sábado, 7 de diciembre de 2019 18:32 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
La conexión

Hartos de estar hartos

Los Papeles de Panamá y la liquidación del Banco Ceiss (Caja España-Duero). Son las dos noticias de la semana. Más importantes, si cabe, que el culebrón de la formación del nuevo gobierno.

Martínez Carrión
08/4/2016 - 04:40

Gracias a los denominados Papeles de Panamá se ha puesto al descubierto un montaje mundial de los más poderosos para ocultar su patrimonio, cuando no para blanquear dinero, disimular su procedencia ilegal o pagar menos impuestos. El escándalo es mayúsculo. Y eso que aún faltan por salir muchos más nombres de todo el mundo, incluidos notables españoles.Se discute sobre la legalidad o no del uso del paraíso fiscal de Panamá, pero la verdad es que nadie lleva su dinero a un paraíso fiscal si no tiene nada que ocultar o si está al corriente del pago de sus impuestos en España. Está claro que abrir un cuenta bancaria en uno de estos paraísos no es gratis, ya que hay que pagar a toda una serie de intermediarios, testaferros y profesionales para crear una serie de sociedades pantallas o interpuestas para ocultar la verdadera identidad de su propietario. ¿De verdad alguien se va a tomar tantas molestias e invertir tanto dinero si no tiene nada que ocultar?
Y aquí es donde debe caer todo el peso de la ley sobre los titulares de estas cuentas opacas. Porque se trata de un ataque directo a la solidaridad económica en un momento de dificultades para el estado de bienestar y donde predominan los recortes en sanidad, educación, asistencia social o en infraestructuras. Los que más tienen deben contribuir pagando más impuestos y no burlando sus responsabilidades.
En otros países, como Islandia, ya se han producido dimisiones importantes entre los titulares de estas cuentas. En España va a ser todo más difícil y lento. Aquí el verbo dimitir no se sabe conjugar y la Justicia es tan lenta, que cuando se quieran dirimir responsabilidades ya habrán prescrito la mayoría de los posibles delitos. La consecuencia será un mayor hastío entre los ciudadanos y el aumento generalizado de la sensación de impunidad de los más poderosos. Hagan lo que hagan -y ya han cometido muchas maldades- nunca pagan tanto como deben. La falta de ejemplaridad es absoluta, lo que es un riesgo para nuestra democracia.
La segunda sorpresa de la semana -incluido para la Junta de Castilla y León, entidad que nunca se entera a priori de nada de lo que pasa en el sector financiero de su territorio- ha sido el anuncio del Banco Ceiss (Caja España-Duero) de la presentación de una nueva reestructuración que pondría en el calle a un máximo de 1.120 empleados, un tercio de su actual plantilla. Será la liquidación definitiva de lo que un día fue la décima caja de ahorros del país y la primera de Castilla y León.
Este plan supondrá el cierre de decenas de oficinas y el desmantelamiento de los servicios centrales de León y Salamanca, en beneficio de los de Málaga y Ronda, sedes de Unicaja, propietaria del Banco Ceiss. ¿Qué repercusión tendrán estos cierres en la economía leonesa? Sin duda, varias decenas de millones de euros anuales; pero, sobre todo, un duro golpe psicológico a la autoestima de los leoneses y la pérdida de confianza en sus propias posibilidades para afrontar con éxito un futuro con optimismo.
Tiempo habrá de analizar la liquidación del Banco Ceiss cuando desde Málaga se permita conocer los detalles de esta operación desmanteladora.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres