martes, 23 de octubre de 2018 21:36 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
cita olímpica

JJOO Invierno 2018; una sequía demasiado larga

Corea del Sur alberga desde este viernes 9 y hasta el día 25 a la élite internacional de los deportes de nieve y hielo. La delegación española la componen 13 deportistas. Javier Fernández, Queralt Castellet o Lucas Eguibar intentarán lograr una nueva medalla 26 años después de Albertville.

F. Q. Soriano
09/2/2018 - 10:12

Algo está cambiando en el deporte español. Acostumbrados a mirar con grandes expectativas a los Juegos Olímpicos de verano, los aficionados de nuestro país han mostrado tradicionalmente interés residual por la cita invernal, ya sea por la escasa tradición en los deportes que la integran o por los pocos triunfos en ellos.

Sin embargo, el panorama de cara a los Juegos de Pyeongchang que arrancan este viernes 9 de febrero es un tanto diferente. A pesar de desplazar sólo a 13 representantes a tierras coreanas, la delegación española cuenta con varias opciones para tener presencia en el medallero 26 años después. Ha llovido mucho desde que Blanca Fernández Ochoa se subiera al tercer escalón del podio en Albertville (Francia), aunque la mala racha estuvo a punto de cortarse en 2002, cuando Johann Muehlegg se colgaba dos medallas de oro en esquí de fondo, una gloria que fue efímera, ya que pocas horas después fue desposeído de los metales al dar positivo en un control antidopaje.

Tomando como referencia a esa edición celebrada en Salt Lake City (Estados Unidos), siete deportistas españoles lograron hacerse con un billete para los Juegos, prácticamente la mitad de los que están en Pyeongchang. El último en sumarse a ese selecto grupo es Quim Salarich, esquiador alpino que se ha visto beneficiado por el hecho de que España haya obtenido una plaza adicional a última hora. De este modo, Salarich competirá en una disciplina para la que ya estaba clasificado Juan del Campo.

ESPERANZAS
Pero si hay unos nombres que destacan entre esos 13 son los de Javier Fernández, Queralt Castellet y Lucas Eguibar. El del 'skater' madrileño es el caso más paradigmático. Hace pocas semanas volvía a imponer su dominio en el hielo europeo y ahora intentará conseguir uno de los pocos éxitos se le resisten, llegando a reconocer que la medalla olímpica "es una espina clavada". Otro caso de joven prodigio, en su caso en half-pipe (snowboard), es Queralt Castellet. A sus 28 años, la deportista de Sabadell llega con una gran ilusión a Pyeongchang, especialmente tras haber superado la muerte repentina del que era su entrenador y pareja, el neozelandés Ben Jolly. Hay que recordar que Castellet ya hizo historia, siendo la primera española que lograba un metal en el mayor torneo internacional de snowboard.

El deporte de la tabla también mira con esperanza a Lucas Eguibar, uno de los nombres que aparece en las quinielas para subir al podio en la categoría de cross, tanto a nivel individual como por equipos. De hecho, en el Mundial de Sierra Nevada en 2017 logró dos medallas de plata, una de ellas junto a Regino Hernández. Sin muchas opciones de subir al podio, pero igual de meritoria es la presencia de Ander Mirambell en skeleton.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres