miércoles, 13 de noviembre de 2019 17:03 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
ENTREVISTA / José Luis Chamosa / Vicerrector de Relaciones Internacionales e Institucionales de la Universidad de León

“La Universidad de León tiene convenios de movilidad con centros de más de 50 países”

El vicerrector de Relaciones Internacionales e Institucionales de la Universidad de León, José Luis Chamosa, señala que este año pasarán por la ULE más de 500 alumnos extranjeros procedentes de la Unión Europea y de fuera de la UE. Asimismo, explica que la ULE es la única universidad de España que imparte en China clases de Ingeniería Mecánica en español.

Archivado en: Universidad de León, José Luis Chamosa, movilidad, relaciones internacionales

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

“No creo que haya una Universidad española que en estos momentos tenga aprobado un programa para enseñar en China en español. Nosotros sí”

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es
26/9/2014 - 06:09

¿Cuáles son las áreas de trabajo de  este vicerrectorado?
Tenemos cinco grandes áreas. Las dos que más se ven, probablemente,  son Relaciones Internacionales y la formación lingüística desde el Centro de Idiomas de la Universidad. Son las movilidades de alumnos, de profesorado, los convenios internacionales. En el Centro de Idiomas, la enseñanza de nueve lenguas, aunque la de chino se ha desgajado porque es competencia del Instituto Confucio. Pero seguimos con inglés, francés, italiano, alemán, portugués, japonés, árabe, ruso y español como lengua extranjera. No existe la internacionalización sólo en español. No existe en el mundo sólo el inglés. Ahí sí se hace un esfuerzo importante por dar una oferta formativa en idiomas a la comunidad universitaria, a precios competitivos. Tenemos una oferta formativa muy flexible, con cursos anuales, cursos semestrales, cursos de verano, cursos intensivos, cursos intensivos de fin de semana, cursos a medida para empresas. O traducción, es un servicio que la Universidad de León a través del Centro de Idiomas está capacitada para ofrecer.

Después, hay otras dos áreas que también tienen mucha actividad, que son emblemáticas de la Universidad, como Extensión Universitaria y los Cursos de Verano, que al cabo del año no son menos de 300 cursos. Y en este vicerrectorado tenemos la Universidad de la Experiencia. Damos una oferta formativa a más de 500 personas todos los años. Estamos muy orgullosos del área de actividades culturales. La Universidad organiza al año más de cien actividades como conciertos, exposiciones, proyecciones cinematográficas en versión original. La Universidad colabora con Juventudes Musicales, tenemos el Aula de Teatro, Aula de Expresión del Cuerpo. Todo esto te permite hacer una serie de actividades y talleres de dibujo, pintura...

¿La referencia del área de Relaciones Internacionales el Instituto Confucio?
Ese ha sido el éxito más grande que hemos obtenido teniendo en cuenta el tamaño de nuestra ciudad y de la Universidad. Es un éxito que en el Noroeste de España sólo estemos nosotros. Es una oferta que no sólo beneficia a la Universidad de León, beneficia a todo el mundo. En octubre va a venir una delegación de la ciudad de Xiangtan, una visita oficial a la Universidad de León. No sólo es la lengua, no sólo es la cultura. A partir de ahí hay una cosa que se llama diplomacia cultural.
Ahora cumple tres años. El tercer aniversario lo vamos a celebrar ahora. Se estableció en el 2011 y estamos muy contentos de que haya más de 300 alumnos.

¿Cuántos alumnos chinos hay en León?

Hace una semana llegaron once alumnos de intercambio, al Máster de Finanzas, que van a estar aquí un semestre. Están los alumnos de Ingeniería, en Económicas, tenemos mucha ilusión con el título de ingeniería mecánica, que se puede obtener la titulación doble, La idea es más ambiciosa. Este programa va a tener unos alumnos que van a hacer dos años en España, pero el grueso de los alumnos que no se van a mover de China van a recibir la docencia de más de veinte asignaturas en español, por profesores que manda la Universidad de León. No sólo son los que vienen, y esto es nuevo, no creo que haya ninguna Universidad española en este momento que tenga aprobado un programa para enseñar en China en español, no en inglés. Los alumnos, obviamente, para que les hayan admitido en el programa han tenido que estudiar español y tienen que tener un cierto nivel de español aunque no vengan a España, porque la docencia va a ser en español.
La ULE tiene suscritos convenios  Washington, China a través del Instituto Confucio, Brasil, Gabón, Rusia y universidades europeas.

¿Cuál es el acuerdo más importante?
En número de personas que se desplaza es Erasmus y el programa de intercambio de estudiantes que llamamos Amicus (éste con todos los países que no forman parte de la Unión Europea). Este año, en este primer semestre, tenemos unos 350 alumnos extranjeros a los que se añadirán en el segundo semestre cerca de 200. Este año vamos a pasar de 500 alumnos recibidos extranjeros, de la UE y de fuera de la UE. De hecho, probablemente el grupo más numeroso sea el grupo de estudiantes mexicanos. Tenemos, por lo menos, una docena de convenios con universidades mexicanas y estamos trabajando para fortalecer ese área de colaboración. De la Unión Europea los más numerosos suelen ser los italianos, tenemos un grupo muy grande de alemanes y alumnos del Este que cada vez son más numerosos. Hemos tenido en estos dos últimos años los primeros alumnos de Turquía, de procedencia no tradicional por decirlo de alguna manera. Hay treinta y tantas nacionalidades distintas.

¿Los recortes han puesto en peligro este programa Erasmus?
Sí. Nosotros hemos notado un bajón importante en el número de alumnos españoles que quieren salir al extranjero. Sin duda, la financiación es fundamental. No sólo es que los requisitos lingüísticos que pone el Gobierno para las ayudas son más exigentes, sino que además es incompatible la ayuda del Ministerio con la de la UE, tienes que optar por una de las dos. No sé si vale la pena, para el ahorro que le supone al Estado, limitar o perjudicar o poner trabas a probablemente el programa de formación más exitoso de la Comunidad Europea, que es el programa Erasmus. En los últimos 25 años han sido más de un millón de personas las que se han movido en las universidades europeas y yo creo que esto hace más por la integración, por la idea de Europa y por el futuro profesional y personal de los alumnos. El ‘Recruit ing Erasmus’ hace un seguimiento de los chicos que han sido Erasmus. ¿A los diez, veinte años dónde están? Han cambiado las perspectivas de mucha gente que se han planteado una carrera profesional que no está limitada al espacio nacional.
La crisis obliga a salir a gente que no lo había decidido, pero cuando pase la crisis el planteamiento de la vida profesional de la gente joven necesariamente tiene que ser más amplia que el espacio de España. Cuando estamos hablando de internacionalización no sólo estamos hablando de aprender un idioma y de viajar, tu perspectiva profesional y vital es de desarrollar tu actividad en el mundo.

¿Cuántos estudiantes leoneses Erasmus hay fuera?
En torno a doscientos o doscientos y algo, en Erasmus y los que van fuera de la Unión Europa. Por ejemplo, alumnos de la Facultad de Actividad Física y Deportiva, que tenemos ahora en universidades brasileñas, o de la Facultad de Ciencias de la Salud que están en Estados Unidos, o en Australia. Llevamos una tradición de muchísimos años y esos intercambios existen. México, Brasil, Chile, Argentina, toda la Unión Europea… hay que tener en cuenta que tenemos convenios firmados para movilidades de universidad por lo menos en cincuenta y tantos países. Y luego, los alumnos que están haciendo práctica (porque no sólo están las estancias académicas, también las estancias en práctica) de las que cada día hay más demanda, porque te añaden un perfil profesional muy interesante. Eso ahora es Erasmus Plus. Entre 2014 y 2020 lo que era Erasmus es Erasmus Plus y cubre todas las acciones, desde la movilidad de profesores docentes y personal de administración y servicios, sino todos los proyectos institucionales públicos y privados. Es lo que ha cambiado con respecto a lo que antes era el programa Erasmus. De hecho, la financiación de 2014 a 2020, la Unión Europea la ha incrementado sustancialmente para actividades no tradicionales, no la movilidad de alumnos que eso lleva casi treinta años. El primer año que mandamos alumnos Erasmus fue en el curso 89-90. Básicamente éramos gente de Lengua. Tenemos en Edimburgo, en Stirling (Escocia) desde lo menos 25 años. Durante los primeros años de los Erasmus había fondos generosos, eso se ha ido reduciendo con los años y a veces ya no es tan fácil mantener el contacto con los colegas.

¿Para el programa Amicus de movilidad fuera de la UE, de dónde parte la financiación?
La Universidad de León, en este caso hace un esfuerzo importante porque Amicus supone que nosotros ayudamos al alumno para gastos de viaje, que sale del presupuestos corriente de la Universidad. Hasta donde yo sé, no existe esa financiación en las universidades del entorno. Nosotros ofertamos en esta Universidad muchas más plazas de intercambio de las que finalmente se ejecutan. En muchos casos porque no hay más solicitudes, en otros porque hay requisitos lingüísticos. Tenemos más de cien plazas en universidades alemanas, y a lo mejor no podemos mandar más de 20 chicos, por el nivel de alemán.

¿Las de mayor demanda son las inglesas y las de habla hispana?
Las de habla inglesa son siempre las que más demanda tienen, y Portugal e Italia por cercanía, por facilidad de la lengua; y, obviamente, los destinos en que aunque la lengua del país no sea el inglés se imparte la docencia en inglés. Universidades del Este de Europa, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, la República Checa, los Países del Báltico, Holanda o Hungría.

¿Y la movilidad del profesorado?
Erasmus no financia la formación del profesorado, pero da ayudas para estancias docentes, que tú vayas y tu actividad docente se integre en la docencia de una universidad o bien puedes tener una estancia de investigación. También las hay para el personal de personal y servicios. Este año tenemos una oficina de proyectos, que es importante porque la UE tiene cantidades enormes de financiación que son competitivas. Tienes tu convocatoria y debes ser capaz de montar un proyecto con una dimensión europea, con socios europeos sobre un tema determinado, y compites con proyectos de toda la Unión Europea. Las convocatorias de la UE son muy técnicas, y en muchos casos no se presentan ni en español.  La tasa de éxito de financiación es del  18%. Como no tengas a alguien que te puede ayudar en ese proyecto, no tienes ninguna posibilidad de éxito.

¿Cuántos proyectos está gestionando esta oficina?
Encabezados por la Universidad de León o en que la Universidad de León es socio con otra universidad, tenemos ahora mismo siete proyectos, son proyectos docentes, no los programa marco de investigación.  Por ejemplo, la ULE encabeza un proyecto de asesoramiento de Universidades del Magreb (Marruecos, Argelia y Túnez) en materia de energía renovable, con una universidad sueca, dos portuguesas y una italiana. Es un proyecto a tres años que empezó hace tres años. La ULE tiene un proyecto Intent en el que intentamos integrar prácticas virtuales on line. El futuro de la internacionalización y de la dimensión internacional no es  sólo la movilidad física. Tenemos un Aula Jean Monnet, de integración europea, que la va a coordinar una profesora de Económica. Y hemos tenido desde hace tres años, y ya hemos hecho una nueva solicitud desde la Facultad de Económicas, un proyecto para el estudio de los comportamientos del consumidor. En este proyecto estuvieron integradas más de veinte universidades europeas. Participamos como socios en un proyecto en el que vamos a recibir este año nueve alumnos de postgrado de países del Caribe y del África lusófona también.

¿Qué titulaciones se benefician de estos convenios?
En la Universidad de Washington tenemos alumnos en Ingeniería, Aeronáutica y Mecánica. Y estamos trabajando para extenderlo. También tenemos alumnos de Ciencias de la Salud que están en un college de la ciudad de Seattle y también trabajamos para extenderlo. En Ciencias de la Salud hay un problema, la posibilidad que tiene un alumno de acercarse a un enfermo en Estados Unidos es muy limitada. Y en Veterinaria pasa exactamente igual. Hay unas cuestiones que van más allá de lo puramente académico. Sólo el hecho de tener algún alumno en estas áreas es un triunfo. Tenemos un acuerdo desde hace muchos años también con un college de la Costa Este que tiene Escuela de Enfermería (está en el estado de Nueva York), estamos intentando abrir algo allí, al menos un alumno. Es muy difícil. En las áreas de Ciencia de la Salud es muy difícil.

¿Dice que se está intentando que vaya, aún no hay?
Nosotros recibimos alumnos de ese college desde hace muchos años para los cursos de español, pero poderlo ampliar al alumno de la enseñanza reglada nuestro en Ciencias de la Salud es muy difícil. Esto pasa con Estados Unidos, pero en Inglaterra, en Portugal, hay enfermeros en ejercicio, ya titulados… El problema es que muchas veces, como estudiantes tienen muy limitado el acceso a las prácticas. Pasa lo mismo con  Veterinaria. Hay muchos alumnos que vienen que hacen prácticas aquí que no harían en su país.

¿Están previstos nuevos acuerdos con otras universidades?
Firmados tenemos 300 acuerdos. Están activos todos aquellos que llevan intercambio. Esos ya son cincuenta, pero después puede que no más de docena y media. Como prioritario tenemos muy desarrollado todo el tema de China y bien encarrilado para hacer más cosas con los chinos. Vamos a traer un grupo de docentes de Educación Primaria brasileños en enero y febrero que van a hacer una estancia formativa aquí. Con Brasil, aunque no hubiera un convenio marco,  tenemos muchas cosas y muchos brasileños han hecho su tesis en esta Universidad. Y para nosotros es un mercado prioritario, como México. Estamos trabajando en deporte universitario. Seguimos intentando hacer algo con Rusia, aunque ahora es más complicado. En Rusia hay una gran demanda de español y es un gran mercado. Tenemos que intentar desarrollar cosas que no tenemos, por ejemplo con los países del Magreb. Estamos muy ilusionados con el proyecto de energías renovables que nos permite establecer contactos, no sólo en materia de energías renovables, también en el área de Derecho o Económicas y en educación de docentes.

¿Cómo son las relaciones con el resto de universidades de España?
Con las universidades de Valladolid y Burgos estamos en el Campus de Excelencia. Trabajamos mucho con la Universidad de Vigo, con las gallegas y con las del Norte de Portugal, con Bragança, Oporto, Tras Os Montes. Además, formamos parte de la Agrupación de Universidades del Suroeste, mirado desde Bruselas. Para proyectos europeos, transfronterizos, tienes que tener dimensión y tener socios. Con esas hay muy buena relación y además se trabaja habitualmente. Con la Universidad de Oviedo tenemos convenio de reconocimiento de cursos desde hace muchísimos años. En general, con las universidades españolas hay una relación buena, especialmente con todas las que son de nuestro tamaño.

 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres