sábado, 28 de marzo de 2020 16:44 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Madrid

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Urbanismo

El derribo del Calderón tiene 12 controles diarios de ruido

El Ayuntamiento y los vecinos de la zona se reunieron para analizar las molestias que provoca la demolición del estadio. Los residentes, satisfechos, demandan medidas adicionales.

Archivado en: Derribo Calderón

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Ayuntamiento y vecinos volverán a reunirse en diciembre para supervisar el proceso

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

M. Hernández
20/9/2019 - 08:00

"Estamos razonablemente satisfechos de retomar el diálogo perdido y dar continuidad al seguimiento de las obras, pero la realidad sobre el terreno dista mucho de la situación idílica que nos expusieron." De esta manera valoran las AMPA de los colegios públicos Tomás Bretón y Joaquín Costa y del instituto Gran Capitán, así como la Asociación de Vecinos Pasillo Verde-Imperial la reunión que mantuvieron la semana pasada con representantes de las Áreas de Obras y Desarrollo Urbano para tratar los problemas que genera el proceso de demolición del Estad Vicente Calderón en esta parte de la ciudad.

Tras este encuentro, el Ayuntamiento se comprometió a subsanar los errores publicando en el portal de transparencia todas las mediciones e informes sobre la calidad del aire y ruidos. Además, mitigará los efectos del tráfico con unos montículos de escombros de tres metros de altura que estarán rodeados de barreras acústicas.

Aun así, los ciudadanos solicitan medidas adicionales como aumentar el riego para minimizar al máximo el polvo, supervisar la salida de camiones con escombros sin tapar y sin regar las ruedas y revisar el plan de movilidad para mejorar la señalización y la visibilidad de la salida de garajes de las viviendas en medio de las calles valladas. Ambas partes volverán a verse a principios de diciembre en el colegio Tomás Bretón para continuar con el seguimiento de las obras.

MINIMIZAR IMPACTOS

La delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero, explica que el Ayuntamiento es consciente de que estas obras generan molestias y añade que tienen todas las garantías y estudios para minimizar los impactos.

La edil asegura que se hacen 12 mediciones diarias de ruido y que los resultados son razonables, al tiempo que dice que no hay ningún problema de salud para los vecinos del entorno a tenor de los datos de las cuatro estaciones de calidad del aire situadas en los alrededores. "Es una obra segura, con medidas de seguridad y de control tanto de ruidos como de calidad del aire", concluye.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres