sábado, 31 de octubre de 2020 15:12 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Oviedo

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

El estudio del cromosoma Y revela antiguas hibridaciones entre neandertales y Homo sapiens

Un equipo internacional, con participación de personal investigador de la Universidad de Oviedo y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha analizado las secuencias genéticas del cromosoma Y (cromosoma sexual masculino) extraídas de tres fósiles de neandertales y dos de denisovanos, un tipo humano que vivió en Siberia, estrechamente relacionado evolutivamente con los neandertales. El trabajo, publicado en la revista 'Science', muestra que los neandertales tenían mayor semejanza genética con los Homo sapiens que con los denisovanos.

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

24/9/2020 - 20:23


OVIEDO, 24 (EUROPA PRESS)

Un equipo internacional, con participación de personal investigador de la Universidad de Oviedo y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha analizado las secuencias genéticas del cromosoma Y (cromosoma sexual masculino) extraídas de tres fósiles de neandertales y dos de denisovanos, un tipo humano que vivió en Siberia, estrechamente relacionado evolutivamente con los neandertales. El trabajo, publicado en la revista 'Science', muestra que los neandertales tenían mayor semejanza genética con los Homo sapiens que con los denisovanos.

El estudio del cromosoma Y revela "mayor similitud genética" entre los neandertales y el hombre moderno, el Homo sapiens, lo que deja a los denisovanos como un linaje de una raíz más antigua para este marcador genético.

La colaboración de la Universidad de Oviedo se ha realizado a través del profesor Marco de la Rasilla, director de las excavaciones del yacimiento asturiano de El Sidrón, según ha informado la institución académica en nota de prensa. Para el profesor, "la investigación en El Sidrón sigue dando resultados relevantes que permiten conocer mejor a los grupos neandertales". No cabe duda, ha agregado, de que el yacimiento es un referente que sitúa a Piloña y Asturias "en el escenario científico y cultural nacional e internacional".

El investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) Antonio Rosas explica que hace unos 100.000 años había varias especies diferentes de humanos, incluidos los humanos modernos, los neandertales y los denisovanos. El estudio del genoma, agrega, confirmó que los neandertales eran el grupo humano hermano de la especie humana actual.

A su vez, el hallazgo de una nueva variante de ADN en los restos de la cueva de Denisova, en Siberia, desveló la existencia de un nuevo tipo humano, estrechamente relacionado evolutivamente con los neandertales, con quien compartieron su último antepasado hace unos 350.000 millones de años.

Sin embargo, el análisis del ADN mitocondrial de los fósiles de la Sima de los Huesos de Atapuerca, de unos 400.000 años de antigüedad y antepasados directos de los neandertales, desveló algo que no cuadraba en el esquema.

"El ADN mitocondrial encontrado, un pequeño cromosoma circular que se encuentra en un orgánulo de la célula denominado mitocondria, se asemeja más al de los denisovanos que al de los neandertales, a pesar de que neandertales y denisovanos compartan un antepasado que vivió mucho tiempo después de que los linajes sapiens y neandertal se separaran", indica el investigador del CSIC.

Este modelo se ha visto confirmado por el reciente estudio del cromosoma Y, en el que el personal investigador ha analizado las secuencias genéticas de dos homínidos denisovanos y tres neandertales, uno de ellos procedente del yacimiento de El Sidrón.

"Al igual que sucede con el ADN mitocondrial, el cromosoma Y revela una mayor similitud entre el hombre de neandertal y H.sapiens, lo que indica que ambos están muy próximos genéticamente, mientras que el cromosoma Y de los denisovanos parece tener una raíz más antigua", añade Rosas.

Los científicos han propuesto que la mayor similitud del ADN de sapiens y neandertales, en comparación con los denisovanos, podría deberse a una hibridación entre ambos. El modelo plantea que hubo un encuentro entre ambas especies hace unos 300.000 años, cuando algunos homínidos relacionados con el linaje de H.sapiens trasfirieron ciertos genes a los neandertales en una fase antigua de su evolución.

Este reemplazo de los linajes genéticos durante la evolución de los neandertales, explica la Universidad, podría deberse a los efectos del azar en el seno de poblaciones pequeñas y aisladas, algo que confirma la observación de pequeñas anomalías esqueléticas con base genética, debido "probablemente" a la endogamia o al cruzamiento entre familiares próximos.

"Con este estudio, no solo descubrimos una nueva migración de África a Europa hace unos 300.000 años, sino que podemos hacer una predicción: los cromosomas Y anteriores a esta fecha serán más parecidos a los de los denisovanos que a los de los propios neandertales", concluye Lalueza Fox.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres