martes, 12 de noviembre de 2019 15:08 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
CINE: SE ESTRENA EL VIERNES 9

'La fuente de las mujeres', una obligada revolución doméstica

A Mihaileanu le gustan los retos mayúsculos y ha aprovechado una historia real para sumergirse en el mundo árabe, en la cultura musulmana, y abordar la necesaria relación de igualdad democrática entre sexos allí donde se encuentre un ser humano.

Archivado en: cine, estreno, la fuente de las mujeres, Radu Mihaileanu, igualdad, primavera árabe

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/Marcos Blanco Hermida
07/12/2011 - 20:33

Cansadas de cargar con su histórica obligación de recoger agua en lo alto de la montaña bajo un sol ardiente, un grupo de mujeres encabezadas por Leila (Leila Bekhti) deciden ponerse en huelga de amor, de sexo, renunciando al contacto físico de sus parejas hasta que reciban la colaboración masculina. Según el planteamiento del director, la exigencia de más derechos y menor rigidez en sus condiciones de vida no supone un pensamiento en conflicto con el Corán para las mujeres, y situaciones como las que se representan en la cinta no son tan ajenas para las que residen en España. Probablemente, las desigualdades o injusticias presentes en el territorio nacional sean menos rigurosas y perseguidas, pero el silencio o el asentimiento ante determinados estereotipos o consideraciones tradicionales evidencian, asimismo, una censura invisible.

Algunas canciones tradicionales árabes muestran al hombre como encargado de regar a la mujer, como si ella fuera una flor o un suelo fértil, en una clara metáfora sobre la atención y el cariño. Por lo tanto, la sequía física que asola al pueblo de la película también se corresponde con su significado sentimental. 'La fuente de las mujeres', rodada en un dialecto marroquí llamado 'darija', utiliza un planteamiento audiovisual concreto (cámara en mano) y elementos tan importantes como la palabra (música, danza) para comunicar el derecho de la mujer a querer algo más que ser dueña de su cuerpo o una fabricante de niños. Este cuento oriental moderno pide que la Primavera Árabe no se limite a una lucha contra el poder institucional, sino que también incluya una revolución doméstica. El principio de todo.

UNA LLAMADA AL AMOR

El director francés de origen rumano Radu Mihaileanu (Bucarest, 1958), quien ha dirigido títulos como 'El Concierto’’ y 'Live and Become', utilizó como punto de partida para  'La fuente las mujeres' "una historia real que ocurrió en Turquía en 2001. Había un pequeño pueblo donde las mujeres debían recoger agua de un arroyo en una montaña cercana desde los principios de los tiempos, llevando los pesados cubos en sus doloridos hombros. Tras una serie de accidentes, decidieron ser las dueñas de sus destinos y comenzaron una huelga de amor que continuaría hasta que los hombres accedieran a canalizar el agua hasta el pueblo. Al principio, ellos no se lo tomaron muy en serio, pero los acontecimientos tomaron un cariz muy violento. Las mujeres se mantuvieron firmes. Al final el caso fue resuelto por el gobierno. Más metafóricamente, también recurrí a Aristófanes y su Lisistrata, en la que una mujer, enfrentada a la apatía masculina, incita a una huelga sexual para poner fin a una guerra. Me parecía un tema de implicaciones muy actuales”, expone el cineasta sobre el origen de este proyecto.

La cinta ha sido un minucioso proceso sociológico que ha requerido una intensa elaboración desde el punto de vista audiovisual. A la hora de plantear las múltiples visicitudes de la película, Mihaileanu tenía muy claro cuál era el mensaje que deseaba transmitir. “No puedo hacer películas en contra de algo. A pesar de la tragedia y la barbarie que nos rodea, prefiero conectar con la belleza de la vida incluso cuando abordo grandes problemas. Así que, esta película es para la belleza de las mujeres y la belleza del amor. En esas circunstancias, cuando el amor se ve relegado, es cuando vemos la generosidad de la gente. La película es una llamada al amor por parte de un grupo de mujeres que les están diciendo a sus hombres: amadnos y miradnos, porque el amor empieza en una mirada”, reflexiona. El guiño esperanzador del cineasta está presente durante todo el metraje.

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres