miércoles, 25 de noviembre de 2020 03:24 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
NUTRICIÓN

Comer sano es más barato, según asegura un comparador de precios

La comida ultraprocesada puede llegar a ser un 24% más cara que los productos frescos. Acierto.com establece analogías entre las comidas.

Archivado en: nutrición

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

GENTE
23/10/2020 - 00:25

La pandemia que vivimos desde hace más de siete meses ha cambiado muchos aspectos de nuestra vida, y el alimentario no podía ser menos. Muchos se preguntan si la crisis económica, que como es habitual se está cebando con las clases más desfavorecidas, podría influir en una bajada de la calidad de la alimentación de la población, sobre todo si tenemos en cuenta que la obesidad es mayor cuanto más bajo es el nivel de ingresos.

Sin embargo, un estudio realizado por el comparador de precios online Acierto.com concluye que esta situación no tendría que ser así, ya que los ultraprocesados son un 24% más caros que sus equivalentes frescos.

La web establece distintas analogías para las diferentes comidas del día. Por ejemplo, un kilo de cereales azucarados para el desayuno ronda los 8 euros, mientras que el precio de la misma cantidad de avena se reduce a la mitad. Lo mismo ocurre con la fruta, ya que el kilo de manzanas se encuentra alrededor de 1,60 euros, mientras que el de yogur está a 1,80.

Tampoco sale más caro sustituir la bollería del almuerzo por frutos secos. Un puñado de cacahuetes supone 0,15 euros mientras que un bollo ronda los 0,50. En las comidas principales ocurre algo similar: las legumbres, el arroz o el pollo son productos económicos. Y se calcula que medio kilo de lentejas ronda los 4 euros frente a los 5 euros que cuestan medio kilo de ‘nuggets' de marca blanca.

FACTORES
Por supuesto, esto tiene en cuenta el tiempo, es decir, los guisos podrían tardar algo más en elaborarse. Pero no ocurre lo mismo con las cremas, purés o carnes y pescados a la plancha. Los nutricionistas abogan por una vuelta a la cocina tradicional. Se estima también que los desayunos y meriendas saludables rondan los 2,50 euros, frente a los insanos que se sitúan sobre los 3,90. Las comidas principales cuestan 9,40 frente a los 11,60 de las dietas menos saludables.

Pero no solo hay que tener en cuenta el dinero, sino las consecuencias del sobrepeso y la obesidad: mayor riesgo de sufrir diabetes, enfermedades cardíacas, articulares, problemas dentales. Con el coste que eso implica, tanto económico como sobre nuestra salud. De hecho, más de la mitad de los españoles tienen sobrepeso y 1 de cada 6 es obeso. Sin embargo, el 80% de las personas que padecen esta enfermedad lo ignora.

Todo ello a pesar de que más de la mitad de los ciudadanos ha estado a régimen alguna vez en su vida.

----------

Los cambios durante el confinamiento:

Durante la cuarentena, los españoles cambiaron sus hábitos en varias ocasiones. De hecho, precisamente al principio, los carritos de la compra se llenaron de productos para elaborar repostería, de chocolate y otros alimentos que calman la ansiedad a largo plazo. Sin embargo, a medida que la pandemia avanzaba fueron ganando terreno los frescos. El cierre de la hostelería hizo que aumentaran las ventas de cerveza o vinos en las tiendas.

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres