miércoles, 20 de octubre de 2021 09:49 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
un amigo de león

Te lo juego al humo

Con los recortes casi no nos acordamos de cuando la gente se lo jugaba casi todo, por ver si con un golpe de suerte le cambiaba la vida y podía vivir como lo ricos, que entonces, como ahora, también los había y, también como ahora, la mayoría sin más merito para alcanzar la posición que creerse descendientes de la pata del Cid. La escala era variada, unos jugaban en la calle que era gratis.

Archivado en: Maximino Cañón, partida, cantina, cartas, subastado, mus

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
15/1/2016 - 03:30

Otros, con algún juguete que le habían traído los Reyes. Pero cuanto la gente fue alcanzando la mayoría de edad, sobretodo en los lugares en los que la diversión se limitaba, fundamentalmente, a la "partida en la cantina o bar", las cartas ocupaban un lugar preferencial en el entretenimiento. Había quienes se jugaban las ‘perras' al julepe o al subastado. Otros lo hacían jugando los domingos ‘el completo': café, copa y faria. En los lugares en los que era menos frecuente tomar determinados alimentos de manera cotidiana por su coste, fundamentalmente, la cosa adquiría otros tintes. Solía ser cuando al producirse un enfrentamiento entre conocidos jugadores la cosa iba más allá y, mirándose frente a frente de manera desafiante, se lo jugaban al "humo". Yo como era pequeño observaba el reto con sorpresa sin saber a que se referían. Entonces, y antes de comenzar la partida, se elegían los artículos en juego, que por cierto eran de lo más variopinto, ejemplo: una botella de vino, dos latas de sardinas, una caja de galletas María, dos cafés, dos copas y dos farias. Este tipo de enfrentamiento solía llevar aparejado un ‘pique' entre los contendientes pues se creía, (cosa que todavía aún persiste) que el ganador de la partida, además de hacerse con las consumiciones, demostraba ser superior ante el adversario. En cualquier caso los que éramos meros expectantes y menores de edad, pero deseábamos saber de iba la cosa, preguntamos a los mayores: ¿Eso de jugar al humo que es? Pues que va ser chaval, el que pierde paga y el que gana o ganan, si jugaban en pareja, se lo comen o se lo fuman mientras los derrotados miran. Entonces entendí la expresión de ‘al humo', también aplicable a los otros artículos en juego, pero, predominantemente al tabaco, quedaba claro: Al humo, ‘tú me lo pagas y yo me lo fumo'. A ver cómo se nos presenta el año, que a lo mejor ni te lo pago ni me lo fumo.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres