miércoles, 29 de junio de 2022 16:01 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Madrid

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
emprendimiento

WoWplay, el aprendizaje llama a las puertas de los hogares

La ‘startup', con raíces en Madrid, fomenta el desarrollo de competencias y habilidades sin perder de vista la parte lúdica. El proyecto ha sido premiado en el Pitch Competition Women Edition de AticcoLab

Archivado en: educación, emprendimiento

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Las competencias STEAM son la columna vertebral del proyecto educativo

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Francisco Quirós
06/5/2022 - 00:11

Nadie mejor que Oriana Circelli, CEO y cofundadora, para contarnos qué es WoWplay. "Somos un equipo multidisciplinar, con experiencia en la parte de emprendimiento, por supuesto, pero también la vertiente educativa, con un propósito de impacto, no es solo un modelo de negocio", resume. Conocemos un poco más sobre esta 'startup':

¿Cómo surgió este proyecto?
Nace en plena pandemia, en 2020. Soy ingeniero de Caminos, pero emprendedora de vocación, esta es mi tercera compañía. Durante la pandemia creo que pasé por un proceso con el que muchas personas se sentirían identificadas, planteándome qué impacto estaba teniendo en la sociedad y dónde me veía en los próximos años. Coincidió una invitación que tuve para probar un modelo de clases cocina online, donde te llegaban todos los ingredientes para llevar a cabo una receta, vi que se mezclaba la parte online con la offline de una manera muy interesante. Además, un familiar estaba siguiendo un tutorial de YouTube con sus hijos para hacer plastilina en casa. Todo eso me hizo investigar sobre la educación, más concretamente toda la parte del aprendizaje basado en proyectos. Es el germen de WoWplay. Hay cosas muy interesantes que se están haciendo a nivel global con la metodología STEAM, que viene de las siglas de ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas. Este enfoque educativo propone que dichas materias las estudiemos de una forma entrelazada e involucrando a la tecnología. No es lo mismo aprender qué es una máquina simple tal y como lo hemos hecho siempre, es decir, a través de un libro, que hacerlo a través de la construcción de una catapulta. Este enfoque está en auge en Estados Unidos desde hace años, en China, incluso a nivel de educación pública, también se está usando. En España ya genera ruido, será cuestión de tiempo que cobre más relevancia. WoWplay es una herramienta para llevar el enfoque STEAM a niños desde muy temprana edad (nuestra primera línea es para niños de 5 años), lo que ofrecemos a los niños es un espacio para desarrollar todas las competencias STEAM vinculándolo a las habilidades blandas: la creatividad, el pensamiento crítico, la resolución de problemas, la adaptabilidad para aprender constantemente y la resiliencia. 7 de cada 10 niños que van a Primaria actualmente trabajarán en profesiones que aún no existen.

Arranqué este proyecto sola. Uno de los primeros grandes retos fue encontrar un perfil pedagógico. Allí encontré a mi cofundadora, Stefania Braca, que es profesora certificada STEAM en Estados Unidos, de hecho, en el centro que ella estuvo desarrolló un módulo de robótica para los alumnos. Se incorporó a WoWplay en octubre de 2020 y, desde entonces, nos hemos puesto la meta de llevar STEAM a todos los niños de habla hispana.

¿Qué acogida está teniendo WoWplay?
Estamos muy contentos con los primeros resultados. Lanzamos la suscripción a través de la cual los padres reciben en casa todos los meses los materiales necesarios para llevar a cabo un proyecto, acompañado de tutoriales interactivos y contenido online. Cada mes es un nuevo proyecto con su correspondiente programa educativo, dividido en cuatro módulos temáticos: electricidad, programación, ciencias y mecánica. Todos están entralazadas. Un reto era ver si los padres contemplaban esa continuidad, hay una secuencia que une todos los proyectos que van haciendo mes a mes. Comenzamos a vender 11 meses y, hoy día, el 80% de las familias que arrancaron en ese primer grupo sigue con nosotros. Hasta ahora hemos crecido de forma orgánica, somos una comunidad aún pequeña, pero la retención y el 'feedback' que estamos recibiendo es muy positiva. Una de las cosas que perciben es que WoWplay les permite tener tiempo de calidad en familia, como padres muchas veces no tenemos el tiempo o los conocimientos para hacer este tipo de actividades. Además, es un proceso divertido porque aprenden tanto padres como hijos, alejándolos un poco de las pantallas, que es una herramienta de la experiencia, y no el protagonista único.

Ese es uno de los aspectos que más llama la atención, incidís en la necesidad de restar espacio a las pantallas.
Esto es un gran debate, nos llevaría horas. La pandemia ha acelerado muchísimo la inmersión online y parece que, en algunos momentos, tendemos a un formato 100% digital. Sin embargo, la realidad es que tiene que haber una coexistencia de ambos mundos, son complementarios, por eso apostamos por el modelo de aprendizaje híbrido, donde los niños son creadores de esa tecnología, no solo consumidores, y que, además, esa tecnología coexista con el mundo físico.

¿Qué supone para vuestro proyecto el reconocimiento en la Pitch Competition Women Edition?
La verdad es que ha sido una oportunidad muy buena para nosotras, no solo para dar a conocer el proyecto, sino para estar con startups y mujeres emprendedoras increíbles, ha sido un placer y un honor de ser parte de ese grupo. A partir de ahí hemos generado una relación muy buena, es una muestra más de que vamos por el buen camino, aunque queda mucho por hacer.

Desde tu experiencia como emprendedora, ¿cuáles son las principales trabas que os encontráis a la hora de desarrollar un negocio?
Son muchas. Una de las cosas que define a un emprendedor es la resiliencia, la principal traba es que las cosas nunca van a salir como te lo esperas, tienes que estar dispuesto al cambio constante, a no tener muy claro el rumbo, pasan muchas cosas por el camino aunque tengas clara la meta. Para mí, un escollo muy importante, y de la que se habla menos, es la financiación, hay que cuidar muchísimo este aspecto, sobre todo en una 'etapa semilla' como la que estamos nosotros. Desde el inicio, dimos más importancia al producto, dedicándole el tiempo y los recursos necesarios para que sea bueno, que es lo que te va a ir allanando el camino. Después hay que empezar a estudiar cómo llegar a los padres y dar a conocer el producto, generar la necesidad de tenerlo. También es clave formar el equipo y saber priorizar, es mucha tarea, mucha carga y no hay que perder el foco.

¿Cómo os ayuda el intercambio de información con las otras 'startups'?
Este proceso te alimenta muchísimo. En un plano psicológico te ayuda a saber que no estás solo, que los problemas que tienes también les sucede a otras personas. Te da un poco de calma. En el plano profesional te encuentras una comunidad muy abierta, donde todos estamos muy dispuestos a ayudarnos.

Esther Molina dijo en la mesa redonda que se celebró en el Pitch Competition Women Edition que hay muy pocas mujeres emprendedoras "por un problema cultural". ¿Estás de acuerdo?
Creo que intervienen muchos factores. Efectivamente el factor cultural existe. Como mujeres tenemos un gran reto que también involucra a los hombres: conciliar la parte profesional con la personal. Hasta hace poco el hecho de tener una familia era inconveniente, sobre todo por saber que el emprendimiento no solo es 'full time' sino 'full life'. Este reto de conciliar ya es de todos, no solo de las mujeres, pero todo lleva un tiempo. Estoy convencida de que veremos a más mujeres empredendoras, pero eso necesita un tiempo, los cambios a nivel cultural y de sociedad son más lentos.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres