sábado, 3 de diciembre de 2022 17:17 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Un amigo de León

Y llegó septiembre

Cuando llega el verano se acerca la época escogida inequívocamente para el disfrute de las vacaciones, sólo o en compañía. Los motivos son varios; uno, porque es cuando los días son mayores y se disfruta de mejor tiempo y otro, porque los que tienen descendencia, es cuando los hijos no tienen colegio y coinciden con las vacaciones de los mayores.

Archivado en: Maximino Cañón, vacaciones, y llegó septiembre,

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
02/9/2016 - 02:20

Esta es la definición normalizada y la más aceptada. Pero detrás de todo ello se esconden diversas situaciones que ‘a unos gustan y a otros non’, como los pimientos de Padrón. Es más que cierto que, después de un periodo de tiempo dedicado a una ocupación o trabajo, se disponga del descanso que normalmente se fija por ley en un mes, dividido en dos periodos de quince días cada uno, salvo excepciones. Con la venida del  esperado reposo, llega la hora de decidir, si se va uno a la playa o a  la montaña,  todo ello contando con que la extra  no se encuentre trabada por alguna deuda contraída. Se echan cuentas. Se consultan precios de  apartamentos y hoteles. Una vez alcanzado el acuerdo con el resto de familia y con la decisión tomada se dice mira, nosotros vamos donde va la mayoría que yo necesito ‘cargar pilas’, aunque lo que entiendo que se necesita es descargar la energía negativa, es decir, intentar olvidarme de lo mal que, en muchos casos, lo he pasado durante el año con la incertidumbre laboral de: ¿y si me echan? ¿Y si nos hacen un ‘ERE’? ¿Y si la empresa quiebra? Total que te vas con los problemas al hombro convencido de que unos días de descanso te harán olvidar la problemática que pulula por la mente desde hace mucho tiempo.
Una vez de vuelta a casa, moreno, con la cuenta a cero y la tarjeta en negativo, tratas de convencerte de que a pesar de todo ha valido la pena. ¡Faltaría más! Y que además te quedan otros cuantos días para disfrutar cuando se pueda, aunque estos ya sin el soporte de una ‘extra’. Llegado la fecha temida te reincorporas al trabajo, no sin temblar ante cualquier noticia no deseada que algún ‘buen compañero’ te larga nada más pisar el centro de trabajo para meterte en ambiente, cuando lo que pretendes es que te encuentres las cosas como las dejaste. Pero la realidad es que te acuerdas del veraneo, de lo que te costo y de la madre que lo parió.
PD. Y hablando de política: pero ¿en que manos estamos? Y como decían los de antes: A ver en qué para esto.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres