecuada conservación de las poblaciones cinegéticas y piscícolas.

La Administración regional entiende que la caza y la pesca son dos de las actividades más arraigadas en nuestro medio natural y por este motivo trabaja en el mantenimiento de estas dos actividades que contribuyen a la subsistencia de nuestra diversidad, al desarrollo socioeconómico y a la atracción turística de la provincia.

La Casa de la Reserva de Caza abulense será, junto con la de Soria, la primera de Castilla y León; aunque la intención de la Junta de Castilla y León es crear una red de casas dedicadas a la caza e integrada por diferentes instalaciones ubicadas en toda la región.

Publicado el 28 de mayo de 2010 a las 12:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

La riqueza cinegética en peligro

Archivado en: furtivos

"La detención de tres miembros de una familia de Asturianos y la declaración de un menor de Mombuey por presunto tráfico ilegal de carne de caza y supuestas prácticas furtivas, operación en la que también se han visto presuntamente implicados tres guardias civiles que prestan servicio en la comarca sanabresa, ha sacado a flote la sospecha de que alrededor de la explotación de la caza mayor, al menos en el noroeste provincial, hay prácticas oscuras que disparan contra la legalidad y emborronan la actividad cinegética, convirtiendo lo que debería ser una fuente de desarrollo rural en una práctica monopolizada de forma torticera por unos pocos.

Al margen de la investigación judicial, bajo secreto sumarial, que, de momento, ha dejado a tres ganaderos en libertad con cargos, la declaración de tres agentes de la Benemérita y numerosas pesquisas para sacar a la luz el comercio de carne ilegal en establecimientos públicos, y que concluirá con condenados o no, lo que es evidente es que el sistema de explotación cinegética en la provincia ha sufrido un duro golpe al aflorar un magma sospechoso que vela una actividad que genera riqueza en beneficio de particulares y ayuntamientos y que, lo que es más importante, se presenta como un yacimiento de empleo trascendental para el ámbito rural donde se desarrolla.

La opinión pública zamorana, como ha quedado constatado por el eco del seguimiento masivo de la información publicada por este periódico, exige un esclarecimiento de los hechos, más aún cuando lo que se investiga tiene que ver con la salud, un aspecto que preocupa más que ningún otro por las posibles consecuencias.

Para lo que ya ha servido esta operación es para cuestionar la gestión de la caza mayor en la provincia, una actividad que genera más de 10 millones de euros al año y que tiene una bandera nacional e internacional reconocida en la Sierra de la Culebra, un vivero de especies salvajes excepcional, donde viven los ciervos y los lobos más apetecidos por los amantes de la venatoria de todo el país, las «medallas» más reconocidas, en el argot de la cinegética.

Pero lo interesante no es la realidad palpable de la situación actual de la caza, lo que ilusiona desde el punto de vista del desarrollo rural es su enorme potencial en una provincia con más de un millón de hectáreas idóneas para la caza. Si la gestión cinegética fuera la adecuada, Zamora sería un paraíso que atraería a un gran número de cazadores foráneos, como auguran un puñado de estudios privados e institucionales realizados en los últimos años, uno de los más completos el encargado por la patronal cuando estaba presidida por el industrial Francisco Abollo.

El ejemplo de las monterías de jabalíes está ahí, con un crecimiento espectacular y con más de 600 autorizadas anualmente por Medio Ambiente en las últimas campañas. La subasta de lobos y ciervos que se escenifica todas las primaveras en la Sierra de la Culebra supera los 100.000 euros, con cifras por pieza que, a veces, han superado los 9.000 euros.

Pero como está demostrando la investigación centrada en una familia de Asturianos, la práctica cinegética tiene claroscuros que necesitan salir a la luz para acabar con las sospechas y evitar que aquellos que no respetan las normas campen a sus anchas. Como ya han apuntado en «LA OPINIÓN-EL CORREO» un grupo de expertos, es preciso cambiar el sistema de gestión, agrupar cotos para posibilitar la contratación de más guardería y controlar mucho mejor las poblaciones de animales. La atomización de sociedades de cazadores supone siempre un lastre en el afán de conseguir que la actividad cinegética se convierta en fuente considerable de recursos.

La Junta de Castilla y León tiene también mucho que decir. Los cazadores locales no pueden ser desplazados de los acotados, los lugareños tienen que ver riqueza en la fauna salvaje y no un peligro permanente para sus terrenos. Hay que desterrar, con la normativa adecuada, el concepto de que la caza mayor es cosa de señoritos y de gente adinerada de la ciudad. Muchos amantes de este deporte tienen que cambiar hábitos trasnochados y apostar, de una forma incontestable, por la «caza sostenible». El control y la vigilancia de la Administración autonómica, a través de la guardería forestal y del resto de personal de la Consejería de Medio Ambiente, tiene que incrementarse y restringir al máximo todos los permisos para abatir piezas por la noche. Hay que acabar con la tentación y para eso nada mejor que encender la luz y que la venatoria se practique por el día.

Los planes cinegéticos de las sociedades que controlan los cotos no pueden estar ahí como papel mojado, hay que cumplirlos. La Administración regional tiene la obligación de pedir cuentas y hacer un seguimiento de los permisos que concede para evitar toda sospecha de fraude. Seguramente si la vigilancia hubiera sido mayor no se hubiera producido el «caso Asturianos». La caza es deporte pero también, cada vez más, un negocio y una actividad imprescindible para incentivar el desarrollo del ámbito rural y frenar la despoblación, un objetivo prioritario e irrenunciable."

Mejor dicho imposible. Ahora solo queda que la justicia actúe, que las administraciones tomen las medidas oportunas y que los cazadores luchemos porque nuestra aficción sea limpia, justa y legal.

Publicado el 9 de mayo de 2010 a las 19:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

El veneno reaparece en Tierra de Campos

Archivado en: caza, castilla y león, veneno, lobo

Un total de 23 ejemplares muertos de seis especies distintas: 1 lobo, 5 milanos reales, 2 buitres leonados, 6 ratoneros, 6 cuervos y 3 cornejas, han sido recogidos por los agentes medioambientales de la Junta en dos localidades de Tierra de Campos desde el pasado viernes hasta hoy lunes y se han trasladado al Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Valladolid donde las necropsias efectuadas han confirmado el envenenamiento como causa de la muerte.

Los buitres se encargan de dejar limpio el monte de cadáveres evitando así la posible propagación de enfermedades.Los agentes medioambientales de la Junta de la comarca de Medina de Rioseco recogieron en la zona de Cuenca de Campos un total de 15 ejemplares de aves muertas el 12 de marzo, y 3 ejemplares más el 13 de marzo. El mismo 13 de marzo, aparecieron en la zona de Ceinos de Campos, un buitre muerto, un buitre agonizante, un lobo y un cuervo, y el domingo 14 de marzo por la tarde se encontraron 4 ejemplares más en esta misma zona. Por otro lado, los agentes medioambientales de la comarca de Olmedo recogieron los día 11 y 13 de marzo cuatros ejemplares de zorro en el termino municipal de Iscar, que una vez analizados en el Centro de Recuperación de Animales se ha confirmado sufrieron envenenamiento. El aviso de estos casos fue dado a través de la Fundación para la Conservación del Buitre negro dentro del Programa ANTIDOTO quienes llamaron a los Agentes que personados en el lugar y  aplicando el Protocolo de Venenos recogieron los ejemplares.

Milano Real en vuelo.


Todos lo ejemplares, con evidentes síntomas de envenenamiento, fueron entregados al Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Valladolid para su análisis y determinación de las causas de la muerte. Allí se ha realizado por el equipo veterinario la correspondiente necropsia en la que se confirman la causa de muerte por envenenamiento, por lo que se envían muestras al Laboratorio Forense de Vida Silvestre de Madrid a fin de realizar un análisis toxicológico, para la determinación del agente del envenenamiento. La única excepción es la de uno de los buitres leonados que entro vivo con aparente síntomas de intoxicación y que tras el tratamiento con antídotos está en proceso de resuperación.

Recreación de un lobo comiendo un cebo envenenado.El aviso de la aparición de las aves de Cuenca de Campos fue dado por miembros del grupo ACENVA a los agentes medioambientales que se personaron en el lugar y  aplicando el Protocolo de Venenos recogieron los ejemplares y los trasladaron al CRA.

Las consecuencias de los envenenamiento pueden ser graves no sólo para la fauna silvestre, sino que pueden verse afectados animales domésticos y personas con las consiguientes responsabilidades penales que llevan aparejadas,  para lo cual una vez confirmada el envenenamiento como causa de muerte por el Laboratorio,  será remitido el expediente a la Fiscalía de Medio Ambiente para continuar con las investigaciones.

Además los hechos se trasladan a los Alcaldes para que se extremen las medidas de vigilancia que den fin a estas acciones y también son comunicados a los  titulares de los Cotos de Caza donde se han producido a los efectos de su conocimiento y para que se extremen las medidas de vigilancia que den fin a estas acciones. En estas comunicaciones se les recuerda que la utilización de venenos y cebos envenenados está expresamente prohibida por la Ley 4/1996, de 12 de julio, de Caza de Castilla y León (art. 31) y que la infracción de este precepto está considerada como falta muy grave (art.74), que lleva aparejada una sanción de multa de 3.903,88 a 78.077,48 euros (Decreto 65/2006, de 14 de septiembre, por el que se actualiza la cuantía de las sanciones a imponer por la comisión de las infracciones tipificadas en la Ley 4/1996).

Independientemente de las sanciones a que hubiera lugar, la aparición repetida de venenos o la gravedad de sus consecuencias es razón suficiente para que la Consejería de Medio Ambiente pueda establecer la veda total de un coto de caza  en virtud de lo establecido en el art. 42 de la citada Ley de Caza.

Y así en el año 2009 en la misma comarca de Tierra de Campos se produjeron hechos similares en el término municipal de La Unión de Campos donde durante los meses de marzo y abril murieron por envenenamiento con carbofuranos, 8 milanos reales, 1 busardo ratonero, 1 milano negro, 1 zorro y 5 cuervos , lo que motivó el cierre del acotado por la Dirección General del Medio Natural por un periodo de dos años.

Publicado el 15 de marzo de 2010 a las 21:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Los cazadores pagan dos millones de euros al año por los daños de animales salvajes

Dos millones de euros al año. Es lo que cuesta pagar los daños que las especies cinegéticas ocasionan en Asturias cada año. De esta cifra, medio millón de euros corresponde a los pagos derivados de los accidentes de tráfico con animales salvajes.

El pago de estos dos millones de euros recae directamente en los cazadores, que tienen que hacer frente a estas indemnizaciones a través de los cotos de caza. Y es que aunque la ley de Tráfico estatal aprobada en 2005 dice en su disposición novena que los daños ocasionados por este tipo de accidentes pueden recaer en el conductor si conduce de forma indebida; en el cazador, si el siniestro se produjo como consecuencia de la acción de cazar o de la mala gestión del coto, o en el gestor de la vía, lo cierto es que en la mayoría de los casos, al menos en Asturias, el juez resuelve el caso imputando la culpa a los cazadores, que llevan tiempo alertando que el hacer frente a estas indemnizaciones les está llevando a la ruina.

El Principado tiene otra ley, vigente desde 1989, en la que se dice que los cazadores son los responsables de los accidentes de tráfico con especies cinegéticas. Pero si en algo coinciden los biólogos, cazadores, la Administración y los letrados es en asegurar que las leyes tienen muchas incongruencias y que es necesario modificarlas para que no siempre sea el cazador el que tenga que hacerse cargo de los pagos.

La Consejería de Medio Ambiente del Principado de Asturias, a través de la Dirección General de Biodiversidad y Paisaje, organizó días atrás unas jornadas para debatir sobre este tema y algunos de los ejemplos que se expusieron en las jornadas no dejan lugar a dudas sobre supuestas incongruencias de las leyes vigentes. Un ejemplo expuesto fue el siguiente: si un avión despega del aeropuerto de Santiago del Monte y una bandada de palomas se introduce en sus motores y provoca un accidente, sería el coto de caza de la zona el que tendría que hacerse cargo del pago de las indemnizaciones porque las palomas están catalogadas como especies cinegéticas en Asturias. «Esto no tendría ningún sentido», asegura Carlos Nores, biólogo de la Universidad de Oviedo, que participó en este debate. Parece difícil que ocurra este caso pero en enero del año pasado un Airbus con 155 pasajeros terminó amerizando en el río Hudson, en Nueva York, por culpa de una bandada de pájaros que, al entrar en los motores, causó una pérdida de altura.

De momento la Administración regional tiene las manos atadas pese a que, según manifestó Félix García Gaona, director general de Biodiversidad y Paisaje, reconocen que «siempre recae la culpa sobre el cazador». Francisco Cuenca Anaya, decano del Colegio de Notarios de Sevilla y experto en temas cinegéticos, insistió en que «un accidente provocado en la carretera no es nunca una acción de caza, es una cuestión de leyes de tráfico, donde tiene competencia exclusiva el Estado». Pero a pesar de que ninguna de las partes está conforme con que el cazador siempre se haga cargo del siniestro, las estadísticas revelan que sí que ocurre. Mientras tanto, los cazadores aseguran que una de cada cuatro sociedades cinegéticas de Asturias están en quiebra técnica

Publicado el 7 de marzo de 2010 a las 21:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Aclaraciones sobre el post relativo a Julio Chamorro

Archivado en: caza, Castilla y León, Reservas Regionales de Caza

Hoy he recibido un correo electrónico de Antonio Núñez, un celador de la Reserva Regional de Caza de Gredos. Antonio me envía una serie de puntualizaciones sobre el post dedicado a Julio Chamorro. A continuación transcribo el escrito para no obviar nada de él porque entiendo que la información que aporta es relevante para todos.

Pintura publicada por Huzman Mohamed El Iamani en el grupo 'Dibujos y pinturas de caza' en www.cazalia.com"Estimado Sr. Juan José Taboada, no tenemos el gusto de conocernos, yo me llamó Antonio Núñez, y soy Celador en la Reserva de Caza de Gredos, he leído la noticia que ha publicado Ud. en su blog sobre Julio Chamorro, y no he podido hacerle un comentario, así que espero que reciba este correo.

Le voy a hacer algunas aclaraciones al respecto y espero que no se moleste, de lo que le voy a comentar sé un poquillo, pues soy hijo de guarda, nieto de guarda y bisnieto de guarda (por cierto el primero que se nombró en la cara norte de Gredos, cuando se creó el Coto Real de Gredos en 1905), a parte de más familia que también estuvieron de guardas en Gredos, y también amigo de guardas ya jubilados en Hoyos del Espino.

Pintura publicada por Huzman Mohamed El Iamani en el grupo 'Dibujos y pinturas de caza' en www.cazalia.comReferente a lo que Ud. cuenta del Sr. Julio Chamorro, le he de aclarar, que nunca fué guarda, y ni mucho menos el guarda mayor, fué el Guía Oficial, encargado de los preparativos para las cacerías ( poner caballos, preparar las meriendas, etc) también de acompañar a fotografos, biologos, etc, que eran cosas muy distintas de las que hacía el guarda mayor.

Desde que se creó el Coto Real hasta nuestros días, las decisiones en materia de caza (organización de las cacerías, y todo lo referente a los recechos  y a la guardería) SIEMPRE fueron decisiones que tomó el Guarda Mayor (nunca el Guía Oficial). Por cierto en 1940 se nombró guarda mayor a José Núñez (no ha Julio Chamorro, como dice Ud.)

El Sr. Julio Chamorro habrá hecho muchas cosas por Gredos, no se lo discuto a Ud., pero también de él, se han publicado otras muchas cosas que ni hizo, ni fué.

Por la Reserva, en sus más de 100 años de existencia, han pasado ya muchos guardas, la mayoría pasando penalidades, frío y miseria, y muchos problemas con los furtivos, con muchas historias detrás de ellos, que por desgracia quedaran en el anonimato, no han tenido tanta suerte de que se les vanaglorie su vida, así que en honor a todos ellos, lo justo es que se cuenten las cosas como fueron.
Aún hablo con algunos viejos guardas, y les da rabia y pena, conocedores ellos como fueron de muchas historias, de como se ha ido tejiendo una maraña en torno a ellas, dandoles la vuelta, contando la verdad a medias, y atribuyendoselas a uno sólo; pero como me decía uno de ellos, en esta vida unos se han llevado los honores y otros los tropezones.

No le entretengo más, simplemente aclararle estos puntos, y decirle, que de la verdadera historia de Gredos, todavía se sabe muy poquito.

Un cordial saludo"

Publicado el 6 de marzo de 2010 a las 21:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

'Delitos de Caza', último libro de Alonso Sánchez y Santiago Ballesteros

Archivado en: caza, libros

El próximo 5 de marzo, en el stand que la Real Federación Española de Caza tendrá en la feria Ficaar 2010, se presentará el libro ‘Delitos de Caza. Cuáles son y cómo se castigan’, escrito por Alonso Sánchez Gascón y Santiago Ballesteros.

Portada del libroEsta práctica publicación, que está dentro de la colección de Manuales Básicos de la Biblioteca de la Escuela Española de Caza, es obra de Alonso Sánchez Gascón, abogado, especialista en Derecho de Caza y jefe de los servicios jurídicos de la RFEC, y de Santiago Ballesteros Rodríguez, también abogado y secretario general federativo nacional.

En el libro, el cazador encuentra respuesta a todas las preguntas relacionadas con los delitos y las infracciones administrativas y sobre temas muy concretos, como por ejemplo la introducción de especies de fauna no autóctona, la caza de especies protegidas o amenazadas, el empleo de veneno y explosivos en el campo, que ocurre si se carece del seguro de responsabilidad civil, la tenencia ilícita de armas prohibidas o de armas de fuego reglamentadas y un gran número de casos prácticos, además de otros apuntes históricos sobre los delitos de caza y el furtivismo, el furtivismo en la literatura cinegética y los baremos de valoración de las piezas de caza.

El prólogo de esta obra está a cargo de Andrés Gutiérrez, presidente de la Real Federación Española de Caza, que en su texto asegura que “este libro es eminentemente práctico y sencillo, dirigido al cazador de a pie. No se trata de una obra dirigida a eruditos del Derecho, sino a los cazadores que, como tú y como yo, deseamos saber y que nos expliquen las cosas compresiblemente. Debe ser la base de otros en el futuro que desarrollen la situación legal que vivimos en España en relación con la caza, con su regulación, con las competencias de las comunidades autónomas y con la responsabilidad exigible a la Administración central”.

En resumen, una nueva publicación de la máxima utilidad, que estará disponible desde esta misma semana para todos los cazadores, y que se presentará a partir de las seis de la tarde del día 5 de marzo en el stand que la RFEC instalará en la feria Ficaar 2010, sito en el Pabellón de Cristal de la Casa del recinto ferial de la Casa de Campo de Madrid.

Para más información y pedidos, los interesados pueden ponerse en contacto con Exlibris Ediciones en el teléfono 91 5717051, en el E-mail pedidos@exlibrisedciones.com, y en la página web www.exlibrisediciones.com.

Publicado el 2 de marzo de 2010 a las 13:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

José Juan Taboada

José Juan Taboada

Nací en Salamanca en 1970 y me crié en Extremadura en el seno de una familia en la que nadie en absoluto cazaba. Pese a ello, me inculcaron el amor y respeto por la naturaleza y el mundo rural del que procedo. Viví en Villanueva de la Serena (Badajoz) hasta el verano de 1988, momento en el que me trasladaron a Valladolid. En la actualidad soy director de Castilla y León y de Valladolid del Grupo de Comunicación Gente.

Amante de la caza, pero sobre todo del tiro certero en justa lid. Me gusta cazar solamente lo que me voy a comer, en compañía o en soledad. Un día de caza es un día agradable de paseo por el monte, el páramo o la ribera, o bien un día que comienza con unas migas para, tras unas horas de quietud y silencio en el puesto, terminar con una fraternal comida con un buen guiso casero. Magnífico día si hay abate pero, si no ha sido así, la jornada no habrá desmerecido porque eso habrá querido decir que los animales han sido más listos o rápidos que uno mismo.

El blog pretende ser una zona de intercambio de conocimientos cinegéticos, así como de opiniones relacionadas con el mundo de la caza, abarcando todas las modalidades: caza menor, caza mayor, con galgos, cetrería, con arco y caza internacional, sin olvidar todo el mundo que rodea a esta actividad considerada deporte para algunos y entretenimiento para otros. Intentamos crear un espacio para conocer también los últimos avances en productos y materiales relacionados con las artes cinegéticas.

 

Enlaces

Revisión de estilo hecha por VERBA BONA

www.cazalia.com

www.cazaworld.com

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD