domingo, 26 de mayo de 2019 04:26 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Inma Salazar

Noticias de Burgos

La cruda realidad

Archivado en: Economía, Presupuestos, Estado, Junta de Castilla y León

Distintas caras, pero idéntico mensaje. Si a principios de mes, eran los parlamentarios nacionales, diputados y senadores, los que valoraban los Presupuestos Generales del Estado para 2013, esta semana hacían lo propio los procuradores regionales en relación con las cuentas autonómicas y su impacto en la provincia de Burgos.


De los Presupuestos Generales, los representantes del PP por Burgos en el Parlamento nacional nos dijeron que eran “austeros y con un compromiso social claro, ajustados al entorno de dificultad en el que nos encontramos, excepcionales para un momento económico excepcional”. El mismo mensaje que repetían dos semanas después los procuradores populares, citando palabras del presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera:  “Son  unos presupuestos austeros, sostenibles, posibles,   realistas y sobre todo sociales”.Desde la oposición, los socialistas consideran que las cuentas presentadas por los gobiernos central y autonómico para el próximo año en nada van a contribuir a salir de la crisis y a crear empleo. “Recortes y más recortes, se cargan el Estado de Bienestar y se ceban con los más débiles”, afirman desde el PSOE.

Al margen de esta guerra diálectica a la que tan acostumbrados nos tienen los políticos y que tan poco interesa al ciudadano de a pie, que bastante tiene con cuadrar su economía doméstica para poder llegar a fin de mes, lo cierto es que a la vista de ambos Presupuestos -veremos lo que nos deparan las cuentas locales-, 2013 se presenta negro, muy negro. Las inversiones se reducen a la mínima expresión, determinados proyectos pasan a mejor vida o caen en el olvido, prestaciones sociales que se recortan, servicios y programas que hasta ahora eran gratuitos pasan a ser de pago... Esta es la cruda realidad.

Publicado el 22 de octubre de 2012 a las 18:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

El céntimo sanitario, otro mazazo más

Archivado en: Impuestos, gasolina, céntimo sanitario, Burgos, Junta de Castilla y León, Hospital Universitario

La implantación como medida recaudatoria del Impuesto sobre Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos, mal denominado ‘céntimo sanitario’ -y digo mal denominado porque no es un céntimo sino 4,8 céntimos para el litro de gasolina, gasóleo y queroseno y 0,2 céntimos por tonelada de fuelóleo, al optar Castilla y León por el tramo más alto permitido-, es otra gota más de las que colman el vaso de las maltrechas economías domésticas y que llega en el peor momento posible, con los precios del combustible en máximos históricos.

Con el pretexto de financiar la sanidad, la Junta de Castilla y León implanta un gravamen a los hidrocarburos, que ha entrado en vigor el 1 de marzo. Debería el Gobierno regional explicar con toda precisión de detalles a qué va a destinar esos ingresos adicionales (unos 140 millones al año) y si, como han denunciado los socialistas burgaleses, parte de ellos van a servir para pagar el sobrecoste de 190 millones que ha supuesto la construcción del Hospital Universitario de Burgos. Esta infraestructura, recordemos que se adjudicó por 242 millones, incluida la construcción y el equipamiento, y al cierre del ejercicio 2010, la Memoria de Cuentas Anuales Abreviadas de la Sociedad Nuevo Hospital de Burgos, S.A., que figura en el Registro Mercantil, reconocía que “la inversión total ascenderá a unos 432, 8 millones de euros”.

Lo que hacen falta por parte de las administraciones son más medidas que incentiven la actividad económica y menos subidas de impuestos y tasas a los contribuyentes. Hay otras vías de recaudación que pasan por adelgazar las estructuras de las instituciones, evitando duplicidad de competencias, e implantar medidas de austeridad efectivas y de contención del gasto público, que vayan más allá de cuatro gestos de cara a la galería. 

Si las cuentas de las administraciones públicas no cuadran y arrastran un déficit insostenible, no creo que sea por culpa de las empresas y las familias,  las grandes paganas de esta crisis.

Publicado el 2 de marzo de 2012 a las 13:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Incertidumbres

Archivado en: Política, políticos, Fomento, José Blanco, ministro, Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, Burgos, infraestructuras

De cortés, pero desalentadora. Así ha calificado el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, la reunión mantenida el día 3 con el ministro de Fomento, José Blanco, para conocer los planes del Gobierno de España en relación con las infraestructuras viarias y ferroviarias de la Comunidad Autónoma.

Quien pensara que tras siete meses de espera -la reunión se solicitó por parte de Herrera el pasado 8 de abril-, Blanco iba a concretar con fechas, plazos y presupuestos detallados cada una de las infraestructuras pendientes de ejecución o finalización que son de su competencia, se ha equivocado. Lo cierto es que si separamos la paja del grano de lo que ha dado de sí la reunión, granos quedan muy pocos.

Si nos detenemos en lo que concierne a la provincia de Burgos, el ministro explicó que todos los tramos de las Líneas de Alta Velocidad a Burgos “se encuentran en fase de obras y avanzan según lo previsto”. Luego nos enteraríamos por el titular del ejecutivo regional que la alta velocidad, según comentó el ministro, llegará a Burgos en 2015 dado que está previsto que llegue al País Vasco en 2016.

En cuanto a la conexión Miranda de Ebro-Logroño, Blanco tan solo recordó que el Ministerio ha adjudicado hace unas semanas el estudio informativo de este tramo del Corredor Cantábrico-Mediterráneo.

En el capítulo de infraestructuras viarias, el balance deja mucho que desear.  Sobre la Autovía del Duero, el ministro anunció que en 2011, para agilizar la construcción, se iniciará su licitación a través del plan de colaboración público-privada. Lo mejor es lo que dijo sobre la Ronda de Burgos -anunció que continuarán las obras (no dijo cuándo)- y sobre la Variante de Aranda, que se retomará a través del PEI. No sé a ustedes, pero a mí me han quedado muchas dudas.

Publicado el 5 de noviembre de 2010 a las 14:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Austeridad, según dónde

Archivado en: Economía, presupuestos, Junta de Castilla y León, Gobierno de España

Si hay una palabra que nos acompaña sobremanera desde el inicio de la crisis económica, ésa es austeridad. Y es que en época de vacas flacas como la que nos toca vivir, el calificativo de austero debe aplicarse sin paliativos en la forma de actuar de quienes administran y gestionan las cuentas públicas, ya sea en las grandes instituciones como en las pequeñas. Eliminar todo gasto corriente superfluo para no tener que meter tijera en aquellas partidas que redunden en una mayor calidad de vida de los ciudadanos -sanidad, educación, servicios sociales, empleo,etc.- debe ser la máxima que sigan los gestores de turno.

Ante la caída de ingresos que sufren las administraciones y la necesidad de reducir su nivel de endeudamiento, el margen de maniobra es cada vez más estrecho. Las maltrechas economías domésticas no están para soportar una mayor presión fiscal, así que no queda otra que ‘apretarse el cinturón’.

Los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2011, según consta en el Proyecto de Ley aprobado por el Consejo de Gobierno de Castilla y León el día 13, alcanzan los 10.045  millones, un 5,02% menos respecto a 2010. El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, ha señalado que los del próximo año son los presupuestos más austeros y restrictivos de la historia de Castilla y León. Aún así, la Administración regional sostiene que intentará equilibrar y armonizar el desarrollo regional.

Y hablando de equilibrio regional, habría que preguntar a Zapatero por su concepto sobre equilibrio nacional. El lunes día 12 inauguraba en León la nueva terminal del aeropuerto, con capacidad para un millón de pasajeros, cuando en 2009 registró 95.189 pasajeros, un 22,7% menos que en 2008. En esta infraestructura, el Gobierno de España ha invertido 80 millones en los últimos seis años. Mientras, el aeropuerto burgalés sigue a la espera de que el Ministerio de Fomento apruebe la ampliación de la pista de aterrizaje, para que puedan operar aviones de mayor capacidad.

Publicado el 15 de octubre de 2010 a las 14:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Nuevo hospital... 15 meses de retraso

Archivado en: Burgos, nuevo hospital, Junta de Castilla y León, sanidad

Cuando la Junta de Castilla y León presentó a la sociedad burgalesa el proyecto del nuevo hospital, el 13 de mayo de 2005, justificó la fórmula elegida de contrato de concesión de obra pública para su construcción y explotación porque de esta manera se posibilitaba una disponibilidad más inmediata de la nueva infraestructura y porque las obras y su equipamiento se realizan en un plazo más corto y con un coste definido, con respecto a la contratación directa.

También se nos dijo que la inversión total era de 230 millones: 163,8 para la obra y 66,5 para el equipamiento; y que la ejecución de la obra duraría 36 meses a los que habría que añadir otros 6 para proceder al equipamiento. El total de la concesión era por 30 años y el de la explotación a la adjudicataria, 27. Esto es lo que se nos dijo.
Hasta la puesta en funcionamiento del hospital, la Junta no realizará ningún desembolso económico. Es la sociedad adjudicataria la encargada de adelantar el dinero. Una vez esté operativo el hospital, la concesionaria recibirá anualmente 38 millones de la Junta durante 30 años, si no hay desviaciones presupuestarias.

La licitación del nuevo hospital tuvo lugar el 28 de julio de 2005 y el contrato entre la Junta y la concesionaria se rubricó en abril de 2006, con la vista fijada en junio de 2009 para su puesta en marcha. Han pasado ya quince meses de esa fecha, y los ciudadanos de Burgos siguen, seguimos, sin saber cuándo podrán, podremos, hacer uso de sus instalaciones. El retraso es más que considerable, respecto a los plazos anunciados.

La Administración regional debe, sin perder un día más, dar respuestas a lo que todos  nos preguntamos: cuándo entrará en servicio esta infraestructura sanitaria y cómo van las obras.

Publicado el 8 de octubre de 2010 a las 13:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

14 razones para una integración

Archivado en: Grupo Banca Cívica, Caja de Burgos, Caja Navarra, Caja Canarias, integración, Junta de Castilla y León, Banco de España

Citó 14, pero podía haber señalado más. El presidente de Caja de Burgos, José Mª Arribas, comparecía el día 3 en rueda de prensa para detallar el estado del proyecto de integración con Caja Navarra y CajaCanarias, resultado del cual se constituirá el Grupo Banca Cívica.

14 son, según enumeró Arribas, las ventajas que este proyecto aporta a Caja de Burgos, a Burgos, a Castilla y León y a sus grupos de interés: plantilla, clientes y sociedad en general. Las principales, que Caja de Burgos sigue siendo Caja de Burgos, con su identidad propia, sus órganos de gobierno, su marca, su cultura, sus clientes y su compromiso con los clientes y la sociedad burgalesa y castellano y leonesa. "Esto es una cooperación reforzada en la que se comparten y se coordinan políticas, estrategias, negocios y servicios. No hay cesiones, se trata de compartir para crecer", dijo Arribas. Otra de sus ventajas, el hecho de que el coste laboral es prácticamente nulo. No habrá reestructuración de plantilla, aunque sí reorganización.

Definido ya el proyecto del Grupo Banca Cívica, que cuenta con el respaldo inicial del Banco de España, y a falta de determinar la naturaleza jurídica de la entidad financiera -sociedad central- resultante, -se baraja la fórmula de un banco o una cooperativa de crédito-, Caja de Burgos se sumerge en las próximas semanas en un proceso de autorizaciones de obligado cumplimiento. Primero, serán los Órganos de Gobierno de la entidad los que den su aprobación. Después, será la Junta de Castilla y León la que autorice o no el acuerdo. Y finalmente, lo harán el Banco de España y el Ministerio de Economía.

Caja de Burgos entregó el 25 de enero a la Consejería de Economía de la Junta un primer resumen del contrato de integración y plan estratégico de Banca Cívica para que pueda estudiar con tiempo la documentación y haga pública su decisión lo antes posible. Si no lo hace antes del 20 de marzo difícilmente se podrá poner en marcha el Grupo Banca Cívica el 1 de abril, como prevén sus fundadores.

 

Publicado el 4 de febrero de 2010 a las 23:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Y usted, ¿qué nombre le pondría?

Archivado en: Sanidad, nuevo hospital de Burgos, centro hospitalario, Junta de Castilla y León

La semana pasada volvíamos a hablar del nuevo hospital de Burgos, uno de los proyectos en ejecución más importantes para la ciudad.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, afirmaba en el transcurso de un acto con Emilio Botín, presidente del Banco Santander, que el futuro centro hospitalario entrará en servicio "a lo largo del presente año 2010".

Pero no me voy a referir a si se cumplirán los plazos o no, me detengo hoy en otro asunto mucho más doméstico, pero creo que de alguna que otra trascendencia. Y es que el nuevo hospital de Burgos, a pocos meses de su entrada en funcionamiento, sigue huérfano de nombre. Nuevo hospital de Burgos. Así nos referimos a él. Un día tras otro. Años, llevamos ya hablando del nuevo hospital de Burgos, y mucho me temo que abrirá sus puertas y seguirá sin nombre.

Este año son varios los centros hospitalarios que se van a inaugurar a lo largo y ancho de la geografía española. En Galicia, por ejemplo, Lugo estrenará hospital, y la Consejería de Sanidad ya ha anunciado que se llamará Lucus Augusti. Se trata del nombre romano de esta ciudad, y parece ser que es la opción que más consenso ha suscitado entre las instituciones y colectivos consultados por el Gobierno gallego. En esa provincia se ha consensuado la nueva denominación con colegios profesionales, asociaciones de vecinos e instituciones.

Estando tan de moda en el ámbito político crear comisiones o grupos de expertos para menesteres de muy diversa índole, sugiero a las autoridades sanitarias de la Junta de Castilla y León que inicien un proceso de consultas entre instituciones y colectivos de la ciudad y provincia burgalesa para que propongan nombres y consensuar la denominación que llevará el que desde la Administración regional se afirma que será uno de los hospitales más punteros de España, siempre y cuando, claro está, que no esté ya decidido. ¡A lo mejor se queda como hospital universitario de Burgos y a otra cosa mariposa!

 

 

Publicado el 2 de febrero de 2010 a las 19:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Canal de Castilla/Acueducto de Abánades

Archivado en: Canal de Castilla, Ruta de las Cuatro Villas de Amaya, Junta de Castilla y León, Diputación Provincial de Burgos, Melgar de Fernamental

imagen

La semana pasada, la Junta de Castilla y León aprobaba destinar una subvención por importe de 1.300.000 euros a la Diputación Provincial de Burgos para la ejecución del Plan de Competitividad Turística Ruta de las Cuatro Villas de Amaya.

Otro plan más, pensarán. Pues sí, otro más. A los políticos les encanta pensar planes, elaborar planes, diseñar planes, presentar planes, presupuestar planes... etc. En esta ocasión, dicha ayuda deberá ser empleada en una de las zonas de la provincia de Burgos con un alto potencial turístico como es la definida por los municipios de Castrojeriz, Melgar de Fernamental, Sasamón y Villadiego, que conforman la denominada Ruta de las Cuatro Villas de Amaya.

El millón largo de euros deberá emplearse -eso dice la nota enviada a los medios de comunicación- en desarrollar actuaciones que diversifiquen y mejoren la oferta complementaria del destino turístico formado por estos municipios; que mejoren el medio urbano y natural; y que aumenten la calidad de los servicios turísticos que se oferten. Demasiado abstracto, ¿no les parece?

En esta zona podemos visitar una de las grandes construcciones de la ingeniería del siglo XVIII, el Canal de Castilla, que corre paralelo al Pisuerga y diez kilómetros atraviesan la Vega de Melgar de Fernamental. Además de esclusas, pontones y otros elementos podemos contemplar el impresionante puente-acueducto de Abánades, que permite que el Canal de Castilla cruce el cauce del río Valdavia.

Personalmente, me gusta perderme de vez en cuando por estos parajes y hoy quiero llamar la atención, una vez más, sobre el estado de conservación de este puente-acueducto cuya construcción se prolongó durante cinco años. Hay que recordar que los cientos de sillares de piedra que lo componen se labraron a mano y se colocaron mediante primitivas poleas de madera.

Como una imagen vale más que mil palabras, juzguen ustedes... La fotografía fue tomada el pasado mes de agosto.

 

 

Publicado el 14 de septiembre de 2009 a las 19:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Declaraciones, cuando al político le interesa

Archivado en: Nuevo hospital de Burgos, Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, PSOE

imagen

Ayer martes, día 21 de julio, los medios de comunicación de Burgos estábamos invitados a visitar las obras del nuevo hospital, cuyo proceso constructivo “se encuentra en la fase de acabado, que finalizará en diciembre de 2009. En total, tres años y seis meses, que es la mitad del tiempo medio empleado en la construcción de otros grandes hospitales. A continuación, se empezará a equipar el hospital para su entrega en junio de 2010”.

He entrecomillado estas frases, porque es lo que decía la voz en ‘off’ del video que proyectó el Consorcio encargado de la construcción de esta gigantesca infraestructura como explicación de los trabajos realizados. Después, y tras las palabras del presidente del Consejo de Administración del Consorcio, José María Arribas, y de uno de los miembros del equipo de arquitectos, Luis Fernández Inglada, los invitados nos fuimos a recorrer parte de las instalaciones, llegando hasta la octava planta, donde pudimos contemplar una habitación ‘piloto’.

Entre los invitados se encontraba el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, a quien los socialistas burgaleses, a través de su secretario general, José María Jiménez, han criticado hoy duramente por no realizar declaración alguna a los medios de comunicación al hilo de esta gran obra. De acuerdo con la concesionaria, el hospital será entregado a la Junta en junio de 2010, un año más tarde de lo anunciado por Herrera cuando presentó a los burgaleses el proyecto del nuevo complejo: “En San Pedro del año 2009”, dijo entonces el presidente del Ejecutivo regional para fechar la entrada en servicio del nuevo complejo.

Con su silencio en la visita de ayer, Herrera –no se ofenda, presidente– ha hecho un flaco favor a los burgaleses al privarles de una información de primera mano que, aunque a buen seguro, no hubiera acallado las críticas de los socialistas –la oposición siempre está para criticar al que gobierna-, sí hubiera permitido a la ciudadanía disponer de otra versión más, la de la institución qué ha decidido que la fórmula para construir este nuevo hospital sea por concesión administrativa, el único caso, por cierto, de toda Castilla y León, y no exenta de polémica.

El PSOE ha denunciado no solo un retraso de más de un año en la puesta en servicio de la nueva infraestructura asistencial sobre la fecha inicialmente anunciada, sino también un importante sobrecoste, “que podría alcanzar casi el 50% del presupuesto de la obra civil”, según Jiménez. Les recuerdo que el proyecto se adjudicó por un presupuesto de 242, 8 millones.

La Junta debería responder a estas acusaciones y explicar a los burgaleses, cuanto antes, cuándo y cuánto nos costará el nuevo hospital. De lo contrario, la ciudadanía se hará preguntas y más preguntas. Personalmente, que el hospital tarde un año más en entrar en servicio, pues como que en obras de esta envergadura, lo tengo asumido, máxime cuando llevamos tantos años esperando, pero que el coste final se dispare, pues como que no me hace tanta gracia. ¿Por qué, quién lo va a pagar?

Publicado el 22 de julio de 2009 a las 21:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Inma Salazar

Inma Salazar

Inma Salazar es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco y desde septiembre de 2006 directora de Gente en Burgos. Su trayectoria profesional arranca en Radiocadena Española, continúa en Radio Nacional de España, se extiende por Diario 16 Burgos, se complementa con colaboraciones en diversas publicaciones y desde septiembre de 1999 se desarrolla en el periódico Gente en Burgos.
En este espacio, la periodista se asoma al mundo para compartir con los lectores sus puntos de vista sobre cuanto acontezca a orillas del Arlanzón o... en cualquier otro lugar de esta ‘aldea global'.

Enlaces

Burgosfera

 

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD