sábado, 3 de diciembre de 2022 06:22 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Baloncesto

España despierta a tiempo

Ricky Rubio y Gasol consiguen darle la vuelta a un partido que se le puso cuesta arriba a España. En el último cuarto la Selección mejoró en defensa y Gasol hizo el resto.

Archivado en: Pekín 2008, Pau Gasol, selección de baloncesto

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Rubio deslumbra con su visión y asistencias

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/Miguel Jorge
12/8/2008 - 12:43

La Selección española de baloncesto doblegó a un aguerrido conjunto chino, que liderado por Yao Ming, puso contra las cuerdas a la campeona del mundo.

España, que hasta ahora no había sufrido ni en los amistosos ni en el partido inaugural, se encontró con "el día tonto", ese que antes de la jornada manifestaba Calderón como probable. El partido comenzó con poca intensidad por parte de los nuestros, mientras los chinos ametrallaban la línea de tres. Yao Ming cumplía en la pintura y Gasol mantenía a la roja.

Segundo y tercer cuarto para olvidar

En el segundo cuarto se fraguó la tragedia. La Selección no encontraba tiro exterior y desde dentro el juego no tenía fluidez, en cambio, el conjunto chino mantenía una gran defensa y un estado de gracia en la línea de tres que les despegaba poco poco en el electrónico. Ni la repentina marcha del campo de Yao Ming con la segunda personal, consiguió desconcentrar a los chinos, que mantuvieron en estos dos cuartos el nivel altísimo de porcentajes de tiro de dos y de tres. Al finalizar el tercer cuarto España perdía 61-47.

Épica remontada

Lo que ocurrió en el cuarto cuarto fue una intensidad endemoniada de la Selección, por fin se apretaba en defensa y se presionaba en toda la pista. La selección china perdía fuelle mientras España comenzaba con un Felipe Reyes enchufado, Gasol espectacular y Ricky Rubio manejando el partido con una astucia impropia de su edad (17 años). Con empate a 72 se llegó a la prórroga. El punto de inflexión llegó con una espectacular jugada de Pau Gasol bajo el aro, 2 + 1 y Yao Ming eliminado por la quinta personal. Sólo a partir de este momento la Selección nos recordó a la campeona del mundo. Lo mejor del partido, épico, es la victoria y la consagración de un jugador que ha nacido para marcar una época, un chaval de 17 años que deslumbra por su visión de juego, sus robos, asistencias. Atentos a Ricky Rubio, Aíto le ha dado los momentos importantes, él y Gasol ganaron el partido.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres