sábado, 28 de noviembre de 2020 01:24 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
La conexión

En el PP miran para otro lado

El batacazo del PP es la principal conclusión de las elecciones autonómicas de Andalucía del pasado domingo. Bueno, ésa y que el ascenso de Podemos no ha sido para tanto -vaya cara la de su candidata en la noche electoral, parecían los gestos propios de una derrotada- y que, como se esperaba, IU ha sido fagocitada por el voto útil y castigada por su histórico apoyo al PSOE. Lo sorprendente ha sido la irrupción de Ciudadanos.

Francisco J. Martínez Carrión
27/3/2015 - 09:12

También es sorprendente que los casi mil imputados por casos de corrupción y el 35% de paro en la región no hayan pasado factura al PSOE, que lleva gobernando treinta y tres años. Este último dato demuestra que Andalucía es absolutamente diferente. Hay pocos lugares del mundo donde se vota con amnesia, con los dedos tapándose la nariz o, quizás, creyendo que la corrupción/el engaño/ el fraude/la ineficacia es el estado natural de la política. Andalucía debe ser uno de esos lugares del mundo que amenazan con convertirse en auténticos agujeros negros de la razón democrática. La regeneración ni está ni se la espera.

La otra conclusión -y lamentable- es la ausencia total de autocrítica por parte de los partidos perdedores, sobre todo del PP. Los populares se han dejado más de medio millón de votos y diecisiete escaños. Una derrota histórica. Un desastre se mire como se mire. Sin embargo, la cúpula nacional del PP prefiere mirar para otro lado como si nada importante hubiese pasado, como si Andalucía no tuviese ningún peso político específico en España. En otros países de más larga trayectoria democrática, este resultado hubiese conllevado dimisiones en el partido derrotado. El caso de UPyD ya no merece ninguna valoración porque ha entrado en un proceso de autodestrucción. Y ahora precisamente más de uno se acuerda del eurodiputado leonés Sosa Wagner y sus avisos a tiempo de que era el momento de cambiar.
Lo cierto es que muchos líderes populares en toda España se han quedado petrificados y se les ha metido el miedo en el cuerpo ante los ahora ya muy inciertos pronósticos de las próximas elecciones. Si Andalucía marca tendencia, ¿qué pasará con el PP en Madrid o Valencia, comunidades clave o, en menor medida, en Castilla y León, donde el PP gobierna con absoluta atonía y dejadez -como en el caso andaluz- desde hace más de treinta años?
Una conclusión más: el fracaso de las encuestas, incluida la del todopoderoso CIS. Hubo encuestas que hasta pronosticaron que PSOE, PP, Podemos y Ciudadanos estarían al borde de un empate técnico, separados únicamente por un 5% de intención de voto. Jo. Vaya fracaso de pronósticos. Lo que quiere decir que en las próximas elecciones este tipo de encuestas no van a tener la más mínima credibilidad, aunque se repita el manido tópico de que son una foto fija de un momento dado.
Y en este contexto de descrédito demoscópico, ahora se ha conocido una nueva encuesta en la capital leonesa, donde el nuevo candidato del PP, Silván, no lograría mantener la mayoría absoluta de su antecesor, el eficaz Emilio Gutiérrez. Como diría Esperanza Aguirre, efectos del dedo ungidor. Pero, bueno, son sólo encuestas sin mucha credibilidad, pero que sirven para provocar intranquilidad y cuestionar la oscura estrategia que ha colocado a Silván al frente de un proyecto más que dudoso. Pero ésa ya es otra historia.

 

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres