jueves, 25 de abril de 2019 23:21 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Madrid

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Urbanismo

Madrid encuentra su 'Norte'

El Ministerio de Fomento, el Ayuntamiento de Madrid y Distrito Castellana Norte (DCN) llegaron el 27 de julio a un principio de acuerdo para desbloquear la ampliación de la Castellana. El proyecto podría estar cerrado a finales de 2018 y las obras podrían comenzar a lo largo de 2019.

Archivado en: Madrid Nuevo Norte, DCN, Manuela Carmena, Íñigo de la Serna, Antonio Béjar

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Miguel Hernández
27/7/2017 - 15:34

Todas las partes coinciden. Se trata de un primer paso para hacer realidad el desarrollo Norte de la capital, paralizado desde hace 24 años. El acuerdo entre las administraciones con el Grupo San José ha dado lugar al nacimiento del plan 'Madrid Nuevo Norte' conocido anteriormente como 'Madrid Puerta Norte' o 'Operación Chamartín'. "Este plan es una oportunidad para Madrid y para España", enfatizó el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. Una emocionada alcaldesa, Manuela Carmena, no dudó en considerar que "es un día muy importante para Madrid. El Ayuntamiento se siente orgulloso de haber abierto una puerta para negociar y encontrado los interlocutores". "Solo es el comienzo. Esperamos que con el trabajo coordinado sea realidad en el último trimestre de 2018", comentó el presidente de DCN, Antonio Béjar.

La nueva operación Chamartín contempla la construcción de 11.000 viviendas, de las cuales hasta el 37% serán viviendas protegidas o de uso público, reduce la edificabilidad, recoge la reforma de la estación ferroviaria y el desarrollo de un gran centro de negocios, para lo cual se requerirá la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la capital con la previsión de lograr su aprobación definitiva a finales de 2018, según indicó Antonio Béjar.

A su vez el subdirector general de Actuaciones y Proyectos Urbanos del Ayuntamiento de Madrid, Fernando Otero, explicó que entre enero de 2017 y enero de 2018 espera que se disponga del documento de modificación del PGOU y a finales de 2018 poder acometer la aprobación definitiva del plan. Además, el Consistorio especifica que previo a la aprobación inicial se desarrollará un proceso específico de participación con las asociaciones ciudadanas.

El proyecto urbanístico distingue cinco ámbitos de actuación: la estación de Chamartín, el centro de negocios, Fuencarral-Malmea (polígono-insdustrial), Fuencarral-Tres Olivos y Fuencarral-Las Tablas.

Por su parte, el ministro de Fomento destacó que los plazos son "ambiciosos" y que ahora se tiene que continuar con el trabajo porque "los tiempos sí importan", pues el objetivo es lograr la aprobación definitiva a finales de 2018, justo cuando se cumplen 25 años de que se abordó la necesidad de acometer este plan.

También puso en valor el papel de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, pues es el Gobierno regional quien tiene que dar la última aprobación al cambio del PGOU. En este sentido, ha destacado el compromiso que adquirió para apoyar y tramitar el acuerdo que lograran las partes implicadas.

A su vez, la alcaldesa de Madrid destacó que el nivel del acuerdo alcanzado "va a facilitar" que los trámites urbanísticos se realicen de forma rápida. "Vamos a hacer lo imposible para que se haga cuanto antes", dijo Carmena.

PLAZOS

El presidente de DCN ha explicado que inmediatamente después de la aprobación definitiva del cambio del PGOU, se realizará la redacción y presentación de los proyectos de urbanización, por lo que las obras empezarán poco después de la aprobación definitiva.

A su vez, De la Serna comentó que la primera fase contempla la reforma de la estación de Chamartín, que es el "eje" sobre el que pivota el desarrollo y que una vez se acometa la aprobación definitiva, se convocará un concurso de ideas para "refundar" la estación.

Por otro lado, Béjar incidió en que con el nuevo acuerdo se tendrán que "reestimar" las cifras de inversión que se contemplaba, reajustando quién asume alguna de las cargas, pero entiende que ello no supondrá un cambio "sustancial" de los 6.000 millones que se contemplaban para el desarrollo.

EL PROYECTO EN SÍ

La edificabilidad total del ámbito se fija en 2.680.000 metros cuadrados frente a los 3.370.000 que contemplaba el anterior plan, lo que supone la reducción de 690.000 metros cuadrados, un 20,5 por ciento menos.

Los usos genéricos de los terrenos situados al norte de la M-30 serán residenciales (800.000 metros cuadrados) con presencia de actividad económica mixta. A su vez, los terrenos del sur se centran en uso terciario de oficinas, vinculado a la propia estación de Chamartín, y donde se contempla también en los terrenos cercanos el centro de negocios. La edificabilidad residencial total del ámbito es de 1.100.000 metros cuadrados.

En lo referente a los terrenos del centro de negocios, la mayor parte de los 1.200.000 metros cuadrados de ese ámbito se dedicarán a oficinas pero también habrá parcelas destinadas a viviendas residenciales (30.000 metros cuadrados). La edificabilidad lucrativa total al sur de la M-30 será de 1.500.000 metros cuadrados.

Respecto a las viviendas, el anterior plan contemplaba la construcción de 19.000 viviendas pero el acuerdo actual las reduce a 11.000, lo que supone una reducción del 42,1 por ciento menos. De esta cantidad, 2.200 serán de carácter protegido, el 20 por ciento del total. A ellas se añadirán otras 1.900 calificadas como libres. En total, la capital dispondrá de 4.100 viviendas para desarrollar políticas públicas de vivienda.

El plan contempla que las cargas de urbanización serán independientes en cada ámbito. La empresa DCN como destinataria de los aprovechamientos de los terrenos de Adif, asumirá las cargas urbanísticas correspondientes de dichos aprovechamientos y, en concreto, la parte proporcional que le corresponda sufragar del cubrimiento para las vías. Para este coste, según explica el Consistorio, se redactará un nuevo proyecto que tenga en cuenta las condiciones que resulten de la ordenación.

En función de estos criterios se definirán las ordenaciones urbanísticas con una visión "integral" y atendiendo a las características específicas de cada uno de los ámbitos de actuación, trabajos que se llevarán a cabo a lo largo del último cuatrimestre de este año.

DCN asumirá las nuevas actuaciones en la red de Metro y el Canal de Isabel II mientras que el actual depósito de autobuses en Fuencarral se trasladará a otro espacio en el que se pondrá en marcha un nuevo centro operativo de la EMT, con una superficie aproximada de 50.000 metros cuadrados. A su vez, el Ayuntamiento asume la inversión de infraestructuras viarias.

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres