jueves, 9 de abril de 2020 23:52 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Castilla y León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
agricultura /

ACOR y las OPA firman un acuerdo que garantiza 42 euros por tonelada de remolacha hasta 2027 y da estabilidad al sector

La Sociedad Cooperativa General Agropecuaria ACOR y las organizaciones agrarias Asaja, UPA, COAG y UCCL de Castilla y León han rubricado este miércoles un acuerdo por la sostenibilidad del sector remolachero y azucarero en la Comunidad en el que se fija un precio por tonelada de remolacha de 42 euros hasta la campaña 2026-2027. Las organizaciones agrarias destacan la "valentía" del documento y piden a Azucarera que lo tome como ejemplo.

Archivado en: ACOR, Justino Medrano, remolacha

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es / Europa Press
26/2/2020 - 12:29

Tras la firma del acuerdo, el presidente de ACOR, Justino Medrano, ha destacado la importancia que para todos tiene el mismo, sobre todo en el momento que atraviesa el campo y se trata de dar unidad y defender un cultivo "importantísimo" en Castilla y León.

Medrano, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha explicado que un cultivo como remolacha "es muy social", genera economía de manera muy importante, es estratégico y fija población allí donde actividad, pero además en torno al mismo giran otros cultivos de regadío porque es "cabecera de la rotación", por lo menos en zonas extensivas, junto a la patata, zanahoria o cebolla.

"Si la remolacha cae, habrá problemas con los otros cultivos, por lo tanto es importantísimo mantener este cultivo", ha afirmado el presidente de ACOR, quien ha añadido que también la Administración sabe de su importancia y por ahora se cuentan con apoyos tanto del Gobierno central como del autonómico.

A este respecto, ha asegurado que la remolacha cumple además todos los objetivos de la nueva Política Agrícola Común (PAC) que se negocia de cara al marco 2021-2027 y que tiene mucha relación con el Pacto Verde. Así, ha destacado que fija CO2 y gracias a ello da un "balance positivo" en contaminación al compensar emisiones de industria y de la propia actividad agrícola, pero además cumple con lo que se han denominado los "ecoesquemas", que suponen ahorro, eficiencia y sostenibilidad o ahorro del agua, entre otras cosas.

Con estas premisas, el acuerdo tiene como objetivo transmitir "ilusión" y dar al agricultor la seguridad que quiere por lo menos a medio plazo, por lo que ACOR se compromete a mantener el precio de 42 euros por tonelada con las ayudas asociadas de la PAC hasta 2027.

Si se incrementaran las ayudas o hubiera una evolución favorable del precio del azúcar en el entorno comunitario y por tanto nacional, ACOR señala que dichos ingresos mínimos se ajustarían en función a esas mejoras "siempre y cuando la cooperativa presente balance positivo", según se recoge en el acuerdo.

Con ello se pretende que el agricultor que quiera hacer una inversión, por ejemplo para eficiencia energética con la instalación de placas solares, no esté condicionado a una PAC ahora a dos años, sino que sepa que en podrá amortizar en los próximos siete años.

SEGURIDAD

Por su parte, presidente Asaja en Castilla y León, Donaciano Dujo, tras reconocer el trabajo de ACOR en beneficio de la agricultura y especialmente del sector remolachero, ha destacado su compromiso al garantizar un precio, lo que da "estabilidad, seguridad y mantiene con esperanza y con futuro el cultivo de la remolacha", un cultivo "estratégico" que no atraviesa la "mejor situación", por lo que considera que la declaración es "acertada y precisa en el momento".

En este contexto, Dujo ha incidido en que hay 3.000 agricultores que cultivan remolacha en Castilla y León --6.000 en todo el territorio nacional-- y en ningún sitio como en la Comunidad se produce tanta remolacha (el 65 por ciento del total nacional) y se extrae tanto azúcar, una sustancia energética "necesaria" para el desarrollo de la actividad humana.

Por ello, ha advertido de que no permitirán que se "criminalice" al sector y ha exigido a las administraciones que, ante un producto "bueno" y que cumple con los estándares medioambientales, mantengan su reconocimiento con ayudas en periodo transitorio, pero también y se cuente con la remolacha para las ayudas en la futura PAC 2021-2027.

En una línea similar se ha expresado el coordinador de la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL), Jesús Manuel González Palacín, quien ha valorado que el acuerdo se firme en un contexto de movilizaciones por los bajos precios en el sector agrícola y la incertidumbre de no saber qué se va a percibir después de sembrar y arriesgar.

Además, ha puesto de manifiesto el "cultivo social" que es la remolacha por la creación de empleo de forma directa e indirecta y ante la falta de alternativas en la Comunidad. "Aquí tenemos sota, caballo y rey y la remolacha tiene que seguir siendo el rey de los regadíos·, ha asegurado el responsable de UCCL, quien ha afirmado que le gustaría que otros sectores siguieran el ejemplo.

Asimismo, Aurelio González, de UPA, ha destacado la importancia de seguir siendo "ejemplo" para todos los sectores con la remolacha y ha recordado que siempre han tenido "por bandera" lograr acuerdos con las industrias.

Por su parte, Lorenzo Rivera, de COAG, ha destacado la valentía por defender un precio para los próximos años, que genera una garantía después de una reforma del azúcar auspiciada por Europa que fue un "error de bulto" y supuso desaparición de puestos de trabajo pero también cierre de fábricas.

CRÍTICAS A AZUCARERA

En el contexto del acuerdo firmado con ACOR, las organizaciones agrarias han criticado la actitud de Azucarera, la otra industria presente en Castilla y León, por reducir "unilateralmente" los precios de la tonelada de remolacha y abandonar el Acuerdo Marco Interprofesional (AMI).

A este respecto, Donaciano Dujo ha asegurado que no entiende por qué si el acuerdo firmado con ACOR da seguridad y estabilidad al 66 por ciento de la remolacha que se cultiva en Castilla y León y la zona norte por qué no hay condiciones similares para el otro 33 por ciento que depende de Azucarera. Por ello, ha animado a Azucarera a que siga el ejemplo de ACOR y establezca en el marco de negociación, a través del AMI, condiciones similares a las que se han rubricado.

El presidente de Asaja ha recordado que los agricultores han "decidido" y han hecho que de 14.000 hectáreas que tenía Azucarera y 10.000 ACOR en 2018 se haya pasado a 7.000 para la primera y 14.000 la segunda después de que una industria "destrozara" el AMI de forma unilateral sin atender consejos y peticiones.

Por su parte, González Palacín ha pedido un esfuerzo a las administraciones y ha reclamado que se convoque, como piden desde hace mucho tiempo, la Mesa del Azúcar en la Comunidad, en la que "falta otra pata" como Azucarera, a la que considera que tienen que "arrancar" un compromiso por la remolacha autóctona porque "apuesta a dos cartas", también por el "refino" con barcos que llegan de otros países en el que la calidad y formas de producir no son "ni parecidas".

Así, cree que es "hora" de que la Consejería también apueste por este cultivo y convoque cuanto antes la Mesa para buscar un acuerdo con todas las partes, incluidas la Junta y Azucarera.

También Aurelio González ha abogado por que el documento firmado con ACOR sea ejemplo para Azucarera, a la que ha llamado a retomar el acuerdo tras la postura "intolerable" de saltarse los mismos "a la torera" y considera que si una empresa puede comprometerse la otra también.

González ha acusado de irresponsable a Azucarera y cree que el siguiente paso es que, si no retoma la senda del acuerdo, será exigir a las administraciones que "apuesten por quien apuesta por los agricultores".

De la misma forma, Lorenzo Rivera ha criticado que Azucarera "se haga la loca" y no quiera fijar precios, dejando "al libre albedrío" a los agricultores, a como esté el mercado, pero ha incidido en que el mercado europeo no tiene nada que ver con el de España. A este respecto, ha recordado que se habla de 42 euros, lo que se fijó en el AMI hace seis años, "nada del otro mundo", sino sólo cubrir costes y un "pequeño beneficio" para sobrevivir y mantener el cultivo.

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres