lunes, 18 de noviembre de 2019 02:03 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Castilla y León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
hostelería-gastronomía / 60 aniversario

BODEGA REGIA: Su nombre es ya una marca

El 17 de marzo, la Bodega Regia cumplió sesenta años de singladura hostelera en manos de la misma familia, todo un récord en León tanto de tiempo como de prestigio gastronómico. Su historia se escribe así: en el año 1956 abrieron la taberna del mismo nombre, en la plaza San Martín del barrio Húmedo, Ángel y Elisa: él venía del negocio familiar de carnicería y casquería; ella pertenecía más al sector, relacionada con Bar El Capricho cuyo origen data de los años treinta.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es
27/4/2016 - 20:07

Ambos regentaron la taberna-restaurante con su hijo Marcos Vidal "Marquitos", hasta que éste se casa en el 79 con Ana María Fernández, de Boñar, y se produce el habitual relevo generacional en el negocio. En los años 90 trasladan el restaurante a su actual ubicación, un edificio con solera del siglo XIV en el rincón de Regidores, y en el año 97 nacen dos nuevos proyectos anexos, el Hotel la Posada Regia y el café-pub el Rincón del Búho, a los que se incorporan sus hijos (tercera generación) Raúl, en cocina, Marcos, en sala y María, en administración (los tres siguieron antes una sólida formación hostelera en Biarritz y en grandes establecimientos del sector). En esa larga peripecia de Marcos y familia, siempre han estado acompañados además por los hermanos López-Domínguez, grandes profesionales y colaboradores de la casa, una prueba más de cómo en la Bodega Regia han sabido mimar a su gente y a sus equipos de trabajo.


Marquitos es el emblema

La Bodega Regia es sobre todo la historia de un hombre, Marquitos, forjado en seis décadas dedicadas a complacer a clientes y amigos. Desde que se inició en aquella taberna con sus padres ha visto desfilar la historia de la ciudad, hasta llegar a acumular cinco tomos de firmas de personajes famosos que han visitado su casa: artistas, políticos, diplomáticos o reyes. Hoy, tantos años después, tiene sentimientos encontrados: juzga la evolución del sector no siempre favorable, con demasiado intrusismo y poco sentido común por ejemplo en esa dinámica de ofrecer con el chateo tapas exageradas e industriales. Pero al mismo tiempo es optimista y ve mejorar la situación de la hostelería leonesa con el AVE o con el impulso turístico de la provincia en el que tantas veces ha participado a través de campañas de productos de León o intercambios o jornadas gastronómicas. Él ha sido pionero en esa promoción, junto con su admirado y añorado Carlos Cidón, aquel cocinero inquieto que tanto agitó el panorama gastronómico. Añora, por otra parte, el ambiente alegre de los años sesenta/setenta, época de tertulias y alterne (poetas, pintores...) convivencia y peñas de amigos que charlaban y cantaban (recuerda algunas famosas: peña del duro, de los caras, del jarro...). Muchos momentos, muchas vivencias, pero al fin y al cabo Marcos no puede quejarse porque profesionalmente la vida le ha sonreído y sólo tiene agradecimiento para incontables amigos y clientes. Trabajador incansable, su espíritu dinámico y su predisposición natural para la comunicación y el trato le han convertido en acreditado restaurador muy querido por sus colegas, acumulando méritos para ser el hostelero leonés de referencia.

Casa de comidas: Oficio, sabiduría culinaria, tradición

Mucho ha cambiado la propuesta gastronómica, desde aquella taberna famosa por su tapa de sangrecilla guisada con patatas fritas, hasta el actual restaurante de prestigio. Lo que no se ha alterado apenas es la filosofía de la casa, una cocina fiel a los moldes tradicionales y al recetario regional, aunque -desde la incorporación de Raúl- con una carta actualizada y atenta a elaboraciones más modernas. Sabores de siempre, trato familiar y no sólo negocio sino mucha ilusión detrás de todo el funcionamiento diario de la Regia. Local galardonado con múltiples premios, incluido por derecho propio entre los obligatorios de la ciudad.

En abril, con ocasión de la efemérides, se ha elaborado el Menú 60 Aniversario que todavía puede degustarse hasta el sábado 30 y que es un interesante oportunidad para disfrutar de este rincón con encanto. Éste es el menú: Croquetas ("siempre las de Ana"), Pulpo planchado con patata confitada y cremoso de pimentón, Salpicón de Trucha (Premio Trucha de Oro a la Degustación), Morcillo guisado ("uno de nuestros clásicos") y de postre, 3 Chocolates, 3 texturas. Con pan, vino y café: 35 euros.Una delicia que el martes 26 de abril que Marquitos y familia prepararo con especial esmero para los representantes de los medios de comunicación. Marcos, María y Raúl -los tres hijos de Marquitos y Ana- ya tiran del 'carro' y, además, la continuidad parece asegurada con la próxima llegada del primer nieto gracias a María. Enhorabuena y a por otros 60 años.

 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres