sábado, 28 de enero de 2023 23:21 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
entrevista

Funambulista: "Es curioso cómo cambia el paradigma sobre un artista por una sola canción"

El artista murciano publica ‘Animal', un nuevo disco que contiene temas tan luminosos como ‘Me gusta la vida'. El 15 de enero arranca la gira en el WiZink Center.

Archivado en: entrevistas, cultura, música, Funambulista

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

"Aunque conlleve más trabajo, sacar disco con tu propio sello da más satisfacción"

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Francisco Quirós Soriano
02/12/2022 - 00:43

Abrirse camino en el mundo de la música guarda cierta similitud con el equilibrismo: hay que saber caminar por la delgada línea del éxito sin sucumbir al vértigo que genera la ameneza del fracaso. Diego Cantero, la cara visible de Funambulista, es todo un especialista en este arte, tal y como vuelve a quedar de manifiesto con ‘Animal', un disco que ya está en la calle y que transmite una visión más luminosa y vitalista.

Ya se ha publicado 'Animal', tu nuevo álbum. Llevas muchos años en la industria, pero, ¿sigues sintiendo vértigo ante un lanzamiento?
Lo siento y además de manera especial en este, no solo por ser nuevo sino porque sale con mi propio sello, Señorita Rock and Roll, algo que me inventé en plena pandemia, decidí dejar las multinacionales, elegí a mi equipo y me lancé a emprender. Es un disco que contiene las canciones más vitalistas y optimistas que he escrito en mi vida, que para un cantautor como yo es bastante arriesgado, la gente espera unas baladas de desamor.

¿Cómo ha ido el proceso de sacar un disco con tu propio sello?
Ha supuesto tomar las riendas de todo, ser más consciente y dedicar mucho más tiempo a cualquier cosa, ya sea de redes sociales, a nivel promocional... Todo ha pasado, de alguna manera, por mí. Tengo la suerte de tener a mi lado a grandísimos profesionales, por ejemplo, mi manager, Javier Tomás, lleva conmigo 14 años; también me he tirado la piscina sabiendo a quién tengo conmigo, muchos de los que trabajan conmigo son mis amigos desde el instituto. Sacar un disco con tu propio sello conlleva hacer muchas cosas a nivel empresarial, pero luego la satisfacción realmente es mayor. Te das cuenta de que es posible, de que no hay un truco de magia que solo puedan hacer determinadas personas.

¿Te has sentido más libre?

Reconozco que nunca he dejado de sentirme libre, ni siquiera estando en multinacionales, siempre me dejaron hacer artísticamente lo que quería, si acaso me siento más responsable, al final, cuando salimos de gira, vamos 13 personas que en realidad son 13 familias, cuando empiezas a tocar la guitarra nadie te enseña que va a haber gente que dependa de ti. He adquirido esa responsabilidad mejor de lo que pensaba, estoy cómodo, tanto yo como la gente de mi entorno, para cualquier duda o asunto solo me tienen que llamar a mí, cuando antes tenías que llamar a varias personas. Tengo una buenísima relación con la gente, trato mucho de cuidar esto, cuando las conversaciones se dan de tú a tú, la mayoría de las veces se solucionan de la mejor manera.

Funambulista es un nombre que ya describe riesgo. ¿Sientes que estabas predestinado a llevar tu carrera por estos derroteros?

La verdad es que cuando puse el nombre de Funambulista pensaba todo el rato en ese alambre sobre el que pasan los funámbulos y de cómo disfrutan del vértigo. En esta carrera no hay un libro, no hay universidad, no hay una línea trazada, cada uno echa a andar como puede. Los años también te enseñan, ahora tengo 40 años y mi primer disco lo saqué con 17, con mi nombre, Diego Cantero, así que es más de media vida haciendo esto, lo cual no garantiza nada pero sí me dice que, si sigo currando, hay posibilidades de que cada vez más gente me escuche. Me levanto cada día siendo músico, escribiendo las cosas que me pasan y ocurre el milagro de que hay alguien ahí que lo escucha, le gusta, viene a los conciertos y me permite vivir de ello. Es una pasada.

El primer corte del disco, 'Me gusta la vida', tiene un importante número de escuchas en diferentes plataformas. ¿Crees que es la canción que mejor define este álbum?
Es la canción que me salvó de la pandemia, la escribí la segunda o tercera semana del confinamiento. Mi carrera nunca la basé en canciones optimistas, siempre hablaba de tristeza y de desamores, pero como la música es una terapia necesitaba escribir sobre aquello que nos habían quitado: los abrazos, los besos, las cervezas con los amigos, salir a correr... Te das cuenta del valor que tiene todo esto, decidí enumerarlo y pensar en la gente; había más gente afrontando una depresión y me planteé qué podía hacer desde mi casa para que todo esto fuera un poco más llevadero. Me salió esta canción. Ha sido el tema más importante de los que hemos hecho, el que más alegrías nos ha dado. Ahora todo el mundo me dice que desprendo muy buen rollo, cuando antes me hablaban de algún desamor que veían reflejado en mis canciones; cómo cambia el paradigma de la gente sobre mi música, a veces por una sola canción.

Otras dos canciones de 'Animal' son 'Truquitos de una coplera' y 'Cadaqués'. ¿Sientes que has explorado nuevos horizontes con ellas?
Sí. 'Truquitos de una coplera' es una copla que habla de una señora ficticia que nos inventamos Alejandro Martínez y yo, está ambientada en el Madrid de los años 50, y a mí me encanta imaginar el pasado y la vida de la gente. Esta canción quizás no sea la más comercial, es café para muy cafeteros, pero como escritor de canciones es la que me genera más satisfacción. 'Cadaqués' también destaca porque es el primer disco en el que he compartido autoría en tres canciones, en este caso la escribí con Luis Ramiro. Significa mucho para mí porque me dedico a escribir canciones para otros desde hace muchos años, sin embargo, se daba la contradicción de que no dejaba que viniera alguien y me aportara, no entiendo muy bien por qué, quizás por ese complejo del cantautor de hacerlo todo. Cuando abrí la puerta y entraron amigos de hace muchos años a los que admiro profundamente, y se pusieron a ayudarme, mejorando versos, me di cuenta de que tenía que coger lo mejor. Esto abre una puerta importante para el resto de mi carrera: aunque no necesite ayuda, me voy a sentar con gente para escribir canciones. Me parece coherente, hay artistas que me reclaman para escribir sus canciones junto a ellos y yo debo hacer lo mismo para ser sincero y justo.

La gira empieza con un plato fuerte el 15 de enero en el WiZink Center.

Sí, volvemos a este escenario. Estuvimos el 8 de febrero de 2020, un mes antes de que nos encerraran. Luego un loco me propuso hacer un concierto en plena pandemia, fue muy íntimo, para poco más de 1.000 personas, lo que se podía hacer en ese momento, y ahí grabé un disco que se llamó 'Origen', también para demostrarnos que en momentos difíciles necesitamos sentir cosas juntos, aunque sea con cierta distancia. Desde ese día sentía que quería volver al WiZink Center a ver a la gente abrazarse, disfrutando y celebrando la vida. Para todos, tanto los que estuvieron en febrero de 2020, los que estuvieron en el concierto de la pandemia y la gente nueva que se ha sumado, va a ser una cita importante, llevamos preparándola más de un año, mimando cada detalle. De ahí saldremos a hacer una gira de invierno que enganchará con otra de verano, es decir, que vamos a empezar el 15 de enero para estar hasta octubre tocando en España y después nos vamos a lanzar a hacer un gira europea, estaremos en salas pequeñas para vivir la experiencia. Probablemente también aprovechemos para componer el siguiente disco, quiero que ese álbum tenga sabor a Londres, Berlín, a Europa en general, es algo muy abstracto ahora mismo en mi cabeza, pero siento que tengo que ir a esos lugares con mi guitarra, como cuando empecé a ir tocando por bares y nadie me conocía.

¿Qué diferencia hay entre preparar un concierto en un recinto como el WiZink Center y otros en salas más pequeñas?¿Condiciona mucho el setlist?

Para el WiZink Center está, por un lado, el repertorio, normalmente llevamos sorpresas, hay que ordenar todo mucho mejor, va un escenografía bestial. En cambio, cuando vas a las salas te recuerda que tienes que ganártelo, que hay que pelearlo, que quizás no haya tanta calidad de sonido pero que el público tiene que flipar igual. En el WiZink luchamos por la perfección, en las salas nos dejamos llevar por algo más visceral.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres