martes, 22 de septiembre de 2020 04:44 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
un amigo de león

El que primero lo huele...

Nunca me dejé llevar por modas ni por artistas de actualidad si bien es cierto que, como la mayoría, tengo mis preferencias en lo que a cuestión de gustos se refiere. En este momento, más que de gustos o preferencias estamos en tiempo de disgustos. Me estoy refiriendo, ¡cómo no!, al problema catalán o, mejor dicho, al problema que algunos partidos políticos independentistas catalanes dicen que tienen (así se postulan). Ideológicamente alguno (Juntos por el Sí) se parecen entre ellos como un melón a un ciruelo mientras, el resto de los españoles, de momento, seguimos expectantes los acontecimientos.

Archivado en: Maximino Cañón, Cataluña, democracia, libertad

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
06/10/2017 - 03:30

Me confieso seguidor de los preceptos constitucionales que la norma madre contiene y que fue aprobada por la casi totalidad del estado español. Me zumban los oídos cada vez que escucho a determinados representantes políticos definir a sus comunidades autónomas ‘como históricas', con la pretensión de otorgarles un plus sobre las demás. "Chavales, no vengáis a enseñar a un padre a hacer hijos" y hablar con mas rigor histórico. Anda que si os hubieran reconocido la UNESCO como ‘Cuna del parlamentarismo'... Pues eso, a los pretensiosos, aplicaros el cuento. Ya está bien de mostrar una pasividad, que a veces se confunde con el conformismo. Cuando el diablo no tiene otra cosa en que pensar con el rabo quiere espantar las moscas. Hay moscas, moscones y gente que no se deja espantar aunque les amenacen continuamente. En esto, entre otros muchos firmantes nada dudosos de su compromiso con la democracia, llegó Serrat, hombre reconocido por su manera de decir lo que siente sin ataduras y dice "que el referéndum no es transparente y no puede representar a nadie". Buena la hizo. Acto seguido le tildaron de "traidor, "renegado" y de "nazi", cuando fruto de sus ideas sobre "LA LIBERTAD" se negó a representar a España al no permitirle cantar en catalán la celebre canción del ‘La, La, La', la cual, cantada por Masiel, se alzó con el triunfo en Eurovisión, como para que ahora los intolerantes le vilipendien con improperios. Todo eso lo hacen quienes se les llena la boca hablando de democracia, cuando ello les beneficia. Conviene recordar que cuando algunos se refieren a otros llamándoles fachas piensen que, "el que primero lo huele, debajo el culo lo tiene"... Sin más comentarios.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres