viernes, 7 de octubre de 2022 23:50 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
SALUD

Cremas para masajes musculares: tipos y usos

Una de las partes más importantes para la prevención y recuperación de pequeñas lesiones, tanto las originadas por las prácticas deportivas como por el trabajo diario, es el trabajo de mantenimiento de nuestra musculatura. Las sesiones de fisioterapia ayudan a mantener un tono muscular adecuado que previene eficazmente las lesiones.

Archivado en: Colaboración

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

24/5/2021 - 19:20

Cuando hablamos de las cremas que se usan en el campo de la fisioterapia para hacer masajes tenemos que tener claro que básicamente se dividen en dos grupos. Por un lado tenemos el grupo en el que se incluiría una crema de masaje con efecto calor y, por otro, el que engloba a las cremas con el efecto contrario: el del frío. Elegir unas u otras dependerá de las necesidades y problema a tratar en la persona receptora del masaje. 

El abanico es muy amplio cuando nos disponemos a comprar una crema para masajes musculares. Existen muchas cremas y aceites para fisioterapia pero tenemos que tener claro el problema a tratar. Como decimos, a grandes rasgos, estos productos se dividen en dos grupos: 

  1. Cremas efecto frío
  2. Cremas efecto calor

En los dos grupos encontramos cremas analgésicas y antiinflamatorias. La cuestión es que se usan para abordar patologías distintas. Por ejemplo, las cremas antiinflamatorias son medicamentos que sirven para prevenir o reducir inflamaciones localizadas en tejidos musculares o ligamentos. 

Como su nombre indica, una crema efecto calor aumenta la temperatura de la zona donde se aplica aumentando el flujo sanguíneo y acelerando el metabolismo celular. Como resultado se produce un efecto sedante. Estas cremas se pueden usar para calentar músculos, tendones y articulaciones. De hecho, son ideales para aplicar antes de hacer ejercicio y preparar al cuerpo para el esfuerzo que va a tener que hacer. 

Por su parte, una crema efecto frío provocará el efecto contrario. Lo que hacen estos productos es reducir la temperatura de la zona para aliviar el dolor e inflamación que a veces se producen después de un entrenamiento. Dicho de otro modo, se alivian los músculos y se alcanza un estado de relajación de la zona sometida a ese esfuerzo.

La eficacia de una crema de fisioterapia

Estas cremas llevan muchos años utilizándose por sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, por su poder a la hora de aliviar molestias y dolor en los tejidos musculares y articulares.

Algunos de sus beneficios son: 

  • Previenen problemas musculares y articulares.
  • Reducen el riesgo de lesiones. 
  • Reducen posibles hematomas y contusiones.
  • Mejoran la circulación sanguínea.
  • Mejoran el estado de la piel por los agentes hidratantes que favorecen la elasticidad y el bienestar muscular.
  • Aumentan la elasticidad muscular y de los ligamentos.
  • Ayudan a la recuperación muscular después del ejercicio.

¿Hay una crema de masaje para fisioterapia mejor que las demás? 

Como decimos, en el mercado hay muchas marcas de cremas, geles y aceites para masajes. Lógicamente no todas nos van a ofrecer los mismos resultados. Una de las mejores de las que podemos disponer a día de hoy en Bonflex. Sus componentes son de origen natural y está concebida para facilitar la recuperación de las articulaciones y aliviar el dolor. El producto es una mezcla de extractos de plantas medicinales, vitaminas y minerales. Está disponible en formato gel o crema y una de sus variantes incluye colágeno para reforzar, proteger y recuperar el estado óptimo en músculos, tendones y ligamentos.

 

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres