miércoles, 5 de agosto de 2020 18:46 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Madrid

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
experiencia culinaria

De la huerta a la mesa

Los propietarios de La Huerta de Carabaña abren las puertas de su finca productora. Pretenden dar a conocer el campo de Madrid, a la vez que el cliente disfruta de una maravillosa oferta gastronómica. Permiten recorrer libremente el huerto de 15 hectáreas.

Archivado en: gastronomía

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

El tomate es el protagonista del menú, que cuenta con un gazpacho

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Mamen Crespo
09/7/2020 - 12:55

En los malos tiempos hay que reinventarse para seguir adelante. La llegada del estado de alarma obligaba a los hosteleros a cerrar sus locales y, con la vuelta a la normalidad, abrir les genera grandes dificultades si quieren cumplir con las medidas de seguridad. Al ver complicada la reapertura de sus dos restaurantes en la calle Lagasca y en la calle Jorge Juan, Roberto Cabrera, propietario de La Huerta de Carabaña, decidió abrir al público la huerta de la que proceden las verduras que sirve en sus dos restaurantes, tras montar allí, hace solo unas semanas, una gran cocina y un espacio con varias mesas al aire libre.

Situada a poco más de 40 kilómetros del centro de Madrid, en el municipio de Carabaña, se convierte en un paraíso para los ciudadanos de la capital y del resto de la Comunidad que quieran alejarse por unas horas del ruido y volver a los tiempos en los que un tomate sabía a tomate. Y es que el protagonista indiscutible de la huerta, que cuenta con 15 hectáreas, es este producto, del que tienen plantadas diversas variedades y que forma parte del menú degustación diseñado por Roberto Cabrera y por su chef, Ricardo Alvárez.

HUEVOS DE LA FINCA
La experiencia culinaria comienza con un gazpacho y con un tomate. Continúa con unas flores de calabacín rellenas y con un pisto de verduras de la huerta, acompañado de huevos de las gallinas de la impresionante finca. Una ensaladilla muy especial y un jugo de verduras (acelga, kale y acedera) con jamón ibérico completan la primera parte del menú, que cierra con cordero lechal de la raza colmenareña, una de las autóctonas de Madrid, asado en cruz. Como en la huerta también hay fruta, principalmente fresas, el postre lo protagonizan ellas en sorbete, junto a otras frutas troceadas provenientes de los árboles de este paraíso, como melocotón o nectarina. Sin embargo, los platos están en constante cambio, adaptándose siempre al producto que se tenga en la huerta en cada momento, hasta el punto, de que en este restaurante, los clientes disfrutan de verduras recolectadas horas antes.

Estas primeras semanas de apertura están siendo un éxito, tal y como reconoce Roberto Cabrera con cara de felicidad, que puede estar muy orgulloso de esta idea que "pretende que la gente conozca el campo madrileño". Y es que las hectáreas de verdura están a disposición de los clientes para que las recorran antes o después de comer o cenar con total libertad. Hay un nuevo paraíso en la Comunidad de Madrid y tres meses por delante para descubrirlo.

 

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres