viernes, 18 de octubre de 2019 09:50 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Inma Salazar

Noticias de Burgos

Garoña: para este viaje no hacían falta tantas alforjas

Archivado en: Garoña, Nuclenor, Endesa, Iberdrola, energía nuclear,

El futuro de la central nuclear de Santa María de Garoña se presenta más negro que nunca. Más incluso que el 2 de julio de 2009, cuando el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero anunció la fecha de cierre de la planta atómica. Desde entonces han ocurrido muchas cosas en torno a la central, incluido un cambio de gobierno en el Ejecutivo central. Los populares de Mariano Rajoy dejaban en papel mojado la Orden Ministerial que fijaba el cese de actividad de Garoña el 5 de julio de 2013, abriendo así una puerta a su continuidad más allá de dicha fecha. Sorprendentemente, horas antes de que expirara el plazo para que la empresa propietaria de Garoña solicitara al Estado la renovación de la autorización de explotación de la central hasta 2019, Nuclenor comunicaba el miércoles 5 al Ministerio de Industria, Energía y Turismo “que no está en condiciones” de realizar dicha solicitud. La decisión de Endesa e Iberdrola -eléctricas propietarias al 50% de Nuclenor-, obedece, según han explicado en un comunicado de prensa, “a las incertidumbres regulatorias” por la nueva reforma energética aún pendiente de aprobar por parte del Gobierno, que “ponen en duda la viabilidad económica de la planta”. Endesa e Iberdrola han hecho sus cuentas y éstas no les cuadran. Las tasas, impuestos y recargos que previsiblemente vayan a establecerse para la actividad de generación nuclear harían inviable económicamente la central burgalesa, según sus propietarios. Las reacciones a la decisión de Nuclenor de no solicitar la renovación del permiso de funcionamiento de Garoña no se han hecho esperar. “Sorpresa” y “preocupación” entre los trabajadores de la central, y también entre el conjunto de la sociedad burgalesa, que se pregunta si para este viaje hacían falta tantas alforjas. Es decir, tres largos años de movilizaciones recabando apoyos a su continuidad, y ahora sus dueños deciden que la central no siga operando porque no será rentable.

Publicado el 7 de septiembre de 2012 a las 11:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Planificación necesitada de pactos

Archivado en: Sector nuclear, energía, Garoña, Sociedad Nuclear Española

L sector nuclear español, reunido esta semana en Burgos con motivo de la celebración en la capital de la 37ª Reunión Anual de la Sociedad Nuclear Española (SNE), ha reclamado a las autoridades pactos de Estado en materia energética, porque, como bien apuntó la presidenta de este organismo, Lola Morales, no pueden depender de intereses partidistas sino de las necesidades reales del país. Y lo que España necesita en estos momentos de crisis como los que nos está tocando vivir es que quienes nos gobiernan apliquen un poco de sentido común en la toma de decisiones, en la forma de gobernar y a la hora de administrar los cada vez menos recursos de que disponemos.

A nadie se le escapa que la energía nuclear, tanto en el ámbito político como en la opinión pública, es objeto de encendidos debates entre sus partidarios y sus detractores. Se podrá estar a favor o en contra, pero lo que resulta evidente es que en la ‘cesta energética’ actual, la energía nuclear debe seguir ocupando un lugar, de forma complementaria con las restantes. El medio o cortoplacismo en temas de planificación energética (y de otra índole) produce resultados poco deseados, especialmente para el consumidor, que va de sobresalto en sobresalto  tras las ocurrencias del gobierno de turno.

Como se ha puesto de manifiesto en esta reunión de expertos, la primera que se produce en España después de Fukushima, se hace necesaria una reflexión a fondo sobre el diseño de las centrales nucleares actuales y futuras, así como sobre la gestión y seguridad de las mismas.

Y en cuanto al futuro de la central nuclear de Garoña, cada vez son más las voces que reclaman que se reconsidere la decisión de su operación más allá de 2013, siempre y cuando el Consejo de Seguridad Nuclear avale su seguridad, como así quedó demostrado en la evaluación técnica a la que sometió a la misma.

Publicado el 5 de octubre de 2011 a las 18:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Buena noticia, ¿para quién?

Archivado en: Garoña, central nuclear, energía, Ministerio de Industria

Por si quedaba alguna duda sobre los motivos que empujaron al Gobierno de Zapatero, a través de una Orden del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio del 3 de julio de 2009, a establecer el cese definitivo de la central nuclear de Santa María de Garoña el 6 de julio de 2013, la sentencia de la Audiencia Nacional hecha pública el jueves 14, además de confirmar dicho cese, señala que la citada orden ministerial “está suficientemente motivada” y que en ella “han intervenido legítimas razones de política enérgetica del Gobierno”, de ahí que “ni es arbitraria [la orden]ni incurre en desviación de poder”.

Añade la sentencia que “no se infringen los derechos constitucionales de igualdad y libertad de empresa” y que la indemnización de daños y perjuicios pretendida por Nuclenor resulta “improcedente” porque “el titular de la explotación de una central nuclear no tiene un derecho indefinido y temporalmente ilimitado a continuar explotando la misma”.

Dicho esto, que es lo que recoge la sentencia, llama la atención que lo primero que destaquen los socialistas burgaleses tras conocer el fallo es su “satisfacción” por el mismo, sin dedicar una sola línea, en el amplio comunicado que han hecho público para “celebrar” la sentencia de la Audiencia Nacional que confirma el cierre de Garoña, a los cientos de trabajadores que directa o indirectamente dependen de ella. Menos mal que reconocen que algunas de las medidas del llamado ‘Plan Garoña’, que iba a impulsar el desarrollo de la zona tras el cierre de la central, “se están retrasando por la difícil coyuntura económica”. Dudo mucho que lleguen algún día.

Personalmente pienso que “siempre que se cumplan los parámetros de seguridad” y si las pruebas de resistencia a las que debe someterse Garoña son favorables, debería reconsiderarse la renovación de la autorización de la explotación más allá de 2013.

Publicado el 15 de julio de 2011 a las 12:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

El ‘Plan Garoña’ se desinfla

Archivado en: Nucleares, centrales, Garoña

El seguimiento que del denominado ‘Plan Garoña’ en su primer año de vigencia ha realizado el Colegio de Economistas de Burgos se desprende que en absoluto ha cumplido con las expectativas previstas: “Tras concluir el primer año se registran avances en algunas medidas, pero lejos de la planificación temporal deseable para dar cumplimiento satisfactorio al cúmulo de medidas comprometido por el Gobierno para compensar el deterioro socio-económico que se producirá en el entorno tras el cierre de la planta”, previsto para julio de 2013.

El ‘Plan Garoña’ estimaba una inversión superior a 950 millones de euros, cantidad que ya se ha visto reducida en más de un 68% al haberse abandonado por parte del Gobierno las dos medidas en infraestructuras consideradas clave, como son el desdoblamiento de la N-1, por reducción presupuestaria, y la Autovía Dos Mares, por un informe negativo de impacto ambiental, que juntas sumaban una inversión de 600 millones.

Raquítico es también el balance desde el punto de vista de empleos generados en base a las actuaciones puestas en marcha bajo el paraguas del ‘Plan Garoña’ durante el año 2010 a través del Programa de Ayudas a la Reindustrialización (Plan Reindus). Según los datos facilitados por el Colegio de Economistas, de las 29 actuaciones contempladas solamente han finalizado en plazo nueve proyectos que han supuesto 4,8 millones de euros de inversión y la creación de 15 empleos, “algo menos del 25% de lo que supone el Plan Reindus en su totalidad”.

A la vista está que el ‘Plan Garoña’ no está cumpliendo con las expectativas y lejos queda de erigirse en alternativa a la central nuclear, a no ser que el Gobierno pise este año el acelerador en cuanto a ejecución de las medidas a tomar para mitigar la destrucción de riqueza y de empleo que se está produciendo en su ámbito de influencia.

Publicado el 4 de marzo de 2011 a las 14:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Garoña, a largo plazo

Archivado en: Nucleares, centrales, Garoña

Nuclenor, empresa propietaria de la central nuclear de Santa María de Garoña, daba a conocer el jueves 10 los resultados operativos de la planta durante 2010, año en el que el empleo se situó en una media de 800 trabajadores. Solo por este dato, por el mantenimiento de esos puestos de trabajo, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, debería reconsiderar la decisión que en su día tomó de cerrar Garoña en 2013, a pesar de que los informes del Consejo de Seguridad Nuclear confirmaban que la planta estaba en condiciones de continuar operando de forma segura, al menos durante los próximos diez años. ¿Se imaginan la situación en que quedará la zona de influencia de la central si ésta se cierra en dos años?

La enmienda presentada por CiU y PNV a la Ley de Economía Sostenible (LES), aprobada el pasado martes día 15 en el Congreso de los Diputados con el respaldo del PP y del PSOE, y que permitiría alargar, según interpretaciones varias, la vida útil de las centrales nucleares, vuelve a situar el debate nuclear en primer plano. Y todo apunta a que ahí se va a quedar ante las próximas citas electorales locales y autonómicas del próximo mes de mayo y generales en 2012.

Cada vez son más las voces que piden a Zapatero que reconsidere su decisión. Puede hacerlo.Dicha enmienda le posibilita a ello. Otra cosa es que quiera. Los nacionalistas vascos se apresuraron a subrayar que Garoña está excluida de dicha enmienda, pero a renglón seguido reivindicaron que el plan de dinamización económica de la zona se amplíe a territorio alavés. Como ven se apuntan a todas.

Los trabajadores de Garoña no merecen vivir en una permanente incertidumbre sobre su futuro y España necesita un rumbo claro en políticas energéticas.

Publicado el 18 de febrero de 2011 a las 14:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

¿Reindustrialización de Garoña?

Archivado en: Industria, Turismo y Comercio, Garoña, energía

25 millones de euros -6 en subvenciones y el resto en créditos reembolsables- es el montante total de ayudas que ha aprobado hoy el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio para actuaciones de reindustrialización en la zona de influencia de la central nuclear de Santa María de Garoña correspondientes al año 2010.

Las entidades de los municipios comprendidos en las comarcas de Merindades y La Bureba-Ebro interesadas en acceder a dicha convocatoria de ayudas ya se pueden dar prisa, pues el plazo para presentar solicitudes acaba el 15 de diciembre. Apenas mes y medio para que presenten proyectos. Sí, han leído bien, porque aunque quien ha decidido cerrar Garoña es el Gobierno del señor Rodríguez Zapatero, son las entidades de los municipios afectados las que tienen que idear y presentar proyectos para relanzar la zona. ¿Y por qué no es el Gobierno quien pone sobre la mesa algún que otro proyecto, serio, realizable y capaz de generar empleo, más allá del anunciado parador, del que nada más se ha vuelto a saber? Y no me digan que lo haga la Junta de Castilla y León, que siempre ha defendido la continuidad de la planta siempre y cuando técnicamente fuera segura.

Dice Industria que el objetivo del programa de reindustrialización para la zona de influencia de Garoña es la regeneración y desarrollo del tejido industrial, a través de la transformación de las estructuras productivas y la conformación de un tejido industrial moderno y competitivo que genere empleo y riqueza. ¿Suena bien, verdad? Pues que empiece Industria a poner nombre y apellidos a algún proyecto y anuncie qué iniciativas industriales va a promover en la zona. La política de subvenciones nunca me ha gustado.

 

Publicado el 30 de octubre de 2009 a las 13:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Garoña: Una decisión que a nadie satisface

Archivado en: Central nuclear de Santa María de Garoña, Valle de Tobalina, Consejo de Seguridad Nuclear, Merindades, Ministerio de Industria

imagen

Desde que el 5 de junio, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) informara favorablemente, por unanimidad de todos sus miembros,  la renovación de la autorización de explotación de la central nuclear de Sta. Mª de Garoña por un periodo de 10 años solicitado por Nuclenor, empresa propietaria, los trabajadores de la planta han protagonizado una campaña de movilizaciones con la pretensión de trasladar a la sociedad el mensaje de que “el informe técnico emitido por el CSN avala la operación viable y en condiciones de seguridad durante dicho periodo de tiempo”.


Sin embargo, de poco o nada han servido las iniciativas llevadas a cabo en defensa de la continuidad de la central y los apoyos recibidos desde los más diversos ámbitos y sectores. El mantenimiento de los más de mil puestos de trabajo que genera la planta, motor económico de la zona, parece que ha importado poco al presidente del Gobierno, cuya decisión de cerrar Garoña en 2013 responde a intereses partidistas, ideológicos y electorales y para nada ha tenido en cuenta el informe del CSN que avalaba la prórroga por 10 años de la central.

Me creo más las razones y argumentos de los científicos y técnicos del Consejo de Seguridad Nuclear, único organismo competente para evaluar el estado de las centrales nucleares españolas, que las mil y una explicaciones que quieran darnos los políticos de turno para justificar lo injustificable, porque en demasiadas ocasiones anteponen los intereses de su partido a los intereses sociales y económicos del conjunto de la sociedad, en general, y en este caso y en particular, de toda una comarca, Miranda y Merindades, una provincia, Burgos y una Comunidad, Castilla y León.

Zapatero ha concedido a Garoña 4 años más. Nuclenor pedía 10. El CSN dice que la central está en condiciones de seguir operativa hasta 2019. Los ecologistas pedían el cierre inmediato. Decisión ‘salomónica’ la de Zapatero que no satisface a nadie.

Publicado el 3 de julio de 2009 a las 00:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Garoña

Archivado en: Garoña, centrales nucleares, CSN

"Mantendremos el compromiso de sustitución gradual de la energía nuclear por energías seguras,  limpias y menos costosas, cerrando las centrales nucleares de forma ordenada en el tiempo al final de su vida útil, dando prioridad a la garantía de seguridad y con el máximo consenso social, potenciando el ahorro y la eficiencia energética y las energías renovables, la generación distribuida y las redes de transporte y distribución local”.

Esta frase entrecomillada que les traslado en estas líneas podemos leerla en la página 190 del Programa Electoral 2008 del PSOE, concretamente en el capítulo V que lleva por título ‘El cambio climático, un problema global y social’ y en el punto 1 de dicho capítulo: Sostenibilidad ambiental, cambio climático y energía. Un gran reto, una obligación y una oportunidad para España.

Destaco del citado párrafo “dando prioridad a la garantía de seguridad y con el máximo consenso social”.

Sobre la “garantía de seguridad” de la central nuclear de Santa María de Garoña se ha pronunciado ya el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN),organismo que ha acordado por unanimidad informar favorablemente a la renovación de la autorización de explotación de la planta para el periodo 2009-2019, estableciendo una serie de límites y condiciones e instrucciones técnicas complementarias.

Y en cuanto al “máximo consenso social”, pues que quieren que les diga, que no creo que sea el caso. Yo no veo en España, ni en Europa ni en el mundo un rechazo a ultranza de la energía nuclear. Es más, tanto entre los socialistas como en el Gobierno hay voces favorables a la energía nuclear. El ex presidente Felipe González es uno de ellos. EEUU ha renovado los permisos de explotación de 54 reactores nucleares y otros doce están en proceso. Algunas centrales, como las de Dresden II, renovada en 2004; Monticello, en 2006; y Oyster Creek, en febrero de 2009, son muy similares a la planta burgalesa y han visto prolongada su actividad hasta los 60 años.

Zapatero quiere borrar del mapa las centrales nucleares, por ideología y por compromiso electoral, pero si como dice el programa electoral de los socialistas se priorizará la garantía de seguridad, y en el caso de Garoña, avalada queda por el CSN, y se atiende al consenso social, cuestión que deliberadamente está obviando el presidente, creo que la decisión sobre el futuro de Garoña está clara, o debería de estar clara.

Publicado el 10 de junio de 2009 a las 23:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Garoña

Archivado en: Central nuclear de Santa María de Garoña, Valle de Tobalina, Consejo de Seguridad Nuclear

Queda menos de un mes para que el Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) remita al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (deberá hacerlo antes del próximo 5 de junio) su dictamen técnico sobre la solicitud de renovación de licencia de la central nuclear de Santa María de Garoña por un periodo de diez años más. Su permiso de explotación finaliza el próximo mes de julio.

Conforme se aproxima esa fecha, los partidarios del cierre intensifican sus voces reclamando la clausura inmediata de la central. Desde el vecino País Vasco, el responsable de Medio Ambiente de la Diputación alavesa, Mikel Mintegi, ha pedido hoy mismo a Zapatero que anuncie el cierre inmediato de Garoña durante el debate sobre el Estado de la Nación, que comienza este martes día 12 en el Congreso de los Diputados. En la misma línea se posicionan asociaciones ecologistas como Greenpeace y Ecologistas en Acción, por citar algunas. También el único parlamentario de Ezker Batua en la Cámara Vasca, Mikel Arana, ha pedido al nuevo lehendakari, Patxi López, que exiga al Gobierno central el inmediato cierre de la central.

No dedicaré este espacio a alimentar el debate energía nuclear sí o no. Ni tampoco a defenderla o criticarla. Únicamente subrayo las palabras que esta misma mañana pronunciaba en Burgos el presidente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio de España, Javier Gómez Navarro, en el sentido de que se conceda la prórroga de funcionamiento a Garoña siempre que el informe TÉCNICO del Consejo de Seguridad Nuclear sea favorable.

El Ministerio de Industria prevé duplicar el consumo de las llamadas energías renovables (solar, eólica…) en los próximos siete años, pasando del 7,6% actual al 16% en 2016. El objetivo de España es alcanzar el 20% de la energía final de fuentes de energías renovables en 2020, lo que implica que el 40% de nuestra electricidad procederá de energías renovables. Pero hoy por hoy, las energías alternativas no son suficientes todavía para garantizar un suministro constante de energía. Por todo esto, por la actual dependencia energética de España de otros países, y por que son muchas las familias que dependen directa e indirectamente de la central, más de mil en toda la zona de influencia, y esta es la principal razón, abogo por dejar hacer su trabajo al Consejo de Seguridad Nuclear, sin presiones ni injerencias políticas. Y si éste confirma que la planta reúne las condiciones técnicas y de seguridad para continuar su actividad, el Gobierno debería obrar en consecuencia y conceder la prórroga. Zapatero se ha manifestado en reiteradas ocasiones en contra de la energía nuclear, pero cada vez son más las voces, incluso en su propio partido, que le piden que reconsidere su planteamiento. Ya lo dijo Joaquín Almunia durante su intervención en la pasada edición de ForoBurgos: “Hay que debatir de forma serena qué pasa con la energía nuclear”. España necesita todavía este tipo de energía para ser competitiva.

El último informe de Industria señala que el déficit energético nacional superaba los 41.500 millones hasta noviembre de 2008, lo que se traduce en una medida mensual de 3.785 millones, una factura demasiado elevada.

La producción de energía eléctrica nuclear en España durante 2008 fue de 58.998 GWh., lo que representó el 18,4 % del total de la producción del sistema eléctrico nacional.

Publicado el 11 de mayo de 2009 a las 21:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Inma Salazar

Inma Salazar

Inma Salazar es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco y desde septiembre de 2006 directora de Gente en Burgos. Su trayectoria profesional arranca en Radiocadena Española, continúa en Radio Nacional de España, se extiende por Diario 16 Burgos, se complementa con colaboraciones en diversas publicaciones y desde septiembre de 1999 se desarrolla en el periódico Gente en Burgos.
En este espacio, la periodista se asoma al mundo para compartir con los lectores sus puntos de vista sobre cuanto acontezca a orillas del Arlanzón o... en cualquier otro lugar de esta ‘aldea global'.

Enlaces

Burgosfera

 

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD