viernes, 30 de octubre de 2020 01:03 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mentiras y engaños

Riaño

Exponen estos días en el Museo de Arte Contemporáneo documentos (el arte brilla por su ausencia, una vez más) de la época en la que se perpetró uno de los muchos atropellos a los que nos han sometido a los leoneses: la desaparición bajo las aguas de Riaño, Anciles, La Puerta, Burón, Huelde, Pedrosa del Rey, Vegacerneja, Escaro y Salio.

Nicolás Pérez Hidalgo
02/2/2018 - 04:40

Me llamó la atención un recorte publicado en La Crónica el 7 de noviembre del 86 por varios colectivos y plataformas, en el invitaban a los leoneses a espabilar al grito de ‘Leonés, despierta ¡que te ahogan!'. En él, hacían un repaso de los pueblos que habían quedado bajo las aguas y los muchos que pretendían anegar en los embalses proyectados. Afortunadamente (y de momento) aún podemos pasear por Filiel, La Omañuela, Inicio, Cármenes, Mondreganes, Beberino y Morla de la Valdería, por poner algunos nombres de aquellas zonas en las que ‘don dinero' disfrazado de fascismo democrático pretendía repetir otro Riaño. Sirvan estas líneas como recuerdo de aquellos que no se salvaron: Oliegos en Villameca en el 1947; Oblanca, Láncara, La Canela, Ventas de Mallo, Truva, Casasola, San Pedro de Luna, Cosera, Campo, Lagüelles, Santa Eulalia, Miñera, Arévalo y Mirantes en el embalse de Barrios de Luna en el 1956; Bárcena del Río y Posada del Río en el de Bárcena en el 1960 y Vegamián, Armada, Ferreras, Campillo, Lodares, Quintanilla, Utrera y Camposolillo en el de Vegamián allá por el 1968.
Al tiempo, vemos como no despertamos y la despoblación galopante sólo sirve para convertirnos en el patio de recreo y de explotación de ‘todo quisqui'. En un plan perfectamente orquestado en los despachos de los ingenieros (igual que aquellos pantanos), se van sustituyendo las ganaderías por las cacerías para unos pocos, los sembrados por pinos y eucaliptos en la media montaña y los prados por choperas. Somos ya el crematorio de neumáticos y basura del noroeste de España y nos clavan autopistas de peaje, por las que además nos obligan a circular, para que la concesionaria vaya enjuagando sus pérdidas, en un nuevo robo 'de manual'.
La lucha de Riaño (decían entonces) era solo una batalla de lo que podía ser una larga guerra en defensa de la integridad física y cultural de León. ¡Una guerra a la que no fuimos, y que seguimos perdiendo!

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres