domingo, 7 de marzo de 2021 22:50 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
EMPRESAS

Garnica alerta de la que la escasez de chopos afectará a la producción de tableros en su fábrica de Valencia de Don Juan

La empresa riojana de producción de tableros de contrachapado Garnica ha alertado de que la escasez de chopos que sufre Castilla y León "pone en peligro" el crecimiento de la producción de la fábrica que la compañía posee en el municipio leonés de Valencia de Don Juan. Pide que la Junta aliente la plantación de esta especie "como motor de la economía" hasta alcanzar las 1.500.000 hectáreas en 2027.

Archivado en: Valencia de Don Juan, chopo, Garnic, Somacyl

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es / Europa Press
22/10/2017 - 12:14

Garnica ha advertido, en un comunicado remitido a Europa Press, de esta "previsible escasez" de madera de chopo en la Comunidad, que "disminuirá drásticamente" a partir del año 2023, de acuerdo con el inventario publicado recientemente por la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl).

Pese a que de 707.000 metros cúbicos de madera de chopo que se esperan lograr este año se pasará a 787.000 en 2018 y 800.000 en 2019, a partir de 2020 la corta de esta madera en la Comunidad "irá disminuyendo drásticamente hasta los 285.000 metros cúbicos previstos para el año 2023".

Esto puede generar situaciones de desabastecimiento "muy graves" para las empresas, tal como advierte Garnica, que actualmente consume 300.000 metros cúbicos de madera de chopo procedente de Castilla y León y que en el año 2023 pasaría a consumir 350.000. Sin embargo, este estudio pone de manifiesto que la posibilidad de corta prevista para el 2023 será "claramente insuficiente" para el abastecimiento de madera de la fábrica de Valencia de Don Juan.

De acuerdo con estos datos, actualmente hay unas 48.000 hectáreas de choperas en Castilla y León (el 60 por ciento de la producción nacional), lo que "evidencia un estancamiento" en las plantaciones desde 1990. Así, la compañía apunta que la superficie dedicada al cultivo del chopo "está muy por debajo" de las previsiones del grupo de expertos en populicultura que realizó el estudio del Plan Estratégico del Chopo en Castilla y León encargado por la propia Junta.

A pesar de que las estimaciones indicaban que en 2017 se plantarían 5.000 hectáreas (lo que supondría duplicar la cifra de 2005), "finalmente solo serán 1.000 las que se lleguen a plantar", ha lamentado Garnica.

REPERCUSIÓN ECONÓMICA

En Castilla y León el chopo representa sólo el dos por ciento del total de la superficie plantada y, sin embargo, proporciona el 20 por ciento de la madera que sale al mercado y el 50 del valor total de la madera vendida "en pie" de la región, como aclara la empresa, que, ante esta situación, se plantea tener que frenar el plan de crecimiento en su fábrica de Valencia de Don Juan.

Esta disminución de las plantaciones de los últimos años representa "una amenaza" para las industrias que, como Garnica, se nutren de esta materia prima, según advierte. La planta de Valencia de Don Juan, puesta en marcha en 1996, ha crecido gradualmente desde su apertura hasta consumir actualmente 300.000 metros cúbicos madera de chopo al año, prácticamente la totalidad de los cuales se transforma en el tablero contrachapado en la propia fábrica y se exporta a los diferentes mercados.

Para ello, en los últimos dos años se han invertido 13 millones de euros en mejorar los procesos de esta planta, en la que se ha instalado "la prensa más grande de Europa", lo que ha generado la creación de 90 puestos de trabajo a los que se espera añadir 50 más hasta 2019, si bien la escasez de madera prevista a partir de 2020 hace temer que los chopos de la zona "no sean suficientes para satisfacer la demanda de la compañía y haya que trasladar parte de la producción a otras zonas", lo que "frenaría el crecimiento previsto de esta planta y el consiguiente aumento de plantilla".

ALENTAR LA PRODUCCIÓN

Por ello, ha reclamado a la Junta de Castilla y León, que aliente la plantación de chopos "como motor de la economía", sobre lo cual ha señalado que con una plantación de 5.000 hectáreas al año se podría lograr el objetivo de alcanzar las 1.500.000 en 2027, tal como se pretendía en la estrategia diseñada en 2005 por la Junta.

En este sentido, ha subrayado que para ello "es necesaria una acción decidida" de la Administración en el conjunto de la Comunidad, para que "se fomente la iniciativa privada en los terrenos aptos para la plantación del chopo".

En su comunicado, ha subrayado que las plantaciones de chopo están consideradas como "muy sostenibles" y, por tanto, "ecológicas y beneficiosas para el medio ambiente", ya que una hectárea de plantación de chopos suele tener unos 300 ejemplares que capturan cada año cerca de diez toneladas de CO2 de la atmósfera.

Asimismo, Garnica ha defendido que estos árboles "estabilizan las riberas y márgenes de los ríos" y protegen los cultivos frente a los vientos. "Las choperas filtran las aguas de estos ríos absorbiendo los fertilizantes procedentes de los regadíos próximos y evitan la eutrofización (invasión de vegetales del lecho del río y eliminación del oxígeno en el agua que impide el desarrollo de la vida animal acuática)", añade.

Con más de siete décadas de experiencia en la industria, Garnica exporta el 93 por ciento de su producción a más de 40 países y cuenta actualmente con más de 900 trabajadores repartidos entre sus oficinas centrales de Logroño y sus cinco factorías, tres de ellas situadas en La Rioja (dos en Baños de Río Tobía y una en Fuenmayor); otra en Valencia de Don Juan (León) y otra en Samazan (Francia).

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres