martes, 28 de mayo de 2024 01:06 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
teatro

'Berlín, Berlín': pedagogía histórica con mucho humor

El Teatro Alcázar acoge hasta el 11 de febrero una adaptación de ‘Berlín, Berlín', comedia de Haudecoeur y Gérald Sibleyras. El elenco, con Eloy Arenas o Esperanza Elipe, interpreta situaciones hilarantes en una ciudad dividida por el Muro.

Archivado en: entrevistas, cultura, teatro, Eloy Arenas, Gabriel Olivares, Esperanza Elipe

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

F. Q. Soriano
08/9/2023 - 00:48

Han pasado ya más de treinta años desde la caída del Muro de Berlín, tiempo suficiente, según Patrick Haudecoeur y Gérald Sibleyras, para hacer una revisión de aquella Alemania dividida en dos en clave de comedia. ‘Berlín, Berlín', una obra que recibió el Premio Molière en 2022, adquiere una nueva dimensión en el Teatro Alcázar de Madrid de la mano de la dirección de Gabriel Olivares y un elenco donde aparece Eloy Arenas y Esperanza Elipe.

¿Qué va a poder ver el público en esta obra de teatro?
Eloy Arenas:
Mucha risa, se van a llevar la risa a casa, es decir, se van divertir aquí y esa risa se va a quedar acumulada a casa. 'Berlín Berlín' es un gran vodevil, un género francés antiguo que se ha transformado, se ha reformado, se ha actualizado y se ha embellecido. El espectador no va a tener tiempo para asumir todas las escenas que vayan sucediendo, es brillante, no para nunca ni siquiera la escenografía. Hay tanto por ver dentro de la obra que el público no va a tener tiempo de saborearlo todo. 

Hay mucha comedia, mucho humor, además de drama.

¿Hay también un punto de pedagogía histórica?
Esperanza Elipe:
Sí,  siempre uno puede buscar la época de la que trata la obra y se puede conocer qué paso, un muro que dividía Berlín en dos. Se puede conocer qué pasó para que en 1989 ya por fin cayera y Alemania se unificará. Lo bueno del teatro es que de cualquier brizna de la historia se puede un hacer un juguete cómico. Nos reímos de nosotros mismos, es una revisión sobre unos ciudadanos de aquel momento.

Eloy Arenas: Quienes tienen mi edad hemos vivido esa etapa y la hemos sufrido, nos mimetizábamos con los habitantes de Berlín Este, empatizábamos con ellos y, por lo tanto, sufríamos esa barbaridad. Fue maravilloso cuando cayó el muro y escuchamos a Pink Floyd con aquella maravillosa canción. Con el tiempo, la tragedia es humor. Ahora es el momento de hacerlo, de contar qué intentaban hacer, todos querían escaparse.

¿Creéis que se puede hacer un ejercicio similar con algún episodio nacional como, por ejemplo, la Guerra Civil, que sigue levantado muchas ampollas?
Eloy Arenas: Sí, de hecho se hizo, 'La Vaquilla', con un gran Berlanga, no se puede contar mejor una guerra entre hermanos, estaban unidos, no podían separarse de su cultura, de sus condicionesa y la vaquilla los unía.

Esperanza Elipe: En esa historia estaban en el campo en el campo de batalla, se pasaban información, incluso cartas de hermano a hermano. Superar eso es muy difícil.
Eloy Arenas: Como creador o dramaturo, yo tendría que pasarlo por el tamiz del humor, sin lugar a dudas, para verlo de otra manera.

El hecho de estar recreando un episodio histórico concreto, ¿os ha hecho buscar documentación al respecto?
Esperanza Elipe:
Siempre. Cuando uno está en un proceso de ensayo siempre buscas de dónde viene y de dónde pueden venir los personajes. Me he puesto las pilas en relación a todo lo referente a la Stasi, cómo funcionaba, qué ocurría dentro, una vez estuve en su museo durante una visita a Berlín y ahora recuerdo parte de esa información.

Eloy Arenas: Yo tenía trenta y tantos años, era consciente de lo que estaba pasando y ya hacía humor satírico. A mí me tocó muy fuerte, insisto, empaticé mucho. El director, Gabriel  Olivares, se ha inventado muchas cosas para hacer reír a la gente. Por eso esta obra es tan necesaria como terapéutica.

¿Cuál es el secreto para que una obra de teatro perdure mucho tiempo en cartel dentro de una ciudad con tanta oferta como Madrid?
Eloy Arenas:
Que el público salga diciendo cuánto me he reído y, a continuación, llama a sus amigos para hablarles de la obra.

Esperanza Elipe: Que pasen un buen rato, se olviden de sus problemas, que todos los tenemos en mayor o menor medida, y durante esos 90 minutos dejen a un lado su pena o agobio. Si eso sucede, ya hemos conseguido mucho.

Eloy Arenas: En 'Burundanga', que ha sido longeva, recuerdo que en una ocasión apareció un matrimonio con una señora que sonreía mucho. Me dijo: "Gracias, Eloy, cuánto me he reído viendo la obra, hasta tal punto que he llamado a mi hija para decirle que esta noche no me tomaba la pastilla". Es alucinante, aún me pone la piel de gallina. Te vas henchido de satisfacción. Eso es lo que tiene la comedia.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Gabriel Olivares


¿Ha sido muy compleja la adaptación de esta obra?
He sido bastante fiel al texto. Lo complejo ha sido hacer un vodevil muy canónico, es decir, un vodevil al que no estamos acostumbrados en España. He hecho muchas comedias de situación, pero de repente hacer un vodevil en el que la comedia es muy física, donde se construye un auténtico mecanismo de relojería, casi una coreografía, ha sido lo más difícil, pero para mí lo más bonito y excitante del proceso.

¿Tenías claro el elenco desde el primer momento?
He trabajado con todos anteriormente, salvo con Dani Luque. Para mí eso es una seguridad, son actores que sabía que podían abordar este tipo de comedia, que no es fácil. Requiere una precisión increíble, hay caídas, tropezones... es una función llena de gags físicos. Somos como una familia.

¿Cómo de difícil es sacar humor de una situación que no deja de ser dramática?
Ya lo hice hace 15 años con 'Burundanga', también era una situación dramática que, además, nos pillaba más de cerca. Cuando pasa el tiempo somos capaces de desdramatizar. Creo que es una de las funciones del teatro, aunque parezca contradictorio: debe desdramatizar. El drama hay que vivirlo en la vida.

¿Es muy difícil atraer a la gente al teatro en una época con tanto auge de plataformas?

Creo que el teatro se está manteniendo, en general, con buena salud. Las plataformas digitales no son competencia para un espectáculo hecho en vivo. Tengo la suerte de haber hecho muchas comedias de éxito, lo que hago siempre en ellas es entregarme de lleno y dar lo mejor de mí para ponerme al servicio del texto, del reparto y del equipo técnico y artístico. Como director soy, sobre todo, el primer espectador; si yo me divierto durante el proceso de creación, normalmente suele traducirse en que el público también lo hará.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres