miércoles, 16 de octubre de 2019 20:15 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Vigo

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

Los acusados de explotar a trabajadores lusos en Vigo dicen que "repartían" con ellos sus ganancias

Aseguran que les daban alojamiento y comida, pero admiten que no tenían contrato, formación ni equipos de seguridad

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

04/6/2019 - 12:50


Aseguran que les daban alojamiento y comida, pero admiten que no tenían contrato, formación ni equipos de seguridad

VIGO, 4 (EUROPA PRESS)

Los siete ciudadanos portugueses que se han sentado este martes en el banquillo de los acusados por explotar supuestamente a compatriotas lusos en poblados gitanos de Vigo han asegurado, en el juicio que se celebra contra ellos en la sección quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, que "repartían" sus escasas ganancias (por la venta de palés reconstruidos, papel o chatarra) con esos trabajadores.

La Fiscalía acusa a estas siete personas de aprovecharse de la vulnerabilidad de las víctimas, sin recursos económicos y alguna en situación de indigencia, para hacerlas trabajar en estos poblados gitanos reconstruyendo palés, por apenas 20 euros a la semana, con jornadas de 10 o más horas, viviendo en caravanas o camiones abandonados, y sin contrato, ni alta en la Seguridad Social o medidas de protección y seguridad.

Por eso, los considera autores de delitos contra la seguridad e higiene en el trabajo y contra los derechos de los trabajadores, y pide para ellos penas de entre 2 y 4 años.

En la jornada de este martes han prestado declaración ante el tribunal todos los acusados, Filipe D.S.M. y su mujer Carminda B.A; José Joaquín P.B. y su mujer María A.A.; Manuel A.A. y su mujer Elisabeth H.R; y Fernado M.A., todos ellos con vinculaciones familiares y residentes en un poblado gitano próximo al hospital del Meixoeiro (excepto Fernando, que vive en un asentamiento en la parroquia de Cabral).

CONDICIONES DE TRABAJO

Los acusados han explicado que se dedican a la recogida de chatarra, papel y restos de palés (que reconstruyen y luego venden a una empresa de Lugo), y que los trabajadores "se ofrecieron a ayudar". Según han declarado, estos operarios vivían en los poblados, recibían "tres comidas al día" y se alojaban en caravanas.

Asimismo, han manifestado que sus ingresos por estas actividades son de "entre 50 y 100 euros a la semana", y que repartían esas ganancias con esos trabajadores, aunque ninguno ha precisado cuál era el sueldo semanal que percibían las personas supuestamente explotadas. "Depende, a veces había más trabajo que otras. Dependía de lo que ganáramos nosotros", han señalado.

Por otra parte, han asegurado que los 'ayudantes' iniciaban y remataban su jornada "cuando querían", que tenían libertad para entrar y salir del poblado, y han negado que les hubieran retenido su documentación.

SIN CONTRATO NI SEGURIDAD

No obstante, todos ellos han admitido que esa actividad se desarrollaba en los propios poblados, al aire libre, sin instalaciones específicas, con herramientas inadecuadas y sin medidas de protección o seguridad, como cascos o guantes. De hecho, uno de los trabajadores sufrió un corte en una falange con una sierra.

Asimismo, han reconocido que ninguno de los trabajadores (ni siquiera los propios acusados) tiene contrato, ni están dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos ni en la Seguridad Social. Tampoco recibieron formación específica sobre las labores que tenían que desarrollar.

El juicio se reanudará este miércoles, ya que los testigos citados para este martes no han comparecido. A ese respecto, el tribunal ha pedido que esas personas sean nuevamente citadas a través de la Brigada de Extranjería.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres