martes, 7 de abril de 2020 09:06 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Opinión

La gran esperanza blanca

Archivado en: EEUU, Barack Obama, Hillary Clinton, McCain, Partido Demócrata

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Parece que la historia americana le devuelve al negro una pequeña porción de la esperanza robada

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Miguel Jorge/gentedigital.es
04/6/2008 - 11:07

"No hay un EEUU blanco y un EEUU negro, sino los Estados Unidos de América". Con esta frase, Barack Obama comenzó a labrarse la victoria demócrata. Obama, el negro, el único negro en la historia de los Estados Unidos que ha conseguido ganar las demócratas y el único que roza un hito en el país de los blancos y de las oportunidades.

El análisis en caliente significa, primero, un duro golpe a los Clinton, madre y padre. La figura fría y fuerte de Hillary se ha ido diluyendo con el paso de la campaña mientras Barack ascendía con un discurso conciliador, cercano, pero sobre todo conciliador con una América perdida en sus propias guerras.

No sé si a Estados Unidos le viene bien Obama, pero desde luego me crea más dudas el ‘militar' McCain, posible continuista de la política de Bush. Obama ha jugado sus cartas a la perfección. Esta claro que el color de la piel ha sido una baza fundamental, pero lo es también que ha transmitido pureza en sus palabras. Hillary mostraba siempre en su discurso una palabra más violenta hacia el pasado más reciente de América, Barack, en cambio, abogaba por la unión; si algo se ha roto, todos juntos lo arreglaremos.

Aún así, Hillary ha mostrado una entereza digna de admiración. Su caso, al igual que el de Obama era entrar en la historia o nada. O mujer o negro, y parece que la historia americana le devuelve al negro una pequeña porción de la esperanza robada. Hillary se ha ofrecido a ser la número ‘2' de Obama, podría ser el espaldarazo definitivo para el partido demócrata.

Para Obama queda la última batalla, la más difícil. Convencer al resto de los EE.UU, esa América rural, dura hasta la muerte con su propio pasado, de que la unión hace la fuerza y no al revés... de que la gran esperanza blanca es negra.

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres