miércoles, 7 de diciembre de 2022 13:42 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Un amigo de León

El sueño del 'gordo': En qué acabó...

Que el cobrar, aunque sea un reintegro en algún bar, tienda o establecimiento donde sueles comprar o alternar, nos consuela. El caso es decir que aunque has jugado mucho, has recuperado 20 euros. Después te pones a ver las noticias y, como no somos envidiosos, observas a unos cuantos reporteros, que maldita gracia les tiene que hacer el entrevistar a los afortunados y nuevos millonarios que brindan con cava o sidra (según como les caigan los nacionalistas catalanes, en este caso) para preguntarles que cuanto han jugado o si está muy repartido o que un camionero, que era de la otra punta de España y, ha comprado tres decimos, ponle un galgo.

Archivado en: Lotería Nacional, Lotería de Navidad, Maximino Cañón, un amigo de León

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
21/12/2012 - 03:30

La verdad es que cuando ves a muchos parroquianos, generalmente de un bar, brindando y echando el liquido bebible a los demás que , con cara de máxima felicidad, se acercan a celebrarlo con el décimo o participación en la mano, diciendo: Esto es para ayudar a mis hijos que tienen que pagar el piso y están en el paro, la verdad es que esto te reconforta Pero lo gracioso es cuando entrevistan a alguien joven, en el paro y con dos hijos, al que le ha tocado una millonada y va y dice: "con esto podré tapar unos cuantos agujeros", ni que tuviera la casa llena de topos y el premio fuera tierra o cemento. También forma parte de la litúrgica de la lotería aquello de mira que me lo ofreció, donde había tocado un premio importante, y yo, como tenía bastante lotería pues no lo compre. También están las noticias que te ponen los pelos de punta (sobre todo si de verdad son ciertas) cuando aparece una persona con cara compungida diciendo: tenía uno en el bolsillo y lo metí en la lavadora dentro del pantalón y, ahora, no sé (y yo tampoco) si me lo pagarán. Como estamos en fiestas y hay que fidelizar a la audiencia las cadenas improvisan agraciados o agraciadas que, fingiendo desconsuelo, se manifiestan ante las cámaras diciendo que no encuentran el billete o que se lo comió el perro. El caso es llamar la atención y al día siguiente, de mirar a ver si ha caído alguna terminación, a comprar un décimo para ‘El Niño' que "toca más". Total que acabamos las fiestas jurando (en español, no en hebreo que eso era cuando no había crisis) y diciendo "el año que viene no juego un duro," digo un euro, te lo juro. Con perdón. ja,ja, y ja...

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres